Foto cabecera

detalleChillout Momento Chill Out. (La ventana de Mari Carmen)





UNA PAUSA. VAN OLFFEN ENTRE LOVECRAFT, VICTOR HORTA Y RICHELIEU


      
                    Un día el talento te asalta en una esquina y te sacude contra la pared, te zarandea y lanza su alarido:

                -  ¡¡ Nena, no creas que la vida consiste en un lacio vagar de un sitio a otro!!

                  Nena, un tal Sam van Olffen, el diseñador gráfico, ése que afirma desde Montpellier su pasión por los patos, la Bomba H y las catedrales, te dará lo que le pidas...



Hay alguien en mi espejo/ que llora por las noches
Quiere un abrazo/ pero no hay nadie ahí...

DE HECATOMBES Y ART NOUVEAU 

Publicado en Gaudí y Más. febrero 2014




                                   BAR

                       Semblanza de flor bella,
                       toda esperanza.       
                                     



                    LOS BEATLES

                    Imagina que no hay ningún paraíso,
                    es fácil si lo intentas.





              LA PATERNIDAD

              No es la sangre, sino el corazón,
              lo que nos hace padres





             LA CITA

             Una Llamada. El Lugar. El Día.
             Solo Espero Que Llegue La Hora,

         




                   UN WESTERN     

                  ¡¡Hii hoo!!, Jack. ¡¡Esto no termina hasta que termina!!





                    NO HAY FUTURO

                    Sólo una experiencia religiosa...





      TUAREG           

       Entre las arenas, bandadas de cañones,
       el viento reina aquí, amado por los astros



                             
                               CON VAN OLFFEN

                               Arnold Comenzeitor




                  PEGASO

            Entre sus cejas vivas vi brillar una estrella.
            El cielo, azul. Yo, desnuda.




             FERRARI IN THE WAR



                        SAM VAN OLFFEN, DISEÑADOR Y ARTISTA GRÁFICO Img 






             RICHELIEU EN EL SITIO DE LA ROCHELLE (1627-1628)

         Imagen superior, Sam Van Olffen, 2012
         Inferior, óleo de Henry Motte, 1881


Ana Mª Ferrin


6 comentarios:

  1. Excelente artículo, Ana María. Es una de las más selectas recopilaciones de Sam van Olffen. Imágenes y textos conforman un entramado que nos transporta a un mundo tan onírico...¿como real? Posiblemente.

    Un cariñoso abrazo, amiga Ana María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese final tuyo me ha dado un repelús.
      Y como se escape “La loca de la casa” tengo para rato, cuesta lo suyo entrarla en vereda. Gracias por el estímulo.

      Eliminar
  2. Realmente es un arte que no te deja indiferente, con esas referencias futuristas, a mitad de camino entre la pintura de vanguardia y el cómic de ciencia ficción, con un toque provocativo que con seguridad suscitará pasiones a favor o en contra, pero logrando siempre su objetivo: que se hable de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, vaya cabezas originales andan por ahí. Echas una mirada y encuentras tanta creatividad que casi te acabas reconciliando con el telediario. Saludos

      Eliminar
  3. Futurismo, cómic, referencias al cine, nada falta en la obra de Sam van Olffen, un artista desconocido para mí. Gracias por descubrírmelo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Siempre es bueno salir a respirar por ahí a ver qué nos sorprende. Petonets.

      Eliminar