Foto cabecera

1 Músicos y bailarina del Institut del Teatre, Barcelona. Bus Universitat. 2007 (A.Mª.F.)





ESTILISMO CANINO EXTREMO. ¿ARTE O JUZGADO DE GUARDIA....?




                                 En un mundo donde exste tanta violencia, hablar de estilismo extremo con los animales puede que suene a banalidad. Pero no lo creo. Muchos maltratos empiezan con la declaración de un amor tan grande que borra la sensibilidad ante el dolor ajeno; de un grito a un empujón, de un puñetazo a una paliza...

   En el caso de los animales, también en nombre del cariño, en este caso a la mascota, se está llegando a unas cotas que han disparado las alarmas. Ya no se trata de recortar un flequillo o los flecos de una cola, algo que pueda entrar en el territorio de lo simpático. Ahora se tunea al animal como a un vehículo, con procedimientos tan agresivos que algunos precisan de largas anestesias.

  Recapitulemos.

 Todos recordamos los antiguos estilismos de los caniches, con partes afeitadas y sólo algunos estratégicos pompones de pelo. Las imitaciones de Madonna en perros por medio de disfraces han dado paso a tintes integrales y pelados límite que dejan indefensos a nuestros amigos ante los elementos. Postizos, tatuajes, piercings, cirugía estética y añadidos protésicos.

  Del pequeño dibujo con una estrella entre los ojos de su animal hecho con rotulador, ciertos dueños han pasado a decorarlos por completo con símbolos budistas después de una depilación integral con láser, algo de lo que tampoco se libran gatos y cerdos entre otros animales.

  De ahí a entrar en grandes y pequeñas cirugías. Cortar y recortar orejas, rabos, párpados y labios. Intervenir las glándulas salivales de ciertas razas para que no babeen. Liposucciones. Implantación de prótesis estéticas. Emascular a los machos y esterilizar a las hembras para que no molesten en época de celo. De arrancar las uñas a ciertos perros que arañan el parqué. Y cómo no, intervenir las cuerdas de sus queridos amigos para que no ladren en la casa.   

Llega la primavera convirtiendo a la perrita en un ramo de girasoles y caracolas.
La modelo francesa Lia Catreux y su perro Fluffy teñido de fucsia.


Una concienzuda labor podadora ha cubicado a este simpático can como un Terrón de azúcar

¿DARLES EL PREMIO HERSHEY? O DOS HOST..

Publicado en Gaudí y Más. 14 de abril de 2018                              

                           El controvertido mundo extremo para perros que los convierte en lienzos andantes, recibió un primer varapalo por parte del Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, al firmar en 2014 una Ley Estatal condenando en su Estado a 15 días de cárcel y 250 $ de multa a quien tatuase o insertara piercings en sus animales de compañía. 

   -Esto es abuso animal, simple y puro. Estoy orgulloso de firmar esta ley de sentido común y terminar con esa cruel e inaceptable práctica en Nueva York de una vez por todas-, declaró Cuomo.



Imagen del perro tatuado que provocó la decisión del Gobernador Cuomo.


Imaginemos las largas horas de anestesia y el dolor de estos animales 
Tatuajes, rocortes de rabo y orejas ...
                                   
                               Por este círculo peculiar y millonario son multitud los profesionales que compiten para llevarse los premios y distinciones patrocinados por las principales marcas de alimentos y accesorios, no olvidemos que el Premio anual otorgado por la firma Hershey al mejor estilismo está dotado con 30.000 $. El lujo tiene aquí un reducto importante en cuanto a calidad. Incluso quienes no disfrutan de una situación desahogada, harán el máximo esfuerzo para que su compañero no carezca de lo mejor.

   Así han ido proliferando verdaderas figuras de la costura, belleza e higiene, dedicadas a que tu mascota sea una estrella en su ambiente, la elegancia no solo es patrimonio de los humanos. Como escribió en Instagram el individuo que dio paso a la actuación del Gobernador, por grabar en la pata de su perro pitt bull un corazón con la leyenda Alex y Mel, nombres de los dueños del animal, Mistah Metro y su esposa: -Mi perro es más cool que el tuyo.

   



Tres modelos de estilismo tradicional.
                                 Pero, ¿qué pasa cuando el/la dueñ@ nunca tiene bastante en cuanto a destacar? Del mismo modo que existen adictos a su propia cirugía estética e implantes dignos de figurar en el libro Guinnes o en el Museo de Cera de Madame Tussauds, prácticas a las que nada hay que objetar porque allá cada cual con su cuerpo, ¿Quién podrá detener la megalomanía de estas personas cuando se trate de aplicarla a un ser indefenso cuya vida y salud está en sus manos? Quién podrá proteger a la mascota del individuo que la perfora, tiñe, tatúa, corta, cose y pega sin control y sobre la que tiene todo el poder.






                                            
                                     
                                             Estos últimos estilismos no entran en los más dolorosos, pero podemos imaginar el picor y escozor, el olor de los tintes y las molestias de los pegamentos de tanto añadido, las alergias y sesiones inacabables sufridas por estos seres sometidos a la tiranía de sus dueños.







                                     
                               Compartir con nuestros animales momentos divertidos no tiene por qué ser motivo de crueldad con ellos, afortunadamente junto a esos pocos individuos insensibles aparecen personas que apuestan por su bienestar. Las dos imágenes siguientes nos presentan al ganador del mejor disfraz de Halloween, el perro de raza Puli, Keki. Su dueña veterinaria, aprovechando su cuerpo lanudo de rastafari se limitó a colocarlo en un cubo de fregar al que empujaba con el mango de una fregona protegido el extremo por un cucharón, con el que lo impulsaba sin dañar al animal. 







                                  En Octubre de 2017 se celebró en Valencia la 5ª Can-Carrera organizada por el Bio Park de la ciudad, un zoo de última generación dirigido por Luis Ángel Martínez Juez, un farmaceútico amante de los animales que un buen día aparcó su tranquila vida de funcionario para embarcarse en la fundación del que hoy está considerado uno de los mejores zoológicos del mundo. La inscripción para la 6ª Can-Carrera está próxima. A este evento solidario los participantes acuden acompañados de su perro.     

     


     Visionar vídeo de la 4ª Can-Carrera:




Ana Mª Ferrin


34 comentarios:

  1. Casos evidentes de maltrato animal. Querer al perro no significa transformarlo en una cosa para que sea de tu agrado. Hay que respetarlo. Y una forma de no hacerlo es vestirlo de persona, pelarlo para que esté mono, aunque no tengamos en cuenta que su pelo puede tener alguna función, tratarlo como a una persona, meterlo en la cama, darle besos en los morros con lengua, permitir que el animal tenga más derechos que las personas, que pueda aliviarse en cualquier esquina, molestar a los vecinos a cualquier hora. Respetar a un animal empieza por tratarlo como tal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tu comentario has abierto varios focos sobre los propietarios. Desde el beso, hasta los que no se preocupan por donde sus mascotas hacen sus necesidades. Todo responsabilidad de los dueños, ya que los animales no tienen capacidad de decisión.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Horrible!!, como se puede utilizar a los pobres animales para tales transformaciones.
    Un feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Si tanto les gustan las transformaciones dolorosas, que se las hagan los dueños a sí mismos.
      Feliz semana

      Eliminar
  3. Y luego tienen la desfachatez de decir que los aman.
    Quiero a los animales, pero no me gustan las mascotas.
    Al igual que con los hombres, solo quiero respetar su libertad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa son los animales salvajes sacados de su hábitat y enjaulados, como una boa o un tigre. Y otra un animal doméstico, que bien tratado es un ser social y feliz y proporciona una buena compañía a los humanos.
      Saludos, JuanL.

      Eliminar
  4. En efecto, nada tiene que ver un disfraz divertido e inofensivo con algunas de las atrocidades que se ven en las imágenes. 15 días de cárcel me parece una broma; debería castigarse más severamente tomar a los animales por objetos o juguetes.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Dame.
      Espero y deseo que ese castigo sea en primera instancia, a ver si esos individuos recapacitan. Para los reincidentes se me ocurre cada cosa que prefiero no soltarme.

      Eliminar
  5. Son horribles esas imágenes de los pobres animales, no sólo me dan pena estas mascotas también sus dueños me producen mucha lástima porque no tienen que ser personas normales pues hacer algo así a una mascota no es normal.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charo, si todo eso se lo hicieran a sí mismos sería evidente que están desequilibrados y necesitan ayuda. Pero como se lo hacen a otros seres que no pueden defenderse, es diferente.
      Besicos a ti, guapa.

      Eliminar
  6. Esos dueños de mascotas no merecen más que una gran multa. Es una crueldad, un maltrato animal que debería ser debidamente castigado. Me han impresionado las imágenes que nos muestras.
    El Bioparc de Valencia en extraordinario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conozco y es algo que tengo pendiente porque al parecer es ejemplar.
      Otro para ti.

      Eliminar
  7. A mi no me gustan...pero ya sabes, hay gusto para todo.

    Desde mi punto de vista parece maltrato animal, los pobrecitos ni se pueden quejar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas actuaciones con los animales a mi también me parecen simple maltrato hacia los más débiles, como en otros órdenes de la vida.
      Saludos, Manuel.

      Eliminar
  8. La verdad que eso es muy triste, los animalitos tienen que sufrir y eso es un puro capricho... Qué pena...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sufren. Pero han aprendido a sonreír para agradar a su dueño, algo para estudiarlo.
      Para ti otro.

      Eliminar
  9. Hola Ana María. Siempre nos sorprendes con la variedad de tus post. Éste, la verdad adolece, del arte a que nos tienes acostumbrados. Naturalmente no por tu texto, sino por esos "esperpentos" de perros que nos muestras. Y aparte de todos los motivos para rechazar la práctica de la decoración animal que tus lectores y tú exponéis, es que además resultan realmente patéticos los pobres animalitos.
    (Sigo aprendiendo entretenidamente con tu libro. Podías contar en este Blog algún día la historia del Padre Angélico Aranda. Interesante)
    Saludos ¿primaverales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Conchita, de acuerdo contigo. Aunque te diré que quizá los patéticos sean los dueños megalómanos y los profesionales que llevan a cabo los estilismos. A los animales yo les veo una gran dignidad, posando como les han indicado. Incluso a la pequeña Kitty, despeluchada con su aspecto punky, dan ganas de acariciarla.

      Eliminar
  10. Me parece una crueldad terrible .
    A las mascotas se les da cariño y cuidados pero no se deberían de permitir tales torturas absurdas.
    Una pena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pudiendo hacerles lo que dices, fíjate con lo que nos hemos encontrado. Y si lees algunas declaraciones de los responsables, verás que están orgullosos de lo que hacen.
      Besos a ti.

      Eliminar
  11. Lo malo es que lo hacen con los perros o con sus mascotas en general y con sus hijos. A las niñas las convierten en pequeñas barbies a los cuatro años y a los niños les inculcan que tienen que ser estrellas del fútbol desde que tienen uso de razón.
    Las burradas que se hacen con las mascotas, como se hace en al ámbito privado, parece que no son punibles desde el punto de vista judicial y deberían serlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen, qué locura de gente.
      Traído al terreno humano, es exactamente como hasta no hace mucho sucedía en las familias y vecinos. Todos sabían que Fulano era un maltratador, pero como una ley no escrita decía que nadie tenía derecho a invadir la intimidad…
      La sociedad cambia y es urgente que los más indefensos deban ser los más protegidos por la ley.
      Besazos.

      Eliminar
  12. Estoy con Carmen.-Es, como una obsesión a controlar todo...Y, si no les satisface, con la misma los abandonan a su suerte.

    Los que les siguen la corriente son parte y culpa y las pobres mascotas a sufrir las consecuencias.-Estamos en una sociedad que cada vez es más perversa y, todo lo mueve el mercantilismo que se genera entorno a todo este proceder.





    UN FUERTE ABRAZO ESTIMADA ANA Mª












    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bertha. Me alegra leerte.
      Gracias a Dios esas personas son una minoría/minoría. Ayer me hablaron de la Asociación Asión donde se ayuda a niños para que superen el cáncer y sus secuelas, por medio de perros que sus dueños les llevan para que jueguen con ellos y los acaricien, una idea fantástica. El mundo está lleno de gente magnífica y vale la pena poner un foco sobre ellos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. ¡No me lo puedo creer!
    Conocía algunas de las barbaridades que se cometen con los animales pero nunca he visto que se llegase a tal extremo.
    Parte de la humanidad está un poco loca y comete atrocidades, si se lo hiciesen a ellos...
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida Kas. Pero como le cuento a Bertha en el comentario anterior, fíjate qué cosas buenas se le ocurre a la gente normal. Porque eso debería ser lo normal y no mi entrada de esta ocasión.
      Besos.

      Eliminar
  14. ¡Qué crueldad extrema, Ana María!

    Dios quiera, cuando aparezcan seres de otros planetas que sean más poderosos que nosotros, que tomen de mascota a todos esos canallescos individuos y les hagan lo mismo.

    Abrazo chileno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué idea más retorcida. Me gusta.
      Otro castellano para ti.

      Eliminar
  15. Além de ser extremamente brega (cafona), revela o vazio de seus donos e o quanto são cruéis para desfilarem suas vaidades. Deveria existir uma pena em fazer neles, o que eles fazem nos animais. Tenho visto isso que você mostra, como também o sofrimento em que são submetidos animais de abatimento. É odiosa essa forma de diversão mostrada aqui.
    Parabéns por você ter mostrado, Ana.
    Beijo, uma feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Taís. Lo que cuentas me parece el mejor castigo.
      Porque aunque hay gente que se hacen a ellos mismos esas locuras, estos dueños en concreto no tienen el valor suficiente para hacerlo, aunque sí a sus pobres animales. Así que si supieran que iban a sufrir esa experiencia, quizá se lo pensarían dos veces antes de hacerlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Pues qué quiere que le diga, amiga mía: de juzgado de guardia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Ese sería un buen escarmiento.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Pois é, Ana, são muitas as pessoas que não enxergam a beleza natural de um cão ou de uma cadelinha. Encontramos beleza de sobra, além do companheirismo, nesses belos animais, sejam eles da raça que forem. Uma lástima que estejam maltratando dessa forma cães que são nossos amigos fiéis.
    Parabéns pela denúncia que está nesta bela postagem.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, amigo Pedro, parece que esas personas no saben ver la belleza del cariño. Cómo usted dice, sean de la raza que sean los perros nos dan todo lo bueno que tienen y normalmente los humanos hacemos lo mismo con ellos. Excepto algunos individuos que no nos representan.
      Gracias por su comentario. Saludos.

      Eliminar