Foto cabecera

detalleChillout Momento Chill Out. (La ventana de Mari Carmen)





MIES VAN DER ROHE EN EL CALL DE GIRONA



                           Alados, los escalones que dan acceso al call (1) de Girona penetran entre sus callecitas hasta difuminarse. 

                           Antes, se detienen para observar la imagen de L'Arquitecte con la que Josep Mª Subirachs dejó constancia de uno de los hitos de esa profesión, cuando corriendo el año de gracia de 1386, Girona acogía una reunión de maestros de obra venidos de variados confines, para acordar si era o no posible construir la nave de la catedral en una sola bóveda o debían seguir adelante con las tres previstas. Muchos avatares, varios maestros más y 220 años después, la nave se vio coronada bajo la dirección de Juan Balcells. Y con 23 metros de anchura y 35 de altura, sigue siendo en la actualidad la nave gótica única más ancha de la arquitectura mundial. Sólo superada en 3 metros por la de San Pedro de Roma, pero ésta ya renacentista. 


La nave central de la catedral de Gerona, con la bóveda gótica más
ancha del mundo


TIEMPOS DE ARMONÍA



Publicado en Gaudí y Más. 17 de junio de 2011


                          Hoy, entre la madeja de vías del call precisamente en la de La Força, nº 19, varios  edificios en ruinas han dado paso a un luminoso estudio-hogar de tres plantas, que no obstante tener varias bazas en su contra aspira a poseer los tres ases del lujo actual: el silencio, el espacio y la luz. Desde el principio, los dos arquitectos autores del proyecto fueron conscientes de que las grandes y antiguas estructuras de piedra que habían sido diseñadas para establecer una relación óptima entre el lugar y el clima, ofrecían unas condiciones inmejorables para vivir y se aplicaron a conseguirlo.


Ángulo de un rellano en la Casa Collage

                         
                        Se trata de la Casa Collage, proyecto y realización del estudio Bosch-Capdeferro.Arquitecturas (2), una obra que ha valido a sus autores el prestigioso Premio bienal Mies van der Rohe (3) otorgado por la Unión Europea al Arquitecto Emergente que se haya distinguido por la calidad y originalidad de sus obras. Está dotado con 20.000 € y una escultura del Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona, edificio proyectado por el arquitecto alemán en 1929 para la Exposición Internacional de la ciudad y considerado en la actualidad una de las mejores obras arquitectónicas del siglo XX.



Foto superior, patio trasero de la Casa Collage
Foto inferior, una de las estancias

                         
                   Leves toques de gris, ámbar y amarillo, puntean piedra sobre piedra diferentes espacios dentro y fuera del inmueble, recordándonos que ya Braque y Picasso unieron y superpusieron diversos materiales, colores y tecturas, buscando contarnos una historia a través de su nuevo lenguaje integrador. En esta casa a tramos plateada como un olivo, aprovechar los tesoros de los muros lindantes o contemplar la quilla de un barco de piedra desde los ventanales, no son sino la punta del banquete visual brindado por unas piedras de nobleza tal, que -en palabras del poeta Tomás Garcés-:  Si a veces se vuelven grises, es debido a la llama ardiente que las consume. 


Dos estancias restauradas del Neues Museum 


                          El próximo lunes 20 de junio a las 10.00 h. tendrá lugar un debate en el Pabellón Mies van der Rohe (4) que tratará acerca de la renovación de edificios, tomando como ejemplo las dos obras galardonadas por el Premio Mies de este año. A las 20,30 se efectuará la ceremonia de entrega de los dos Premios Mies van der Rohe. El de Arquitectura le será otorgado a David Chipperfield (5)  tras restaurar/recrear/reinventar la reconstrucción del Neues Museum en Berlín, gravemente dañado en la IIª Guerra Mundial (6) y la Mención Especial al Arquitecto Emergente, a Ramon Bosch y Bet Capdeferro por la Casa Collage de Gerona. El programa de actividades paralelas continuará el martes 21 de junio con unas conferencias abiertas al público que se celebrarán en el Auditorio CX  de La Pedrera, a cargo de los tres galardonados. 


Dos imágenes del Pabellón diseñado por Mies van der Rohe
para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929


                        
                        Ahora, atención a la curiosa madeja que han formado este año todos los nombres relacionados con los Premios Mies van der Rohe. 


Mies van der Rohe sentado en su silla Mr.

                          Alemán de Aquisgrán, al ver peligrar su integridad y la de su familia a causa de la evolución de los acontecimientos políticos, en 1937 Mies se vio obligado a dejar su patria y huir a los Estados Unidos, el mismo país responsable como aliado de los destrozos del edificio del siglo XIX cuya recuperación ha sido premiada en 2011 por la Fundación Mies van der Rohe. Premiada precisamente en la figura de su arquitecto restaurador, sir David Chipperfield, de Inglaterra, otro país integrante de la causa aliada. 



Sir David Chipperfield
Atando los hilos, el Premio Emergente a los arquitectos Elisabeth Capdeferro y Ramón Bosch, les ha sido concedido por volver a la vida los que fueron antiguas viviendas de hombre y mujeres de confesión hebrea que vivieron entre sus muros, así como también se sabe con bastante exactitud que la casa lindaba o formaba parte de la sinagoga del nº 21 de esta calle de La Força. Se conoce que el resultado final de la obra de Bosch y Capdeferro se asemeja mucho a las viviendas de los judíos adinerados, como la de Astruc Ravaia, conocida hoy como Casa Pabordia, con tres pisos, jardines interiores y otras dependencias. Y por último, que al caminar hoy por estas calles cuidadas y menudas, el paseante se sumerge en espacios llenos de olores familiares y de vida interior, como seguramente será el hogar que este año de 2011 acoge a sus propietarios. A ellos enviamos nuestra felicitación desde esta página con nuestros mejores deseos. 


Los arquitectos Ramón Bosch y Bet Capdeferro

                        L'Arquitecte de Josep Mª Subirachs, Maestro de Obras de la catedral transmutado en bronce, queda velando, testigo vigilante a la entrada del call. 


L'Arquitecte de Subirachs en el call de Girona


                        Interacción en la figura del técnico ensimismado en un íntimo menage a trois entre su frente, su pulso y el plano, ahí queda el homenaje rendido por Subirachs al soberbio autor de aquel cálculo inaudito que consiguió finalizar sin pilares que estorbaran su vista, la nave más amplia jamás lograda. Y con él, a todos los que legaron a la posteridad el fruto de su utopía transformada en realidad. No es casualidad que la mano del personaje sostenga entre sus dedos un compás, avanzando hacia la fórmula que abriría paso a una nueva era constructiva. Imponiendo su tempo, acabar o no acabar y decidir cuándo dar por finalizada esa búsqueda, es toda una dialéctica de procedimiento. Batir la razón. Goterones de sudor. La mente del arquitecto se vacía...

                 - Por dos puntos pasa una recta y solamente una-, parece murmurar absorto el arquitecto de bronce. Mientras, sus dedos manejan el compás buscando el cálculo exacto que cuadrará el círculo de lo imposible.


Ana Mª Ferrin
                       

1- Barrio judío

2 - www.boschcapdeferro.net

3 - www.miesbcn.com

4 - www.miesarch.com

5 - www.davidchipperfield.co.uk

6 - www.neues-museum.de


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada