Foto cabecera

PastorOvejas Atardecer en Tierra de Campos, Palencia, España. (A.Mª.F.)





TERRY VENABLES, MÁS ALLÁ DEL BANQUILLO.



 Terry Venables ha concedido a nuestra redactora Ana Mª Ferrín su primera entrevista en perfecto castellano. En el transcurso de la misma ha desvelado a SANT ANDREU EXPRESS algunas anécdotas de su experiencia como escritor. Y es que el bueno del inglés tiene también tablas en el oficio de comunicar.



Terry Venables durante la entrevista con Ana Mª Ferrin


EL POLIFACÉTICO ENTRENADOR BLAUGRANA, UN LITERATO CONSUMADO


Publicado en SANT ANDREU EXPRESS en febrero de 1987



                                Yo siento contradecirle y desvelar su secreto, pero este hombre habla un castellano más que aceptable que permite comunicarse fluidamente, porque además es buen conversador. No es pues imprescindible la presencia traductora de su buen amigo Graham Turner, con quien suele compartir las entrevistas.


Se retrasa media hora y en la tasca de cinco estrellas donde me ha citado, la música que me acompaña en la espera resulta ser un desesperado blues de Billie Holliday, apropiadísimo telón para decorar las respuestas del coautor policíaco y también entrenador del F. C. Barcelona, Terry Venables. ¿Espera el lector que hablemos de si el Barça acabará primero en la liga? Nada de eso va a salir en las líneas siguientes. El Barça es un equipo para aficionados con marcha y ese movimiento lo pueden seguir día a día en las páginas del maestro Juan José Castillo. Nosotros le ofrecemos otra faceta más desconocida del profesional londinense…


- En las aventuras del detective James Hazell, los pubs que se describen son literalmente fotografiados. ¿Ha pasado Vd. muchas horas en las barras de los bares?

- No es eso precisamente, aunque sí se acerca a la realidad. El secreto es que mis padres tenían un pub y yo he vivido bastante el ambiente. Pero no me gustan los pubs, no, por eso de chaval he pasado muchas temporadas viviendo en casa de mi abuela”.

- En sus novelas trata con igual soltura los ambientes aristocráticos que los barrios marginales de Londres. ¿Conoce bien los dos?

- (Una risita alobada) Tengo alguna experiencia, sí. Me gusta la gente en cualquier lugar y generalmente, no hay buenos ni malos en un lugar concreto, eso es obvio.


“Eso es obvio” me parece ya una frase exquisita para quien asegura no conocer la lengua. Se lo digo y sella sus labios con el dedo índice impidiendo que se enteren los demás clientes y así seguir preservando su intimidad con la pantalla dificultosa del idioma. Se acercan los camareros a una seña suya desviviéndose por atender al cliente especial y asiduo, al que nombran continuamente: “Terry ¿Desea algo más”, “Aquí tiene, Terry”, “Terry ¿Está servido?”... Terry derrocha encanto desde su conjunto negro de alto precio y todo en él te dice que muchos años atrás de sus cuarenta y tres actuales se enteró de qué lado de la tostada estaba la mantequilla y empezó a comprarse los zapatos hechos a mano en Bond Street, traduciendo el sueño dorado de su personaje literario James Hazell.





Portadas de dos de sus novelas





"PASTA" Y CLASE

- En unas líneas escritas por Vd., el protagonista define su visión de la vida diciendo: “Que me den la pasta, que yo pondré la clase”. ¿Es así de fácil?

- No, no. Esa es la filosofía de cierto tipo de individuos. En la realidad no es así de fácil.

- Los ingredientes justos para el éxito del género negro siempre se ha dicho que son intriga, humor y erotismo. Al ser Vds. dos autores, ¿Cómo se distribuyen los apartados?

- Yo sólo me encargo del sentido del humor, el afortunado es Gordon Williams, que se encarga del erotismo desde Londres”

- Por cierto, ¿Ha ganado mucho dinero como escritor?

- Con lo que sí hemos ganado ha sido vendiendo dos series de treinta y tres capítulos de una hora cada uno, a la productora de Televisión Thames, de Londres. Pero no, no se gana mucho dinero con la pluma ¿No lo sabías, darling?.

- A quien se lo cuenta Vd., darling. Cambiando de tema. Cuando recibió la llamada del F. C. Barcelona, ¿En qué momento de su carrera se encontraba?

- En el máximo. El equipo que entrenaba había sido varias veces campeón, estaba en situación de escoger lo mejor, llegó la oferta del Barcelona y como yo siempre había esperado una oportunidad así, me dije ¡Voy! Si no me hubiera gustado, hora y media de avión y ¡zas!, vuelta a casa.

(el ¡zas! chascado por sus dedos atrae mi atención hacia los tres gruesos anillos artesanales de plata que los adornan).


Con 16 años, en el Chelsea, el club de sus amores.


Con 18 años en el Tottenham

Con el trofeo del Tottemhan Hotspur, 1991


- Vd. ya conocía España en aquellos días

- Bastante, había venido mucho de vacaciones. Ya tenía entonces dos casas aquí. En Jávea y Calpe.

- ¿Qué le parece nuestra gente?

- Me gusta.

- Quizás influya que físicamente parece Vd. más bien latino que anglosajón…

- Ya me lo dicen, pero es que mis antepasados eran mediterráneos. Mi apellido Venables, es francés.

- ¿Cuántos años más piensa dedicarse a entrenar?

- Pocos. He ido pasando por diversas fases: jugador, escritor, entrenador, y en el próximo paso pienso comprar un club de fútbol en Inglaterra y retirarme.



 Cuatro pubs ha tenido Venables. Y una vista envidiable colocando el suculento sueldo del Barcelona en unas inversiones acertadas que le hacen reconocer que sí, que es un hombre de suerte en los negocios. Habla del dinero con una sencillez sin ostentación. Parece saber que llegado a un cierto nivel, se ha de parar y disfrutar de la vida. No sé si esta es la moraleja que ha extraído de su última lectura.


- ¿Qué lee con preferencia?

- Ahora me interesan las autobiografías, se aprende mucho con las vidas de los hombres importantes. ¿La última? La de Onassis.


Todo un renacentista, Venables también canta. Y bien (*)



REALISMO SOCIAL FRENTE A INVESTIGACIÓN POLICIAL

         Claro que debería saberse dónde empieza la pluma de nuestro entrevistado y dónde la de su compañero, el periodista escocés Gordon Williams, pero así globalmente, tal como se leen, la trilogía de “James Hazell” se inscribe dentro de la novela negra, pues se recrea más en el realismo social que en la propia investigación policíaca.
           
          La trama central no es excesivamente fuerte. Así, en el último título “El bromista peligroso”, es más bien una anécdota para ojear diferentes ambientes y es ahí donde los autores elevan la calidad del relato descriptivo. Para abreviar, la entrada al Estadio en un Austin Princess cuando cantidad de jóvenes supporters sin posibilidad de ver la final, explotan su violencia con la clase burguesa, no hay que esforzarse mucho para adivinar que está escrita desde dentro del coche. El narrador se encuentra en el interior, pero sus sentimientos se unen a los que zarandean el vehículo.
         
          Aunque en calidad queden por debajo de ese “The Big Slepp” de Raymond Chandler que Venables tanto admira, si pueden emparejarse a las de Mickey Spillane que vimos recientemente en T.V. bajo el genérico de “Mike Hammer”. Entre sus preferencias, Chandler y Dashiell Hammet, cine negro de Bogart y Cagney en los cines de barrio “comiendo palomitas y maní”. Y unos ojos castaños bien abiertos para mejorar en la vida, cubriendo etapas tras veintiocho años de carrera deportiva desde el día que empezó en el Chelsea F.C. con quince años.


Ana Mª Ferrin

(*)

Lilyboobear
https://www.youtube.com/watch?v=V1sPa3qKR50

England Crazy
https://www.youtube.com/watch?v=1WiYO46qpe8&playnext=1&list=PLBB65DFADA6A3BA1F&feature=results_main   

If I Can Dream
https://www.youtube.com/watch?v=3O53nxmFaWM&playnext=1&list=PLAFA6F092A30BEE0C&feature=results_main

2 comentarios:

  1. quina entrevista noia! m'ha caigut la bava enhorabona .Jaume Pinyol

    ResponderEliminar
  2. M'agrada el que dius, gràcies. La veritat és que el personatge era de primera, tènia un món de registres.

    ResponderEliminar