Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





( 2ª ) PERE CÁNOVAS. ÚNICO ARTISTA RELACIONADO CON ANTONIO GAUDÍ EN CINCO OBRAS


Continúa...  

                              
                      De pie sobre el estrado en el patio del Ayuntamiento de Nou Barris (*), en Barcelona, Pere Cánovas Aparicio guardó unos instantes de emocionado silencio recorriendo con la vista a los vecinos que el día 16 de mayo de 2014 habían acudido a escucharle pronunciar el Pregón de las Fiestas
                                 
                           Sentada entre el público comprobé que todos lo observaban con simpatía. Mira que es difícil ser profeta en tu tierra, pues aquella tarde me quedó claro que Cánovas lo es. A mi alrededor, quedos, se escuchaban los comentarios: -Ha hecho las vidrieras del Tibidabo y la Catedral -decía un vecino medio tapándose, con sordinaEs vecino mío desde hace lo menos cuarenta años... -Y tanto -decía otra asistente-Era amigo de mi marido de jóvenes y cuando nació mi hijo que tiene cincuenta, vino a verlo... Ojeé mis notas y vi que esos comentarios podían ser ciertos. Cánovas lleva viviendo en la misma casa del mismo barrio desde 1948, cuando tenía 18 años. Allí se casó, en la iglesia de Santa Engracia, donde ha dejado una buena muestra de su creatividad. 

                         Viendo la concentración del protagonista era evidente que en el corto silencio que precedió al parlamento, toda su vida estaba pasando a gran velocidad por su mente. Por las cercanías de donde estábamos había transcurrido su juventud, bailando en el Casinet de la calle Amílcar y en el Calixtus de la avenida Meridiana, en los merenderos... 

                     - ¿De qué tratará el Pregón?-, le pregunté poco antes de empezar.

                       - Les hablaré de una Barcelona que nunca aparece en la Historia. Del Arte y de mi abuelo Antonio, que tenía colgado un cinturón detrás de la puerta. Cada uno por su lado, entre los dos me llevaron por el camino correcto... 

                           Subió a la tarima y yo me volví hacia el público para ver los rostros de los asistentes. De antemano, ya estaban entregados.
                            

Sentado en compañía del Conseller de Cultura del Distrito de Nou Barris, en espera de dar comienzo al Pregón.
A la der, Pere Cánovas, a la iz. Santi Borrull. 2014 (A.Mª.F.)

Durante su parlamento, Pere Cánovas desgranando sus recuerdos. 2014 (A.Mª.F.)

Tras sus palabras, varios representantes de organizaciones municipales y vecinales lo
felicitaron. Tras él en el balcón del Ayuntamiento, la reproducción de un vitral. 2014 (A.Mª.F.)


Una imagen de la fachada del Ayuntamiento de Nou Barris engalanada para las fiestas. 2014. (A.Mª.F.)



DE LA SOMBRA A LA LUZ


PERE CÁNOVAS. ÚNICO ARTISTA RELACIONADO CON ANTONIO GAUDÍ EN CINCO OBRAS (1ª PARTE)




                              Para cualquier profesional que haya trabajado en una obra de Antonio Gaudí, ése será un dato principal a resaltar en su currículum.


                            Pero como siempre tenemos que intentar superarnos, hoy tendremos la satisfacción de conocer a un artista que no es que haya trabajado en una obra de Antonio Gaudí. Ni dos. Ni tres. Ni cuatro. El pintor y maestro del vitral, autor de más de 300 trabajos, ha intervenido con sus creaciones en ¡Cinco! obras del maestro.

                         La iglesia de San Paciano (*)La Cripta de la Sagrada Familia. El Colegio de las Teresianas (**). La Cripta Güell. La Catedral de Mallorca. En todas ellas ha dejado sus huellas nuestro invitado.

                            Con la autoridad que le otorga su currículum arrollador. Con el respeto ganado entre la profesión, que le considera uno de los maestros internacionales a quien consultar las técnicas más antiguas y enrevesadas de las que es un erudito restaurador. Con toda mi admiración, nos adentramos en la vida de Pere Cánovas Aparicio.

Uno de los vitrales conocidos por "margaritas" en la Cpta Güell, restaurados por Cánovas (JavierGarcíaCanals)


Cánovas ante los dibujos de uno de sus vitrales de Mallorca 2014 (A.Mª.F.) 


Uno de sus trabajos para particulares. Vitral de una óptica en Calella de Palafrugell  (P.C.)


Reproducción de una de sus obras más originales, la vidriera de la oficina de Correos, La Poste, en Andorra


DE KIOTO A MASSACHUSETTS, VUELTA AL MUNDO DEL MAESTRO VITRALISTA

ANTONIO GAUDI Y EL ESTANDARTE QUE DISEÑÓ PARA REUS



                              El domingo 22 de Abril de 1900, un grupo de unos doscientos reusenses residentes en Barcelona participaron en la peregrinación al santuario de la Virgen de Misericordia de Reus portando cuarenta y nueve estandartes. De los tres que se quedaron en el Santuario, uno era el que Antonio Gaudí había diseñado en colaboración con su amigo el pintor Aleix Clapés.


                              Tres meses más tarde, en el número del Semanario Católico de Reus del 21 de julio de 1900, podía leerse una descripción del Estandarte, destruido en 1936:


                               ...era una pieza espléndida, de cuero repujado, dorado y plateado sobre fondo de tisú y damasco. En la parte delantera Aleix Clapés había pintado a tamaño natural a la pastorcilla Isabel Besora a quien se le había aparecido la Virgen de Misericordia. El reverso lo ocupaba un gran escudo de Barcelona en oro y plata con la rosa de Reus hecha con cinco pétalos de platino repujado… Rodeaba todo el estandarte un gran rosario cuyas cuentas eran de bronce y estaño

                   



A la izquierda destaca Antonio Gaudí, con su traje claro entre las oscuras
levitas de la Procesión de la Virgen de Misericordia de Reus, se vuelve hacia
el estandarte diseñado por él que portan sus compañeros.  

REPRODUCCIÓN DEL ESTANDARTE


DE PLANCHAS Y PINTORES



                           Buscaba un tema donde la maldad humana fuese la chispa conductora

                      Hasta que reptando al fondo de la vileza penetré en un espacio cuya perversión sería imposible superar.

                        Costaba distinguir aquella escena infernal. En un lóbrego rincón, la débil llama de una bujía dejaba adivinar la figura desvaída de una mujer flaca y amarillenta, cuyos hombros formaban un trapecio escaleno. Allí, casi sepultada por cestos de ropa repletos de prendas, aquel ser descoyuntaba su cuerpo oprimiendo con sus dos manos una plancha sobre la manga de una camisa.






Picasso, tres versiones de la planchadora

Un seguidor del pintor malagueño recreando la acción


VIVIREMOS JUNTO A UN RÍO DONDE TÚ PODRÁS LAVAR,
CON UN FUEGUITO CHIQUITO DONDE ME COCINARÁS,
HASTA T’CHO TU TABLITA PA QUE ME PUEDAS PLANCHAR.
                 
       CON ESTE CANTO, SEGURO, QUE TE VOY A ENAMORAR                                                                             
                                                                                      (Ranchera)