Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





FERNANDO ARRABAL SE COMPARA A MIGUEL DE CERVANTES



Por su contenido, hoy, Día del Libro, rescatamos la
  entrevista que le hice a Fernando Arrabal en 1987 con
motivo del estreno de su última obra. Se  publicó en Sant
Andreu Expréss, el periódico mensual donde colaboré
             cinco años  practicando concisión y disciplina. A su director 
Amadeu Clavé Espuña, gracias por darme la oportunidad (*)



Reedición



                      1987. Arrabal volvió a Barcelona para asistir al estreno de su obra Tormentos y delicias de la carne en la Sala Villarroel. Tras asistir a la representación, el autor accedió a entrevistarse con Ana Mª Ferrin, redactora de SANT ANDREU EXPRESS.


Fernando Arrabal en el Hotel Colón durante la entrevista de Ana Mª Ferrin. 1987. (SantAndreuExpréss)


EL AUTOR EXILIADO NOS CONCEDE UNA ENTREVISTA




Publicado en SANT ANDREU EXPRESS. Mayo de 1987

Publicado en Gaudí y Más. 21 de abril de 2016


           
          - Sr. Arrabal. Cuando Vd. declara que su maleta está preparada para volver definitivamente, ¿no piensa que una lejanía tan prolongada de este país le haya hecho perder el conocimiento real de nuestra situación actual?

             - Eso no tiene nada que ver. Cervantes vivió largos años en el exilio en poder de un cardenal homosexual y de turcos sodomitas, volvió y escribió El Quijote. Comparado con él yo estoy en una situación privilegiada.

       Si por informaciones que me habían llegado cuando le hice estas preguntas antes del estreno, ya me temía lo peor de su nueva obra “Tormentos y delicias de la carne”, después de asistir a la representación ese temor se confirmaba.

No ha escapado Arrabal de la maldición que persigue a todo autor exiliado cuando se empeña en seguir escribiendo sobre una realidad que se aleja en el tiempo, por lo que sus guiños y complicidades dirigidos al espectador van quedando sin respuesta. El gag escatológico que sorprendía al españolito de los sesenta desde un buen texto en “El cementerio de automóviles”, no arranca hoy más que la indiferencia, ni aunque haya saltado de lo acústico a lo visual, ni aunque lo repita –como lo repite- cuatro veces.

Poco pudieron hacer los actores para levantar unos diálogos de los que sólo unas ligerísimas ráfagas nos recordaban que su autor ha sido objeto de tesis en todo el mundo por su prosa tan salaz e irreverente como brillante y llena de ternura. Aquí se ha hecho carne aquel verso de Buenaventura C. Aribau donde afirmaba que D’arbre migrat a terres apartades / son gust perden los fruits e son perfum les flors.




La plaza colocada en Melilla a su hijo predilecto, Fernando Arrabal. (elalminardemelilla.com)




Arrabal de rojo con su esposa Lis  y Antonio Saura a su der. y Jérôme Savary a su izquierda. (fronterad.com)


Arrabal con Andy Warhol (laregledujeu.org)
Arrabal con su esposa Lis en 2012

LOS HÁBITOS


        - Esa relación provocadora de su obra, que lleva impregnada de religión desde la crueldad hasta el amor, ¿Se hubiera escrito igual sin el entorno de sotanas de Ciudad Rodrigo, donde pasó usted su niñez?

-Los hábitos tienen poco que ver con la realidad. Mire usted, Ciudad Rodrigo es una ciudad socialista. Es capital en la Historia de la Humanidad por haberse escrito en ella la mitad de los libros de caballería. Es la ciudad más alquimista de la tierra, donde se estudió el lenguaje del caballero con su cabalgadura, los signos sonoros que emplearon los pájaros entre ellos y los que usaron Adán y Eva en el Paraíso Terrenal. Porque comprenderá usted que ellos no hablaron ni el catalán ni el castellano. Ese tema apasionó a Feliciano de Silva. Feliciano de Silva fue el autor de la Celestina a que se refiere Cervantes y Cervantes tiene mucha malicia porque nombra continuamente a Feliciano de Silva…

        - Me gustaría que dejara de lado a Feliciano de Silva y me hablara un poco más de usted. Sus hijos son ya adolescentes ¿Cómo se lleva con ellos? ¿Como ve hoy el movimiento estudiantil?

- El caso es que a mis hijos apenas los veo de Pascuas a Ramos. Vivimos en la misma casa pero les tengo terminantemente prohibido entrar en mi habitación, soy un padre fatal. Las manifestaciones, ¿sabes? es natural que las haya, pero ahora se manifiestan porque quieren quedarse en casa y antes nos manifestábamos porque queríamos salir.

- ¿Qué tipo de vida hace hoy en París, sigue trabajando con el ordenador?

- Hago un tipo de vida monacal. En cuanto al ordenador… abandonado, cubierto de polvo, del salón en el ángulo oscuro de su dueño tal vez olvidado, silencioso… allí está el ordenador. Es un tío que lo sabe todo. Un día va y me digo: ¿Qué pasaría si yo fuera un tío excitado, me gustaran las mujeres así a lo bestia? Y tac, tac, tac, empieza a salir: Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos… Es que no había forma de sorprenderlo, lo sabía todo, me podía… Así que lo abandoné...




Fachada y patio de butacas del Teatro La Villarroel en la actualidad. (static.cultureando.es)

  - Como homenaje, los melillenses le obsequiaron con una lápida. Dígame algo sobre Melilla, su ciudad natal, que últimamente está siendo noticia.

En Ciudad Rodrigo -donde Arrabal pasó su infancia- me hicieron un homenaje hace poco, pero no me dedicaron una calle ni nada de eso. En Melilla sí, en Melilla me dedicaron una lápida. Melilla tiene dos soluciones. Lo mejor sería que fuera nombrada sede de las Naciones Unidas, puesto que es quizás la única ciudad del mundo con cinco comunidades. Pero también hay otra idea muy buena, convertirla en cabeza bicefálica de Marruecos y España. Como las comunidades españolas odian a España, entonces, ¿cuál es la única ciudad que quiere ser española? Es Melilla. ¿Cuál es la comunidad marroquí que tiene un nacionalismo más exacerbado? También es Melilla. Sería las dos capitales de España y Marruecos al mismo tiempo. Imagínese a Hassán II y Felipe González teniendo que desayunar juntos todas las mañanas en pijama y chilaba, tomando té moruno con churros españoles. Y además que bebieran el té en botijo. Sería genial. Espero que escriba mis soluciones para Melilla, no vaya a olvidarlas ¿eh? Escríbalas.


FERNANDO NO ROMPRE SU IMAGEN DE HOMBRE BUENO

-Sé que con esto le voy a romper la imagen, pero ¿qué diría si yo le contara que tiene usted fama de hombre bueno?

- No, no, si a mi me gusta que se diga por fin la verdad, que soy un hombre bueno. Tenían que besar el suelo por donde yo piso. Usted por ejemplo tendría que besar el suelo por donde yo piso, así de paso yo aprovecharía para darle una azotaina, con su permiso, que me daría un gustirrinín… ¿Si soy un sádico? ¡No, por Dios! Tengo alguna cultura libresca al respecto, pero no tengo nada de esas experiencias. Lo que pasa es que yo, como siempre he considerado que las mujeres eran superiores a mí, la única práctica que puedo imaginar en mis sueños es la de la azotaina, para compensar esas miserias y debilidades mías.


Ana Mª Ferrin

(*) Se incluyen imágenes actuales

24 comentarios:

  1. Muchas gracias, Ana María, por tan deliciosa entrevista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mérito fue del personaje, que es un auténtico entretenedor.
      Gracias a ti.

      Eliminar
  2. Feliz día de San Jorge, que sigas con buenas entrevistas y buenas lecturas, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que sea donde sea que te pillara, hayas tenido un Feliz Día del Libro

      Eliminar
  3. Hay que ser valiente para decidirse a hacer una entrevista a este hombre tan excéntrico, ocurrente y hasta insoportable a veces. Lo de la azotaina virtual es díficil que se le ocurra a una persona, digamos, corriente. Extrañas y curiosas conexiones neuronales. El último párrafo de la entrevista podría incluirse en una versión irreverente de "Tres sombreros de copa", de Mihura. A mitad de camino entre el sainete y el esperpento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese día las neuronas del señor Arrabal iban en sentido único y derrapaba. Pero cuando se centraba en el verbo, como en el caso de Feliciano de Silva, Melilla o el ordenador, qué gracia y qué belleza.
      Saludos

      Eliminar
  4. Hola Ana_

    La entrevista me recordó a un escritor venezolano llamado Adriano González León. Tenía una personalidad similar. Tuve la oportunidad de hablar con él cuando hice una investigación durante mis estudios secundarios (había una lectura libre de cualquier novela y si el autor era contemporáneo y venezolano, se intentaría hablar con él)
    He de decir que aprendí mucho de aquella entrevista.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudo, en un sentido u otro siempre se aprende de los personajes a los que entrevistas.

      Eliminar
  5. Pues he pasado unos minutos deliciosos con ustedes dos. Según leí el título pensé que la modestia de Arrabal brillaba por su ausencia, pero ya veo que el tema es más amplio. La propuesta sobre Melilla me parece sumamente ingeniosa. Impracticable, tal vez, pero tiene salero.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Melilla fue lo más. Y sí, madame, varias respuestas más que por la modestia iban por otros derroteros.

      Eliminar
  6. Un personaje peculiar, sin duda; y muy interesante como entrevistado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, al margen de su obra es de esas personalidades como Cela, o Dalí, que nunca dejan indiferente al espectador.

      Eliminar
  7. Arrabal no cambia nunca... Siempre en su línea estrafalaria, extravagante, de opiniones alucinatorias e impactantes.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay autores que trascienden su obra y se convierten por sí mismos en personajes. En este caso pasándoselo en grande

      Eliminar
  8. Ana Mª,

    Para quem vem acompanhando o seu trabalho, como é o meu caso, acho importante podermos ir mais além dos seus textos e sabermos um pouco de você.

    Vejo que no Dia do Livro foi reeditada a entrevista que você fez, em 1987 com Fernando Arrabal, para o jornal Sant Andreu Expréss, no qual você colaborou num período de cinco anos. Repito isto, que está na edição de seu blog, justamente para dizer que assim fiquei sabendo dessa sua experiência como jornalistas, o que me agradou muito.

    Quanto a este trabalho, com enfoque em Fernando Arrabal, uma ótima entrevista, também foi importante para mim, que não o conhecia. Agora ficarei atento, nas livrarias por onde ando, para ver se poderei encontrar um livro seu.

    Parabéns, querida amiga Ana Mª, pelo seu trabalho anterior, como jornalista, e pela sua publicação atual.

    Abraços,
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal que nos conozcamos un poco, todos tenemos una vida anterior al blog.
      Y dar un repaso al ayer nos lleva a mirar con humildad nuestros antiguos trabajos. Tanto si nos sonrojan como si nos dejan satisfechos, lo hecho, hecho está.

      Celebro que en este caso le haya gustado. Saludos.

      Eliminar
  9. Algunas de sus observaciones son geniales. Es tremendo. No debió de ser asunto fácil entrevistarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá porque mi natural es el usted y la distancia amable nunca había vivido algo así. Pero me di cuenta de que su objetivo era provocar para lograr un titular y opté por mantener la calma mientras él se lucía, lo que visto ahora no salió mal.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Ana María, es un auténtico placer visitar tu rincón. Siempre me abres horizontes nuevos, y eso para mi curiosidad innata es fantástico.
    No conocía a este personaje tan peculiar y provocador.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Maripaz, la falta de curiosidad es el fin.
      Deseo de todo corazón que no la pierdas nunca.
      Besazos.

      Eliminar
  11. Siempre me ha parecido un hombre extraño, un incomprendido.
    Tienes que ser muy buena en tu trabajo para poder entrevistar a una persona así.
    Felicitaciones.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre nosotras. El epatante a tiempo completo me parece de lo más cansino. Aunque no puede negarse que el señor Arrabal a veces tiene su gracia.
      Besitos.

      Eliminar
  12. Un personaje insólito por la forma de actuar y no siempre acorde con el resto. En su rebeldía radica parte de su originalidad del resto supongo que es pose para el momento.
    Gracias Ana por compartir toda este trabajo. Te felicito.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del señor Arrabal por encima de todo me quedo con su buena disposición al atenderme. Creo que los dos hicimos nuestro trabajo y aquí lo muestro, para que el lector acabe pasando un rato divertido con el impredecible ingenio del personaje.
      Besos a ti, Puri

      Eliminar