Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





KIKO LEDGARD Y SU ODISEA CERVANTINA. UNA HISTORIA DE CÁMPING


                                        
                                                                                                                    Para mis hijos
                                                                               
Para la familia de Kiko Ledgar

Para Clint Eastwood,
Demi Moore,
 Jim Carrey,


...Y para todos los que vivieron su infancia
                                                                      rodando en una caravana...


               
                          El matrimonio formado por Enrique (Kiko) Rodolfo Ledgard Jimenez, hijo del presidente del Banco Alemán de Perú, embajador de Alemania en Lima y cónsul Honorario de Alemania en Perú, Carlos Ledgard Neuhaus, con antepasados nórdicos e irlandeses, y Ana Teresa Marrou de ascendencia francesa, ambos peruanos, tuvieron un primer hijo, Enrique Hernán (Kiko Jr.).

 Hasta aquí todo más o menos corriente. Sólo que a continuación tomaron impulso y fueron sucediéndose los nuevos bautizos hasta llegar a once, muchos de ellos con el barniz inglés del mestizaje cultural del continente americano. Así llegaron Anette (Ana Teresa), Roy Alano, Brick (ladrillo) Francis, Nikel (por el metal), Lin, a la que añadieron el prefijo Tink, que al unirse Tink-Ling, sonaba a campanilla y también a locuela. Coincidiendo con el nacimiento del siguiente vástago la noticia del momento era un nuevo avión cuatrimotor que rompía moldes de velocidad, el Clipper Marc, y al padre amante del progreso le gustó el nombre decidiendo que se llamara así. Pero el próximo embarazo volvía a coincidir con otro avión aún más rápido de propulsión a chorro, y así le pusieron a la nueva personilla, JET Zabel.

  Con el que pensaban iba a ser el último ya cerraban el ciclo de la velocidad. El sacerdote lo bautizó como centella, relámpago, FLASH Denis. ¿Hemos acabado? Pues no. Bueno, fueron a buscar otro más, el último planeado, la propina. Fue Tip Vance.  Pero aún quedaba una última sorpresa en la casa, porque ésta vez ya definitivamente sin prevenirlo, aún aparecería la que ahora sí sería el último miembro de la familia, Spring Rose. Spring, en inglés Primavera, pero también resorte, muelle. Sentido del humor no le faltaba a Kiko Ledgard.

  La historia del porqué acabó en España aquel deportista que había trabajado en British Airways e IBM, creativo publicitario dueño de su propia empresa, productor, director y presentador de programas de televisión en su Perú natal, merece un capítulo aparte.

 A tres meses de que se cumpla el 20º aniversario de su desaparición, vaya desde aquí un recuerdo a su figura. Tratando otros aspectos de su vida, en especial su tremenda aventura como empresario de cámping.


Kiko Ledgard y su esposa Ana Teresa, con casi todos sus hijos.


Una alegre caravana con su avancé... (La auténtica era mucho más pequeña. Pero puestos a imaginar...)



CUANDO LA SUERTE DA LA ESPALDA

GRECIA Y NUESTRO POETA ENRIQUE BADOSA


                    
                           Bandeaban los políticos por la televisión entre mares de intereses. Al tiempo, una farmacéutica de Atenas contaba al periodista entre lágrimas sus problemas de suministros por la indefinición de cuál sería el futuro de Grecia. De repente se disparó un resorte en mi memoria y apareció en el escenario la figura sonriente del poeta Enrique Badosa un lejano día de 2006, mientras lo escuchaba hablándome del honor que significó para él, que el gobierno griego le rindiera homenaje con un monumento a su poema:



                                             SALAMINA

Por esto ha sido escrito el Partenón
con la más bella tinta de la tierra.
Por esto se ha labrado el pensamiento
en la piedra más sabia y perdurable.
                   

                          Por esto estás hablando en lengua libre.






Tres imágenes del poeta Enrique Badosa. En Roncesvalles, en el puerto de El Pireo y en la inferior junto al
monumento colocado por las autoridades griegas en homenaje a su poema Salamina, que glosa la batalla naval
en que los griegos derrotaron al invasor persa el año 480 a. de C. (2)

"CAÍ EN LA TENTACIÓN DE LA PALABRA"

"IZA" EN LA SAGRADA FAMILIA


RELATO  
                     
Original
de Ana Mª Ferrin

RPI


                     Joana dio una calada al cigarrillo y se pasó la mano abierta por la frente echando alternativamente la cabeza hacia delante y hacia atrás, sacudiendo la melena y alborotando con los dedos su cabello rojo. Al hacerlo quedó unos segundos inmóvil, apoyada en la baranda de su ático recibiendo el sol en plena cara, sumergida en el estruendo alegre que formaban con su vuelo las gaviotas de la plaza Gaudí. ¿Sería esto ser meteorotrópica, sentirse bien o mal según el clima?

  Abrió las solapas de su bata de seda roja para recibir también el sol en el pálido escote. Su mirada, como tantas veces, acortó la distancia que la separaba de los obreros encaramados al templo enfrente suyo, parándose muy especialmente en el de los tirantes cuya amplia espalda, a veces desnuda, le sugería un océano sin fondo en el que hubiera deseado zambullirse.

  Su jornada laboral se prometía movida. Eran las nueve y ya había recibido a su primer cliente. Un trabajito rápido. En tres cuartos de hora el señor JotaBe había iniciado, desarrollado y culminado la faena, rematándola con un whisky. 


Soñaba con vestir como las modelos de las revistas, con el estilo que puede aportar el dinero..... 


UNA BOCA PARA TUMBARSE EN ELLA...