Foto cabecera

AMFQuijoteSancho2 Entre Don Quijote y Sancho, Ana Mª Ferrin en Alcalá de Henares, Madrid.





GAUDÍ, EL MAMUT DEL PARQUE DE LA CIUDADELA Y SU HISTORIA


                         Las cabanyas de vinya, construcciones en piedra seca así conocidas en tierras de la Cataluña natal de Antonio Gaudí, y en otros lugares de España como chozos de pastor, tienen en común con los talayots prehistóricos de Menorca y Mallorca que el arquitecto debió conocer durante las excursiones que realizó por estas islas durante sus largas estancias allí, su técnica constructiva a base de piezas de roca, apiladas sin ningún tipo de argamasa (1) . Aunque Gaudí si utilizó aquí el mortero, unas y otros le sirvieron de modelo para levantar en el alto del Turó de las tres creus del Parque Güell de Barcelona una pequeña atalaya, para dejar constancia del yacimiento hallado en una cueva de su subsuelo durante las obras (2). 



     
Desde hace más de un siglo, el Mamut de la Ciudadela atrae una riada
 de niños para subirse en su trompa. (A.Mª.F.) 




La senda del parque con los grandes mamíferos prehistóricos no llegó
a ser realidad. Sólo pudo  terminarse la escultura del mamut en 1907.
El Diplodocus que iba a ser la segunda pieza ya no se realizó.  (AMF)
.
                    


TIEMPOS DE CIENCIA Y DESCUBRIMIENTO

Publicado en Gaudí y Más. 20 de noviembre  de 2021    



                                                    En diciembre de 1900, cuando se efectuaba el desmonte de los terrenos de lo que iba a ser la urbanización residencial del Parque Güell apareció una caverna en la parte alta de una hondonada conocida como La Font del Carbó, lo que hoy es El Turó de las Tres Creus, con una serie de fósiles en su interior que despertaron la curiosidad  de los obreros, por lo que avisaron al propietario de la finca, Eusebio Güell. Este se puso en contacto con el canónigo de la catedral e ilustre geólogo y paleontólogo, Jaime Almera Comas, quien envió al lugar al sacerdote, escritor y naturalista, Norberto Font i Segué, para que hiciera un informe de lo que contenía (3).
                        
  La gruta había sido habitada por mamíferos y reptiles antes de ser inundada sucesivamente por corrientes de aguas dulces de corriente suave, que más tarde serían cubiertas por una capa de travertino arcilloso sobre la que se depositaría otra de travertino estalagmítico, revestida finalmente por una de cieno rojo. En esta sedimentación se encontraron  diversos fósiles de mamíferos: un erizo, varios roedores comunes en la isla de Córcega, varios fragmentos de distintos rinocerontes de Merck y de un tipo de ciervo muy abundante en las montañas de Europa y Asia.



El Turó de les Tres Creus, 
construcción en el punto más alto del Parque
 Güell con la técnica de apilar piedras en seco, se encuentra por todo el
 Mediterráneo y algunas zonas de Escocia. En realidad contiene sólo dos
cruces y una flecha apuntando al cielo.  (A.Mª.F.) 2012



Talayot 
en Torrellonet Vell, Menorca. Edad del Bronce-Edad de Hierro



Chozo de pastor en Baltanás, Palencia.

               
                                           Tortugas y moluscos también formaban parte del conjunto encontrado, lo que nos habla de que el deposito se formó en el Pleistoceno de la era Cuaternaria hará unos 2,500 millones de años, época en que se produjo la transición del clima templado a glaciar. El hallazgo tuvo una gran repercusión en la sociedad barcelonesa al estar en plena actividad las acciones de la Junta de Ciencias Naturales, cuyo proyecto más ambicioso tras el gran revulsivo que significó para Barcelona la Exposición Universal de 1888, consistía en unos estudios para reproducir en piedra y a escala natural las especies desaparecidas más notables. El impulsor de la idea era el joven  naturalista Norbert Font i Segués, que con ayuda de la Junta logró poner en pie el ambicioso proyecto (4).
                      
   Este sacerdote estuvo muy relacionado con Eusebio Güell, mecenas también de las publicaciones de la Associació Catalanista d' Excursions Científiques  fundada en 1876, que tanto impulso dio al estudio de las ciencias y que contó desde el principio con socios de muy diversas procedencias. A los científicos se unieron para dar impulso a la entidad y resonancia en los medios, el dramaturgo Angel Guimerá y Jacinto Verdaguer, poeta, los pintores Utrillo y Rusiñol, el novelista Narcís Oller, el político Valentí Almirall y el propio Antonio Gaudí, que a través de su obra en el Parque Güell entabló amistad con el sacerdote, para quien dibujó unos ángeles que debían ir en el recordatorio de su primera misa (5).

  

Norbert Font i Sagué



La primera expedición a la cueva de Roca fue la última vez que el
P. Norbert participó en una experiencia de este tipo. En la foto, la
segunda salida al mismo lugar, donde aparece con sotana
otro sacerdote, el  P. Bataller. (4)
  
  
                                       

Cervus elaphus, especie de la que se encontraron los restos fósiles
  


Pintura de un rinoceronte hallada en la cueva de Las Caldas, 
similar a los restos hallados en el Parque Güell.

  
                                                   La primera idea de resguardar y señalar aquel pequeño promontorio para dejar recuerdo del enclave fósil se la dio a Gaudí el arquitecto Salvador Sellés i Baró, uno de los primeros que acudieron a visitar el Parque Güell formando parte de la excursión que hizo la Asociación de Arquitectos en 1903 al nuevo parque residencial, que se construía en la Montaña Pelada a semejanza de los que ya existían en Inglaterra. El pequeño parlamento pronunciado por el visitante, subido precisamente en aquella elevación, contenía la sugerencia de que aquel lugar: ...era ideal para un mirador, puesto que avanza sobre la pendiente de la montaña y permite abarcar el conjunto del terreno urbanizado (6).
                     
   Del proyecto para reproducir la fauna prehistórica presentado por el reverendo Norbert, la primera obra que lograron terminar fue un mamut que se colocó en 1907 en el Parque de la Ciudadela de Barcelona. No pudo realizarse en piedra como pretendían sus promotores, se construyó en hormigón según una maqueta del escultor Miquel Dalmau y tampoco se conoce popularmente quién la realizó, ni cómo, ni dónde. Lástima, porque estaría bien hacerlo constar aquí, al ser algo tan bien construído y que tanto ha servido para que generaciones de niños se interesen por su figura prehistórica y hagan preguntas, se encaramen a su trompa y guarden esa foto que pasados los años mirarán con nostalgia (7).



Ángeles dibujados por Gaudí para el recordatorio de la primera
misa del Rev. Norbert Font i Segués. 1900.  (Cátedra Gaudí)






Dos imágenes del Hospital Gerau de Cervelló en Olesa de Bonesvalls.


                                 Lo que sí está hoy a nuestro alcance es contemplar al majestuoso paquidermo, siempre flamante, restaurado y ahora también lavado, con su inevitable grupo de pequeños admiradores esperando turno en su enclave primitivo junto al lago camino del zoológico, donde estaba previsto que encabezara la senda de las grandes especies desaparecidas. Por poco no se llegó a realizar la segunda figura de la serie imaginada, que iba a ser un diplodocus. El reverendo Norbert fallecía en 1910 a los 36 años y el proyecto quedó en el olvido hasta la actualidad, en espera de que otro mecenas retome la idea. 
                      
   A propósito de esta primitiva Associació Catalanista d’Excursións Científicas, germen del que hoy conocemos como Centre Excursionista de Catalunya, podemos asegurar que fue uno de los primeros lugares en que Antonio Gaudí fue dejando constancia del empuje de su carácter y su rápida reacción ante los avatares, una característica determinante de su personalidad.


 
Barraca de vinya 
en Olesa de Bonesvalls




Cruz en el cementerio de Olesa de Bonesvalls con
una alegoría al Hospital en su base.

  
                                En una ocasión durante la 
excursión que hicieron los días 20 y 21 de Noviembre de 1880 a Olesa de Bonesvalls (8) los miembros de la Associació excursionista, para dibujar del natural su hospital medieval, al llegar a uno de los pasos previstos en el itinerario, el grupo tuvo que detener su marcha por el exceso de caudal que llevaba uno de los riachuelos que debían atravesar. 

   Y allí estuvieron parados un buen rato discutiendo sobre qué hacer, mientras Gaudí escuchaba en silencio las deliberaciones. Hasta que de repente, el joven tomó por su cuenta la decisión de irse a ver por los alrededores si encontraba a quienes pudieran proporcionarles unas caballerías, lo que hizo en compañía de otro socio, García Losada. En unos terrenos encontraron a unos labradores arando con sus animales, y Gaudí, explicándoles la situación, consiguió que los hombres accedieran a ayudarlos. Montados en ellos por turnos, los excursionistas lograron cruzar hasta la otra orilla, continuando el camino hacia el Hospital medieval de Gerau de Cervelló, motivo del viaje. 

  Mientras se completaba la acción, sus compañeros siguieron en silencio sus indicaciones sorprendidos por esta demostración de liderazgo. Antonio Gaudí tenía veintiocho años y hacía dos que había recibido su título de arquitecto (9).   



Ana Mª Ferrin

(*) Del nuevo trabajo de A.M.F. (Gaudí. Íntimo y Desonocido

34 comentarios:

  1. Olá, Ana. Gostei muito do seu texto, que me levou a conhecer essas obras de arte, uma delas do ano de 1900, além das duas imagens do hospital e outras igualmente interessantes. Assim, vou conhecendo um pouco mais da cultura e da história da Espanha. Interessante, também os desenhos de Gaudí.
    Um bom final de semana,
    Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando paseas por este Parque que en principio debía ser una zona para las familias, y ves las colas que se forman para que los niños se suban a la trompa del mamut y sus caras de felicidad, recuerdas que en ese lugar debían haberse colocado en 1900 una hilera de enormes animales prehistóricos para su disfrute. Y te das cuenta de que a ninguno de los +o- 50 alcaldes que hemos tenido desde entonces, se le ha movido un solo músculo para completar una idea tan fantástica.
      Saludos, Pedro.

      Eliminar
  2. Nunca imaginé que las influencias de Gaudi llegaran hasta la mismísima prehistoria, con esos monumentos funerios y defensivos de la cultura megalítica. Este hombre no desaprovechó nada que fuera en su día importante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que cuando me enteré de que en el Parque Güell se habían encontrado restos de un rinoceronte y otros animales prehistóricos, me acordé de la frase francesa usada hace años para desmerecernos: "África empieza en los Pirineos".

      Y tenían razón porque de allí venimos todos, incluido Le Pen, por mucho que le pese. Saludos.

      Eliminar
  3. Muy detallada toda la relación acerca del parque y las esculturas. Lástima que no hicieron el diplodocus pero el parque está.
    Por cierto, en esta misma semana, acá en Paraná, Brasil, se acaba de dar la noticia del descubrimiento de un nuevo dinosaurio en la zona, el Berthasauro. Eso ha traído un revuelo en el mundo científico pues es un dinosaurio con un pico parecido al de una cacatúa, o algo así.
    De todos modos, y volviendo al mamut, te dejo algo que hice acerca de eso
    https://tigrero-literario.blogspot.com/2020/05/los-mamut-de-coro-taima-taima.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada, felicidades por dar a conocer ese valioso episodio prehistórico de tu país, donde se encontraron los restos de más de 200 mamuts sin olvidar la magnífica estatua de ese animal tan poderoso que no sabemos si el artista lo representó en su saludo al sol o pidiendo ayuda a los dioses.
      Y como cuando algo lo merece no debemos tener miedo de opinar sobre ello, al político que se ha burlado de la publicidad y representación que esa zona de Venezuela ha dado al hecho, ni caso. El día de mañana, muchos adultos habrán estudiado ciencias gracias a esa semilla de conocimiento hallada en el yacimiento.

      Saludos, Alí.

      Eliminar
  4. Genio y figura ; como y demuestra ahí ,en esa visita con veintipocos que era muy observador y con las cosas claras.
    En su obra se refleja que er respetuoso con todas las técnicas: desde la artesanía y todo lo popular.Como buen geometro nada se ler resistió.
    Feliz domingo Ana


    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha, gracias por tu tiempo y tus palabras, siempre nos sentimos atraídos por quienes comparten deseos con nosotros.
      Hace unos días estuve con una amiga pintora, le enseñé tu blog y se quedó sorprendida de la cantidad de creatividad que derrochas en tantos campos. Desprendes gracia y energía, amiga Bertha.
      Un besazo.

      Eliminar
  6. Muy pero que muy interesante.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Que interesante me ha resultado esta entrada de hoy, me estas descubriendo facetas de Gaudí que desconocía y si pudiera hacía un viaje a Barcelona a conocer la Sagrada Familia y el parque Güell.El mamut me ha encantado y es una pena no haber construído más animales prehistóricos de los encontrados en esa cueva.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que hubiera sido una buena cosa para los peques esa ruta.
      Como puedes ver en las fotos, algo tan sencillo no sabes cuánto les gusta. Y si se enfoca bien es un buen punto de partida para interesarlos por la ciencia.

      Un beso, Charo.

      Eliminar
  8. El interés or la paleontología comienza a finales del siglo XIX y a principio del siglo XX estaba en mantillas y de moda entre ciertos sectores sociales. En Cataluña su interés por la cultura y los conteactos con ámbitos europeos no extraña que aflorara el interés por las especies prehistóricas.
    Muy interesante la descripción de la excursión con todo lujo de detalles. Estaba claro que Gaudí tenía mucha capacidad de resolución de problemas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen. A veces hay pequeños comentarios en las memorias de los contemporáneos de un personaje, que te dan el análisis de su personalidad mejor que un experto.

      Eliminar
  9. Fantástica postagem, Ana, a gruta do pastor, há 2.500 milhões de anos formados quando ocorreu a transição do clima temperado para o glacial... que fantástico. A foto da primeira expedição à gruta da Roca está muito curiosa. Gostei muito da foto do Hospital Gerau de Cervelló, que belíssima reportagem. Minha imaginação já trabalha...
    Há muito o que preservar!
    Essa sua partilha está maravilhosa, obrigada por trazer essa partilha, pela suas incansáveis pesquisas!
    Uma ótima semana pra você, beijo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que no pare la imaginación. Qué sería de los curiosos si no tuviéramos ese motor.
      En todos los países hay estudiosos que ven lo mismo que todo el mundo, pero ellos se detienen, analizan, se preguntan. Gracias a ellos sabemos de dónde venimos. Un beso.

      Eliminar
  10. Buenas tardes amiga Ana, después de quedarme ayer a medias con el texto, retomo su lectura, los ojos nos juegas malas pasadas con la irritación.
    Ese fantástico parque ha sido una pena no terminar su construcción en su original primera idea, pero por desgracia, estamos en un país que siempre sucede algo por el estilo. Se invierte en las cosas más insignificantes y en otras que están amparadas por el arte y en este caso en beneficio de los chavales se les da de lado.
    Un placer como siempre Asna.
    Un abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has tocado un punto en el que se debería poner más atención y más control. Las prioridades del gasto, ni más ni menos que hacemos en los hogares para funcionar.
      En lugar de buscar supertitulados con supergrados y supermásters, esos puestos deberían estar en manos de buen@s am@s de casa. Seguro que peor no lo iban a hacer
      Saludos, Juan.

      Eliminar
  11. Un verdadero desasnamiento, amiga. Gaudí cada vez mas portento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por Dios, Carlos, que verbo más heavy.
      Pero no está mal. Saludos

      Eliminar
  12. Con tan preciosa información que nos regalas siempre, cada vez tengo más deseos de conocer Barcelona y disfrutar de sitios tan interesantes.
    Espero poder hacerlo el próximo año.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si salimos de ésta, Amalia, que cada vez que parece que ya casi está, como dirían en Palencia, "Y vuelta la mula al trigo..."

      Eliminar
  13. Aunque han pasado muchos años, no perdamos la esperanza de que algún día aparezca un iluminado, con dinero, y se retome este interesante proyecto, para disfrute de todos.
    Desconocía esta faceta de Gaudí, y ese detalle de liderazgo.
    Un abrazo, amiga Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes mucha razón. Un poco de alegría para esta maravillosa Barcelona que nos están apagando, no nos vendría nada mal.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Como siempre, otra estupenda crónica.
    Es un placer venir a visitarte amiga Ana.
    Todo me gusta lo que hoy nos cuentas, de principio a fin. Pero destaco esa historia de Gaudí resolviendo el cruce del riachuelo y, llamaron poderosamente mi atención esos ángeles que, si no lo hubieras dicho, hubiera apostado a que eran hombres muy bellos...Es que en mi imaginario los ángeles siempre son alados.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, LU, no sabía de este interés angelical tuyo. Que sepas que lo ángeles los hay, desde sin alas, a tener dos, cuatro y seis. ¿Qué te parece?

      Un besote, guapa.

      Eliminar
  15. great sculpture which connects the past... wonderful works.

    # Have a beautiful weekend

    ResponderEliminar
  16. Estas humildes piezas, me refiero al mamut de hormigón, de Dalmau, quizás poco valoradas desde un punto de vista artístico, tienen el valor de ser parte de la memoria de tantas generaciones que la han disfrutado en su niñez. Y eso también es un enorme valor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan enorme que muchos adultos barceloneses cuando recuerdan qué les gustaba más de niños, sin dudarlo te hablan del mamut y los animales del zoo. A veces lo más sencillo es lo más auténtico, lo que más nos impacta.
      Saludos, DLT.

      Eliminar
  17. Como siempre extraordinaria información ese parque no lo conozco y esperamos que alguien alguna vez siga y concluya el mismo.
    Gracias por compartirla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues según cuando venga va a estar de suerte, porque después de tenerlo en un estado mejorable, parece que por fin el Ayuntamiento empieza a mover alguna ficha. Tímidamente, sí, pero algo es algo.

      Pronto las Navidades, José Aº.

      Eliminar