Foto cabecera

detalleChillout Momento Chill Out. (La ventana de Mari Carmen)





ANTONI FERNÁNDEZ TEIXIDO. DE TROSKISTA A HOMBRE DE SUÁREZ



Marzo de 1987

Antonio Fernández Teixidó, actual hombre fuerte del CDS, residió durante algunos años en la calle de Neopàtria, en el barrio de Sant Andreu. Entre su biografía repleta de maratones, incluidas las que se celebran en Sant Andreu y Nou Barris, descolla también su militancia en la Lliga Comunista Revolucionària. Una redactora de este periódico ha entrevistado a fondo al representante de Suárez en Catalunya.


Antoni Fernández Teixidó durante la entrevista de Ana Mª Ferrin (St.A.E.)


FERNÁNEZ TEIXIDÓ, QUE RESIDIÓ EN SANT 

ANDREU, ES EL PUNTAL DEL CDS




Publicado en SANT ANDREU EXPRESS. Marzo de 1987


Fueron el partido revelación de las pasadas elecciones y nuestro personaje uno de los diecinueve “correpasillos CDS”, que junto a los comunistas incordian al Gobierno desde ese camarote de los Hermanos Marx en que se ha convertido el Grupo Mixto.

Rozando el cierre de esta edición celebrarán el Primer Congreso Federal del CDS en Catalunya y para entonces, conoceremos si triunfan las tesis más derechistas del partido y se le releva del cargo, o si –como parece lo más probable–, se le confirma como Presidente de Catalunya y aparte es propuesta su candidatura a la Alcaldía de Barcelona.

...............

Su apariencia es de eficacia. Es el tipo de profesional a quien una confiaría –¡Ay! Si los tuviera...– la dirección de sus bienes. De carácter “escuchador y dialogante” según sus propias palabras, sus compañeros lo definen como un luchador que se crece con las dificultades y un especialista en convencer. Por mi parte, después de compartir una larga entrevista en su despacho le añadiría la etiqueta de atípico total para ser un político de centro y catalán. 

Porque veamos. Antonio Fernández Teixidó, treinta y cinco años, soltero y un hijo de su anterior relación. Un pasado juvenil de líder trotskista. Aficionado al cante flamenco y estudioso de la Revolución Rusa y de la Guerra Civil española (sobre su mesa, una Historia del Fascismo). Dos años de Filosofía y Letras y profesor mercantil becado en EE.UU. Se levanta a las 5,45 para que no le coja el toro del tiempo y así poder combinar su escaño en el Congreso (único del CDS en Catalunya) con la Asesoría Empresarial que dirige, sacando las horas precisas para dedicarlas a su especialidad deportiva, el maratón. Por cierto que este año aún no es segura su participación en la clásica de marzo en nuestra ciudad, donde trataría de mejorar su marca de 3 horas 45 minutos.

- Usted es de los pocos parlamentarios que conocen bien Sant Andreu.

- Es cierto, aunque yo he nacido en la calle Aragón lo conozco bien. En parte porque he vivido unos años en la calle Neopàtria y en parte porque mi entrenamiento de maratón me lleva a menudo a correr el circuito que precisamente cruza Sant Andreu y Nou Barris.


ANTIGUO TROTSKYSTA

- Sería interesante que nos contara cómo se llega desde un pasado en la Lliga Comunista Revolucionària a su actual representación parlamentaria en el Centro Democrático y Social de Suárez. ¿Qué puntos de encuentro pueden existir entre el ex-Presidente y usted?

- Pues se llega de la manera más natural, hasta lógica diría yo. Cuando estaba en la Universidad, lo que tenía muy claro era que nunca militaría en el Partido Comunista porque eso era instalarse en el conservadurismo de izquierdas y así encontré el trotskismo, que no era más que la crítica de la burocracia. Años después cuando buscaba un partido abierto y tuve noticias del CDS viví una experiencia que yo siempre cuento, y fue que al entrar en la sede del partido en Madrid y ver que el número de personas que trabajaban permanentes eran sólo tres, me dije para mí “aquí vamos a entendernos”. Soy un antiburócrata feroz. Y de puntos en común con Suárez, todos. Es un hombre que habiendo llegado al máximo en política no le ha faltado humildad ni optimismo para patearse de nuevo los pueblos haciendo campaña.

CULTIVO DE UTOPÍA

- Pero afiliarse a un partido tan pequeño ¿no es una forma de cultivar la utopía? Porque con sinceridad, Fernández Teixidó, ¿cuántos afiliados tiene hoy CDS en Catalunya?

- De verdad, de verdad, somos unos 1.500 y el número de simpatizantes es importante y entusiasta. También le diré que hoy tenemos diecinueve parlamentarios en toda España, pero cuando yo entré eran sólo dos y en Catalunya ni existía.

- ¿Qué puede aportar hoy CDS a Catalunya?

- Mucho, y se me ocurre un punto en concreto. Yo soy catalán hijo de catalanes, pero no puedo silenciar que hace unos días en Santa Coloma en una reunión de militantes se me quejaban de que para contrataciones en el Ayuntamiento, el ser castellanoparlante es una desventaja y no sólo allí, eso sucede en toda Catalunya. Y es algo contra lo que yo he luchado siempre y contra lo que estaré siempre.

- Usted ha declarado que el tono mitinero está superado. Convénzame de que es válida su opción.

- Aunque yo he estado hablando continuamente no crea que no he tenido en cuenta la única declaración personal que le he oído, la de que Vd. admira el pragmatismo. Así que me situaría en el pragmatismo y le diría simplemente, que nuestra alternativa es de puertas abiertas para todo lo que sea el progreso y por encima de todo, que el paro es para nosotros el tema en el que se han de volcar absolutamente todos los medios del país. Entrando a fondo en este punto, muchos de los problemas de la sociedad, yo diría que la mayoría, irían encontrando soluciones.

                  Pues era cierto que escuchaba.

Ana Mª Ferrin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada