Foto cabecera

DSC_0036 En las Ramblas de Barcelona. La bella florista. (A. Mª. F.)





ADIÓS A JOAN BASSEGODA NONELL



               Hoy 31 de julio, recibí a primera hora una llamada comunicándome el fallecimiento del arquitecto e historiador Joan Bassegoda Nonell y desde ese momento los recuerdos no han dejado de llegarme en barrena, infinitos. Siento que por encontrarme muy lejos no podré asistir a su entierro. 

                    Lo primero, decir que hasta este momento nunca había sido consciente de que he sido una privilegiada por haber conocido, entrevistado y tratado a buena parte de la generación irrepetible que consiguió retomar el legado de Antonio Gaudí, enderezarlo y traerlo hasta nuestros días. Y sobre todo, que para hacer un pequeño homenaje a Joan Bassegoda será imprescindible meter en un arcón todos sus títulos académicos, los premios, los reconocimientos internacionales, su importantísima labor docente, constructora y restauradora de nuestro Patrimonio, así como su dirección de la Cátedra Gaudí a lo largo de 32 años y echarle siete llaves a todo ello. Sólo así podré escribir del hombre con libertad, sin la presión del personaje.


Joan Bassegoda Nonell. 2001 (J.B.N.)

UN SENYOR DE BARCELONA


GAUDÍ, RIUDOMS Y ANDRÉS INIESTA


¿Espartanos?

No, pero nunca se rinden

¿Numantinos?

Tampoco, aunque lo parezcan por su resistencia

En esta ocasión nuestros protagonistas son riudomenses, de Riudoms, provincia de Tarragona, la villa natal del padre de Antonio Gaudí cuyos naturales reivindican con razonados argumentos que también fue la cuna del arquitecto, frente a los documentos que acreditan a Reus como el lugar donde vio la luz. (*)


En Madrid, ante los leones del Congreso, Joana Moragas, Eudald Salvat, Jaume 
Dalmau, Pep Munté, Marc Massó, otra integrante y Artur Salvadó (E. Salvat)

 De iz. a derecha: Jaume Ferrant, Vicenc Solsona, Xavi Lázaro y LLuis
 Notario. Londres, ante los leones del monumento a Nelson (J.Ferrán)


PRIMERO, EL CORAZÓN DE LA GENTE