Foto cabecera

babyballet1 Ballet Bebés. Inicio. Disciplina. (minidanzarevista.wordpress)





CORONAVIRUS 30º Y FINAL. ANTONIO GAUDÍ, INSPIRACIONES. EL LAGARTO Y LA CASA BATLLÓ.



                                                               Entre los 40 capítulos de novedades sobre Antonio Gaudí que contiene mi nuevo libro -con el proyecto de que sus páginas sean las últimas que firme a propósito del arquitecto-, figura el de las posibles inspiraciones de que se valió para crear sus obras inmortales. Unas veces tomando los testimonios de quienes estuvieron cerca suyo, otras centrando tiempo y lugar de su cercanía a determinadas formas, espero que la abundancia de datos sea un banquete para el investigador, que nos incluye a todos los que admiramos el trabajo del genio de Tarragona.  

   En este año olvidable, cuando no hay rincón al que miremos que no nos suma en la tristeza, traigo el luminoso recuerdo de una mente que supo seguir un camino propio cerrando sus oídos a los frustradores de cambios, a todas esas voces inmovilistas a las que él supo muy bien ningunear y esquivar.  

   Dentro de nuestras posibilidades, demos también nosotros la espalda a los agoreros. Saldremos de esta encrucijada como hicimos con tantas otras. 

   ¿Qué hubiera pasado, si al presentarle una fachada donde reinaba el papo de un lagarto al posible cliente, y ver cómo éste daba un respingo, Antonio Gaudí se hubiera amedrentado? Ni más ni menos que nos habríamos quedado sin una obra caudal de la arquitectura. 

   Pues eso, debemos enfrentarnos a la dureza de nuestro presente con todas nuestras fuerzas.

   Ni un paso atrás, queridos amigos. A cuidarnos mucho y siempre adelante.

  


Perspectiva lateral de la Bolsa Gular del Lagarto Ventilador.
Comparativa del mismo perfil incluido el ojo, en el tejado de la Casa Batlló de Barcelona.
El Lagarto Ventilador o Sitana, situado en la posición bípeda que utiliza a menudo.


APOSTANDO EN POSITIVO

Publicado en Gaudí y Más. 1 de agosto de 2020


                                              Ni espinazo de dragón, ni montañas azules, ninguna similitud de las que se han intentado inventar como inspiración de Antonio Gaudí para el diseño de la Casa Batlló, puede competir en forma y color con la morfología de un pequeño reptil asiático de entre 4 y 7 cms. de largo, el llamado Lagarto Ventilador o Arco Iris, cuando en la época reproductiva utiliza como reclamo el saco gular que le recorre medio cuerpo, desde la garganta al centro del torso, cambiando su color cotidiano blanco o beige, a explosionar en una imagen de bandas amarilla, roja y negra, que rodean la porción central de un llamativo azul lapislázuli.

   El minúsculo saurio, importante corredor pese a su tamaño, pudo ser muy bien una de aquellas imágenes fotográficas de animales y edificios asiáticos y africanos, por los que el arquitecto se perdía las clases del primer curso de arquitectura encerrado en la biblioteca de la Escuela. Absorviendo todo lo que para él era nuevo en la aventura académica que sería el motor de su vida.

   Multitud de animales, con preferencia por pájaros y reptiles, todos de pequeño tamaño, serían para él una especie de firma que fue dejando por los rincones de sus obras, a veces con ciertos toques naif de los que hicieron famosos los ilustradores fabulistas que a finales del siglo XIX abrieron ese campo, humanizando a los animales. 

  

                              Abriendo la página les dejo el pequeño regalo, anticipo inédito de mi trabajo, con cuya imagen aprovecho para desear un mes dichoso a todos los amigos que consideran un placer el compartir nuestras mutuas divagaciones. Durante este mes seguiremos visitándonos y leyendo las entradas que por mi parte serán relatos.    

                              Con mis deseos de un mes sereno. Hasta pronto.



                          

Ana Mª Ferrin               

22 comentarios:

  1. Será todo un placer ir abriendo esas páginas para sumergirnos en lo que estoy seguro serán unos esplendidos relatos amiga Ana.
    En cuanto a la inspiración de Gaudí como a cualquier otro monstruo creador de arte, creo, es complicado el intentar averiguar en qué o donde se inspiró para su obra. Como cualquier otro genio muchas cosas son innatas en la persona e incluso a veces las más simples e insignificantes sirven como fuente de inspiración.
    Te deseo un buen mes de agosto Ana y sobre todo cuidaros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto sentido el fue un colega tuyo, como de todos los amantes de la naturaleza, y en cada una de sus obras integraba multitud de detalles de fauna y flora.
      Saludos y a vivir lo mejor posible, Juan.

      Eliminar
  2. La casa Batlló es una auténtica maravilla.Te deseo un feliz agosto.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que sigas con tanta fuerza.
      Recibe lo mejor para ti y los tuyos.

      Eliminar
  3. Gaudí con su magnífica imaginación nos dejo incalculabes maravilla. No sé si él al verlas terminadas se asombraría, nosotros no dejamos de hacerlo al comtemplarlas.

    Claro que saldremos Ana Mª no hagamos caso de los agoreros y como bien dices... Ni un paso atrás siempre adelante.
    Buen agosto amiga. Y a seguir cuidándose.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, Laura. A cuidarnos mucho y con los ojos siempre abiertos.
      Para disfrutar de lo que nos rodea. Y para volver con multitud de ideas. Un bessszzo.

      Eliminar
  4. Interesante inspiración. Y lo que vino después.

    Es un año olvidable... definitivamente...Aunque será referencia para todos...

    Feliz verano.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso. A olvidar todo lo olvidable. Sobre todo vosotros que tanto habéis sufrido en primera línea viéndole los ojos al mal desde tan cerca.
      Pero recordando lo bueno que hayamos aprendido de nosotros y de quienes nos rodean. Si es que lo hay.

      Lo mejor para ti y los tuyos, Manuel.

      Eliminar
  5. Gaudi es ver y sentir...al menos eso me pasa, no quiero entender que quiso representar. Es arte.
    Genial entrada amiga Ana, ya saldremos de esta mala racha, pues es verdad eso de "siempre que llovió, paró"
    Espero esos relatos!
    Buen agosto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen refrán el tuyo, y bien cierto.
      Seguiremos leyéndonos, Lu, a ver si entre tanto bamboleo pillamos buenas ideas. Abrazos.

      Eliminar
  6. Que verdad es eso Ana Mª, pero los grandes hombres, los genios como era Gaudí tenían las ideas muy claras, eran luchadores natos, tenían esa visión de lo que querían tan arraigada que muchos han empeñado su vida en ello.
    Por eso le debemos tanto que siempre estarán con sus obras presentes entre nosotros.
    Sin duda un ejemplo para todos.
    Esperemos por el bien de todos que esto pase mas pronto que tarde o al menos que pase.
    Feliz agosto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho, J.Aº. A nuestro nivel mayor o menor, cada uno tiene sus propios retos.
      Por eso no tenemos que dejarnos apabullar, sabe Dios que nos depara el futuro. Así que más vale seguir adelante con las cosas que nos importan. Saludos.

      Eliminar
  7. Oi, Ana, ontem, numa das minhas tantas noites de insônia, resolvi ver uns documentários pela televisão do quarto, e veio no meu pedido, automaticamente, “Barcelona, Espanha, Sagrada Família, Gaudí”. E vi tantas maravilhas que me emocionou, e lembrei muito de você, Ana Ferrin, uma especialista em Gaudí, e o tanto que já aprendi com você!
    A belíssima Igreja e maravilhosos prédios com a belíssima arquitetura! Você faz um maravilhoso trabalho de Gaudí!
    Esse lagarto é maravilhoso, rsss.
    Aplausos sempre pra você, querida Ana.
    Beijo, até mais!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por un valioso testimonio escrito que incluyo en el libro y que como casi todo lo que le interesaba, guardaba muy bien del plagio, podemos saber que Gaudí era un amante de consultar revistas extranjeras venidas de los países más punteros en la divulgación de arte y ciencia, para lo que estaba en contacto con una empresa especializada en traerlas a España. Hablaremos de un tema.
      Petonets y Buen Verano.

      Eliminar
  8. Conociendo al maestro, seguro que no se amedrentaría ni por el bicho ni por nada. Saldría a la calle despistado pensando en sus obras, en sus magníficas creaciones, pateando las calles de Barcelona de punta a punta, pensando en la naturaleza, creando parábolas en el aire y hablando para sí mismo, en catalán claro, sobre esto y aquello, comprando algún diario en un quiosco de las Ramblas, y comiendo de vez en cuando algún fruto seco que encontraría en sus bolsillos.
    Estoy deseando leer estas nuevas aportaciones tuyas. Gracias por animarnos a todos y cuídate.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena la recreación del itinerario y las actividades que pudo seguir Gaudí un día cualquiera.
      En honor de la verdad aclaremos que él no tenía problemas en hablar en catalán, castellano o francés, según la persona que tuviera enfrente. De hecho a pesar de la gran inventiva que se ha utilizado durante casi un siglo y medio en ese tema, en toda su vida tan sólo se sabe de una ocasión documentada en la que se enfrentó con la autoridad por el tema de la lengua, fue en Barcelona y todo se inició por un tema ajeno al catalán.
      El apartado de como se intenta en determinado ambiente manipular la orientación política de Gaudí, puede mover a la sonrisa si eres un mediano conocedor del personaje.
      Igual que pasa con otro tipo de posibles orientaciones suyas que ciertos intereses han intentado ocultar hasta el día de hoy, características que para nada rebajan la dignidad del maestro ni su talento.
      Besos, Carmen.

      Eliminar
  9. Olá, Ana, que beleza, minha amiga,essa tua nova empreitada,com a edição de mais um livro teu do extraordinário arquiteto Antonio Gaudí. Espero que teu livro recebido pelo público da Espanha, seja recebido por todos como presente, homenagem merecida do criador da Igreja Sagrada Família, obra monumental, e de tantas outras obras que certamente orgulham todos os espanhóis.
    Gostei muito dessa tua postagem, Ana.
    Parabéns e boa sorte com o lançamento do teu novo livro.
    Abraço e uma boa semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en un lugar con un wifi saltarín que desaparece en un parpadeo. Esta respuesta va por la sexta vez que la intento. Ya es cuestión de amor propio. A ver.

      Gracias, Pedro. Ya me falta poco para terminarlo, lo tenía organizado para el pasado mes de marzo pero todo se paralizó. Las últimas entrevistas estaban acordadas fuera de Barcelona y la vida dio un giro imprevisto.
      Por cierto, en el libro cuento una conexión lusa de Gaudí muy interesante. Hablaremos. Feliz verano.

      Eliminar
  10. El mundo animal –y también el vegetal- han sido y siguen siendo fuente de inspiración no sólo para artistas. Tambien para técnicos y científicos. La belleza para unos o las propiedades observadas para otros, de su forma o composición, han resultado de mucho provecho para la humanidad. Cuantas obras de arte pueden haberse inspirado, como en el ejemplo de Gaudí con el que no ilustra hoy, en la observación de la naturaleza. O en el aspecto tecnológico, y ya que he visto también hoy la preciosa entrada sobre Las hilanderas de Tiffany’s, en el estudio sobre la utilización de materiales basados en la composición de las telas de araña, tan resistentes y flexibles que, según tengo entendido, algunos elementos de los chalecos antibalas utilizan tejidos muy similares a los usados por esas artistas naturales de los encajes, que son las arañas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas cosas interesantes deben pasarnos desapercibidas y más mientras más años cumplimos. Sin ir más allá en la búsqueda de una respuesta, como sí hacen otros observadores.
      Recuerdo a una niña de cinco años muy observadora que un día le preguntó a su maestra el por qué las aves doblan las patas con la articulación hacia dentro:<, mientras los humanos lo hacemos al revés, con la rodilla hacia fuera:>. La maestra se rió de la niña y le preguntó que de dónde había sacado esa tontería. Ella, tímida y avergonzada, no quiso seguir adelante ante las risas de los compañeros y se limitó a responder muy bajito:- -Perdone, señorita, debo haberme equivocado.

      Lo de las telarañas y los chalecos antibalas es para entrar a fondo. Saludos, DLT.

      Eliminar
  11. Conozco la Casa Batlló como otras muchas obra de este insigne artista, y nunca dejan de sorprenderme la cantidad y variedad de detalles, como estos que tu citas, en toda sus obras.
    Un abrazo, Ana María, y otro trabajo muy interesante, como nos tienes acostumbrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel. Celebro que te haya interesado este detalle.
      A veces son cosas mínimas, que la retina de los grandes consigue hacer grandiosas. Saludos y Buen Verano.

      Eliminar