Foto cabecera

PastorOvejas Atardecer en Tierra de Campos, Palencia, España. (A.Mª.F.)





EL ESCULTOR JOSEP Mª SUBIRACHS Y SU ASTEROIDE




 Vértigo en el espacio del pasado
Armonía de notas disgregadas  

Cada fragmento de tu danza,
guarda pedazos de glorias
olvidadas…
 
ASTEROIDE. Antonio Mora Vélez
        


                  ¿Qué más hay en el cielo?

                 Sabemos que estamos rodeados por estrellas, planetas, atmósfera, pero ignoramos la gran actividad que nos envuelve. No estamos solos en el universo, pero sí muy lejos de todo lo demás como para encontrar trazas de mundos cercanos. Por más optimistas que sean las expectativas de los científicos, en sus conclusiones sólo asoman visos de ilusión.


Josep Mª Sucbirachs en 2006. (A.Mª.F.)

Regalo para Subirachs con un fragmento de asteroide 



Documento del Minor Planet Center confirmando la autenticidad del
descubrimiento y gráfico con la trayectoria del asteroide (*).

REGRESO AL CIELO DE ÍTACA

Publicado en Gaudí y Más. diciembre de 2012


                        Para ser exactos en la noticia de la visita del Papa Benedicto XVI a la Sagrada Familia de Barcelona, la crónica exige aclarar que por sus delicadas circunstancias no pudo ser el mismo Josep Mª Subirachs quien explicase in situ al pontífice los pormenores de la fachada de La Pasión, por lo que ambos se perdieron la jugosa conversación que podrían haber mantenido sobre arte religioso, explicándole el escultor a tan erudito interlocutor el porqué de cada determinada elección en su representación de La Pasión; el Cristo desnudo, la Verónica sin rostro, la silla de Pilatos, la oreja en el olivo, o esos soldados cibernéticos semejando replicantes de La Guerra de las Galaxias. A su vez el artista hubiera podido enterarse de las objeciones o asentimientos que tuviese a bien responderle el ilustre visitante.

                      Siguiendo la crónica diremos que las pantallas de los cinco continentes mostraron ese 7 de Noviembre de 2010 las cincuenta y dos columnas interiores de la nave, una por cada domingo del año, o que al leer el evangelio de Lucas donde se contaba que el cobrador de impuestos Zaqueo quería ver a Jesús, pero que al ser aquel de baja estatura y encontrarse entre la muchedumbre que aclamaba al Mesías, decidió subirse a un árbol. Y que fue entonces cuando Jesús le dijo, señalándolo: - Baja, que hoy dormiré en tu casa.

              
Friso de Subirachs en una oficina bancaria. A la derecha, el sol (JMS)

Friso de Teseo en el Palau de la Generalitat de Barcelona.A la iz. el sol (JMS)

Prototipo para la puerta del museo de Subirachs, L'Espai. Proyecto no realizado. (A.Mª.F.)


                      Pero cuando un Papa escoge un determinado párrafo nada es casual, por lo que al tomar estas palabras de Jesús y no otras, quizás estaba enviándoles a Gaudí y a Subirachs un mensaje distinguiéndolos del resto, pues también Gaudí y Subirachs, cada uno en su lugar, habían sido elegidos de entre la masa para crear su parte en la obra sacra más famosa de los dos últimos siglos. Sin tener una importante talla física, pero sí un notable talento, y coraje, condiciones que en más de una ocasión hicieron exclamar a los admiradores de ambos al encontrarlos cara a cara: -Jamás hubiera pensado, al ver su obra, que era Vd. tan poca cosa.

   
                   A todo esto deberá añadirse que, nadie. Pero lo que se dice, nadie. Ni el Papa, ni los medios de comunicación. Ni las autoridades civiles ni religiosas. Ni los responsables de las obras. Ni las personalidades invitadas. Ni los miembros de la Junta de Obras. Ni los portavoces políticos. Ni los agentes de prensa. Ni la crème, nata y fresas de la intelectualidad. Ni los artistas más divinos. Ni los elementos reconocibles que en la última década han ido adhiriéndose al esforzado equipo constructor de las obras de la Sagrada Familia. Ni los críticos más elitistas. Ninguno de los que han salido en las fotos, ni en los noticiarios, ha tenido una pública referencia, recuerdo, alabanza o reconocimiento, hacia el creador que dejó su lugar de privilegio en el mundo del arte en 1986 para entregar sus últimos veinte años de vida activa esculpiendo más de cien figuras en las entrañas de un templo, a la manera medieval, siguiendo en soledad su voz interior.




En dos trabajos publicitarios de Subirachs, la luna. (JMS)

                       Pensar en toda esa cadena de azares me dejó la sensación de que en medio de la gran fiesta de la ciudad el olvido más absoluto parecía extenderse sobre la obra de Josep Mª Subirachs. Y entonces, por una de esas extrañas asociaciones de ideas recordé dos conversaciones mantenidas varios años atrás. Una retrocedía hasta la primavera de 2008 y trataba un tema recurrente para él acerca de esas horas en que el sueño se le muestra esquivo, volviéndose cada vez más ligero y obligándose a seguir unas pautas determinadas si quiere dormir de un tirón, porque de no hacerlo así se desvela y no logra volver al reposo, sufriendo largas horas de insomnio inmerso en una mezcla de ansia y desazón que lo dejan muy decaído al día siguiente.

                     Hablando sobre su realidad en esos días, contó que la noche anterior se había despertado de madrugada y mientras se esforzaba por volver a dormirse oyó la sirena de un vehículo de urgencias. El sonido le abrió una espita en el subconsciente y escaparon por ella olvidadas imágenes de sus ensoñaciones de niño, cuando las alarmas de la ciudad le impedían el sueño y abría la ventana para ver la luna, las estrellas, agarrándose a la seguridad inmutable del firmamento para cobijar su desazón bajo las sábanas/refugio, donde lograba transformar los desastres de la Guerra Civil en aventuras. Aventuras tan brillantes como sus gafas de aviador y los botones del uniforme de bombero que vestía en su imaginación.


Subirachs en su 1ª comunión. Época de sus
sueños de aviador y bombero. (JMS) 


A la iz, Antonio Bernal, del Observatorio Fabra
de Barcelona, y a la der. Josep Manteca.
(astrocastelldefels@gmail.com)

                    Tan brillantes como sus ojos mientras me relataba cómo la noche anterior recién cumplidos los 81 años, escuchando aquella alerta de urgencias en el indefinido espacio de tiempo pasado entre el sueño y la vigilia, llegó la magdalena de Proust servida en su envase acústico y lo apartó de una realidad difícil, trasladándolo a territorios de dicha con rostros y paisajes queridos, todo feliz, todo bello.

                      La segunda charla con el cielo como tema se remontaba más atrás, a cuando desde su observatorio instalado en Begues, Barcelona, el astrónomo aficionado José Manteca descubrió en la noche del 2 de enero de 2005 un cuerpo que se movía en el espacio siguiendo una órbita desconocida. No era su primera acción en este campo y conocedor del protocolo a seguir alertó de su descubrimiento al Minor Planet Center, el organismo internacional ubicado en Cambridge encargado de confirmar científicamente esos hechos (*).


Subirachs. Dibujo. 1973 (JMS)



Figura Metafísica. Bronce, 1973. (JMS)


Las Horas. Bronce, 1973. (JMS) Tres obras lunares de J.Mª Subirachs

                    Tras las oportunas comprobaciones, los pasos siguientes del Centro consistieron en obtener las medidas astrométricas y fotométricas que determinaran lo más exacto  posible la órbita del asteroide, confirmando su existencia el 10 de enero de 2007. Como es costumbre, al rastreador de estrellas le cabía el honor de bautizar su descubrimiento y así lo hizo, poniéndole por nombre Subirachs.


                  Con un diámetro de 2 kms, y una órbita de 5,53 años, el asteroide Subirachs se describe así en la relación del Minor Planet Center: 134124 Subirachs. Asteroide descubierto el 2 de enero de 2005 por J. Manteca en Begues, Barcelona. Subirachs es un pintor y escultor universal. Está considerado por muchos como el artista catalán vivo más importante y es conocido por su continuación del inspirado trabajo de Antonio Gaudí en la Sagrada Familia, el gran templo de Barcelona todavía inacabado.


La guerra de los mundos, última obra de gran formato de Subirachs.
En ella, el "meteorito" a punto de impactar contra la Tierra. 2008 (AMF).

...En tu trobo nebuloses on neixen milions d'estrelles/ astres de foc que cremen planetes...
ADOLF (dibujo y poema. www.adolf.cat)
(***)

                        Todos esos detalles me los contaba el escultor poniendo gran entusiasmo al entregarme una cuartilla con los datos impresos para que los utilizara en su biografía (**). Él como pintor, escultor, dibujante, litógrafo, se ha servido a menudo de diversos cuerpos celestes para sus obras, incluyendo los lunares de la piel femenina.

                   Por todo ello hoy, al pasear de noche la ciudad engalanada de rojo y luces para las fiestas, me vino a la memoria ese grato episodio de su  vida y pensé que para un creador de amplia curiosidad como él, pocos regalos mejores en éstos días finales de 2012 que la posibilidad de imaginar a la pequeña roca viajando por los cielos, bella danzante ejecutando su baile orbital entre Marte y Júpiter y paseando por el infinito la propia firma del  artista, Josep Mª Subirachs.

Ana Mª Ferrin

(*) Web del Jet Propulsion Laboratory (NASA) en honor del asteroide SUBIRACHS: http://ssd.jpl.nasa.gov/sbdb.cgi?sstr=subirachs;orb=1;cov=0#orb



(**)  El Tacto y la Caricia. Subirachs, de Ana Mª Ferrin. 2011. Ed. Experiencia. Reseña y primer capítulo:
      http://amf2010blog.blogspot.com.es/2011/05/el-tacto-y-la-caricia-subirachs-nuevo.html#more


(***) En castellano: ...En tí encuentro nebulosas donde nacen millones de estrellas/ astros de fuego que queman planetas....

6 comentarios:

  1. http://www.minorplanetcenter.net/iau/lists/NumberedMPs130001.html

    hola, aquí puedes encontrar mas referencia directa desde el Minor Planet Center

    es el nº 134124

    Sebastià

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Sebastià. Visitaré con calma la página, es un mundo que me parece fascinante y no me extraña que cada vez seáis más los que participáis en él.

      Eliminar
  2. La referencia a la Guerra de las Galaxias no es casual, George Lucas se inspiró en las chimeneas de la Casa Milà para los cascos de los soldados imperiales, al igual que Subirachs para los guerreros de la Sagrada Familia.

    Por lo demás, interesante relato. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Que a Subirachs le salieron los cuerpos de sus soldados como inspirados en los de los guerreros blancos de La Guerra de las Galaxias es evidente, aunque él asegure que ese parecido es casual. En cuanto a que los cascos los tomó directamente de las chimeneas de la Casa Milá no hay discusión posible, porque son calcados de esas formas originales y además el escultor no tuvo ningún problema en admitírmelo, ya que su intención fue hacer un homenaje a la obra del maestro, de lo que está orgulloso. Todo ello aparece en mi libro sobre el escultor, “El Tacto y la Caricia. Subirachs”. En cuanto a lo que usted afirma de que Georges Lucas se inspiró en las chimeneas de la Casa Milá para los cascos de sus soldados no tengo constancia de ello y lo veo improbable por dos circunstancias; porque él no fue el diseñador de los cascos, sino Andrew Ainsworth y porque he tenido en la mano el citado casco y no tiene nada que ver con ninguna de las chimeneas Milá, es liso como un cazo aunque en los pertenecientes a la Fase II le añadieran un ligero remate horizontal, nada que ver con Gaudí o Subirachs. Por cierto, relato y crónica son dos géneros literarios diferentes. Gracias por la visita y un Buen Año.

      Eliminar
  3. Justo homenaje para un escultor a veces injustamente olvidado. Estoy enterada de la polémica que se suscitó cuando fue elegido como escultor para la Sagrada Familia y, la verdad, no la entiendo. Al margen de esto, ¿sabes qué me gustaría mucho poder recorrer el firmamento agarrada a la estela de ese asteroide? Seguro que cuando descendiésemos a la Tierra veríamos las cosas de otra manera...
    Un abrazo y espero que hayas tenido una buena entrada de año 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes que me dijo Subirachs cuando le felicité por lo del asteroide diciéndole que a ver si ahora que era galáctico se le iban a subir los humos? Contestó que tampoco era para tanto porque antes de a él, el mismo astrónomo le había puesto a otro asteroide el nombre de Copito de Nieve. Vamos, que se puso en plan divino, aunque sé que el detalle le había emocionado de veras. Así que si alguien me pide una firma para bautizar a otro con tu nombre y prometes no ponerte tonta, cuenta con ella. “CarmendeBéjar” no es mal nombre para un astro. Ya te veo tumbada en él y volando de noche por encima de los monumentos que más te gustan. Mis mejores deseos para ti y los tuyos.

      Eliminar