Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





GAUDÍ, TERESA DE JESÚS Y EL COLEGIO TERESIANO



Una obra de arte que es la síntesis de tres vidas. 
Teresa de Jesús la animó con su espíritu. Enrique Ossó la suscitó con su esfuerzo. Antonio Gaudí la realizó con su genio. Si alguno de los tres hubiera faltado a la cita, el nº 85 de la calle Ganduxer no albergaría hoy el Colegio Teresiano.


Y todo empezó con una peseta...

                       
La mano de oro de Santa Teresa, financiada por el P. Enrique Ossó a través de una cuestación
popular. Fue un regalo a la Congregación Carmelita de Ávila tras ser sustraída la reliquia. (I.T.)
              
El Colegio Teresiano, obra de Antonio Gaudí en Barcelona. Rematando los pináculos, los nuevos 91 birretes



Dos vistas de los arcos parabólicos de los pasillos.
Sup. (lista.20minutos.es) Inf. (JoanPalau)


EN EL V CENTENARIO DE TERESA DE JESÚS

PAUL GAUGUIN Y EL MISTERIO DE "EL CRISTO AMARILLO"



                           
                      Con 38 años, la biografía de Paul Gauguin guardaba tantas experiencias de varias vidas para un hombre de su tiempo y edad, que lo convertían en el perfecto protagonista de una novela de Joseph Conrad, su contemporáneo y alter ego de otro mundo artístico, el de la literatura.

  En ese año 1888, tras ser un exiliado infantil en Perú, un marino adolescente que visitó Panamá y el Pacífico, abandonar una floreciente carrera financiera, dejado al cargo de su familia política a su esposa danesa y sus cinco hijos, y regresado a Francia de una segunda estancia en el trópico que fue para él la revelación de lo que quería hacer con su vida, Gauguin se encontraba en la localidad de Pont-Aven. Reponiéndose de las dolencias contraídas en su última aventura y dedicado por fin al arte a tiempo completo en compañía de otros pintores, Van Gogh entre ellos.

 Los cuadros pintados en ese decisivo trienio de su vida, 1888-1901, poseen tal potencia expresiva que cada uno cuenta varias batallas. De ellos, un grupo son autorretratos. Otro muestra pasajes de la Biblia y los Evangelios donde la Pasión de Cristo se funde con el propio calvario del artista.

 Entre estos últimos destaca el que ha dado origen al presente texto por un pequeño motivo, casi desapercibido, que al verlo por primera vez me disparó un interrogante. Se trata de El Cristo amarillo.


El Cristo amarillo. 1888

Antes de partir para su Edén
Su esposa, la danesa Mette-Sophie Gad con sus cinco hijos.

PLANEANDO LA FUGA

(2) BARCELONA. EL CORAZÓN DE MI QUERIDA CIUDAD


                                 En esta segunda entrega de comercios preferidos, 
                                 otros protagonistas nos muestran su negocio.     
           
       
                        
                    Cuento para empezar, que me disponía a entrar en la centenaria Pastelería La Colmena después de haber fotografiado la placa honoraria de la acera, cuando una señora guapa de cabellos casi blancos me alargó unas hojas enrolladas y ceñidas por un hilo azul. Según dijo, eran un poema que me entregaba, A la voluntad.

  Me pareció excepcional que en estos tiempos una poeta pudiera sacarle beneficio a sus versos, así que contribuí a la salud lírica con una moneda. Deslicé la atadura y estiré los papeles, viendo que en el primero, impreso con tinta morada habían escrito sin firma un largo poemario que empezaba así:


Con tu corazón de chocolate
como abeja en colmena adocenada,
eres el helado de vainilla,
que sales de la colmena 
cubierto de nata y miel.
Eres el chocolate relleno de
nueces y avellanas,
la combinación perfecta.
 Tú me amas. 
 Aquí estoy, sintiendo que
                                                              me sientes…

                   
                           En ese tiempo y lugar sus líneas eran puro simbolismo. Levantar la mirada del escrito y ver cómo se hermanaban con el rótulo de la pastelería, con su panal, con sus abejas…


Josep Mª Roig acompañado de su esposa, sus hijos y su nuera, en el mostradpor de La Colmena. (AMªF) 


El puesto de venta de Som Naturals en una Feria de Artesanos.  

Las propietarias de Fotocopias Valencia, Magda y su hija Silvia en 2015. (AMªF)

El chef Marc Roig a la iz. con su hermano Jaume, maître de Can Pitarra. 2003 (AMªF) (*)



HOMENAJE AL MOSTRADOR