Foto cabecera

AMFQuijoteSancho2 Entre Don Quijote y Sancho, Ana Mª Ferrin en Alcalá de Henares, Madrid.





HIROYA TANAKA, SU MADRE, EL LAUREL Y ANTONIO GAUDÍ. (2/2)


  Continúa...


                                    Treinta y ocho años ha invertido Hiroya Tanaka en componer un trabajo que hoy se disputan las Exposiciones sobre Antonio Gaudí que enamoran al mundo. Fin conseguido a base de recorrer las diferentes obras del genio, aparte de completar en paralelo su Tesis –cinco tomos y la calificación de Cum Laude- acabada en 1992 y leída ante su director, Joan Bassegoda Nonell. 

  Aquel día inolvidable para él, entre los invitados que presenciaron la lectura se encontraban su padre, llegado expresamente para la gran ocasión; Patro, la esposa jienense de Tanaka, especialista en Derecho Internacional e incansable colaboradora; y con ellos, el alcalde de Wakkanai, Tatsuo Hamamori.

   Al término del acto, el catedrático Bassegoda buen conocedor de los avatares que había pasado Tanaka para llegar hasta aquel día, se dejó llevar por el sentimiento de la situación y salió al jardín de la Cátedra Gaudí. Se dirigió a un laurel y cortó una rama del árbol que durante milenios ha simbolizado la gloria, luego arrancó unos junquillos de ginesta y uniéndolo todo, tejió una corona para ceñir con ella la frente del nuevo Doctor Arquitecto. Fue uno de esos gestos que diferencian lo mecánico de lo humano, quizás porque pocas personas como el profesor podían comprender el triunfo de un esfuerzo tan desmesurado.

   De regreso a Wakkanai, cuando el flamante laureado llegó al domicilio paterno, sacó del equipaje la corona de laurel y se la colocó a quien había creído en el mismo sueño que él, animándolo en su empeño cuando en la distancia notaba que flaqueaba: Su madre.

   La instantánea de aquel gesto quedó como un símbolo de la cultura del esfuerzo que siempre practicó Gaudíí. Y desde ese momento hasta 2008 en que se produjo el traslado de la Cátedra Gaudí a las nuevas instalaciones de la Escuela de Arquitectura, la fotografía de la señora Tanaka con su corona de laurel estuvo contemplando la Sala desde el lugar de honor en que la colocó el profesor Bassegoda, a la izquierda de la entrada.



Con la corona de laurel de Tanaka, su madre en la foto de
la Cátedra Gaudí (H.T.)



Desplegando los 8 metros del dibujo frontal del Parque Güell. (A.Mª.F.)



Los pabellones de entrada al Parque Güell. (A.Mª.F.)



Campanarios de la Sagrada Familia.



Inicio de un dibujo del interior de la Cripta Güell. (A.Mª.F.)



UN EPISODIO INOLVIDABLE

Publicado en Gaudí y Más. 9 de octubre de 2021


                            Porque a pesar de su accesibilidad, Hiroya Tanaka podría ser muy bien el protagonista de una novela sobre el triunfo del talento, tanto como el de la voluntad, sólo con alardear de los 38 años que ha tardado en (casi) completar los increíbles planos, con sus consiguientes cálculos, de las diez obras más importantes de Antonio Gaudí. Pliegos de cinco y seis metros de largo, con esas fachadas de orfebre guardando los infinitos detalles que el maestro tuvo a bien colocar en sus obras. Ocho años para el principal del Parque Güell. Cinco años para el de la fachada del Nacimiento, en la Sagrada Familia. (*)

    O presumir de sus propios encargos construidos en diversos lugares, o de los exquisitos diseños de todo tipo que ha ido desgranando por el mundo. Contar cómo lo llamaron para tomar medidas del Machu Pichu en Perú y presentar un proyecto sobre el monumento. Pregonar las innumerables conferencias que le solicitan en universidades de varios continentes. Tener el orgullo de haber sido propuesto para el Premio Príncipe de Asturias 2004



Día de la lectura de la Tesis Doctoral de Hiroya Tanaka en la Cátedra Gaudí. Entre el grupo que rodea al arquitecto y su esposa Patro en el centro, amigos y familiares. A la derecha en primer término, el alcalde de Wakkanai, Tatsuo Hamamori. 1992. (H.T.) 



Fachada del estudio de Arquitectura de Tanaka en Barcelona.
Orient i Occident. ORIOCC. (A.M.F.) 2015



Tanaka en su estudio. 



 Inauguración del Estudio Tanaka.
3º der. con su hija Olivia y un grupo de amigos. (A.Mª.F.)


    
                                     También sería literario difundir, el punto canalla de tantas veces como le han calcado sus diseños, copiado sus proyectos, utilizado sus planos para conferencias en el extranjero silenciando la autoría original. Eso en el pasado. Ahora, duro guardián de su obra bien asesorado, tiene muy claro como plantear demandas y ganarlas ya que su trabajo ha logrado el respeto y admiración del mundo arquitectónico. Siendo un reconocido valor en lo que se refiere a la obra de Antonio Gaudíí y a sus propios originales. 

    Su dedicación absorbente a los planos retrasó bastante su inicio en la práctica constructiva. En 2002 recibió su primer encargo, en Sitges, de una casa unifamiliar colgada entre rocas para el director de la sucursal bancaria de la que era cliente. - Cuando tenga dinero suficiente, tú harás mi casa-, le había dicho el bancario. Aquellos tres niveles que resolvió con unas bóvedas primorosas serían su estreno en el mundo de la edificación (**).

    No está nada mal para el estudiante al que no le gustaba dibujar. 




Tanaka con la pala en su primera construcción. 2001. (A.Mª.F.)



Una vista de la primera obra completa de Tanaka en construcción.
 Sitges. 2001 (A.M.F.)



Ana Mª Ferrin

(*) El "casi" se refiere, a que según él: " -Aún me quedan algunos pequeños motivos  por dibujar"

(**)  Libro Gaudí. La Huella del Genio:



36 comentarios:

  1. Interesante ejemplo de un hombre luchador, hecho a sí mismo, tenaz y con una vocación muy clara.
    Su madre luce la corona de laurel de Tanaka como si fuera una peineta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más. La luce como una reina llena de dignidad.
      Y además de la serenidad que muestra, yo aprecio en su mirada el convencimiento de que era muy consciente de la fuerza que, como madre, supo transmitir a su hijo. Un buen homenaje.

      Eliminar
  2. Super interesante la vida y trayectoria de este gran hombre, una pena que no le concedieran el premio Príncipe de Asturias.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen nombre que las autoridades culturales deberían retener y no olvidar, para cuando la ocasión se presente.
      Un besazo, Charo.

      Eliminar
  3. Extraordinaria la biografía de este gran y pequeño hombre.
    Un trabajador, un soñador...
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Conchi. Estas figuras sí son de las que podrían escribirse libros infantiles y juveniles que animaran a los estudiantes para no abandonar cuando las osas se ponen difíciles.

      Eliminar
  4. Educado en la cultura de la paciencia, donde el esfuerzo nunca es mucho y a los hechos me remito. Si se supone que no le gustaba dibujar...
    Precioso gesto ,no por el valor material , pero con una gran carga emocional como se entiende el verdadero afecto
    Un hombre de ideas fijas en su tesón su premio y después esa ternura que se desprende ese agradecimiento a su madre y maestros.
    Valores que hoy se están perdiendo: el respeto y los buenos modales dos pilares fundamentales .
    Un abrazo feliz semana Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bertha. Me fascinan esas mujeres que pasan la vida cumpliendo con sus tareas domésticas, silenciosas, que para los extraños se dirían ajenas a dejar una influencia en los suyos. Y cuando rascas un poco te das cuenta que todo lo que son sus hijos, el orden de la familia, los valores, han sido ellas las que los han transmitido desde su callada influencia.
      Porque sin alzar la voz dejan clara una realidad: "Je suis la loi"

      Eliminar
  5. El triunfo del talento, como dijiste... se dará siempre incluso sobre uno mismo, agrego.

    Abrazo hasta allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, amigo Carlos. A veces gracias al coraje se llega a terminar un proyecto.
      Porque si sólo se escucha lo que pide el cuerpo, puede que las piernas se vayan directas al sofá.

      Eliminar
  6. Olá, Ana, primeiramente agradeço a partilha deste belíssimo trabalho, "HIROYA TANAKA..." aliás, muito teria que agradecer a esta amiga espanhola, pois foi neste espaço de cultura, por seu intermédio, que pude aproximar-me mais de Gaudí e da sua portentosa Sagrada Família.
    Aplausos por tudo, Ana, jornalista de talento.
    Uma ótima semana,
    um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la cultura del esfuerzo, esa que a quienes han crecido creyendo en ella les es imposible incumplir su ley.
      Cuántas veces piensas que has llegado al límite y sin saber cómo, algo te empuja, un paso más, un paso más, hasta que consigues acabar.
      Saludos, Pedro.

      Eliminar
  7. ¡Qué gran profesional!!, todo un ejemplo a seguir. Él y sus padres deben estar orgullosos de cuanto ha conseguido. El trabajo y la constancia dan como resultado ese triunfo.
    El rector de la universidad estuve chapó en ese gesto que lo engrandece como persona. Supo apreciar muy bien a quien tenía delante.
    Todo un relato excepcional Ana y una vida de 38 años que daría para libros y películas, ojalá, algún día consigue ese premio Príncipe de Asturias que, se lo merece sobradamente.
    Un abrazo y te deseo buen resto de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echo a faltar libros infantiles con personajes sencillos que no se rindieron ante un reto de buenos propósitos.
      Todos conocemos a un buen puñado de resistentes ante la adversidad, posibles héroes desconocidos que si echamos un vistazo a nuestro alrededor podríamos identificar.

      Saludos, Juan.

      Eliminar
  8. Sin duda, el tesón da sus frutos. Me gustó mucho este relato porque estas personas son un gran ejemplo.
    Y me encanta esa madre, orgullosa de su hijo, luciendo la corona de laurel.
    Y, desde luego, una satisfacción ser propuesto para el premio Príncipe de Asturias.
    Un beso, Ana María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas crónicas sobre protagonistas que dejan una huella positiva con su trabajo, nos dejan con buenas vibraiones, Amalia.
      Un bssszzzo.

      Eliminar
  9. Justo homenaje a la madre que, no lo dejó desfallecer en su trabajo tésico, sobre Gaudí. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos.
      Sabe Dios que le diría esa madre en sus conversaciones telefónicas durante años, cruzando continentes y mares, para levantarle el ánimo.

      Eliminar
  10. Recuerdo que, en otra ocasión, también nos habías hablado de su labor al llegar a España.
    Yo no solo lo coronaría, le haría un monumento. Es impresionante su trabajo a lo largo de tantos años. Dice mucho de Hiroya Tanaka el detalle que ha tenido con su madre.
    Agradezco tu recibimiento, y como de nuevo estoy con vosotros, seguiremos en contacto.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre un placer saber de ti, querida Kas.
      A veces si no estás en tu casa no siempre puedes moverte con comodidad en las redes, por desconocer los mecanismos.
      Deseo que a partir de ahora tengas ánimo y cobertura suficientes para expresarte a menudo.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Impresionante!
    Inteligencia, genio y singularidad.
    La palabra talento resume una trayectoria que solo los grandes suelen transitar.
    Magníficas entradas, no conocía a Tanaka, ha sido un gusto.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Tanaka de nuestro alrededor esperan que los demos a conocer, Adriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Sencillamente admirable, su entrega, su constancia y sus ganas, simplemente para quitarse el sombrero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una biografía para leerla cuando las fuerzas flaquean.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Hola Ana:
    Admirable la tenacidad y la paciencia de Tanaka. Es lo que tiene haber sido educado en la paciencia de oriente. O al menos creo eso.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que ese fruto puede crecer en cualquier parte. A veces ves personas a las que todo en su entorno los empujaba al desastre y acaban haciendo grandes cosas. Supongo que depende del individuo y de quienes se cruzan en su camino. Saludos.

      Eliminar
  14. Dedicación y perseverancia siempre triunfan. Un gran ejemplo a seguir. Me gusta la mirada de esa madre luciendo con orgullo la corona que su hijo le regala.
    Buen jueves Ana Mª
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es una mirada interesante, cuenta cosas.
      Un beso, Laura.

      Eliminar
  15. Olá Ana,
    A história incrível de Hiroya Tanaka, uma pessoa que eu desconhecia, um brilhante arquitecto, um Grande homem, que venceu pela sua persistência, tenacidade, talento, paciência e certamente também, pelo apoio incondicional da sua mãe. Excelente biografia, obrigado pela partilha.
    Abraços

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablando con amigos de este tema queda clara la influencia tan potente que pueden transmitirnos los padres cuando se dan las circunstancias. La seguridad en uno mismo, aunque estés pasándolo realmente mal.
      Un beso, María.

      Eliminar
  16. Hola querida Ana, que tal? Acabo de ver tu comentario en mi blog, y me ha dado alegria, prometo ponerlo al día, me encanta como llevas tu blog, se nota que le dedicas tiempo, eres genial escribiendo y tengo envídia sana 😀. Un besazo! Te devuelvo tu visita! TQM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Maru, te encuentro tan creativa y luchadora como siempre, siempre con novedades en tu bonita tierra.
      Un besazzzzo.

      Eliminar
  17. Sin duda en este trabajo se observa la paciencia asiática y el buen hacer de los nipones, culto al esfuerzo y a la belleza que ya quisiéramos practicar en muchos casos los mediterráneos. Espero que se acaben ya los plagios y Tanaka pueda ver recompensada y reconocida su obra.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Me he emocionado mucho leyendo sobre el tesón y paciencia de Hiroya Tanaka aunque le costó años, ahora tiene el reconocimiento que merece. Si que hay que ser canalla para silenciar la autoría de sus diseños y proyectos cuando los presentaban en conferencias. Gracias por tanto Ana Mª.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Qué vida interesante, prolífica, paciente y llena de espinas -por lo que le ha pasado con la copia de sus obras- tanto como de éxito.
    Creo que la paciencia oriental jugó un papel importante en eso y pudo llegar a través del tiempo a asesorarse y plantear demandas.

    ¡Me encanta la foto de la mamá con la corona!
    Muy bien contada con tu arte para ello la historia de Tanaka.
    Abrazo va

    ResponderEliminar
  20. Es impresionante como uno se convierte en un discípulo de alguien a pesar de que ese alguien tenga açales de muerto. Esto ha pasado con este arquitecto que es un digno discípulo de Gaudín.
    NOTA Es lamentable eso de que lo hayan querido plagiar... se siguen viendo cosas.

    ResponderEliminar