Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





NUEVOS HORIZONTES EN LA INVESTIGACIÓN DEL SIDA


La Investigación para combatir el SIDA se ha convertido
en una lucha contrarerloj



Un nuevo horizonte se abre para la investigación del virus del SIDA tras el Congreso de Oncología celebrado en Budapest la segunda quincena de agosto, de la mano del Profesor J. C. Chermann, del Instituto Pasteur, uno de los descubridores del virus HIV.





ESPERANZAS EN EL CONGRESO DE ONCOLOGÍA

 Publicado en S. A. Express. Octubre de 1986

En el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, es sabido que una de sus transmisiones se realiza por medio del pinchazo de una jeringuilla infectada, que introduce el virus en el torrente sanguíneo.

Partiendo de esa base, la de la punción, el profesor francés elaboró un estudio sobre medio centenar de mosquitos, moscas y chinches recogidos en Kinshasa y Bangui, zonas donde el SIDA es una enfermedad endémica, encontrando en las células de estos insectos material genético del virus, aunque no pudo demostrarse que fuesen transmisores. Al mismo tiempo, una cantidad de insectos procedentes de la zona de París fueron objeto del mismo estudio y se demostró que éstos no portaban rastros del virus a pesar de ser París el área francesa más castigada por la enfermedad.

Esto nos lleva a una nueva vía en las investigaciones de donde resultan dos nuevas alternativas a contemplar: en los humanos existen unos linfocitos B donde el virus se desarrolla lesionándolos y creando la inmunodeficiencia.

Pero no existen en los mosquitos. En éstos es indudable que el virus ha encontrado otro receptor celular en donde fijarse, y que puede ser objeto de investigación para el logro de una vacuna. También el descubrimiento de la sustancia que elabora el mosquito africano y que impide al virus su desarrollo, es camino que podría conducir al hallazgo de la terapéutica que sanara la grave dolencia.

Con toda la prudencia aconsejable en medicina, esta noticia no deja de ser una luz de esperanza para los miles de enfermos que luchan contra el tiempo, esperando el milagro.

Ana Mª Ferrin

No hay comentarios:

Publicar un comentario