Foto cabecera

PastorOvejas Atardecer en Tierra de Campos, Palencia, España. (A.Mª.F.)





EL MANGA Y SUS SEGUIDORES. UNA PASIÓN POCO CONOCIDA


                       

                        Ahí está a las 10 de la mañana, haciendo cola desde las siete y media  y esperando tardar otro tanto en poder entrar en el XIX Salón del Manga  de Barcelona (1), que se celebra este primer fin de semana de noviembre. Es Juan, tiene 38 años, viene desde  la comunidad murciana y es director de una empresa consultora.

                       Curioso, porque no da el perfil que los desconocedores supondrían en un miembro de este colectivo, pero aún lo será más, si añadimos que este otaku (2) mantiene su puesto en la fila de acceso al sector ferial de Barcelona vistiendo su metro ochenta y cinco con los ropajes galácticos de Rathalos, personaje monstruoso de cómic manga terciado de dragón azul-plata con alas escamadas y cabeza de termita, que al primer vistazo diríamos que se trata de un gran jefe Arapahoe en traje de gala y no hace más que seguir la modalidad de disfraz llamada cosplay, consistente en vestir como sus personajes favoritos de toda esa línea cultural  

                      Él es otro de los miles de aficionados a un ocio que mueve cada año en nuestro país más de 200 millones de euros, fieles a un estilo de cómic y dibujos animados, el anime, preferencia que mantienen desde que siendo niños se toparon  con la serie Mazinger Z, cita lúdica con que despegaron hacia la infinidad de nuevos personajes y aventuras pasados por Oriente. Continuando en su adolescencia y llegando a la edad adulta con las andanzas del héroe Son Goku en los 42 volúmenes, dos series televisivas y 17 largometrajes, que ilustran sobre las siete bolas mágicas de Dragón que conceden a quien las posee cualquier deseo, las Dragon Ball.   


Rathalos

Cartel 2013 del XIX Salón del Manga de Barcelona


El legendario héroe de manga y anime Mazinger Z






Tres imágenes de Bola de Dragón o Dragon Ball


HÉROES CONTRA VILLANOS


Publicado en Gaudí y Más. 16 de Noviembre de 2013


                      Amor, aventura, literatura, deportes, erotismo. Estudiantes, profesionales liberales, amas de casa, artesanos, obreros. Niños, adolescentes, adultos, ancianos. El arco sociológico de sus seguidores es total en Japón, apabullante, y de su aceptación en España puede hacerse una idea quien haya visto las colas más que kilométricas que envuelven por sus cuatro caras las aceras de los Palacios 1 y 2 de la Feria de Muestras barcelonesa, sólo una parte de los más de 120.000 visitantes que han acudido este año.

                     Y se equivocan quienes creen que estamos ante una totalidad de individuos iletrados (que los habrá, claro). Pregunto el porqué de su afición a un asistente vestido de Cyborg 009 y la respuesta deja planchados a tres oyentes trajeados que se habían parado a fotografiarlos: -Me gusta el manga porque sus personajes siempre persiguen algo bueno, ayudar a los débiles, hacer algo positivo, y no mienten y son valientes. Como hacía Don Quijote cuando defendía a Dulcinea o luchaba contra los molinos porque creía que eran gigantes. Así. Mira, es como si leyeras el Quijote. Ahí queda eso.

                  


















Aficionados al manga con sus trajes
                     
                     Interesante. Las voces de los que prestaron su imagen para esta entrada, de cualquier edad, coincidieron al explicar su afición al manga por los valores de sus guiones, ya que -aseguran- por muy violentos que sean siempre persiguen un ideal de justicia, manteniendo un punto de creencia en que el bien debe triunfar sobre el mal, conceptos que me hicieron descumplir de repente un buen número de años.

                      Las sucesivas ediciones que han ido celebrándose hasta llegar a este XIX Salón han girado sobre un determinado eje temático. Este año la gastronomía ha sido el motivo central avalada por la presencia de los chefs Ferrán Adrià, Carme Ruscalleda Hiroyoshi Ishida, del restaurante Mibu de Tokio. No es mal motivo y muy adecuado al género, porque la comida aparece a menudo en sus textos y dibujo, que muestran los platos preferidos de los héroes, dedicando historietas a los chefs más internacionales, como el que Dai Ochiai y Naomí Tanaka dedicaron en 2003 a Ishida y Adrià.  



Interior del  XIX Salón




Portadas de los manga premiados


A la izquierda, Kotaro Mieda y Shinya Miyasita, con su entrenador
Kazuo Kurazono a la derecha.



Arriba, Ferrán Adrià y Hiroyoshi Ishida, en el cómic de Diai Ochiai y Naomí Tanaka y
sobre estas líneas durante una colaboración. (tecnoslave.com  /  cultura.elpais.com)

Jonathan Olivera con el diseño premiado (animecion.com)

                      Premio especial del Jurado para nuestro amigo el gran Takehiko Inoue, autor de Pepita (3). Premio al mejor álbum masculino a Hagime Isayama por Ataque a los titanes. Femenino para Yuu Watase por Fushigi Yugi. Desde Japón llegaron como invitados los luchadores de sumo Kotaro Mieda y Shinya Miyasita con su entrenador Kazuo Kurazono, dejando encantados y espantados a los espectadores al explicar que se levantaban a las 5 de la mañana para entrenar.  

                  Otro detalle a destacar es el Concurso organizado por El XIX Salon del Manga para escoger la que será la mascota animadora del Club Juventud de Badalona, la conocida Penya de baloncesto. El personaje ganador fue El dimoni verd i negre, un diablejo vestido con los colores del Club, en pleno salto y a punto de lanzar la pelota. Su autor es Jonathan Olivera Delgado, de 35 años, un dibujante gráfico de Sabadell que se hizo con el Premio entre los 204 dibujos presentados. Así definía su personaje: -Dado que se hacía el Salón del Manga, busqué una imagen con rasgos orientales con motivos del manga y el Juventud. Esta fue básicamente la idea. El resto fue improvisado.
























Galería de seguidores con la imagen de sus géneros preferidos 

                          150 expositores. Cuatro días de diversión con la oportunidad del disfraz. Salón especial para los más pequeños acompañados por la Abeja Maya y su inseparable Willy. Conciertos, talleres de creación. Diversas exposiciones como la que muestra los trajes más espectaculares de los personajes del género. Todo ese compendio tiene su encaje publicitario en la difusión del modo de vida nipona en nuestro país. Y lo logra. Absolutamente todos los asistentes con los que hablé han ido identificándose con esa cultura hasta el punto de que hay en cada uno de ellos un deseo común: -Viajar a Japón y conocer su cultura.


Ana Mª Ferrin . Texto y fotos de asistentes.

(1) Manga. Palabra japonesa para designar todo tipo de historietas. En España suele aplicarse sólo a las de origen japonés. 


(2) La palabra otaku, tomada del japonés en Occidente para designar de forma coloquial a cualquier aficionado al manga, conviene recordar que en Japón puede utilizarse de manera peyorativa, equivalente a nuestra palabra friki.

(3)   http://amf2010blog.blogspot.com.es/2012/06/gaudi-2-parte-pepeta-moreu-y-el-libro.html
                

6 comentarios:

  1. El mundo del cómic siempre me apasionó; pero el género "manga" no está entre mis favoritos; si bien reconozco algunos de sus méritos. Sobre gustos ya se sabe.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es bueno echar una ojeada y comprobar cómo se desarrollan otros ambientes positivos cuyos gustos nada tiene en común con los tuyos y que mueven cifras mareantes. Saludos

      Eliminar
  2. No soy especialmente aficionado a este género, y eso que de crío veía los episodios de Mazinguer Z, y su "puños fuera", que en efecto era servidor de la Ley y el orden.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hoy se ha transformado y sigue con multitud de aficionados, desde niños a muchos que ya no cumplen los cuarenta, familias enteras que sin ser carnaval se visten con los trajes de sus personajes. A este tipo de moda la llaman cosplay

      Eliminar
  3. Me pasa como a "Desdelaterraza" que no puedo opinar demasiado porque no entiendo sobre el tema. Quizá me haya pillado en otra generación u otro ambiente, pero los cómics que consumía en mi infancia y adolescencia no iban más allá de "Zipi y Zape", "Mortadelo y Filemón" y otras glorias del cómic nacional, al margen de Tintín y Astérix, mi preferido. No me veo yo vistiendo de doña Ofelia, la señora Zapatilla o Carabellita, si hubiéramos trasladado esta afición del manga a otros tiempos. ¿Te imaginas?
    Un beso desde la fría Béjar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, como a él, te digo que envidio esa idea de pasar de comentarios y que si una mañana nos levantáramos con ganas de vestirnos como nuestros héroes favoritos (Campanilla, Manostijeras, Mazinger Z o El Cid), olvidáramos el sentido del ridículo y nos fuéramos de paseo vestidos así por la calle principal de Béjar o la Rambla de Barcelona, como vi hacer ese día a muchísima gente. Por mi parte tengo que estudiarlo, ya me dirás tú.

      Eliminar