Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





GAUDI Y SU OBRA ORIGINAL PARA CHILE (1/2 PARTES)




                    Barcelona, 5 de Julio de 1996.  

            Con voces veladas por la emoción, el senador chileno Nicolás Díaz y el arquitecto del mismo país Christian Matzner Thomsen, agradecían en Barcelona la entrega de un puñado de tierra del lugar exacto de la Sagrada Famlia donde irá colocada la capilla de la Asunción, gemela de la que Antonio Gaudí ofreció a Rancagua en 1922. El dorado cofrecillo que la acogió fue cerrado. Le esperaba más de un año antes de mezclarse con tierra chilena en otra ceremonia con la cual ambos embajadores pensaban que se cerraría el círculo del proyecto, iniciado setenta y cuatro años atrás.

              No imaginaban los avatares que esperaban a la obra.



El arquitecto del Proyecto Gaudí en Chile,  Christian Matzner, lee un poema de
Pablo Neruda en el acto simbólico celebrado el 5 de julio de 1996. Tuvo lugar en
el mismo punto del exterior de la Sagrada Familia donde se edificará la capilla. 

Guardando tierra de la S Familia, los señores Nicolás Díaz, a la der. y Max Encina a la iz. 1996 (A.S.F.) (*)

La Litera de la Virgen dels Ángels en la catedral de Gerona. (A.C.G.) (*)


Maqueta de la capilla de la Asunción en el museo Gaudí de la S. Familia (ASF) (*)


ÚNICA OBRA DE GAUDÍ FUERA DE ESPAÑA


Publicado en Gaudí y Más. 4 de Mayo 2013

  
Ciudad de Rancagua. Departamento de O´Higgins. Chile

               
                      Todo parece indicar que de los tres proyectos que Gaudí intentó edificar en el extranjero –el Hotel Atraccion en Nueva York, supuestamente encargado en 1908 por dos hombres de negocios norteamericanos, y las Misiones Franciscanas en Tánger encomendadas por los franciscanos durante el viaje que hizo a esa ciudad con D. Eusebio Güell en 1890, fueron los otros dos–, Chile será el único país que verá construido el suyo, una pequeña iglesia donada por indicación del arquitecto a un fraile franciscano.

                Una apasionante historia llena de coincidencias, casualidades y por encima de todo, tesón y coraje por parte de un grupo gestor que supo primero seguir la pista clarificando el dormido propósito, para más tarde lograr implicar a las fuerzas necesarias prescindiendo de ideologías, apostando sólo por una oferta turística de arte y calidad. Gaudí allende los mares. Y como fondo rompiente donde el alud del agua se estrella, el fastuoso decorado de los Andes, una belleza hecha de poderío. Ahí es nada.





Dos imágenes del P. Angélico Aranda.
En Barcelona y en Roma 1909
(PP.FF.Avila) (*)

                  El padre franciscano Angélico Aranda Hurtado nacido en Linderos en 1870, pisaba por primera vez suelo europeo a los 38 años, para seguir un curso de pintura religiosa y paisajística en la Academia Española de Roma. De formación autodidacta ya tenía una larga experiencia artística, había realizado bastantes obras siendo director del Convento de Curinón y ahora su Orden lo enviaba a un viaje que ampliase sus conocimientos y le diese la oportunidad de estudiar a los principales maestros. De Chile a Europa, pintando. En Toledo y Ávila deja varias obras y se sabe que una de ellas era “El pan de los pobres”. Sobre una tela del mismo título que se conserva en el Convento Franciscano de la ciudad de Santa Teresa estaban trabajando expertos para autentificar o no la autoría del fraile andino.
           
                El cuadro El Pan de los Pobres no es la única tradición que se guarda sobre su maestría con la perspectiva. En su celda del Santuario de Apoquindo tenía dos paredes decoradas, una representando el mar y otra conteniendo una rica biblioteca con sus obras preferidas. Era un hombre muy original... Así lo describen los vecinos de Curimón. Montado en su borriquillo acarreando lienzos y pinceles, seguido por la chiquillería del pueblo en su búsqueda del paisaje que motivara su mirada de artista. Ese mismo borriquillo que incluiría como seña de identidad en muchas de sus pinturas, firmadas en el ángulo izquierdo como “P. Angélico”.

                    Entre las novedades arquitectónicas de la Europa de principios de siglo no podía faltar una visita a la torre Eiffel parisiense, ni un conocimiento de la revolucionaria construcción religiosa que estaba levantando Antonio Gaudí en Barcelona, ésta última visita muy posiblemente orientada por uno de sus profesores, el escultor valenciano Mariano Benlliure que por entonces era Director de la Academia de Roma. 


El cuadro El pan de los pobres. (P.Martiriano, P.F. Ávila) (*)



Dos imágenes de Barcelona durante la Semana Trágica de 1909
              
                  A la revuelta Barcelona de 1909 que arrasó 112 edificios religiosos, llegaba el Padre Aranda. Artista humilde ajeno a los manejos jerárquicos y admirando sin más la obra de Antoni Gaudí, el fraile lo visita y recorre en su compañía los trabajos del Templo llevándose su autógrafo en el cuaderno de viaje, testimonio que después de su muerte sus sobrinos donarían para la posteridad. No cabe duda que debió ser muy impactante para el artista aquella visita a la Barcelona de la Semana Trágica. Se conserva de él una fotografía vestido prudentemente de seglar en una pose hedonista, de gran contraste con la seráfica imagen ampliamente difundida de su estancia en Roma en la que con hábito talar se muestra abstraído en su pintura, casi orante.                

                   De vuelta a su país, Fray Angélico no olvidó las formas de la Sagrada Familia comprendiendo, hombre de sensibilidad artística, que después de dos milenios nuevos tiempos habían irrumpido en la arquitectura cristiana. En confusión juguetona, como un mago, aquel arquitecto conseguía que sus escaleras semejaran caracolas, sus torres columnas de humo y sus columnas palmeras. Ni el Vaticano, ni las maravillas medievales o renacentistas europeas se habían quedado tan prendidas en sus párpados con más brío, que el imaginativo bosque pétreo que aquel solitario creador se empeñaba en levantar en lucha contra todos los elementos.

                Muchas de esas vivencias debieron agolparse en la mente del fraile cuando se encontró ante el reto de ejercer como maestro de obras, pero el caso es que se las apañó muy bien. Levantó el conjunto con aportaciones de una gran calidad. Maderas de México para los pilares de una sola pieza de los dos claustros, arcadas, columnas y frisos tallados con relieves.

El P. Aranda con el borriquillo en el que cargaba sus utensilios de pintura
(Elizabeth Joanola) (*)


La Sagrada Familia en 1936, cuando fue saqueada su cripta y quemados los archivos de Gaudí
  
                 Sin soltar el recuerdo del viaje europeo, el 15 de Agosto de 1922 festividad de la Asunción, se decidió a escribir a Gaudí solicitándole unos planos para la construcción de una capilla, con éstas palabras: Estoy empeñado en elevar una pequeña capilla a la Virgen y deseoso de hacer una obra original, bien original, me acordé de usted y me dije: ¿cómo no va a obsequiarme con un plano de los que sólo él sabe hacer? Se lo pido en nombre de Nuestra Señora de los Ángeles, prometiéndole corresponderle con mis oraciones.

               Siguiendo con la simbología de las fechas, el 12 de Octubre de 1922 día de la Virgen del Pilar, Patrona de la Hispanidad, Antonio Gaudí por medio de su secretario Joan Martí Matlleu le hace saber que él está absolutamente dedicado a la Sagrada Familia, pues tenía plena conciencia de que dada su edad luchaba contra el tiempo. Tengo setenta años y en lo que me queda de vida no haré lo que necesita la Sagrada Familia. Pero, añadía, después de comprobar las medidas proporcionadas por el Padre Aranda y ver que coincidían –de nuevo el azar–, con la capilla de la Asunción que estaba estudiando como elemento de la Sagrada Familia, no tenía inconveniente en ofrecérsela para ser realizada en Chile, a la vez que le solicitaba algunos detalles concretos sobre el lugar de su construcción.

                   Fue un ofrecimiento en firme del que existe una orden de envío en los archivos diocesanos relativos a Gaudí, El regalo sería a la vez –explicaba Gaudí en su carta, no sabemos si consciente del día en que iba fechada, 12 de Octubre– Un lazo de unión entre España y América. En agradecimiento a esa generosidad el fraile le envió un donativo de 177 pesetas para las obras, y un cuadro realizado por él que Gaudí debió tener en gran estima, pues lo colgó en su estudio y allí estuvo hasta 1936, en que fue sustraído o destruido en el asalto y quema de la iglesia.



Nicolás Díaz. Presidente de la Corporación Gaudí de Triana-Chile

El estudio de Gaudí en 1904 (CátedraGaudí)

Estudio de Gaudí en 1926. A la derecha, el cuadro enviado por el P. Aranda
que desapareció durante la destrucción de 1936. (CátedraGaudí)

                Un salto hacia atrás en el tiempo nos permite recoger un párrafo del arquitecto César Martinell, de Valls, en referencia al escultor de su misma localidad, Lluís Bonifàs:

                A principios de 1921 me interesó conocer la opinión de Gaudí sobre las cualidades de la obra del escultor Lluís Bonifàs i Massó, en el siglo XVIII… me dijo que mirando las fotografías que le había dejado, entre las cuales había dos de la litera que la catedral de Girona pone al culto durante la Asunción, había encontrado la solución de una de las partes aún imprecisas en el proyecto del futuro templo… La Litera de Gerona será, en la Sagrada Familia, un cimborrio de unos 40 metros de altura… con el mismo espíritu litúrgico y decorativo que Bonifàs le otorgó en el siglo XVIII. Es la demostración de que los buenos artistas, bajo estilos diferentes, obedecen siempre a las mismas leyes eternas del “Ars una”...

                Los pasos siguientes a la correspondencia entre Gaudí y Fray Angélico se pierden en la nebulosa de la Historia. Se ignora tanto si el ofrecimiento llegó a enviarse o no, si llegó a su destino y a qué manos.

                     Dice un párrafo de los Diarios del cubano José Martí: Soñé que, de dos lanzas que había, sobre la lanza oxidada no daba la luz del sol. Y era un florón de luz, estrella en llamas, la lanza bruñida. Del alma perezosa no se saca fuegoLa pereza es el último de los pecados capitales, significa hastío ante el esfuerzo. Pero contra pereza, diligencia.


Joan Bassegoda Nonell

El profesor George R. Collins recibiendo en Barcelona su nombramiento de Doctor Honoris Causa por
 por la Universidad Politécnica en 1977. Fue apadrinado por el profesor Joan Bassegoda Nonell.

El arquitecto Luciano Kulczeweski, llamado "El
Gaudí chileno"

                              Habían transcurrido 51 años desde el cruce de cartas entre Antonio Gaudí y el padre Angélico Aranda y ningún medio había vuelto a referirse al proyecto. En los repetidos escritos sobre el arquitecto se obviaba cualquier mención, sólo contados estudiosos tenían conocimiento de algo que pudo haber existido pero de lo que no se hallaron pruebas, entre ellos el profesor norteamericano George C. Collins, gran gaudinista, doblemente interesado puesto que su esposa –hoy su viuda–, es chilena.

                            Pero la referencia era real, únicamente estaba dormida, sepultada entre los legajos que se amontonaban en los Archivos Diocesanos a la espera de que alguien los desempolvara, volviéndolos a la vida. El imprevisto eslabón saltó a las manos del arquitecto de la catedral de Barcelona, Joan Bassegoda Nonell, cuando dirigía las obras de ampliación de los Archivos Diocesanos. Un archivero le comunicó que había encontrado unas diez carpetas rotuladas “Sagrada Familia”, que guardaban en su interior multitud de documentos sin catalogar.

                         Como es de suponer, el profesor Bassegoda ordenó la revisión de las carpetas apreciando el gran valor que guardaban. Allí un alumno que lo ayudaba encontró los documentos recopilados cuya data correspondía al primer cuarto de siglo, y entre ellos las pruebas definitivas, la famosa carta del Padre Aranda a Gaudí y la respuesta de éste por medio de Martí Matlleu, ofreciéndole al Padre Aranda la capilla. Tras el encuentro se produjo otro parón de más de veinte años.

                           De nuevo Joan Bassegoda fue vital para unir los eslabones de la cadena. En 1994 un joven arquitecto chileno llamado Christian Matzner llegaba a Madrid para realizar un máster en restauración arquitectónica. Pero su objetivo principal en España estaba fijado en Barcelona y el Modernismo, sobre cuya influencia en el arquitecto chileno Luciano Kulczeweski –llamado el Gaudí chileno–, tenía proyectos para realizar una tesina. A la ciudad condal arribó Matzner en 1995, tomando contacto con la Cátedra Gaudí y conociendo a su Director.

(*) Imágenes pertenecientes a mi libro Gaudí. La Huella del Genio.2001.    
      El capítulo completo con la historia de este episodio gaudiniano, en:                       
   http://amf2010blog.blogspot.com.es/2001/07/gaudi-la-huella-del-genio-sinopsis.html

                                                                                                         Continúa ...

Ana Mª Ferrin

11 comentarios:

  1. Pero, ¿hay compromiso firme para hacer las obras? ¿Se han comenzado ya?
    La relación de amistad entre Gaudí y fray Angélico y las pruebas feacientes que existen de ella, dada la cantidad de información que se perdió con la quema de su estudio en 1936, me parecen realmente interesantes, dado el contexto particular en que se conocieron, con una Barcelona sumida en el caos de la Semana Trágica. No me extraña que el pobre y humilde fraile tuviese que recurrir al traje civil ante el temor de una posible represalia. Lo que me escama es que se hiciese retratar con semejante vestimenta, impropia de un fraile en aquellos tiempos. En el fragor de la quema de conventos, ataques del ejército, barricadas por las calles, ¿podría Gaudí enseñarle su obra sin contratiempos?
    Sería muy interesante que una obra gaudiniana proyectada por él, aunque desconozcamos si llegó a su destino o no, pudiese retomarse.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen. Formulas preguntas que verás respondidas en la 2ª parte, y lo son casi de forma milagrosa porque había dos frentes, uno en Chile y otro en España, y por causas similares se había perdido el hilo de los dos.
      El fraile que me dio las fotos del P. Angélico me contó que en esa época coincidió La Semana Trágica de Barcelona y era de sentido común que se vistieran de seglar, yo sé de testimonios de Sitges y Gerona por lo que debió ser bastante corriente en Cataluña, no sé en otros lugares. Gaudí sólo le enseñó al fraile la Sagrada Familia, pero creo que no hubiera tenido problemas en andar por la ciudad en aquellas circunstancias. El contratista de La Pedrera, José Bayó, declaró que un día Gaudí fue a visitar las obras en medio del caos de la ciudad y los piquetes que aparecían por cada esquina. No sé donde fueron, pero sí que estuvieron caminando juntos un buen rato y Bayó que tenía entonces 31 años, reconoció que iba “acongojado” por los disparos que se oían y los incendios que asolaban la ciudad. Como Gaudí le imponía respeto no se atrevía a decirle que volvieran a casa, hasta que se decidió a comentarle: “Señor Gaudí, ¿no oye los disparos?” y éste le respondió “Ah! Pues sí, sí que los oigo. Pero no se preocupe, no les haga caso, nosotros a lo nuestro que tenemos trabajo”.

      Buen camino lleva lo de Talaván y tu blog tiene mucho que ver. Besos

      Eliminar
  2. Todos hemos soñado alguna vez construir nuestra casa y esta historia del fraile que le pidió a Gaudi una casa para Dios es increible porque Gaudi se la dio. Más increible que no se hiciera el hotel de Nueva York ni las misiones de Africa y que se haga en mi querido Chile la unica obra de Gaudi fuera de España.
    Felicidades y Un gran abrazo para Chile y toda su gente y para usted que tanto bien me hace con sus historias.

    Juanita Sanchez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que es usted chilena o que quiere a ese país, si es así felicidades también para usted y gracias por sus palabras. Espero seguir viéndola por aquí.

      Eliminar
  3. Hola Ana Ma. Muy completo el artículo. No he podido encontrar la segunda parte. Podrías indicarme dónde está? Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana Ma. Me gustaría saber si existe algo más sobre este asunto, he vuelto a buscar una segunda parte pero no la he encontrado, y en internet las últimas noticias que he encontrado son del 2012. Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, ¿qué opinas de esto? Para mí Josep María Carandell no es demasiado objetivo a la hora de hacer interpretaciones sobre Gaudí. Pero ¿cuál es tu opinión sobre este artículo? http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2002/06/09/pagina-53/33992351/pdf.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por formación Carandell tenía un buen equipaje humanístico, pero lo que yo aprecio en sus escritos es que fuera un buen reportero que no copiaba a nadie, era original, tenía olfato y en el tema Gaudí captó muchos datos que quizá no acabó de rematar, pero que luego han servido para que otros interesados partieran de ellos. No nos conocimos personalmente, pero –si eso existe- en mi caso debíamos tener una conexión astral, porque en tres apartados gaudinianos nada comunes que nadie más ha seguido, en Vic, en Francia y en Gerona, sin tener noticia de que él andaba por el mismo hilo, al empezar la conversación cada uno de los personajes empezó por decirme: "Vino a verme el señor Carandell...".
      En lo tocante a mujeres es cierto que Dolors Canals fue un nombre con peso en su vida. Y aunque no suene muy bien eso de que a Gaudí le gustaban las mujeres ricas la verdad no tiene más que un camino, y fuese o no casualidad, con una única excepción, así fue.

      Eliminar
  6. Noticia de abril 2014 sobre el tema!!! Lo acabo de encontrar: http://www.diariolibertador.com/?q=noticia&id=9677

    ResponderEliminar
  7. Estima Ana María,
    Ante todo, muchas gracias por su Blog y por el capítulo especial que usted dedicó al proyecto de la capilla de Antonio Gaudí para la ciudad de Rancagua, Chile.
    Queremos comentarles que como Corporación Gaudí de Triana-Chile, entidad encargada de la construcción de este histórico proyecto y de difundir el legado y obra de Gaudí en Chile, hemos avanzado últimamente bastante bien en el proyecto "Centro Cultural y Espiritual Gaudí en Rancagua", para ello pueden visitar nuestro sitio web www.gaudichile.cl donde en la sección “Cultural y Espiritual”, hay un documento en PDF que se llama “Proyecto Agosto 2012”. Ahí está bien explicado el proyecto con mayores detalles.

    Aparte hay otras secciones que pueden ser de su interés. Si usted cliquea en “Empresas”, hay en dicha sección un vídeo de unos 3 minutos de duración del arquitecto Jordi Faulí, actual Director de la Basílica de la Sagrada Familia en Barcelona, quien hace unos años se refiere a este proyecto de Gaudí en Chile. También podrá usted ver en la sección “La Historia” otro vídeo documental sobre Gaudí en Chile realizado en el año 2002, de casi 5 minutos de duración. Allí entrevistan entre otras personalidades, al que fuera mi profesor, ex Director de la Cátedra Gaudí y quien me encargó esta investigación el Dr. Joan Bassegoda, lamentablemente fallecido hace poco, a los arquitectos de la Basílica de la Sagrada Familia Jordi Bonet y Jordi Faulí, y al Dr. en Historia, sacerdote Jaume Aymar, quien era en ese entonces el encargado de los Medios de Comunicación del Arzobispado de Barcelona, cuando en 1995 juntos descubrimos y desclasificamos el intercambio epistolar que tuvieron entre el padre franciscano chileno Angélico Aranda y el arquitecto catalán Antonio Gaudi, por medio del secretario de la Junta del Templo, Juan Martí Matlleu.

    Esperamos que en octubre de este año 2014, ocasión en que se cumplen 200 años de la “Batalla o Desastre de Rancagua”, hito histórico y último enfrentamiento de la llamada Patria Vieja, y que forma parte del proceso de la Independencia de Chile con España (1 y 2 de octubre de 1814), podamos realizar un importante avance en esta iniciativa, pensando en poder iniciar las obras de la capilla el año 2015. Cuando cumplamos ese anhelo, y pase de ser un sueño a una realidad, tendremos materializada la única obra de Gaudí en el mundo fuera de España (las otras que están solo como anteproyecto o idea a nivel de croquis son las “Misiones Franciscanas en Tánger” y el “Hotel Atraction” en Nueva York).

    Invito a que estemos en contacto, muchas gracias nuevamente por sus investigaciones y reciba mis saludos,

    Christian Matzner Thomsen
    Arquitecto
    Jefe del Proyecto
    Centro Cultural y Espiritual Gaudí en Rancagua
    CHILE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante la información que nos envía.
      Tomo nota y seguiremos estando en contacto.

      Con mis mejores deseos.

      Eliminar