Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





GAUDÍ Y JULIÁN SCHNABEL




                          ...En 1975 expuse en Nueva York, en Washington Square, un mural flotante titulado The History of War que denunciaba la guerra de Vietnam y entre los artistas que se encontraban allí, conocí a uno en particular con el que hablé largamente de Gaudi. Estaba especialmente interesado en el trencadis. Mas tarde, sus grandes telas realizadas con platos rotos han contribuido a su celebridad, se llama... Julian Schnabel...


Pedro Uhart, pintor y coleccionista de Antonio Gaudí (*)


Olatz


Schnabel junto a su cuadro, El pintor desconocido y la musa que nunca encontró


BÚSQUEDAS, ACIERTOS Y DESMESURA


Publicado en Gaudí y Más. 27 de Junio de 2015



                                   Schnabel conoció Barcelona, dedicándose a estudiar a fondo los detalles con que Antonio Gaudí había compuesto sus piezas de trencadís.

                           - Cuando empecé a trabajar con platos fui consciente de las posibilidades que ofrecían para que la apariencia de las pinturas fuera completamente distinta -declaraba Schnabel-. Podían utilizarse como fuente de luz y daba la impresión de que la imagen que pintaba sobre ellos flotaba. Aunque estuvieran pegados, parecía como si se hubieran lanzado y estrellado contra la pintura, la sensación era de explosión. La impresión era la de una imagen destruida, en lugar de adherida, y eso hacía que la obra respirara, que de alguna manera estuviera viva.

      En 1987 el Centro Pompidou le dedicaba una retrospectiva con 40 obras que iban desde 1975 a 1986. Schanbel tenía 35 años. Una labor de autopromoción y marketing soberbio lo había situado en lo más de lo más. Pero a este artista que rendía admiración a la limpieza del banco de trencadís del Parque Güell, no todo el ambiente artístico le muestra la adoración incondicional que aparentaba en principio. En este apartado como seguidor de Gaudí, se le reprochaba que ocultara su posible mensaje que anunciaban sus plate paintings en una amalgama informe donde braceaban, ahogándose, multitud de materias. Como la falta de base teórica en su discurso, que le lleva a presentar trabajos vulgares, sin creatividad. Cosas del mercado, los conceptos que sorprendían, aplaudidos, de repente dejaron de interesar.


Pacientes y doctores

Pintura con platos rotos


Olatz (segunda esposa de Julián Schnabel, con uno de sus hijos)

Denis Hooper

España

                               Considero interesantes las tres películas dirigidas por Julián Schnabel, que le han reportado varios premios, Basquiat, Antes de que anochezca y La escafandra y la mariposa Con la primera, en 1999 cruza una nueva línea. Su ego, otra vez-, auguran los observadores. Pero en ésta ocasión, el chico de Texas nacido en Nueva York, acierta, aunque no le haga mucha gracia leer que se le considera mejor cineasta que artista plástico. Tras Basquiat, obra biográfica sobre el artista del graffiti, Schnabel se enfrenta a otras dos películas que recibirán sendos premios, Antes de que anochezca, recreando la vida del poeta cubano Reinaldo Arenas y una tercera, La escafandra y la mariposa basada en las memorias del editor francés Jean-Dominique Bauby, que resultó con el cuerpo paralizado tras una emboliaSus diseños de muebles también los encuentro para detenerse en ellos. 


   De su obra pictórica, en cambio, reconozco que escribo de un autor del que hubiera podido repetir la conocida frase sobre Kant, no conozco a fondo su obra, pero sí su reputación. Y por lo que parece, mi percepción no sería la única que no le habría echado una segunda mirada. Revisando la documentación guardada para esta crónica de urgencia compruebo que hay muchos críticos que no valoran sus cuadros de esa forma cuasi religiosa que vimos en una primera época, cuando apareció como una fuerza de la Naturaleza con sus telas enormes, a menudo con títulos en la misma escala . ...Adquirió renombre casi inmediatamente por su extravagante comportamiento, su franqueza y su narcisismo-. Escriben. O bien, ...Los críticos juzgaron su trabajo no tanto por su mérito potencial como por la arrolladora personalidad del carismático artista.



ART AND FILM

Silla García Lorca y mesa Luis Buñuel

Si tacuisses

IDIOTA

                        Y aquí tenemos de nuevo al artista, reinventándose con declaraciones del tipo:

                     ...Soy lo más cercano a Picasso que podrán ver en esta pinche vida.









Autorretrato 1

Autorretrato 2

Autorretrato 3

                                     Tres cuadros que formaban parte de la exposición del Dairy Art Centre de Londres, eran la autobiografía que ofrecía el artista en 2014. Había en ellos una especie de travesía del desierto finalizada con éxito para encontrar el suelo donde afianzar sus pies. El primer autorretrato, nos presentaba al hipermega artista de 2004 en su máximo esplendor publicitario vestido con el pijama que utilizaba como traje de calle, insolente, pagado de sí mismo. En el segundo, diez años después, aparece con el mono blanco de pintor, uniforme artesano, con las gafas que el tiempo hace necesarias. Por último, su cabeza goteante sostenida por un ejecutivo no deja espacio a la duda. Es el mismo Schnabel quien hace de guía para esta obra de 2011:  -Si, Goliath es mi autorretrato. Y David es un marchante de arte- añadiendo-. Si, algo radicalmente diferente está cambiando en mi vida.

   Es Julián Schnabel. El artista que empezó a destacar al oír el disparo de salida proporcionado por Antonio Gaudí, tras visitar el Parque Güell y contemplar el sinuoso banco recubierto de trencadís. Fue verlo y todo cobró sentido ...Gaudí despertó en mí el deseo de realizar mosaicos, así nacieron las plate paintings. 

  ¿Pierde las manchas el guepardo? O más bien, listo como el felino que es, se acomoda a los tiempos por medio del camuflaje. Mientras respondía a las preguntas de los periodistas y posaba para los fotógrafos, en el Dairy Art Centre de Londres, el protagonista jugueteaba con una cajetilla de cigarros en aquel espacio de prohibición absoluta. Los periodistas gráficos sostenían la respiración ante la posibilidad de captar la imagen impensable. ¿Se atrevería?    


Ana Mª Ferrin

 (*) En la entrevista de Philippe Thiébaut a Pedro Uhart:
       http://www.gaudidesigner.com/es/collection__710.html

     Entrada sobre Pedro Uhart en Gaudí y Más:    
      http://amf2010blog.blogspot.com.es/2014/11/pedro-uhart-pintor-coleccionista-de.html                        

10 comentarios:

  1. Hay artistas que basan toda su trayectoria en la capacidad de sorprender o provocar. De tal manera que si se salen de ese cauce tal vez dejarían de tener el aplauso de muchos de sus seguidores. Con los platos siempre se han hecho diabluras, desde dispararlos en el aire hasta usarlos como cuchillos para partir el cochinillo, pasando por su uso como proyectiles en una pelea conyugal. Hay hasta quien los usa -caso que nos ocupa- como material plástico en sus obras, una especie de pintura con tropezones. En un primer momento puede resultar novedoso y hasta interesante, pero puede llegar a cansar si se abusa. Como todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa definición de “pintura con tropezones” es de nota, señor profesor.
      Me ha hecho pensar en qué línea tan fina es el talento, capaz de separar dos conceptos creativos partiendo de una misma materia. A un lado la obra exquisita del sinuoso banco de Parque Güell. Y al otro, pues eso.
      Hasta pronto, amigo Cayetano

      Eliminar
  2. Interesante artistas inspirado por las creaciones de otro pero que no se queda en copia, sino en reinvención.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mundos interiores muy complicados.
      Saber por qué el retrato de Denis Hooper le salió tan transparente, siendo un tipo tan complejo, me intriga.
      Bszs.

      Eliminar
  3. ¡¡¡Fantasticas las fotos y la historia!!!!!

    Todo lo que transmiten Gaudi . Cuantas formas de inspiracion

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo está lleno de historias, querida María, como sabes muy bien.

      Y Gaudí siempre danza por ahí. Otro para ti.

      Eliminar
  4. Hola Ana Mª, veo que eres una amante del arte en toda sus extensión.

    Por llamar la atención se apuntan a un bombardeo cuando en realidad no deja de ser un oficio como otro pero...siempre tiene que haber escentricos y también hay maestros como el caso de Sorolla : viendo este cuadro tan apropiado para estas fechas.-Y en cuanto ala frase de ser más cercano a Picasso(vamos no lo roza y perdona mi atrevimiento).

    De vez en cuando me vas a tener de visita: porque ahora que dispongo de un poco de tiempo quiero empaparme de este interesante blog.

    Un saludo feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Sorolla no tiene nombre. Qué mundo, qué luz. Tu comentario me ha hecho volver a mirarlo embobada y encontrar en la vela hasta veintidós tipos de blanco. Después de eso, qué va a contar una.

      Aunque siempre intentando hacerlo con el mayor respeto hacia la obra de cualquier artista. Hay tantas formas de expresarse, de ver...

      Gracias por tu paseo, amiga Berta.

      Conozco tu blog, del que envidio las ideas tan enriquecedoras que muestras.

      Un beso.

      Eliminar
  5. ¡Ah! Amiga Ana María, veo que no subió el comentario que hice hace un par de días. Bueno, venía a decir que es un artista polifacético, y desde luego provocador, al que de momento no me atrevo a calificar de otro modo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Señala usted un punto inamovible, querido DLT..
    Destacar entre la multitud de artistas plásticos exige del individuo tener alguna característica que los otros no tengan, sea la que sea.

    ResponderEliminar