Foto cabecera

fashion-985556_960_720 Últimos días azules.





MÉXICO Y ANA TERESA FERNÁNDEZ. BORRANDO LA FRONTERA



                                                  Ayer escuché un fragmento del parlamento de Donald Trump durante un mitin, comentando que el muro que proyectaba construir para impedir el acceso de la emigración mexicana a los Estados Unidos iba a costar 26.000 millones de dólares y se iniciaría en abril de este año 2018. Un proyecto colosal de 3000 kms, que cubrirá casi la totalidad de su frontera con México. A la vez, declaraba las masivas expulsiones de residentes mexicanos sin documentación que llevará a cabo, muchos con hijos ya nacidos en territorio USA.

   Lo que sucede es que eso de que vaya a empezarse la construcción de un muro, no es exacto.  La realidad nos muestra que desde 1994 son ya un millar de kilómetros los construidos por tramos, a lo largo de la frontera entre México y los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas, para vetar el acceso de la mitad del continente americano a su parte norte.

   En mi mente un relámpago dibujó la imagen de la artista plástica Ana Teresa Fernández pintando sobre sus altos tacones, trabajando su serie de obras Borrando Fronteras que conocí en un reportaje fotográfico. Obras sobre soportes únicos, que no pueden moverse del lugar donde se realizaron por formar ellas mismas la valla de seguridad iniciada por el Presidente Bill Clinton en 1994 y continuada por sus sucesores Georges Bush hijo, Barak Obama y ahora Donald Trump. Dos demócratas y dos republicanos que en este tema se entendieron muy bien.






Tres imágenes de las obras de A.T. Fernández de su serie Borrando la Frontera


LA FRONTERA TRASPASADA
Publicado en Gaudí y Más. 5 de mayo de 2018


                    
Abriendo ventanas en el paisaje, la imaginación de la artista







A la izquierda se aprecia el inicio de otra valla rescatada al paisaje.


Gentes llegadas de todos los EE.UU. se han convertido en sus ayudantes.
A la izquierda han escrito MISTER OBAMA, DERRIBE ESTE MURO. 
                                     
                                Ana Teresa Fernández nació en Tampico, México, formándose en Arte entre México y Estados Unidos. Su obra hiperrealista explora el mundo de la mujer. -A los 15 años escuché decir que los hombres querían a una virgen en la casa y a una puta en la cama-, declara en su autobiografía. 

   Nunca lo olvidó. De ahí que su obra bascule entre lo que la sociedad espera de nosotras en abstracto y lo que nosotras somos en realidad. De ahí que sus mujeres no muestren el rostro, ¿para qué? 

   La artista sumerge en agua a sus mujeres para purificarlas, sabiendo que se ganarán la vida como puedan pero que nadie les hará olvidar quienes son, de donde vienen y lo que quieren conseguir. También, como mexicana, las pintará reivindicando el nombre de Espaldas Mojadas que en los Estados Unidos se da a los esforzados emigrantes que se las ingenian para vivir su sueño de prosperidad, llegando através de sufrimientos sin cuento.               
               







                                  El lado negro, el lado blanco.


   La barrera física entre los dos países cuenta con tramos antiguos de simples vigas férreas, con partes que añaden planchas de hierro perforadas. Otros están compuestos de hormigón con rollos de púas en lo alto. Existen diversos grupos de variados kilómetros como parapeto entre Tijuana, en México y San Diego, en California. Una muestra de los repartidos por los cuatro estados norteamericanos. 

   En resumen, ya existen unos 1000 kms de vallas, simples o dobles, aislados unos grupos de otros, que han ido brotando en silencio durante estos 25 años sin que los medios mundiales se hayan dado por enterados hasta ahora, cuando el expansivo Trump, que no pasó por Versalles, los ha lanzado al viento a toda potencia. Dejando clara la potestad de cada país por elegir en qué forma desea reglar el acceso a su territorio, la agitación provocada en determinadas áreas estadounidenses ante el faraónico despliegue de medios está siendo contestada, principalmente entre sus habitantes de raíces hispanas. 

   Seis empresas han ganado la licitación para la construcción del muro, presentando los ocho prototipos que el Presidente ha visitado el pasado mes de marzo.




Donald Trump interesándose por las características de los muros. Arriba, los ocho prototipos.







                       

                       Introduciendo por entre los barrotes brazos que besan y bocas que abrazan, las familias se reunen, se separan. Sabedora de esta realidad contra la que el ciudadano común poco o nada puede hacer y sólo provista de sus diseños, rodillos y brochas, la pintora mexicana lanza su grito de ira y auxilio intentando abrir los muros a la vista de sus compatriotas, traspasándolos de luz viva con las imágenes que existen al otro lado.

   Armada también con sus largas piernas y sus zapatos negros de tacón de aguja. Si ha de protestar aullando al mundo, una dama no se desgañita ni se desmelena. Lo hará vestida de gala. Seduciendo. 

   Y con estilo.


Ana Mª Ferrin

36 comentarios:

  1. Bienvenidas sean todas las iniciativas en el campo artístico y musical para denunciar lo que separa y no une a las personas. Hace no mucho Roger Waters -uno de los creadores de Pink Floyd- llevó su espectáculo musical "The Wall" a tierras mexicanas precisamente.
    Un saludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The Wall es un buen tema y Waters un histórico. Seguro que gustó a los mejicanos

      Eliminar
  2. Penso que o mundo inteiro, com raras exceções, vê isso com tristeza, separar famílias, pais de filhos, mulheres...Não há pintura ou arte que amenize sofrimentos.
    Felizmente podemos contar com o talento dos pintores, escritores, poetas para fazer a necessária denúncia contra esse tipo de truculência que separa marido de esposa, pais de filhos. Esperemos que um dia um governante estadunidense possa tratar de forma mais digna o povo mexicano.
    Beijo, bom domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pocos mexicanos que he conocido en Barcelona son gente trabajadora que se ha preocupado por seguir los cauces normales, como nosotros hacemos en otros lugares. Los que no lo sean y hayan venido con propósitos oscuros, para eso están la ley y la expulsión, amiga Tais.
      Y siempre, larga vida al arte y la cultura, que nos hace más libres.

      Eliminar
  3. No me gustan nada los muros que separan....cuanto mejor construir puentes que nos unan a toda la humanidad.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sería maravilloso. Espero que en un futuro sea una realidad y que nosotros lo veamos.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Ni muros ni fronteras, me pido la libertad del pájaro y la lucidez de las estrellas.
    Obviamente, lo que no tienen esos mandatarios y si la sensibilidad de la artista.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, Trujillo!! Quién fuera pájaro. Cuántas veces habremos mirado al cielo pensado eso. Un mundo sin fronteras, con todo el espacio a nuestro alcance...

      Eliminar
  5. Comme il faut. La vulgaridad nunca tiene perdón.
    Realmente es curioso el revuelo causado por el muro de Trump, habida cuenta de que ya se habían construido tantos kilómetros sin que nadie dijera nada.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. C’est vrai, madame. Aguantar el tipo sin descomponer el gesto es importante en tiempos de tormenta.
      Feliz semana a usted, querida amiga.

      Eliminar
  6. Triste separar a quienes ya son hermanos. Los humanos fuimos uno hasta que las fronteras nos separaron...y aun nos mantienen así.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo triste es pensar cómo nos separaron definitivamente. No fue hace tanto, cuando en los mapas fijados sobre una mesa, ciertos tipos fueron dibujando fronteras con un lápiz rojo y alfileres con banderitas...

      Eliminar
  7. Sobrecoge, apreciada Ana María, cualquier obstáculo para que los soñadores alcancen su meta, pero por otra parte es imposible que los países descuiden sus fronteras.Esto es en todo el sentido de la palabra "un callejón sin salida".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque en este caso puntual no se puede ser más prepotente y falto de sensibilidad que este mandatario, con frecuencia se olvida que el causante de la huída de un país no es el otro país al que se pretende llegar, sino los gobernantes propios que con su mala gestión, sea cual sea, provocan la desbandada de sus administrados obligándoles a jugarse la vida. Como pasó en Berlín durante 30 años con los del sector Este saltando el Muro hacia el Oeste y tantos otros.

      Tienes razón al señalar que hoy por hoy estamos en un callejón sin salida. Decir esto no genera aplausos, pero el pragmatismo nos enseña que es la triste realidad.

      Eliminar
  8. Pues sí un asunto realmente muy complicado este de las migraciones. El mundo abierto para todos, sin fronteras, sin muros. Maravillosa utópia como son todas ellas. Pero luego hay que tropezar con el muro que la cruda realidad construye sin cemento ni acero...
    En fin, siento no haber sido muy optimista en mi comentario.
    Y gracias, Ana María, que tú sí que rompes cada día fronteras haciéndonos compartir tus conocimientos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso me temo que de no ocurrir un milagro, lo del cemento y el acero será textual.

      Lo que sí es un placer es descubrir y disfrutar juntos algo de lo mucho que ignoramos, querida Conchita.

      Eliminar
  9. Un muro que separa y una lucha que lleva Estados Unidos desde hace años que se ha acentuado con Trump, agravando el problema en vez de resolver el problema de emigración.
    Me ha gustado conocer a la artista que nos presentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran artista a pesar de su juventud. Además de una cronista de los avatares de su pueblo con un fino sentido social.
      Tampoco olvidemos su visión de las tares deomésticas, mezcla de humor y mala idea.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Levantar un muro para separar dos mundos, dos países, dos fronteras, es la cosa más ridícula que he visto en este mundo globalizado y unitario, donde no existen fronteras (o se supone). Y el arte es una buena forma de romper con esas barreras que se nos quieren imponer. Me encanta la fotografía de la artista subida a la escalera con unos altos tacones, al modo y menara se sus modelos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La locura de ir cuadriculando la Tierra en pedazos cada vez más pequeños, me lleva a la visión que tuve hace muchos años al visitar unos prados de Galicia y subir un montecillo para ver la panorámica.
      Decir que era un paisaje de cuento de hadas es poco.
      Pero mientras veía aquellas tierras tan bien cuidadas y cercadas por muros, partidas y vueltas a partir por las herencias, me di cuenta de que algunos pedazos eran tan minúsculos que una sola vaca casi no podía girarse en él. Elevando la anécdota a categoría mundial, pensé que al paso que vamos, ¿es eso lo que nos espera?

      Eliminar
  11. Las imágenes me han encantado Ana Mª las encuentro geniales. El tema de los muros es muy lamentable y mas desde que está Donald Trump en el poder se ha agudizado.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en tiempos convulsos y siempre por los malos gobernantes. Cuando pensamos que son nuestros empleados y que les pagamos para que hagan su trabajo, que debería ser hacernos la vida más fácil...
      Besos a ti.

      Eliminar
  12. Muy buenas las imágenes.

    No me gustan los muros.

    Esperemos un futuro mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. O sea, que lo del muro no es de ahora. Hace veinticinco años que se ha ido construyendo a la chita callando como se suele decir.
    Cuantas historias encerrará esa valla maldita.
    El arte como denuncia es una manera más de protesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas historias y cuántas penas, Mari Paz.
      El arte es mucho más peligroso de lo que parece. Nos hace pensar. Y muchos han desaparecido por eso.
      Un besazo.

      Eliminar
  14. El arte nos libera!
    Excelente post.
    Felicitaciones y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el artista con sólo su talento pueda deslumbrarnos transformando la realidad, es casi un milagro.
      Un beso, Adriana

      Eliminar
  15. Pois é, Ana, o Trump certamente não gostou nenhum pouco desse magnífico trabalho no "muro", que foi uma de suas bandeiras na sua campanha eleitoral. Esse trabalho da artista plástica é uma forma contundente de chamar a atenção não apenas do Presidente estadunidense mas também do mundo. Parabéns à brava mexicana e também a ti, que ajuda a divulgar o seu trabalho.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se precisa mucha inteligencia para combatir a quien calumnia a todo un pueblo, devolviéndole el golpe por medio del arte.
      La actitud de la pintora es de una gran elegancia.

      Ayer estuve viendo un reportaje sobre las iglesias de Niemeyer. Qué grande, Pedro.

      Eliminar
    2. Pois eu gostaria de ler essa reportagem sobre as igrejas de Niemeyer.
      Um abraço, Ana.

      Eliminar
    3. Como lo vi fuera de casa, después estuve buscándolo por Internet para verlo con tranquilidad pero no lo encontré. Creo que debieron ser varios cortos que los emitieron seguidos. Estoy en ello y ya le diré.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  16. Muy interesante el escrito... Y muy triste que en vez de caer fronteras, se intenten levantas más. Las imágenes muy buenas.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan buenas que casi se explican por sí mismas.
      Contra la agresión, el arte como estrategia, Sakkarah.

      Eliminar
  17. Really interesting photos, different as we can see in the news about this wall.
    Your photos are beautiful.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta etapa del muro es ideal para los fotógrafos.
      Cuántos detalles y expresiones quedarán para la Historia.

      Eliminar