Foto cabecera

detalleChillout Momento Chill Out. (La ventana de Mari Carmen)





SAGRADA FAMILIA: DE HALCONES Y FRANCESES



                      Con la captura de una paloma aún caliente entre las garras, uno de los dos halcones peregrinos de la Sagrada Familia hace una batida por los tejados del barrio hasta perfilar un bucle, con una parada seca en una de las torres. Suelta la pieza en un escalón interior para clavar en el ave su pico de bordes afilados como navajas. Ayudado por su único diente va desgarrando las partes blandas del animal, arrancando pingajos de carne roja y oscura, goteando sangre al final de los 450 escalones, donde debido a la altura de sus cien metros ningún servicio de limpieza podría eliminar a diario los despojos y que se mantiene en condiciones aceptables gracias a los pequeños insectos, moscas, arañas, que lamen y borran las manchas. No desaparecerán las alas y las plumas de la cola de la víctima, allí quedarán, testigos mudos del diario festín de las rapaces.


El biólogo Eduard Durany en la S.Familia. (A.Mª.F.)


    CENTINELAS EN LA SAGRADA FAMILIA



Publicado en Gaudí y Más. 12 de Diciembre de 2011

                       
                       Por una esquirla de la torre, el agua de lluvia y rocío recorre intrincadas rendijas internas hasta formar regueros que chorrean por los escalones. Paseándose por toda la parte alta de las obras, el agua camina, repta, salta, galopa, uniendo por un hilo invisible la variada fauna que habita los diferentes niveles. Las aves beben y acaban refrescándose en charcos azules que toman su color de los vitrales que se duplican en el agua, empapan sus cuellos de plumas blancas moteadas de gris haciéndolos brillar a la luz de los focos dirigidos desde la plaza Gaudí y alborotan el reflejo de bolas rojas y amarillas que se cuelan desde los pináculos contiguos, rosarios dispuestos como en la esfera de un reloj. 
                        
                         Pocos son los afortunados que han visto a los halcones de cerca y menos de noche. Su nido se encuentra encajado a unos diez metros de los remates finales, casi a 100 metros del suelo y consiste en una caja de tablero aglomerado que no llega al metro cuadrado alfombrada de tierra y virutas de papel, con un pequeño cristal en el lado incrustado en la torre por el que sus cuidadores vigilan su evolución. Desde ese punto los pájaros parten continuamente barriendo las alturas. 

Polluelos de halcón robados de su nido en la S.F. en 2011

Primera pareja de halcones colocada en la S.Familia por Durany
Halcón posado en el remate de un campanario de la S.Familia

                          El ornitólogo responsable de su ubicación en el templo, Eduard Durany, sabe que en ocasiones estos halcones se saltan el códice de su especie urbana, básicamente diurna, y cazan de noche aprovechando alguna paloma o cotorra distraída, algún estornino desorientado por los faros de los coches. Bajo la luna, entre las sombras de focos y farolas los terrados alfombran las alturas de la Sagrada Familia y sus alrededores, sobrevolados por la pareja de halcones.

                        En la cercana plaza de Las Glorias los cristales del edificio De las Aguas brillan en cada grupo de ventanas que remedan las perforaciones de una tarjeta o simulan un texto en escritura Braile, los reflejos de luz se intensifican, haciendo destacar su alzada imponente. El arquitecto creador, Jean Nouvel, está encantado de que los habitantes de la zona hayan sustituido el nombre oficial de la construcción, Torre Agbar, por otros más en consonancia con su diseño (pepino, bala, consolador, pene, geiser, supositorio, obús, etc.), y declara entre risas que su preferido es “el vibrador”: - Porque la vibración de la luz cambiará cada atardecer y cada amanecer, cada minuto que varíe la luz en Barcelona...





            


Tres variaciones de luz para Barcelona en la Torre Agbar


                            Hormigón, 25.000 m3.  16.000 m2 de chapas de aluminio de diversos colores para recubrir su piel exterior. 59.619 lamas de vidrio y 250.000 kilos de acero, son los materiales que conforman las 38 plantas del edificio. 4.500 ventanas con otros tantos dispositivos luminosos a base de LEDS capaces de conseguir infinidad de colores. Gracias a un sofisticado programa informático y al eficaz estudio energético han logrado que una hora de la espectacular iluminación completa de este icono de la ciudad no cueste más allá de 6 euros.  

                            Unos dicen que esta obra de Jean Nouvel está inspirada  en el proyecto de Gaudí para Nueva York, otros que en las torres de la Sagrada Familia o en el macizo de Montserrat. Lo que muchos no saben es que en su mismo país, Francia, con sólo girar hacia el oeste de su París natal y entrar en la península de Bretaña, cientos de menhires de hasta 22 metros de altura pudieron haberle servido perfectamente de modelo. Sin ir más lejos, el de Champ-Dolent es clavado a la Torre Agbar. 





Exactos, el menhir de Champ-Dolent  (AMF) y la T.Agbar
                             
                          Siguen los halcones su planeo rozando la pared medianera de la calle Enamorados s/n, situada en tierra de nadie justo en el cruce de las calles Aragón, Marina y Diagonal, desde el trampantojo que ocupa todo el lateral. La imagen de Antonio Gaudí parece meditar sobre los 142 metros de altura del edificio de Jean Nouvel esbozando una sonrisa sabedor de que muy pronto, quedará empequeñecida por los 170 m, del campanario central de la Sagrada Familia. Observa el tráfico nocturno acompañado por tres dramaturgos y poetas tan populares como fueron Ángel Guimerà, Jacinto Verdaguer y Joan Maragall, engañando a los automovilistas desde la actitud solemne de su pintura. Aparecen apoyados en las imaginarias barandas de los balcones complementados por una serie de ilustres personajes relacionados con Barcelona. De Picasso  a Joaquín Blume. De Cristobal Colón a Antonio Machín. De Francesc Macià a Carmen Amaya, formando parte de este mural pintado por un colectivo de artistas franceses, La Cité de la Création, aprovechando el espacio de este muro ciego.


Muro ciego de la calle Enamorados con su espectacular trampantojo (A.Mª.F.)

                          Una vez reposadas las aves sobre las bolas que rematan los campanarios de la Sagrada Familia, en las espigas del ábside o planeando con soltura ante los ojos admirados de los turistas que observan los relieves del templo, el vuelo de los halcones revive la memoria de los Maestros Cetreros, famosos en la Corona de Aragón (*). Guardianes de nubes, reinan en las alturas componiendo uno de los infinitos rostros de ese espacio aparentemente vacío de formas, donde plumas que se balancean jugando con su propia levedad conviven con el globo soltado de la mano de un niño, la bolsa de plástico hinchada vaga a merced del viento y la cometa del hilo roto asciende, se tuerce, se endereza, para seguir perfilando con su vuelo el corazón de la ciudad.


Ana Mª Ferrin

(*) En 1999 entrevisté al biólogo Eduard Durany sobre el proyecto que tenía en marcha para introducir una pareja de halcones en la Sagrada Familia con vistas a que protegieran el templo de las palomas. Por la calidad del personaje y lo atractivo del tema resultó un largo e inolvidable reportaje que recogí en el libro Regreso a Gaudí’s Place (*).  http://amf2010blog.blogspot.com/2005/07/regreso-gaudis-place.html

En 2009, a punto de eclosionar los cuatro huevos de la pareja de halcones, Durany colocó una cámara en el nido que estuvo recogiendo los últimos días y el nacimiento de los polluelos. Ver en:
http://www.informador.com.mx/tecnologia/2009/92011/4/internet-permite-seguir-en-vivo-el-nacimiento-de-halcones-en-la-sagrada-familia.html

El 26 de mayo de 2011 desaparecieron de su nido en el campanario de San Bernabé los últimos polluelos nacidos pocos días antes, desgraciadamente. Los Agentes Rurales de la Generalitat han determinado que estos halcones debieron ser sustraídos por personal relacionado con las obras, ya que el nido se encuentra fuera del acceso de los visitantes. La comercialización de estos halcones está prohibida por tratarse de una especie en peligro de extinción, por lo que su venta en el mercado negro podría alcanzar un elevado precio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada