Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





GAUDÍ Y JAPÓN. AMISTAD, WHISKY Y COÑAC



          En los años noventa, al echar un primer cierre a todo lo reunido sobre Antonio Gaudí y disponiéndome a iniciar la redacción de mi libro Gaudí. La Huella del Genio, revisando diversos apartados descubrí que me faltaba un eslabón, imprescindible para descifrar el cómo se había podido mantener la fascinación japonesa por Antonio Gaudí desde 1926, año en que la Sagrada Familia recibió al primer viajero conocido de esa nacionalidad, Kenji Imaii, dos meses después de la muerte del arquitecto.


 Pero ya habían pasado 70 años y el número de visitantes de esa nacionalidad no dejaba de crecer, era arrollador, imposible por tanto que sólo se alimentara de aquella visita aislada que si exceptuamos al colectivo de arquitectos, entre sus compatriotas tuvo escasa repercusión.

Tres eran los japoneses, dos arquitectos y un escultor, que se habían anticipado en una década al boom de sus paisanos en 1983, llegando en solitario y por libre a Barcelona en los años 70 y tomando la decisión de dedicar parte de su propia obra a la de Gaudí. Uno haciendo durante 20 años los planos de todas sus construcciones, el segundo preparando un extenso estudio que publicó en dos tomos con muchas claves de la inspiración de Gaudí, y el último quedándose a trabajar en la Sagrada Familia para realizar diversos elementos en la fachada del Nacimiento, lugar en el que sigue en la actualidad.

El primero de ellos, el arquitecto Hiroya Tanaka, señaló la respuesta a mi interrogante al desvelarme un episodio ignorado en Occidente que había fascinado al país nipón hasta tal punto que lo había unido al espíritu del arquitecto, enamorándolo de Gaudí para siempre.

 Gracias a Tanaka descubrí que todo partió de un hecho fortuito: la impactante campaña publicitaria que la firma de bebidas Suntory había desplegado en televisión para el lanzamiento de su producto estrella, el whisky Royal.













Secuencias del vídeo Suntory para su Whisky Royal. El protagonista y
la bailarina. Diversas imágenes del whisky hasta arrancarle el lacre y
saltar en fragmentos la Sagrada Familia que le sirve de fondo (*).

     UNA CAMPAÑA GENIAL

GAUDÍ Y ORWELL. REFLEXIONES





RESPUESTA

    A varios comentarios y correos para la entrada "Contra Antonio Gaudí" 

George Orwell, ¿Icono de libertad?

 A PROPÓSITO DEL 

GUSTO Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


JAVIER BARBA Y SU GREEN ARCHITECTURE (2/2 PARTES)


                

A FONDO

  Continúa...

                 
                  ...Y Javier Barba Torra contó las dos siguientes anécdotas:


                       
   



Tres imágenes de las Bodegas de Warren Winiarski, Stag's Leap Wine Cellars
 en Napa Valley, California. En la inferior, un péndulo de Focault. 1999

LA ESENCIA DE LA TIERRA