Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





FRIEDRICH HUNDERTWASSER. ENTRE GAUDÍ Y JUJOL (1/2)




                                Situemos en la pista central la luz retratista de Klimt, unas curvas de Gaudí, ciertas cúpulas y toques del Jugendstil vienés, algo de Bizancio, el cromatismo genial de Josep Mª Jujol,  y ¡Ale Hoop!


                                Ante ustedes,  Friedensreich Hundertwasser


Detalle del edificio Bosque Espiral en Darmstad, Alemania.

Vista general del edificio. Abajo, detalle de la torre




Autorretrato de Friedensreigh Hundertwasser


EL HOMBRE DE LAS CIEN AGUAS


Publicado en Gaudí y Más. 1 de febrero de 2015


                                 Así se rebautizó a sí mismo, Hundertwasser (cien aguas), jugando con las dos partes de su propio apellido, Stowasser = Sto, del checo "cien" y wasser, "agua" en alemán. (1928-2000)

  Siendo hijo de un funcionario protestante y una bancaria judía, la mezcla de religiones fue determinante en el sentido integrador de su vida. Su padre murió cuando él tenía un año y para salvarlo del nazismo su madre lo bautizó, inscribiéndolo a los diez años en las filas de las Juventudes Hitlerianas. Si en el colegio estaba obligado a llevar el distintivo amarillo con la estrella de David, por la noche, vestido con uniforme y brazalete del Partido, el pequeño Friedrich era el encargado de abrir la puerta de su casa con familiares escondidos en el sótano, cuando las patrullas de Hitler hacían sus razzias nocturnas por el barrio de su Viena natal. Con esa estratagema esquizofrénica lograron salvarse madre e hijo de las deportaciones durante la guerra. No así parte de su familia. Su tía y su abuela maternas más otros 67 familiares desaparecieron en diversos campos de concentración.



El artista durante su discurso Al desnudo, que pronunció en 1967 




Tres imágenes de Hundertwassen vestido con ropas y
complementos diseñados y a menudo confeccionadas por él


                                        Un año de cultura general en la escuela Montessori y tres meses en la de Bellas Artes, ambas en Viena, y un día en  la de Bellas Artes de Paris, parece ser la única preparación profesional confirmada de Hundertwasser a pesar de citársele como arquitecto, actividad que desempeñó. En 1949 da comienzo su periplo viajero que lo llevará por los cinco continentes durante toda su vida. Por tierra y aire. Por mar dio varias veces la vuelta al mundo con su velero Regentag.

   Por esa época empieza a diseñar su propia ropa, calzado y complementos.




Con su madre, Elsa, en la playa. 1932

En 1972 en Viena con su madre, poco antes de que falleciera

Por la calle portando un cuadro, Hundertwasser camina vestido con sus diseños.

Calzando unas sandalias fabricadas por él


Su velero.
     
El Regentag pintado por el mismo Hundertwasser


                           Escala los Alpes y vuela en globo. Pinta. Diseña monedas, sellos de correos, banderas, rótulos oficiales en todo tipo de destinos, aviones, barcos, monumentos. Proyecta y decora edificios singulares en equipo con varios técnicos, una dedicación que sería reconocida como su gran aportación a la arquitectura. Sería difícil encontrar un aspecto del diseño en el que no hubiera grabado su creatividad.

  Con Herta Leitner y con la artista japonesa Yuko Ikewada, contrae sendos matrimonios que acaban en divorcio entre 1958 y 1966.

  No puede negársele una activa dedicación a las propias Relaciones Públicas. En 1958 leyó en Estiria su Manifiesto del Enmohecimiento contra el racionalismo de la arquitectura. En 1967 se desnudó junto a unos amigos para difundir otro Manifiesto que abogaba por ahorrar agua en la higiene personal, llamado Al desnudo.  En 1970, cuando inició su labor creadora y de remodelado de edificios, empezó a definirse a sí mismo como el médico de la Arquitectura. 

   La espiral que dibujó por primera vez en casa de unos amigos en su juventud, se convertiría en la base de su pensamiento naturalista de creador multifacético. En su manifiesto de 1979: “La Santa Mierda”, a pesar de la aparente provocación escatológica, Hundertwasser ha dado con la base definitiva de su pensamiento en cuanto a cómo preservar las cubiertas de los tejados: “La mierda convierte la tierra que se posa sobre el tejado, la transforma en hierba, bosque, jardín, y acaba conviertiéndose en oro. El círculo se cierra, queda sellado y deja de haber desechos”. De la misma manera el entorno mundial tiende también a ser la divina espiral, reina de la curva, enemiga de la línea recta a la que él llama herramienta del diablo.





Dos imágenes con su segunda esposa, el día de su boda y en una parada del transiberiano durante un viaje de ambos.






Tres de las banderas que diseñó. La de Nueva Zelanda, llamada Koru. La
dedicada a Israel y Palestina, De la Paz para la Tierra Prometida. La de
Australia, Uluru.
Sello de correos diseñado para Austria


                                 Pinta, construye su propia casa y diseña edificios insólitos. Su idea de que todos los dioses son uno solo le llevan a proyectar una iglesia donde cualquier símbolo religioso se encuentre representado. Así nace la iglesia de Santa Bárbara en Barnbach, cerca de Grätz, en Alemania.



Construyendo su propia casa, el creador posa en uno de los tejados.





    
Diversos edificios de Hundertwasser
     
HundertwasserHaus es un edificio de Viena encargado por el Ayuntamiento de la ciudad al artista en 1986. Entre sus
características están sus suelos irregulares y alabeados y los árboles plantados dentro de las viviendas. Abajo, detalle.





Iglesia de Santa Bárbara en Barnbach, junto a Graz. Dedicada a cobijar todo tipo de creencias.
Debajo, la pila bautismal y una muestra de los símbolos religiosos que contiene








    

Continúa...

6 comentarios:

  1. Hay que ser especial y excéntrico -es decir, raro- para dotar de originalidad y personalidad a lo que se hace, aunque como comentas al principio hay un mestizaje evidente y en sus realizaciones se nota la influencia de varios artistas y culturas. Añadiríamos al cóctel quizás unasgotitas de "torre de Babel".
    Un saludo, Ana María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene un aura de Babel esa torre, pero no debería extrañarnos en un hombre de su biografía. Nacido en Austria y enterrado en Nueva Zelanda podría decirse que aparte de recorrerlo en superficie, consiguió traspasar nuestro planeta como un taladro.
      Otro para ti, Cayetano.

      Eliminar
  2. Una muestra muy completa de libertad y personalidad. Hablar de Hundertwasser requiere, como en tu artículo, repasar sin menosprecio ni palabrería, que a veces roza el ridículo, un mundo especial, una inventiva casi autodidacta por no decir que es completamente personal. En alguna otra publicación, el hecho de definir como "herramienta del diablo" a la línea recta, es motivo de un leve desprecio que se convierte en mofa, cuando no en algo peor. La falta de imaginación es una mala consejera. Hundertwasser ha vivido integrado en el naturalismo en el que ha creído y realizado con pasión..La hipernovedosa forma que escoge con prudencia lo mejor de los artistas en los que se basa y mezcla, conforma una indudable novedad que une siempre en vez de separar, evitando siempre lo acomodaticio e impersonal.. De una vida tan agitada y tan libremente asumida no podía sino aparecer una utopía personal realizada, en la medida que ha sido admitida. Una excelente publicación.

    Un gran y cariñoso abrazo, querida Anamaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de menosprecio. Por mi parte y veo que coincidimos, mucho respeto y mucha admiración por este hombre que prescindió por completo de la opinión ajena en lo referente a su propia vida y obra, a la vez que supo ser compasivo con los demás seres vivos.
      En eso de que la falta de imaginación es mala consejera, cuánta razón tienes. Dios nos libre de una mente plana que envidia el talento de los seres originales, querido amigo.

      Eliminar
  3. Hacia dias que no pasaba por este planeta. Leerte es un descubrimiento
    Te felicito el año nuevo con un beso enorme mi querida amiga

    ResponderEliminar
  4. Como diría un gurú, "siento tu presencia" amiga María. Gracias y mis buenos deseos para ti en este 2015

    ResponderEliminar