Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





GAUDÍ Y LAS FAROLAS DE VIC (2ª PARTE)


Dos farolas que se construirían con unos elementos de basalto verticales sobrantes de las obras de la Cripta Güell. Agrupados y  apoyados en uno central más alto del que pendían unos brazos colgantes de hierro, trabajados con técnica de orfebre, formaban globos de piececillas de hierro forjado y ocultaban la iluminación entre sus filigranas.  

Pero curiosamente, la rareza no era tal. -¿Cómo se llama esa planta?- había preguntado un día a un miembro de la familia Rocafiguera...


Diseño de las dos farolas de Gaudí para Vic
     NUNCA ES TARDE PARA UNA LOCURA



Publicado en Gaudí y Más. 13 de Mayo de 2011

Del libro Gaudí. De Piedra y Fuego, de Ana Mª Ferrin


            ...señalando el largo tallo con hojas lanceoladas y varios copetes de rojizas campanillas formando cascadas en lo alto, que recibe el nombre de Pendientes de la Reina, o Fucsia. Su interlocutor recordó la pregunta el día que se inauguraron las dos farolas gaudinianas en la plaza del Ayuntamiento de Vic el 7 de Septiembre de 1910 y no pudo por menos que sonreir para sí. Nada había de raro en aquella creación. Gaudí sólo había atrapado las secretas herencias vegetales, trasladando al hierro las delicadas flores colgantes que había descubierto en el jardín interior de la calle Cassadó.


Patética imagen de una farola a punto de
partirse por los cables que la doblegan

              Las farolas serían monumentos de  corta vida que se verían criticadas desde el primer momento por una serie de evidencias. Que en Vic empezaba la adquisición de vehículos y el emplazamiento de las farolas en la plaza principal obstaculizaba el tránsito, era cierto. 


Carta de Gaudí a su amigo el arquitecto
           Josep Canaleta (*) 


Así como también era evidente el escándalo que provocaban los largos brazos metálicos al menor soplo de viento, entrechocando sus colgantes.


Un grupo de vecinos tras lograr tronchar la primera farola


                Añadamos el talante profundamente catalán del obispo Torres i Bages y del mismo Gaudí, promotores del homenaje a Jaume Balmes, otro catalán, actitud mal vista por la Dictadura de Primo de Rivera. Eso como hipótesis teórica difundida por el Consistorio. Pero sobre todo, a nivel popular no era un secreto que la gente había tomado por costumbre aliviar sus necesidades fisiológicas entre las hendiduras de los bloques de basalto y los días de mercado el aroma era insoportable.


Fucsia o Pendientes de la Reina, la inspiración
               de Gaudí en el jardín de los Rocafiguera. (A.M.F.)

              Tal cúmulo de circunstancias tendrían su desenlace el 12 de Agosto de 1924, cuando se derribaron y demolieron las farolas, picándose los bloques para asfaltar carreteras y perdiéndose para siempre el rastro de aquella olvidada y provocativa obra de Antonio Gaudí, precisamente el mismo año en que André Breton se inventaba la palabra surrealismo.


Una vez terminada la primera parte del derribo,
 los vecinos comentan lo sucedido.
          
                    Las espléndidas fotos que ilustran este artículo, son un máster de antropología de muchos quilates que para sí lo quisieran las Universidades de Oxford y Cambrigde. En su indefensión, las farolas parecen esperar a que alguien, en alguna localidad, en alguna institución, cuando precisamente se cumplen 85 años de la muerte del Genio sienta brotar aquel mismo gramo de locura, necesario para volver a ponerlas en pie.



(*) Amigo Canaleta: Como le dije al reverendo Padre Cuadras, estoy dispuesto a hacer constar mi intervención en lo de las farolas de la plaza de Vich. Nadie más que Vd. puede explicar más exactamente esta intervención, me parece muy oportuna la mejora y acabado de dichas farolas, puede hacerlo constar como le parezca a Vd. Con afecto a Vd. y compañeros, A. Gaudí. 18 de Agosto de 1912

          
Ana Mª Ferrin

1 comentario:

  1. Una vez más, me deleito con los detalles con los que describes las historias que rodearon la vida del genio. Gracias.

    ResponderEliminar