Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





BARCELONA. EL CORAZÓN DE MI QUERIDA CIUDAD (1)


               
           En este año que hemos visto desaparecer numerosos establecimientos que nos acompañaron durante generaciones, brindemos un homenaje a los comerciantes y pequeños empresarios que alegran nuestras calles acercando hasta nosotros productos y atención. Resistiendo y sirviendo de barrera laboral a todo tipo de crisis.

           Ellos y ellas con todo en contra, sin paraísos fiscales, diana siempre presente para atraer impuestos que raramente verán revertir en sus negocios, nos facilitan la vida levantando cada día el cierre de su local sabiendo que deberán gozar por decreto de una salud magnífica, porque no pueden permitirse enfermar y faltar un solo día a su cita diaria con el público, su único aliado. Cinco emprendedores. Cinco historias de profesionales que sacan a flote su medio de vida a base de buen hacer, amparados por la cultura del esfuerzo.



Dos Jaume Doncos, padre e hijo, ante su más que centenaria Casa Beethoven.
En el suelo ante la puerta, la placa Guapos per sempre. (AMF)

Der. la Gerente de Ediciones Experiencia, Araceli Caballero, con Marta Lope, responsable de
Ventas y Marketing (AMF)

Emmanuel Thomas, breve reposo a la entrada de su restaurante Le Bistrot. (AMF)

Hoy eran las 20,00 h. cuando Isabel Creixell echaba el cierre a su Salón, Temps per tu. (AMF)

Ante su tienda El gat pirata, Jessica Guerra junto a su amigo y Jefe de Seguridad, Grey. (AMF)


CINCO PROTAGONISTAS

Publicado Gaudi y Más. 7 demarzo de 2015


                      Para el visitante de una ciudad con gran afluencia turística, comer más o menos bien suele convertirse en una aventura por la avalancha de advenedizos de los fogones que invaden su espacio. Y Barcelona no es una excepción.

  A menudo, los lugares turísticos son tomados al asalto por colectivos con abundancia de medios para instalar lugares de atractivo diseño donde parar y comer. Y paras y entras. E intentas comer, descubriendo que allí no volverás ni muerto. Espacios a los que me niego a dedicar un segundo más de mi tiempo.

  Pero hay que aclarar para quien no la conozca a fondo, que Barcelona guarda infinidad de buenas propuestas en todo tipo de negocios. De ahí que contestando a los mails y comentarios que se quejan de sus malas experiencias al visitarnos, haremos en varias etapas un recorrido a voleo por algunos establecimientos que conocemos a fondo en distintos barrios de la ciudad.


Restaurante Le Bistrot


A la iz. el chef Thomas, con Erica, camarera, y Christian, ayudante.





Diversas imágenes de Le Bistrot

                            Empezaremos por recomendarles un excelente lugar donde restaurar sus fuerzas. Cocina exquisita con una buena relación precio-calidad, en Le Bistrot.

   Emmanuel Thomas, Manu, vive en Barcelona desde que en 1992 se plantó con su mochila a cuestas para vivir los Juegos Olímpicos. Nacido en París, preparado en una Escuela de Hostelería de su tierra más otras experiencias en Suiza, decidió hace cuatro años desarrollar en un negocio propio toda la creatividad que a menudo se veía obligado a dejar de lado trabajando por cuenta ajena. Con un planteamiento de lo más sencillo: Buena formación y buen paladar. Talento para comprar y trabajador de raza. Fogones a la vista de todos. Cocina de mercado y productos frescos de temporada.

  Cierto que en plena crisis había que tener un gramo de locura para dejar un trabajo y lanzarse a la aventura de gastar los propios ahorros. Eso de empeñarse en alquilar un pequeño espacio en lo alto de la plaza Tirant Lo Blanc nº 2, tierra de nadie entre el Puerto Olímpico, la playa y el carismático barrio del Poble Nou para abrir un restaurante de 15 mesas, parece inaudito. Más tratándose de un local diáfano pero sin fácil visibilidad para los viandantes, fuera del paso corriente de quienes van o vienen y único establecimiento sin otras tiendas en un amplio alrededor que atrajeran posibles clientes.

   En tales condiciones, cualquier estudio de mercado le hubiera dado su docto veredicto: -¡Pero a dónde vas, criatura! Pero Manu, ajeno a consejos derrotistas, supo ver que en los grandes edificios que rodeaban su local vivía gente, y no lejos, las inmensas construcciones de cristal con oficinas y despachos oficiales, cobijaban a miles de personas con ganas de comer bien sin tener que gastar mucho.

    Gente joven, viajada para apreciar lo bien hecho, que se ganaba la vida y muy capaz de andar un par de manzanas más para convertir la pausa del almuerzo en un placer, comiendo en su bistró. Y ese fue el nombre con que bautizó su establecimiento, recordando los íntimos restaurantes de su lugar francés: Le Bistrot. Ves y prueba su cocina, que te servirán raudos entre él y sus colaboradores. Ojeando sus páginas web y facebook sabrás más de lo que te espera en su local, todo expuesto con la misma minuciosidad con que elabora sus platos, de lo que ahí va un adelanto.

   Menú diario a 13,50 €, jarra de agua, vino aparte. Cuadros expuestos que pueden interesar al cliente y libros y todo tipo de prensa para quien prefiera comer con acompañamiento de letras. Y si deseas una comida o cena familiar, de amigos, de empresa, o asistir a uno de sus talleres de cocina, háblalo con su chef/propietario y ya verás como os ponéis de acuerdo.
                           


Ediciones Experiencia

http://www.edicionesexperiencia.com/

Araceli Caballero consultando unas notas en la recepción de Ediciones Experiencia.
En la imagen inferior, una selección de las últimas publicaciones de la Editorial. (AMF)



                     A ver como lo explico. Cómo cuento que esta Editorial especialista en textos jurídicos y técnicos, se ha convertido en un avanzado equipo de editores especialistas en abordar las ideas más eclécticas. Que desde 2001, sus responsables Julia Nueno y Araceli Caballero, más el resto del equipo, Ana, administración, y Marta, márketing, han ido dando pasos adelante, peldaños arriba con algún traspiés que otro, siempre con la rigurosidad y un cuidado diseño como seña de identidad.

    Hace unos años en un reajuste severo ante el desplome general del gremio, tomaron la decisión de cambiar sus locales en el barrio de San Gervasio por un espacio en la cercana localidad costera de Masnou, calle Ametller, 16, local, a la vez que ampliaban el abanico de sus publicaciones. Este volver a empezar fue un acierto. Publicando hoy una edición de Derecho Concursal, mañana un anuario de lujo encuadernado en piel o un libro sobre las agricultoras arroceras del Delta de l’Ebre y al siguiente la biografía de un escultor. Como estos días, en que maquetan las memorias de una señora veterana que ponen la piel de gallina. Junto a todos sus autores, sumando experiencias, han encontrado el camino.

                   - Llaman a la puerta, llega un mail o suena el teléfono y nunca sabes con qué van a sorprendernos -nos confía su Gerente, Araceli Caballero- . Puede ser un catedrático, un poeta novel con su libro de versos bajo el brazo o el psicólogo que ha escrito un libro/código para superar situaciones de violencia de género. Dará igual cuál sea su deseo, todos los escritores tienen en el fondo un mismo punto de partida. Sacar a la luz algo muy profundo que llevan madurando largo tiempo   

   Por muchos formatos en que se guarde, una historia siempre es magia. Que se hará realidad el día en que la huella del escritor se fije en la piel del libro al pasar sus hojas. Aunque sea una pequeña edición, el sueño que entra por la puerta de una editorial para convertirse en páginas que juntas formarán un libro, acabará su metamorfosis al transformarse en ese pájaro que saldrá al mundo abriendo sus alas, dispuesto a cobijar al lector que lo estaba esperando.    

 Según Araceli Caballero, el secreto para haber conseguido mantener a flote su editorial en medio de la agresividad informática y la desaparición de tanto pequeño empresario, no es tal. Si han soportado la revolución que va del fotolito a lo digital ha sido por su férrea voluntad de austeridad, tratando de ser a la vez que editor, consejero y amigo. 

                           El que resiste, gana. En realidad, más que secreto se trata de una actitud. La de no olvidar nunca que en el germen de todo propósito editorial se encuentra un protagonista, el autor. Y ahí está la clave, en comprender el factor humano de quien acude con su proyecto a Ediciones Experiencia.   



 Temps per tu
 (Tiempo para ti)

Salón de Peluquería y Belleza


A primera hora, la estilista comienza su jornada. Revisados los tipos de trabajo que le
esperan, empiezan los preparativos. (AMF)



   




                        Con su agenda bajo el brazo, vemos a Isabel Creixell volviendo del colegio al que asiste su hijo. Hoy le espera un día movido en el menudo Salón de Estilismo y Belleza que abrió tras su maternidad, espacio de tiempo inactivo que ella aprovechó para ponerse al día en la profesión familiar que lleva trabajando desde muy joven tras perfeccionar sus conocimientos en el Centro Josep Pons, ampliando otras vías de atención aprendiendo nuevas técnicas de Masaje y Belleza en la Escuela de Estética Cristina Sorli. 

  Con ese bagaje y la ayuda de su pareja, en su barrio de toda la vida y rodeada de vecinos y familiares, un día decidió la aventura de ser su propio jefe inaugurando su Salón en el Paseo de Pujades nº 192.

  ¿Horas? Todas las que salgan. Y aunque a veces sus horarios se doblen entre mechas y cortes, depilaciones, tratamientos y bronceados, por su experiencia sabe que el autónomo es un territorio cuyos ingresos son un diente de sierra continuo e impredecible. Hoy estás mano sobre mano y mañana te faltará tiempo para tomar un bocado y echar una cabezada. Pero eso sí, quedándose con lo positivo de que si un día tiene un compromiso médico o cualquier otra eventualidad, modificando las citas de sus clientes podrá estar junto a los suyos.



EL GAT PIRATA

boutique infantil

elgatpirata.com




 El mundo en colores de su tienda El gat Pirata, donde Jessica pone más guapos a los pequeños. (AMF)
   

   


Diversos modelos en la tienda El Gat Pirata (AMF)

                               La colorida ropa infantil de 0 a 8 años que podemos ver al paso del escaparate de su tienda El Gat Pirata, nos enseña que Jessica Guerra no escoge sus géneros ni diseños a la ligera, son de una total originalidad artesana salidos de pequeños talleres nacionales y nórdicos. En los pocos años transcurridos entre 2010 y el presente, ha introducido en el mercado desde calcetines de bebé estampados con unas zapatillas de bailarina, a pantalones turcos de terciopelo especiales para gatear.

  Camisetas rockeras. Vestidos con vegetación por donde asoman cervatillos. Gorritos de esquiador con estrellas. Un chándal rayado en arco iris. Todo a la vista en los 16 metros de su local en la calle Vélia nº 28, entre el Pº de Fabra i Puig y la plaza de Garrigó, donde su dueña comercializa esta ropa asequible y divertida, de calidad y bien confeccionada escogida entre otros emprendedores tan creativos como ella. No olvidemos que saber seleccionar los proveedores es el arte principal para una buena venta.

  Una parte importante de los pedidos le llega a Jessica través de su web. Y la prueba de que ha conseguido acertar, podrán verla en la palabra que cada fin de temporada acompaña la mayoría de los modelos que muestra: AGOTADO.         

    

BEETHOVEN MUSICA

Libros, partituras, instrumentos.


Placa de 1993 colocada ante la Casa Beethoven en homenaje de la ciudad a los comercios con
más de 50 años de antigüedad. (AMF)

Tirador de la puerta con el aire de una Clave de Sol modernista en Casa
Beethoven. (AMF) 
                                       













Pentagramas, notas, melodías, corcheas, planean por la profundidad de Casa Beethoven.
Es un lugar auténtico, tienda de música gestionada por músicos. Que a veces, como en esta última imagen con
Jaume Doncos al piano, saben que la mejor forma de poderle a los recuerdos, es rendirse a ellos.
(Todas las imágenes, AMF)
                        Por último, la autoridad de uno de los establecimientos decanos de Barcelona, La Casa Beethoven en Las Ramblas nº 97. Un paraíso conocido por músicos a nivel internacional, en cuyos mostradores centenarios se apiñan los buscadores más dispares a la caza de partituras, libros, películas musicales e incluso algún instrumento. De Bach a Mahler, de Los Beatles a Ramones, temas flamencos, country, rock, pop, jazz o Tito Puente, la familia Doncos atesora en sus estanterías carpetas y archivos que este padre y sus dos hijos Jaume y Ángeles, ya cuarta generación de músicos, manejan con destreza atendiendo a los clientes. Y si no tienen lo que buscas harán por conseguirlo. Doy fe.

   135 años cumple la antigua editorial y tienda de partituras abierta por el editor Rafael Guardia en 1880. En 1915, inaugurando el nuevo nombre de Casa Beethoven, el espacio seguiría con la misma dedicación bajo la dirección de su nuevo propietario, Lluis Jordá. Allí entró a trabajar Jaume Doncos, ya fijo en 1979, el siguiente y actual responsable del establecimiento.    

  Varios puntos llaman nuestra atención aún antes de entrar en Casa Beethoven. La placa de la promoción municipal barcelonesa Guapos para siempre diseñada por Enric Satuè, distingue su antigüedad. Dos faroles decimonónicos enmarcan la entrada. Sobre el portal modernista de madera torneada, el rótulo que a primera vista se diría un letrero luminoso destaca el nombre de la firma cual si de bombillas se tratara. Al presionar el tirador de la puerta para entrar, sus formas gaudinianas nos recuerdan que tocamos el siglo XIX.   
  
   A nadie extrañará que Jaume senior, que acude al negocio por las tardes, se siente a tocar el piano Chassner que reposa a la izquierda del pasillo/local, cuando le asalta la nostalgia de sus tiempos de músico en varias orquestas con las que recorrió los mapas, actuando en casinos y grandes hoteles. Tiempos en los que el norte de África era un hervidero de ciudades amables y cosmopolitas, como Casablanca o El Cairo. Un Claro de luna o quizá una habanera, pondrán ambiente sonoro a la tertulia que el Jaume mayor organiza los sábados a las 6 de la tarde.

  La seriedad de su humor tiene retranca contando anécdotas del negocio. Por ejemplo, el día en que llegó un recadero con un paquete, preguntando por el señor Beethoven.  

 - Pues mire, tendrá que dejárnoslo a nosotros porque el señor Beethoven no está – le respondió Jaume.

  - ¿Y cuando volverá? – quiso saber el transportista

  - No puedo saberlo. Se fue de fiesta con el señor Mozart- zanjó Doncos.

  Pero al escuchar al hombre decirle resignado...

  - Bueno, pues vendré más tarde a ver si ha vuelto

  ...Doncos paró la broma. Comprendiendo como nunca antes se había planteado, que la enseñanza de un mínimo de nociones musicales en nuestras escuelas, debería ser obligatoria. 


Ana Mª Ferrin

10 comentarios:

  1. Uno de los mayores atractivos de Barcelona es la cantidad de pequeños negoios, antiguos y modernos, que podemos encontrar en el centro de la ciudad. Algunos de ellos propios de otros siglos, como sombrererías y guanterías, o de la más rabiosa actualidad. Recuerdo uno, por ejemplo, en el que se arreglaban motocicletas en un local estrecho como el solar de la casa en la que se encontraba en pleno Barrio Gótico.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pequeños negocios aunque sean de cosas cotidianas, me encantan, ahí veo un espíritu libre. Si está abiertos no te fijas, pero una vez echan el cierre definitivo algo se ha roto en el paisaje de nuestras calles. Por muchas vueltas que dé siempre tendré alma de barrio.
      Seguro que tú también tienes tu archivo particular de nostalgias, querida Carmen.

      Eliminar
  2. Querida Ana María, sólo personas que conocen, han comprado, comido o se han cuidado, en estos establecimientos pueden indicar a los foráneos sus virtudes. La vida de un verdadero turista es muy dura. Empieza cuando no están puestas ni siquiera las calles porque debe aprovechar todas las horas del día para absorber toda la información, imágenes y vivencias posibles de los lugares visitados para incluirlas en el inmenso libro de sus recuerdos gratos. Por ello, es frecuente que no sepa, no haya buscado o desconozca estos rincones que enriquecerían su visita en grado sumo. Alguna vez, en alguna ciudad, he podido apreciar cómo Ayuntamiento u organismos competentes editan guías que indican lugares, comercios y otros lugares, con características poco conocidas y muy agraciadas. Con el tiempo, por desgracia, se convierten en recorridos masificados que vuelven a incluirse en las características de normalidad de la vida en esas ciudades, perdiendo los aspectos que, además de atraer a los visitantes los ahuyentan con subidas de precios, deficiente calidad y otras peculiaridades que querían mejorar. Como siempre, sólo quedan los establecimientos con personalidad propia, con calidad indiferente a los nuevos mercados y con despectiva asimilación de teorías impuestas por los ineptos de turno que tratan de ahogarles con sus impuestos. Sí, requiere ser valiente pero mucho más honrado con sus clientes que, a pesar de su esfuerzo ante aspectos sociales no queridos, les siguen siendo fieles. Es delicioso poder leer la crónica de estos cinco establecimientos y a ti, debemos agradecerte que con tu pluma tan serena como agradable nos indiques con sabiduría dónde ir y cómo llegar. Prometido que serán lugares que visitaré cuando me encuentre en tu querida Barcelona.

    Un gran y cariñoso abrazo, querida Anamaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrada en vigor en 2015 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, ha sido de esas veces en que una Ley te aplasta, porque esas tiendas históricas que se han ganado a pulso nuestro respeto por el buen hacer de sus dueños, de golpe llega una firma o determinado colectivo y le pone encima de la mesa al propietario 5 o 10 veces más alquiler o triplica el precio de la compra, por lo que no podrá quedársela uno de los empleados, que sepa y lo trabaje, que sería lo lógico. No hay nada que hacer.
      Lo más triste es que cuando los nuevos continúan la misma actividad, en pocos días se han cargado un negocio centenario, amigo Antonio.
      Me morderé la lengua y no contaré el disgusto que vivimos en mi familia hace un mes cuando fuimos a comer a un querido restaurante a pocos pasos de la Rambla. Pa no contarlo.
      Y ahí viene el interrogante, porque una es un ser angelical: ¿Cuál será el motivo de gastar una millonada fuera de órbita, en algo que se sabe que no dará beneficios?

      Eliminar
  3. Nada mejor que tener noticia de sitios agradables y gentes valientes y emprendedoras de la mano de una persona que como tú conoce la localidad de la que habla. Te conviertes así en cicerone y relaciones públicas de tu ciudad. Algo a tener en cuenta para posibles visitas futuras a Barcelona. Una de las últimas veces que anduve por allí me quedé prendado de una pastelería que estaba por la parte alta del Paseo de Gracia, un una callecita próxima al paseo.
    Ayer hice un primer comentario a esta entrada tuya desde un cacharro de esos que tienen forma de teléfono. Ya veo que ha sido un desastre y que no llegó a a salir. mejor así.
    Un saludo, Ana María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como has podido ver, se trata de negocios corrientes llevados por profesionales normales, a base de mucho esfuerzo y trabajar bien. De ahí el interés de su pervivencia, eso nos dice que casi siempre “el que resiste gana”. Siempre que la salud nos respete, claro.
      El entrecomillado vale también para dominar a la bestia móvil.
      Cómo te comprendo, Cayetano. Un saludo

      Eliminar
  4. Un homenaje a estos valerosos comerciantes, que no tiene nada de malo llamarlos así, como siempre ha sido, amenazados por las grandes superficies algunos o por los cambiantes y altos alquileres otros. Todos, incluso los muy especializados, como esa afamada casa Beethoven, que parece toda institución el local y su propietario, tienen el mérito de su doble condición de empresarios y casi empleados de su propio negocio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Comerciantes y a mucha honra, ya quisieran otros poder llamarse así. Muchos tienen además una carrera universitaria y por una u otra circunstancia han decidido tomar el camino de ser su propio jefe y empleado.
      Un afectuoso saludo, DLT.

      Eliminar
  5. Es sorprendente las cosas en que te fijas.

    Recibe un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que habrá ocasiones en que también te habrá llamado la atención un determinado negocio o alguien que pasa a tu lado. Todos tenemos una historia, querida María.

      Eliminar