Foto cabecera

fashion-985556_960_720 Últimos días azules.





SAGRADA FAMILIA. DE BARCOS, PÁJAROS Y PINTORES




REEDICIÓN


                      Una sutil gama de grises atrae con su palmeo la atención de los visitantes. Un ave ha perdido el rumbo penetrando accidentalmente por un batiente inferior de la Sagrada Familia y el vientre y la cara interior de sus alas planean, rozando las paredes del estudio donde se agrupan varios arquitectos del templo. Los ojillos rojos del pájaro brillan al reflejarse en ellos las luces fluorescentes. La falta de corrientes de aire provoca su enérgico aleteo, más y más violento, necesario para mantener su equilibrio en el espacio. Si para el uso humano la sala tiene escasas dimensiones, para el animal significa el ahogo, el fin de la libertad.            


"El agua verde penetró mi casco de abeto/ y me lavó las manchas de vinos azules.."

Siempre planeando nuestro cielo, observando nuestro paso, los pájaros

La fachada de La Pasión, cuadro de Ernest Descals


TORRES LANZADAS AL AIRE

Publicado en Gaudí y Más. 2 de diciembre de 2017
Publicado en Gaudí y Más. 26 de Enero de 2013


                       Choca el estornino contra una esquina de la librería y dos plumas minúsculas de un ala y otra mayor de la cola salen despedidas blandamente, balanceándose con suavidad hasta posarse sobre una mesa.

   Volando en círculos, golpeándose dos veces más, el pájaro logra por fin salir al exterior. Necesita orientarse, seguir el sendero de los aires por el que sus compañeros dirigen desordenadamente su migración hacia el sur. El otoño les envía sus señales de colores y olores empujándolos con vientos bautizados por nombres que ellos ignoran, pero cuyo sabor paladean desde el origen de los tiempos.

  A lo lejos divisa la bandada y hace un planeado para seguirla. El cortejo, el clan, la lucha por la supervivencia, la razón de la vida, todo lo que compone su existencia está en esa mancha viva que oscurece el cielo. Silbando desde el tejado a una nube la bandada jadea, se rompe y desgaja, se rompe y fusiona.

Pájaros en vuelo, considerados en el tatuaje como un símbolo de libertad.
(tatuajesblog.com)
Estornino pinto. En la imagen inferior, una bandada.

Ave posada en uno de los remates de la Sagrada Familia

                          Un diminuto plumón se desprende en el aire girando en un remolino lento, eterno. Balanceándose, queda adherido en lo alto de un afilado barrote que remata la verja de entrada al Museo de la Sagrada Familia enganchado en una rebaba de la soldadura. Hasta que un soplo de viento lo desprende y lo empuja hacia abajo, haciéndolo aterrizar en la paleta de un pintor aficionado que se ha instalado con su caballete, medio oculto por una furgoneta aparcada en el recinto de servicios.

  Es el palentino Jesús Martínez, que desprende de sus pinturas la pluma con delicadeza, enviándola de un soplo a seguir su rumbo. Pelo de corte militar, gorra irlandesa Kangool, pantalón y cazadora tejana. Su edad acaricia esa franja en la que si la vida te trata bien, eres lo bastante joven para tener hijos mayores que se valgan solos y dispones de medios suficientes para olvidarte de tus necesidades, puedes dedicarte a los pasatiempos que prefieras.

  El cuadro representa la fachada de la Pasión con las esculturas de Subirachs (*), vista desde su ángulo izquierdo, donde se aprecian los muros que encierran los claustros interiores y un fragmento de las columnas óseas inclinadas, más un retazo de la Crucifixión. Todo ello forma parte de una tela figurativa de buen estilo.


Al sol la limpia fachada de La Pasión 
Al cobijo de las obras de la Sagrada Familia, Joaquím Mir pintó en  1898
La Catedral de los Pobres. Dos imágenes, oleo y boceto a carboncillo.


En una tapia de la calle Lepanto, Juan Bermejo Majoral  capta esta S.Familia

Susana Negri nos ofrece la fachada del  Nacimiento

Una imagen invernal de la fachada de La Pasión por Ernest Descals

A espátula, la fachada del Nacimiento por Clara Gracia

                   Un conjunto muy tópico si no fuera porque en el paisaje inventado los campanarios emergen de un mar embravecido, las olas golpean los escalones estrellándose contra las puertas de bronce. Pellas de espuma salpican todo el lienzo dando la sensación de que el autor se encuentra observando la imagen entre los bamboleos de un barco cabeceante, aunque la única referencia marinera sea la base de un mástil roto que aparece en primer término.

   Toda la pintura desprende una desazón trágica. El templo se destaca velado por la niebla con torres que no se elevan, se lanzan hacia el cielo. El movimiento del oleaje y la punta batida de proa nos hablan de peligro, posiblemente un pescador de vuelta a casa al que un temporal inesperado impide el acceso a puerto. Allí hay mar, hay rocas y desesperación. Vientos que alejan al pescador de un hogar visible a la izquierda de la tela, pequeña casa donde por una ventana se escapa el calor de una chimenea cuyo chisporroteo, sólo unas motas de luz, pueden adivinarse entre la bruma.

  Jesús Martínez mira al cielo ya crepuscular donde las luces de un avión cruzan oblicuas hacia el oeste, con intermitentes que parecen acompasar los versos de Le Bateau Ivre, el poema marino de Arthur Rimbaud. Salpicando de sal su pensamiento, enganchándolo y tirando de él, el artista recita para sí:

                 El agua verde penetró mi casco de abeto
                  y me lavó las manchas de vinos azules.
             
               ...desde entonces me sumergí en el Poema
                 de la Mar, infundido por astros...

             ¡Soñé la verde noche de nieves deslumbrantes,
             beso lento que ascendía a los ojos del océano...


  El poeta parece verdear la verde noche con el veneno verde de la absenta.


 El artista Pere Cánovas, vitralista de la Cripta Güell, con su caballete en Cadaqués. (P.C.)

Pintores de la escuela Artidis en la calle Verdi de Barcelona

Pintores en el parque del Retiro, Madrid

Pintor en la calle (ArturoMedina)


Dos imágenes nocturnas en Arenys de Mar de Ernest Descals.Con público

                  Y es que en el fondo todo autor se pasa la vida persiguiendo un ideal, la pieza perfecta que martillea su mente entre la paciencia esperanzada de lograrla y la desazón de no conseguirla. Mientras, ese eterno abrochar y desabrochar el desarrollo de una creación puede consumir la existencia entera. Al final el artista pierde el miedo, se lanza, ¿y si tampoco lo consigue?... Pues bueno, ¿y qué? Lo ha intentado y sólo la actividad conduce a la posesión de la clave. A la próxima seguro que le irá mejor.

   Un verde traslúcido compone el mar del cuadro allí donde el picado de la espuma no ha invadido el agua. El cielo sólo es azul en algún jirón abierto entre los nubarrones. El gris, los amarillos y verdes, lilas y blancos, se alían para conseguir la luz, la distancia. El espectador no se acerca a su destino, los dioses del mar se empeñan en alejarlo de él.





Y tratándose de Gaudí no podían faltar pájaros de trencadís. Ignoro el autor
de estas piezas tan  imaginativas que traigo a la página con admiración.
(Archivo A.Mª.F.)

                   Nube de unidad sin líderes, allá en lo alto los pájaros envían reflejos metálicos al pintor desde sus alas, abriendo a picotazos el corazón del paisaje. 

   Cae la noche.

  Entre la lozanía de los árboles recién regados junto a la Sagrada Familia, el reposo de una piedra vieja/nueva, el fluir tranquilo de los turistas y las variadas ocupaciones de los trabajadores, el pintor vuelca la convulsión de su mundo interior en sus pinceles azotando los plácidos campanarios mediterráneos con el vendaval de sus propias olas. Así se imagina. El paisaje íntimo del hombre es intemporal, trasciende el entorno, se oculta en su corazón. Y nadie que no sea él conocerá jamás su exacto emplazamiento.


Ana Mª Ferrin

(*) Reseña y primer capítulo de la biografía de Josep Mª Subirachs, El Tacto y la Caricia. Subirachs, de Ana Mª Ferrin:



37 comentarios:

  1. La interpretación artística de una obra de arte significa la reflexión sobre la materia de un autor frente a otro, la proyección imaginativa de los ojos, las manos y el corazón de un creador sobre el sentimiento plasmado de otro anterior. Interpretación sobre interpretación, dos sensibilidades enfrentadas, dos interpretaciones del mundo contrapuestas. Tú lo has expresado maravillosamente mediante esta entrada.
    La Sagrada Familia sirve, sirvió y servirá de inspiración para artistas y escritores, siendo una plasmación de la forma de ver el mundo de otro. La obra de arte siempre tiene tintes biográficos y es misteriosa porque el autor no tiene por qué revelarnos el objeto de sus desvelos, ni el sentimiento interno que lleva anclado en su corazón a la hora de realizarlo. Ese sentimiento quizá lo lleven prendido los pájaros en sus alas...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carmen, Antonio Skármeta incluye en su obra El Cartero de Neruda una frase memorable dirigida por el cartero al poeta, cuando éste le recrimina que se haya servido de sus versos para enamorar a la bella de la fonda. Escribo de memoria y el joven se defiende más o menos así de la acusación: -“Cuando un autor termina su obra y la da a conocer, ya nunca más le pertenecerá a él sólo, será patrimonio de todo aquel que sea capaz de emocionarse con ella”. Como bien dices, las sensaciones que provoca el arte en cada individuo son imprevisibles y ése es su potencial, porque escarban en nuestros sentimientos hasta encontrar la punta de ese ovillo interior que nadie más que nosotros conoce, logrando tirar de él y sacándolo a la luz.

      Eliminar
  2. Hace unos meses estuve de visita en Barcelona. Cuando estaba ante la fachada principal de la Sagrada Familia sentí algo especial: una mezcla de lo Sublime y lo Grandioso. El verdadero Arte es capaz de despertar estas sensaciones difíciles de explicar. Y entonces me pregunté por la personalidad de Gaudí. Es indiscutible que una cierta sensibilidad religiosa tuvo que tener para inspirar y proyectar tan magna obra. Esta intuición que se percibe, envuelta en anecdotario y misterio, sería suficiente para "explicar" algo de su milagro arquitectónico, que no es poco...

    Enhorabuena por tu blog y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo. No creas que lo que sentiste es difícil de explicar, más bien creo que es lo lógico en alguien con sensibilidad.
      Ya que escribes desde Granada te contaré que Dalí llevó a García Lorca a visitar la Sagrada Familia y al verlo serio y callado le preguntó que le parecía la obra. García Lorca le respondió: “He sentido un griterío, un clamor de gritos sonoros que se van haciendo estridentes a medida que la fachada se eleva cielo arriba, hasta mezclarse con las trompetas de los ángeles, en una zambra gloriosa que no hubiera podido soportar más que unos momentos”.
      Gracias por la visita y deseo que no sea la última.

      Eliminar
  3. La elegancia del vuelo del ave, la delicadeza de una pluma que cae mecida por el aire, la sutileza del pincel que se mueve en libertad sobre el lienzo, la belleza de la arquitectura... tienen un nexo lleno de sensibilidad que los une.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada. Y el que sepa, que componga un poema o un edificio. O una pieza de rock conceptual, como esta "Gaudí" que inspiró a Alan Parsons Project. Saludos

      https://www.youtube.com/watch?v=oxEKt1E_wN8

      Eliminar
  4. Realmente qué sería nuestra vida sin el arte! Hay que agradecer mucho a esos artistas que nos la embellecen, desde el más humilde artesano hasta el mejor de los pintores, músicos, escultores...y desde luego a ese desconocido, o a esos fenómenos poco conocidos que nos han ofrecido el arte con mayúsculas. La naturaleza.Todo arte se deriva de ella.
    Está muy bien que reedites tus artículos. Así,yo que he llegado un poco tarde a este Blog los leo como nuevos.
    Ah, y no olvidemos el arte de la palabra que es capaz de comunicar todo tipo de belleza. Tú nos la haces sentir. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es disfrutar con lo que te provoca algo positivo.
      Tú por ejemplo, tus reflexiones ante lo que ves, compartiendo puntos de vista.
      Todos vamos en el mismo barco.

      Eliminar
  5. Plagiando as palavras de Ferreira Gullar, crítico de arte e poeta:
    "A arte existe porque a vida não basta!"
    Bela tua postagem, Ana Maria,
    Um beijo e ótima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen pensamiento el de Gullar, irrebatible.
      Porque es cierto. Si no se la llena de contenido, de sentimientos, de belleza, la vida sola no basta, querida Tais.

      Eliminar
  6. El arte es la expresión del sentimiento. Algunos lo demuestra exquisitamente, otro lo hacemos de manera diferente, con nuestro trabajo.

    Cada edificio, pintura, profesión, demuestra arte...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sanar y alejar el miedo de quien sufre.
      Cuántas dolencias no se agudizarán por la soledad, Manuel. Una palabra de consuelo, saber posar una mano sobre tu hombro, Dios! Eso sí es puro arte.

      Eliminar
  7. Al cobijo de las obras de la Sagrada Familia, Joaquím Mir pintó en 1898 lo desconocía es un pintor que me gusta mucho.
    Con el arte de uno es la inspiración del otro así los artistas van cogiendo el vuelo.
    Una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kandinsky escribió un libro sobre la interacción que sentía entre música y pintura. Y mira que él era críptico, pero así lo imaginaba.
      Dias buenos para ti tambien.

      Eliminar
  8. Me encantaría ser pájaro para poder sobrevolar por fuera y por dentro las maravillas de la Sagrada Familia en puntos imposibles de apreciar por el ojo humano desde el suelo del templo. ¡Quién pudiera!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto colgaré unos entresijos aéreos del templo que te van a fascinar. De esos que sólo disfrutan los protagonistas de este texto.
      Carmen, se acercan los primeros Reyes Magos, no te olvides de hacer firmar la carta al protagonista. Besos.

      Eliminar
  9. Qué hermoso texto. Realza la belleza que describe. Supone todo un lujo añadido a la obra de estos artistas.

    Feliz semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La interacción de la vida salvaje con la civilización del gótico produce bellas sensaciones. Las manos picando la piedra, y por encima, el vuelo y la libertad.

      Besos a ti.

      Eliminar
  10. Una maravilla!
    Gracias por compartir tanta belleza y majestuosidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes de búsquedas, Adriana.
      Mirar al cielo y ver esas olas de aves acariciando los campanarios también tienen su punto místico.
      Te enlazo a mi blog.

      Eliminar
  11. Gran mérito, Ana María, describir todas aquellas emociones múltiples, encabezadas por el movimiento desconcertado de aquella desdichada ave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban.
      He recordado que en octubre me enviaron un comunicado de Prensa informando del 1er Festival de Aves de Valparaíso. Seguro que tendrás noticia. Nunca he sabido de algo así, que para los aficionados debe ser muy interesante.
      Por si es algo que te gusta, ahí va una muestra del envío.

      http://fdav.cl/
      https://www.avesdechile.cl/
      https://www.youtube.com/watch?v=7y4oBo90JDw&t=2s

      Saludos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por los link, Ana María. Efectivamente en noviembre hubo aquel festival en la ciudad de Valparaíso para resaltar, se dijo entonces, "nuestra avifauna".El encuentro tuvo rango universitario y resultó exitoso.

      Eliminar
  12. Un bello e interesante texto, el arte nos regala bellos sentimientos de admiración, nos recrea la vista y nos relaja la mente. Tengo una hija pintora y no deja de admirarme cada cuadro que pinta.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te refieres a tu hija veo lo mucho que valoras el arte. Y más porque lo conoces desde dentro y sabes el alma que pone el artista en su obra. Un beso, querida Charo.

      Eliminar
  13. Maravillosa entrada Me has llenado de emociones con el arte que presentas. Eres maravillosa.Infinidad de gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Santa Teresa de Jesús, que fue una escritora de raza, decía que la imaginación es la loca de la casa.
      Bendita locura, MuCha. Que no nos falte nunca.

      Eliminar
  14. La belleza en el amplio sentido de la palabra nos une.La sensibilidad es el terciopelo que hace que todo pierda esa fealdad que tiene todo lo que se hace sin arte.

    Precioso texto con esa candencia que siempre pones en cada palabra.

    Estima Ana Mª ¡fELICES fIESTAS!

    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bertha, te imagino con tus compañeras conspiradoras creando esas preciosidades, humbles y más. No sé dónde os ocultáis.
      Pero seguro que cualquier día reapareces, despliegas tu creatividad en el blog y nos dejas con los ojos como platos.
      Os espero. Gracias y un beso.

      Eliminar
  15. Mais uma magnífica postagem sobre a obra de Gaudí, "SAGRADA FAMILIA. DE BARCOS, PÁJAROS Y PINTORES", na qual tu fala da ave que perdeu o seu rumo e chocou num batente inferior da Sagrada Família e foi roçando suas asas nas paredes do estúdio onde se encontravam vários arquitetos do templo.
    Depois de algumas belas imagens segues falando do pássaro e de tanta coisa mais sobre a grandiosa obra nessa crônica agradável de ser lida, com o teu toque de sensibilidade no qual aparece tua veia poética. As imagens nas quais aparece a Sagrada Família deixam-nos mais familiarizados com a bora de Gaudí. Gostei muito, minha amiga Ana. Parabéns.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro.
      Como bien sabes, cualquier imagen que llama nuestra atención vale para desarrollar una historia, ya sea a través del poema o la narrativa.
      La de los pintores callejeros es muy potente, cada uno mostrando un trozo de su interior al reproducir lo que ve.

      Otro para ti.

      Eliminar
  16. El que quiera ser conocedor de detalles minuciosos sobre la Sagrada Familia, no tiene más que venir a tu espacio y enterarse de todas las maravillas que encierra.
    Desconocía que la puerta de la Pasión fuese de construcción reciente, el cuadro que aportas de Ernest D. es precioso, me ha encantado, y me imagino que esas torres que parece van a abrazar el cielo, sean idea de Gaudí.
    Te dejo cariños y te deseo un buen fin de semana largo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cimientos de la fachada de la Pasion empezaron a construirse en 1954 y hasta 1976 no se terminó la fachada, torres incluidas, todo ello proyecto de Gaudí. Josep Mª Subirachs fue el autor de las esculturas y puertas.

      Gracias por tus palabras. Desprendes energía, querida amiga.

      Eliminar
  17. Es muy interesante siempre leerte. Muy buen texto.

    Un conjunto de belleza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Un homenaje a los pintores al aire libre.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Las sensaciones emotivas que suscita la contemplación de una obra de arte, los problemas derivados de su creación y posterior interpretación por quienes observan, escudriñan y relacionan la realidad con la creación, lo soñado con lo obtenido en el trabajo, siempre duro, de una doble interpretación, la del autor y la de miles de vueltas de los observadores en pos de una verdad jamás obtenida: la del autor. Una prosa poética y siempre enlazada con el inmenso maremágnum de lo percibid. Lo sugerido por y para que la interpretación de lo creado sea la idónea, la que provoca un delirio de interpretaciones posibles sin adivinar la verdadera. Un relato estremecedor y excelso. Un abrazo, querida amiga Anamaría.

    ResponderEliminar
  20. Tienen algo en común esos pintores, caballete en mano, hoy aquí, mañana allá, aprehendiendo el mundo, con los pájaros, que todo lo miran desde su altura, hoy sobre la chimenea de una casa, mañana sobre el campanario de una iglesia. Libres todos de volar a sus anchas, de pintar a su gusto.
    Saludos.

    ResponderEliminar