Foto cabecera

01_HP_UNI158415_Bluewash_WEB Recibiendo al futuro. (UNICEF)





GAUDÍ, ESPAÑA Y JAPÓN: AMISTAD, WHISKY Y COÑAC


    En los años noventa, al echar un primer cierre a todo lo reunido sobre Antonio Gaudí y disponiéndome a iniciar la redacción de mi libro Gaudí. La Huella del Genio, revisando diversos apartados descubrí que me faltaba un eslabón, imprescindible para descifrar el cómo se había podido mantener la fascinación japonesa por Antonio Gaudí desde 1926, año en que la Sagrada Familia recibió al primer viajero conocido de esa nacionalidad, el arquitecto Kenji Imaii, dos meses después de la muerte del arquitecto.


 Pero ya habían pasado 70 años y el número de visitantes de esa nacionalidad no dejaba de crecer, era arrollador, imposible por tanto que sólo se alimentara de aquella visita aislada que si exceptuamos al colectivo de arquitectos, entre sus compatriotas tuvo escasa repercusión.

Tres eran los japoneses, dos arquitectos y un escultor, que se habían anticipado en una década al boom de sus paisanos en 1983, llegando en solitario y por libre a Barcelona en los años 70 y tomando la decisión de dedicar parte de su propia obra a la de Gaudí. Uno haciendo durante 20 años los planos de todas sus construcciones, el segundo preparando un extenso estudio que publicó en dos tomos con muchas claves de la inspiración de Gaudí, y el último quedándose a trabajar en la Sagrada Familia para realizar diversos elementos en la fachada del Nacimiento, lugar en el que sigue en la actualidad.

El primero de ellos, el arquitecto Hiroya Tanaka, señaló la respuesta a mi interrogante al desvelarme un episodio ignorado en Occidente que había fascinado al país nipón hasta tal punto que lo había unido al espíritu del arquitecto, enamorándolo de Gaudí para siempre.

 Gracias a Tanaka descubrí que todo partió de un hecho fortuito: la impactante campaña publicitaria que la firma de bebidas Suntory había desplegado en televisión para el lanzamiento de su producto estrella, el whisky Royal.













Secuencias del vídeo Suntory para su Whisky Royal. El protagonista y
la bailarina. Diversas imágenes del whisky hasta arrancarle el lacre y
saltar en fragmentos la Sagrada Familia que le sirve de fondo (*).

     UNA CAMPAÑA GENIAL

Publicado en Gaudí y Mas. 15 de junio de 2013
Publicado en Gaudí y Más. 3 de agosto de 2019


                Empecé a investigar los contactos que la firma tenía en España tratando de conseguir el vídeo de la campaña o siquiera alguna foto con las imágenes que tanto revuelo habían armado. Fui consciente de que había dado con algo aquí desconocido que abría una puerta importante en la relación España-Japón, ya que al destaparlo, su interés por el arquitecto no sólo se dirigía hacia Barcelona, sino que ampliaba el abanico hacia otros lugares del país donde se encuentran sus obras; León, Astorga, Cantabria y Mallorca

Resultó que la empresa Suntory tenía en Madrid y Barcelona varios negocios de restauración y desde el primer momento colaboraron para proporcionarme lo que les pedí. Unos días después del encuentro que mantuvimos en uno de sus locales me hicieron llegar unas fotografías sacadas del vídeo y el mismo vídeo, que por cierto estaba grabado en sistema Secam. Los periodistas que me entrevistaron para el programa 30Minuts de la televisión catalana TV3 que se estaba rodando para Gaudí 2002 y en el que colaboré proporcionándoles abundante material, se encargaron de pasar la cinta al sistema Pal que era el que utilizábamos en España.






La bailarina danza perfilando el banco ondulado del Parque Güell, 

             El vídeo promocional de Suntory se había extendido por todo Japón en 1983 a través de la televisión en color. En él, envuelta en el ambarino color del pasado –y del wishky–, una ballerina en rojo y rosa con máscara de geisha se deslizaba marcndo pasos de baile por diversas obras del arquitecto, cortejada por un apuesto caballero con monóculo, ataviado con una indumentaria a medio camino entre traje corto andaluz y el Zorro.

Personajes de la mitología popular japonesa asomaban  entre las columnas inclinadas del Parque Güell. La danzarina perfilaba el contorno ondulado del célebre banco de trencadís, los terminales del Parque Güell servían de fondo al enigmático galán y las cristaleras acuáticas del salón de la Casa Batlló prestaban su escenario a otro baile de la dama, con el seductor de sombrero cordobés apoyado de espaldas contra una de sus finas columnas en la que también reposaba con indolente chulería la suela de su bota, a la manera de un James Dean flamenco. El elemento femenino del país oriental quedó fascinado con el actor y los espectadores varones captaron el atractivo look masculino del misterioso personaje.


Hiroya Tanaka preparando la primera exposición de
sus planos en el centro comercial La Illa. 1990



Dos de los dibujos y planos realizados por Tanaka. 2000 (A.Mª.F.) 




Cristal cuarteado y liso, diseños de Tanaka para la firma Torres.2000.(AMF)





                     Vista hoy la promoción treinta años después de su primera emisión, el despliegue de medios sigue siendo soberbio en sabia mezcla de estilos y efectividad. Las ventas del wishky Royal se dispararon, pero el efecto colateral que nos ocupa vino por añadidura. Fue la identificación medular y definitiva de Japón con España, con Barcelona y con Gaudí.


Las vueltas que da la vida. 

                Pasado un tiempo, la firma Torres encargó a Hiroya Tanaka el diseño de una botella para su brandy Jaime I. Echando mano de los planos de las obras gaudinianas que había realizado a lo largo de más de veinte años, Tanaka diseñó la réplica de una de las salidas de escalera que podemos ver en la terraza de la Casa Milá. Llevada a cristal y cerámica en varias versiones, se ha convertido en una pieza de regalo que ofrece la doble función de poder saborear su apreciado licor y hacer perdurar su envase como objeto decorativo.   

   

Ana Mª Ferrin

 (*)  Vídeo gaudiniano del whisky Royal 
https://www.youtube.com/watch?v=mzuSRxFpf9I
                 
(**) Capítulo con la biografía de Hiroya Tanaka más una larga entrevista, en el libro de A.M.Ferrin,
Gaudí. La Huella del Genio: 

27 comentarios:

  1. Que fantástica postagem.
    Gostei imenso do vidro de perfume, com movimento, projetando a réplica da escada, ficou muito interessante, muito criativo.
    A publicidade da bebida Suntory, agradou muito.
    Um beijo, Ana Maria, um bom fim de semana pra você.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bebida de calidad y cara. Pero con un recipiente como ese, hasta para quien no beba alcohol es una tentación. Buena semana, amiga Tais.

      Eliminar
  2. Olá, Ana.
    Na introdução desta postagem (belíssima, diga-se), você mostra o necessário cuidado para concluir o seu livro sobre Gaudí, e nesse cuidado na sua escrita você diz ter encontrado o motivo do fascínio dos japoneses por Gaudí. Mais adiante você diz:

    “Tres eran los japoneses, dos arquitectos y un escultor, que se habían anticipado en una década al boom de sus paisanos en 1983, llegando en solitario y por libre a Barcelona en los años 70 y tomando la decisión de dedicar parte de su propia obra a la de Gaudí. Uno haciendo durante 20 años los planos de todas sus construcciones, el segundo preparando un extenso estudio que publicó en dos tomos con muchas claves de la inspiración de Gaudí, y el último quedándose a trabajar en la Sagrada Familia para realizar diversos elementos en la fachada del Nacimiento, lugar en el que sigue en la actualidad.”

    Mais uma de suas excelentes edições sobre o genial arquiteto Gaudí.
    Um bom final de semana, querida amiga Ana. Beijo. Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay pequeña anécdotas que tienen amplias e interesantes consecuencias, como en este caso. Saludos, Pedro.

      Eliminar
  3. Qué curioso, relacionar la obra de Gaudí con el alcohol. Toda una osadía comercial por parte de los patrocinadores. Máxime cuando, según creo, el arquitecto no era bebedor; sino frugal y comedido, nada partidario de los excesos en el comer y en el beber.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frugalidad le llegó a una cierta edad. En su juventud y primera madurez se sabe que apreciaba la buena mesa y fumaba puros. Y más adelante no era extraño que un vasito de vino de su tierra de la comarca tarraconense del Baix Camp acompañara sus comidas. Saludos.

      Eliminar
  4. Gran recopilación de certeros escritos, Ana María, sobre la señalada e inesperada alianza entre el genio y una empresa de alcohol.Entre otros motivos de asombro y recuerdos, reviviste en mí la enorme controversia que se armó en Chile en su momento, acerca de si resultaba conveniente o no instaurar el sistema Pal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí, a veces nos llegaba alguna película en ese sistema y tenías que buscar algún amigo que tuviera los elementos para hacer ese traspaso.

      Eliminar
  5. Que interesante!
    Creatividad y belleza, gracias por compartir Ana!
    Las campañas publicitarias se valen de todo para aumentar ventas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que en este caso fue una afortunada idea, por los beneficios para la empresa y por la mucha gente internacional que llegó a conocer la obra del arquitecto.
      Uno fuerte para ti.

      Eliminar
  6. La verdad que me ha dejado muy asombrada esta relación de Gaudí-alcohol.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como puedes leer en la respuesta a Cayetano, apreciar un buen vino (y no sé si también algún licor) fue algo que disfrutó durante años. Besicos, Charo

      Eliminar
  7. Hola Ana:
    En días pasados, hablaba con un paciente sobre el arte de Gaudí. Él justamente me refería a sus lineas. No sabíamos sobre esto del diseño de botellas de whisky, pero me refería que sería una linea sobria, tener como inspiración su obra, para botellas... Y no solo de alcohol, me decía...Y fijate, que leo tu post... Le diré que venga por aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es casualidad. Gracias por la difusión.
      Como médico que eres te diré, que así como está documentado que un vasito de alcohol acompañó sus comidas durante años, cuando dejó el tabaco se convirtió en un enemigo acérrimo de esa afición. Pronto haré un post acerca de esa fobia que le atacó, como a muchos fumadores que abandonan su consumo. Saludos

      Eliminar
  8. Siempre hay una inspiración de un talento para conseguir un producto.
    Curioso si, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sería del mundo sin las mentes creativas.
      Me refiero a las mentes nobles, porque hay cada una que más bien podía haberse quedado en el limbo. Saludos a ti.

      Eliminar
  9. Quién iba a decir que un simple anuncio de bebidas alcohólicas iba a montar tanto revuelo en el país nipón, ni que varios jóvenes iban a verse tan atraídos por unas imágenes, en principio, tan lejanas a su cultura. Los impactos visuales generados por el marketing pueden traer consigo consecuencias inesperadas en algunos casos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo a un arquitecto que vino de Nueva Zelanda. El motivo que le hizo venir fue el comentario de un profesor que, mientras leía unas cuartillas sobre los renovadores de la profesión, pasó rápidamente cuatro o cinco diapositivas diciendo: "Y esto, de un tipo llamado Gaudí. Pero que como no dejó alumnos, no tiene importancia. Sigamos."
      Aquel estudiante se quedó prendado de lo que le pareció entrever en la pantalla, aparcó la carrera, se plantó aqui y acabó haciendo los cálculos de los vitrales de la Sagrada Familia. Es imposible calcular el impacto de una idea en una mente receptiva. Besos, Carmen.

      Eliminar
  10. Quien iba decir que el resultado de esa campaña de whisky causara tal impacto y furor. ¡Fue sensacional! De todas formas amiga Ana el japonés siente admiración por España, tanto por sus obras arquitectónicas, como museos, cultura, costumbres ... es algo que no se suele dar con otros visitantes en plan de turismo, son verdaderos fanáticos de este país. Tuve la ocasión de entablar amistad con un grupo en Granada por los años 90 y me pude hacer una idea de lo que sienten por este país.
    Amiga Ana te has adelantado, porque precisamente hoy quería colocar tu blog como blogs que sigo y cuál ha sido mi sorpresa ... Sumamente agradecido, pero siento no haber sido yo el primero de esa forma me entero de tus publicaciones.
    Repito muchas gracias y un abrazo desde Alicante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es casualidad que haya en Japón 60 mil personas aprendiendo flamenco y unas 650 escuelas. Que hay una conexión mística en lo más profundo de nuestras personalidades es evidente. Gracias por enlazarme.

      Eliminar
  11. Creo haber leído, tiempo atrás, una entrada tuya en la que nos hablabas de la gran pasión y admiración que el arquitecto Hiroya Tanaka sintió por la obra del gran Gaudí.
    Lo que hoy me has descubierto es que su interés surgió a través de la empresa Suntory al querer promocionar y lanzar al mercado su whisky Royal.
    Ha sido interesante y entretenido leer todo lo que hoy nos cuentas, siempre estás bien documentada.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La obra de Tanaka dibujando durante 30 años sobre plano buena parte de la obra de Gaudí, algunos de ellos con 6 mts. de largo, es algo homérico. Besos.

      Eliminar
  12. Una idea que se convirtió en gran pasión por Gaudí. Ver Barcelona aunque sea en fotos o video ya enamora. Y los japoneses son amantes de España. Es increible ver en ciudades importantes los miles de ellos que hay.
    Interesante lo que cuentas.
    Buen jueves.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes venían por libre y no se notaba tanto su presencia. Pero desde que la inseguridad de la ciudad aumentó se convirtieron en el primer objetivo, así que ahora van en grupos con guía y son mucho más visibles. Otro para ti.

      Eliminar
  13. Qué gran creatividad!!.
    De gran interés lo que comentas.
    Siempre tan valiosa tu información.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amalia. Celebro que te haya gustado el apunte biográfico de Tanaka. Besote.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar