Foto cabecera

sorolla "Niños corriendo por la playa". Joaquin Sorolla



EN LA SAGRADA FAMILIA. DE BARCOS, PÁJAROS Y PINTORES


 

                      Una sutil gama de grises atrae con su palmeo la atención de los visitantes. Un ave ha perdido el rumbo penetrando accidentalmente por un batiente inferior de la Sagrada Familia y el vientre y la cara interior de sus alas planean, rozando las paredes del estudio donde se agrupan varios arquitectos del templo. Los ojillos rojos del pájaro brillan al reflejarse en ellos las luces fluorescentes. La falta de corrientes de aire provoca su enérgico aleteo, más y más violento, necesario para mantener su equilibrio en el espacio. Si para el uso humano la sala tiene escasas dimensiones, para el animal significa el ahogo, el fin de la libertad.            



... El agua verde penetró mi casco de abeto/
y me lavó las manchas de vinos azules... 





Planeando nuestro cielo, observándonos, los pájaros




La fachada de La Pasión
, por Ernest Descals



TORRES LANZADAS AL AIRE

EL COLOR PÚRPURA EN EL ARTE


 

... ¡Hoy! te diré yo

bajo el sol nacido, tocándote el alma

tus sienes doradas,

los ojos inmensos de tu cara maga

evitando azules

mis negras miradas.


… Y la aurora plena,

cantando entre granas,

prenderá sus fuegos

en las ramas blandas.

Tus pies en la tierna

yerba con escarcha,

tus cabellos verdes,

tu desnudez malva.


... Y tú me dirás,

huyendo: Mañana...

                               Juan Ramón Jiménez



Lyonel Feinenger



Kees van Dongen


                                                                 La joven. Gustav Klimt


Edward Munch



Sotheby's. Lyonel Feinenger


Anglada-Camarasa



Raquel Azqueta


EL COLOR DEL PODER 

(Y DE LA MUJER)

EMILIO ARAGÓN Y SU PROGRAMA "B. S. O."


                            

Desde las inolvidables entrevistas

televisivas que bajo el epígrafe de A Fondo,

nos regaló Joaquín Soler Serrano años ha, allí donde

regreso de vez en cuando, no había vuelto a

disfrutar de algo tan exquisito como los espacios

semanales que estamos viendo estos días en la

cadena #0 de Movistar (o canal 7 Movistar).

Mezcla de conversaciones emotivas de las que nunca brotan,

aderezadas con música en vivo, unidas a la confianza 

ganada en años de bonhomía, el personaje se entrega

al director-presentador del programa.

 Emilio Aragón sorprende, relaja. Una rareza en el actual

 panorama televisivo donde priman el chisme soez y la mala baba.

                  Una auténtica delicatessenPara no perdérsela.                      

 


     

 LA BANDA SONORA DE NUESTRA VIDA

¿QUÉ SIENTE EL ARTISTA CUANDO CREA?




                                      Quizá con estas cuatro letras sólo busque rescatar uno de los bellos recuerdos de infancia, el de los pintores callejeros de mi Barrio Gótico barcelonés, nuestros queridos artistas al aire libre, au plein air, que dirían los impresionistas, aquellos insensatos del siglo XIX a los que se les ocurrió saltar de sus estudios al exterior cargando telas, caballete y colores, plantándose en la esquina de cualquier calle o sendero para plasmar lo que veían.

   Quizá sea porque acabo de enterarme de que para vivir hoy ese idilio, en muchos lugares de mi país, España, el artista tendrá necesidad de guardar entre su documentación viandante un permiso oficial que lo autorice a practicar algo tan peligroso, como robarle al paisaje un puñado de vida.

  Quizá, para continuar estando más o menos lúcida, deberé rebuscar en mi cerebro ese gramo de locura que el pasado 4 de julio le brotó al pintor Antonio López desde muy dentro, empujándolo a localizar aquel cuadro de 2010 que había empezado con la Gran Vía madrileña como tema, abandonándolo después en el archivo de su almacén, para ceder el puesto a un encargo más urgente.

   Once años había tardado López en retomar la idea, cuando ese jueves día 4, a los 85 años, vestido de faena con pantalones cortos, camisa, botas y una gorrilla roja, nuestro artista vivo más internacional se armó con los bártulos del oficio metiendo sus materiales en una bolsa roja de plástico y plantándose en la Puerta del Sol. Lugar al que no tardarían en llegar dos policías municipales cumpliendo órdenes, exigiendo al artista que les mostrara su licencia para pintar.   

   Señores agentes, que Antonio López es manchego, paisano de Don Quijote. ¿Qué mejor credencial que esa, para ser un soñador? 



Josep Mª Subirachs ante su obra, Santo Tomás. (A.Mª.F.)



Antonio López retomando su cuadro de 2010 en Madrid, 2021. (elpais)



Martín Giraldo pintando la Pta de Murillo, en el Pº del Prado, Madrid
(descubriendoelarte.es)
  


Benjamín Palencia, pintor de la Generación del 27, junto al río



Claude Monet



Monet pintado por Pierre-Auguste Renoir



Edouard Manet en su estudio flotante.



MEMORIA, ESENCIA, CULTURA

CUBA, SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES



 Empezamos otra salida de ruta.

No dejaré de seguir vuestras andanzas

aunque pararé unos días mis entradas.

Cuidaros. ¡Hasta la vuelta!   

                 

                                   En agosto de 1989 nos encontrábamos recorriendo Alemania con nuestra autocaravana y llegamos hasta Passau, frontera con Checoslovaquia, porque queríamos visitar unas fábricas de cristal que mi marido conocía. Al llegar a la frontera nos encontramos que todos los aduaneros alemanes estaban atendiendo una avalancha de coches a territorio alemán, pero casi ninguno en el puesto de los que deseaban entrar en Checoslovaquia, como nosotros. 

   Uno de los empleados nos informó de que había un éxodo de checos porque se rumoreaba que el Muro de Berlín estaba a punto de ser derribado, con lo que eso suponía para el cambio del mapa político y social europeo. Por eso los policías checos no querían complicarse la vida, huyendo también muchos de ellos y dejando salir a todo el que quería entrar en Alemania, algo que nos pareció delirante porque después de cruzar el país habríamos asegurado que en Berlín la vida seguía como siempre, ellos en el Oeste y los del Este en su territorio. Pero no era así. Una marea subterránea corría por todos los países socialistas de donde sus habitantes aprovechaban para escaparse. 

   Poco más de dos meses más tarde caía el muro de Berlín. Y tras esa efeméride, con más drama, como en Rumanía, o menos, como en Checoslovaquia, una nueva época fue situando a cada una de las dictaduras socialistas surgidas tras la IIª Guerra Mundial, en el plano político decidido por sus habitantes. 

   O sea, que aunque de puertas afuera de esos países no se notaba la realidad que se escondía entre sus pobladores, en un determinado momento un ¡Se acabó! colectivo, hizo a sus gobernados perder el miedo al miedo con tal determinación, que prácticamente sin resistencia los dirigentes que hasta el día anterior vivían oprimiendo al pueblo, desaparecieron.         




Como vimos en Argentina a las Abuelas de la Plaza de Mayo, exigiendo la libertad y regreso de los desaparecidos  y presos, las Damas de Blanco cubanas junto a muchos compañeros, exigen dignidad y justicia perdiendo el miedo al miedo (1)


¿LLEGÓ LA HORA?

NO SIN MI MEJOR AMIGO


 

                                           Si su proyecto vacacional consiste en viajar a los Estados Unidos y en especial a Washington DC para visitar el  Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano, le informamos de que, desde 2009, se puede contemplar un apartado insólito sobre esqueletos donde reina una pareja con la que muchos observadores se sentirán identificados.

  Hablamos de los esqueletos del antropólogo Dr. Grover Kantz y su perro Clyde.




En otra dimensión, y vivos, Grover Krantz y Clyde (*imagen)


HASTA EL INFINITO, Y MÁS ALLÁ...

ARQUITECTURA CON ALAS: LOS PALOMARES


 

                                                                                                                                      A Jesús. 

                                                                               "El Chuchi de Los Cuarteles"



... Solo de luz en Castilla,

el palomar de mi infancia.

                                                        Godofredo Garabito Gregorio


Palomar de Los Jardinillos. Palencia



TEJAS CORONAN TUS SIENES...

TORTOSA 1995. CATEDRAL DE SANTA MARÍA.


 

Atreverse a tocar el tambor, frente a la

puerta del genio del trueno.

                                                         

Expresión popular vietnamita

                                                                                                            



                                   Maldita , maldita y maldita sea!

                                El cloquear de unas chancletas hizo rechinar los dientes al viajero, quien se quedó con la mano en el aire goteando agua bendita. 

   -Igual que en Viena -pensó. Estaba en Tortosa y se veía sintiendo la misma indignación que había experimentado en la catedral de Viena el año anterior por motivos similares-. Hay que fastidiarse -se dijo-. No era esto lo que yo tenía en mente cuando deseaba que Europa nos conociera. 

  Entre la penumbra de la nave central, la catedral de Santa María mostraba generosamente sus tesoros a quienes se aventuraban a pasear en esa hora asesina de la siesta. Gorritas en la cabeza, pieles mostrando miembros enrojecidos y peludos asomando de camisetas y shorts. 

   El mochilero respetuoso aguzó el oído. No eran imaginaciones suyas. El ultrasonido de lengua árabe pasaba bordeando el soberbio coro del siglo XVI tallado en roble y daba un quiebro sobre la pila bautismal regalada por el Papa Luna desde Peñíscola. 

  El eco era árabe, ciertamente, por algo el templo tenía la misma orientación que la mezquita mayor. Más que rezos eran lamentos, por el poco respeto que aquellos ignorantes llegados desde islas lluviosas profanaban con sus alpargatas ruidosas y sus risas el recogimiento de los fieles.



Retablo de mármol de la Virgen de la Cinta, sobre el lugar donde
se custodia la cinta que la Madre entregó a un monje en 1178



Lápida fundacional de la catedral. De origen románico, reconquistada
a los árabes en 1148 por Ramón Berenguer IV, la Orden del Temple
y la República de Génova, y terminada en 1178. 



Pila bautismal del s. XV donada por el Papa Luna, Benedicto XIII.
Atención a los símbolos tallados, se cuenta que son esotéricos. 



Arqueta árabe del siglo XII






Vista cenital y del altar mayor de la catedral


ESTO, NO.

(Parte 2/2) NOMADLAND Y LOS ESCITAS, HOY.


 

                 
                        Acercándonos en el tiempo, dejando aparte las expediciones guerreras que desde siempre han buscado el refugio de las tiendas y carpas, así como las expediciones científicas o naturalistas y sin olvidar a los campamentos mineros, el camping ha ido asociándose cada vez más al ocio.

   A través de los tiempos vemos incluidas todas las categorías sociales. Ya en el siglo XIX, a los aristócratas ingleses y centroeuropeos románticos y adinerados, que compartían su amor a la Naturaleza con las comodidades más sofisticadas, sólo les era posible conseguirlas disponiendo de servidumbre en abundancia y carruajes para acarrear hasta el lugar elegido en el campo, desde cama con dosel para defenderse de los insectos, hasta mesa puesta con vajilla y candelabros, así como una cocina completa...




Caravana Volkswagen Westfalia, la clásica más querida. (*)



Volkern, una de las más lujosas. Con coche y garaje incluidos




Bufalino, la más pequeña


Y POR TECHO, LAS ESTRELLAS

NOMADLAND Y LOS ESCITAS, PIONEROS DEL CAMPING CARAVANING


 

                                                                                   

A MIS HIJOS

Y a Clint Eastwood,

Demi Moore,

Jim Carrey.


A todos los que, como ellos, 

pasaron parte de su infancia

rodando en una caravana.


Y especialmente hoy, felicitando

al equipo que ha hecho posible los 3 Premios Oscar 

para NOMADLAND, con una soberbia Frances McDormand 



                            
                                    Hace más de tres mil años, unas tribus iraníes cruzaban las estepas adentrándose por Oriente desde el sur de Rusia y el norte de Mongolia llegando hasta el este de Kazajistán y el norte de China, para después de perfilar por Occidente una media luna que comprendía Rumanía, Turquía y Egipto, desembocar en el Mediterráneo.

     Eran un pueblo itinerante, de situación y extensión variable como tantos otros en ese periodo de la historia, que en los cinco continentes hacían de la trashumancia una forma de vida. No obstante, al acercar una lupa a los yacimientos arqueológicos del Dniéper, las características diferenciadoras de su civilización impactan al observador, le ponen alerta de que aquellas gentes de las que hoy se conoce bastante de su rica cultura, sabían lo que era el esfuerzo y la lucha pero también apreciaban la buena vida, la comodidad.

   Estos antepasados eran los escitas (*), a los que podemos considerar como pioneros del nomadismo moderno y con calidad de vida que hoy llamamos camping o caravaning...


Con sus tiendas sobre las plataformas de madera de los carros y tiradas
 por buen número de bueyes... 
Estampa cumana heredera de los escitas.


En la ópera El Príncipe Igor, de Alexander Borodin, los escenógrafos Yanov, Andreyev y Bocharov recrearon un asentamiento de tiendas escitas/cumanas


Representación de diversos escitas reales. El nº 3 es una mujer.


EL NOMADISMO ACOMODADO, UNA HERENCIA 

ALEXANDER FARTO. O CUANDO EL ARTISTA, ADEMÁS DE CREAR, EXCAVA.


 

Me asomé a la balcona/ y contemplé la ciela

poblada por los estrellos./ Sentí fría en mi caro,

me froté los monos/ y me puse la abriga

y pensé: qué ideo,/ qué ideo tan negro.

Diosa mía, exclamé:/ qué oscuro es el nocho

y que sólo mi almo/ y perdido entre las vientas

y entre las fuegas,/ entre los rejos.

El vido nos traiciona/, mi cabezo se pierde,

qué triste el aventuro de vivir.

Y estuvo a punto de tirarme a la vacía.../

Qué poemo.

Y con lágrimas en las ojas, me metí en el camo.

POEMO. Jesús Lizano. Fragmento

 


                                       Si Lizano, el poeta anarquista, re-crea la poesía al trastocar sus obras cambiando el género, el artista portugués Alexander Farto (Vhils) reinventa el arte del cuadro al decidir cambiar su esencia; la adición de materiales, por la sustracción. Quitar materia del soporte en lugar de añadírsela.

    O cuando el pintor oficia de arqueólogo.      


Posando ante sus imágenes grabadas en el muro, los sanitarios del Hospital Sao Joao, de Porto, en Portugal. De iz. a der: Cristina Teixeira, Patricia Botelho, David Andrade y Idalina Ramos. (europapress.es)
 

El mural completo con los diez componentes originales. (pinterest.com)



Invitado por Banksy a colaborar en la instalación artística de un túnel, Farto 
compartió con él la portada del  Times. 2 de mayo de 2008.


Farto trabajando en su taller



FARTO: ARAÑANDO LA SUPERFICIE

SCOTT WADE. DEL "LÁVALO, QUE NO ENCOGE", A GAUGUIN Y BOTICELLI


 

                                       Un día, en la calle sin asfaltar donde vivía en la ciudad de San Marcos, Texas, el diseñador gráfico Scott Wade se detuvo a mirar su coche, que como todos los de sus vecinos siempre estaba sucio de polvo. 

   Pero no con un sombreado, no, sino con esa capa parecida al cemento a la que llegan por allí los coches a la semana de lavarlos. Pero ese día, al contrario de lo que había hecho muchas otras veces se le ocurrió pasar, de esbozar un par de trazos en el cristal trasero, a pintar con la yema del dedo una cara graciosa en la luna trasera. 

   Siempre le había gustado el dibujo. En el instituto era bueno en esa asignatura, incluso el director tenía colgados en su despacho varios trabajos de Scott...


          



Scott Wade Iniciando un homenaje a Paul Gauguin con un palillo... Y el resultado final




Su creación del El Nacimiento de Venus, de Sandro Boticelli



Scott Wade posando con alguno de sus útiles. Tras él, una de sus obras 


EL ARTE Y SU CUOTA DE FELICIDAD

LOS TRENES EN EL ARTE. SIMBOLISMO DE PROGRESO Y LIBERTAD


 
   

                                   Ana levantó la mano una vez más hacia sus padres sin dejar de sonreír, hasta que el movimiento de los dedos y la acción amable de sus labios fueron apagándose. Tan iguales y tan distintas, le hubiera gustado ser como su hermana Marie, dormida frente a ella, a quien el cansancio había rendido con sólo desanudarse los cordones internos del corpiño, sin darle más tiempo que el justo para desabrocharse un botón de la chaqueta y caer rendida, dejándose ir.

   Tras tímidos chirridos y crujidos, las bielas iniciaron el arrastre de las ruedas sobre los rieles logrando acompasar el ritmo, confirmando la marcha hasta deslizar suavemente el vagón recorriendo el contorno de la Riviera francesa.

  Escuchando la cadencia del sonido su respiración dejó de ser agitada, serenándose. Miró hacia el departamento acristalado de su izquierda, desde donde el pintor observaba la acción. Todo en orden, tomó el libro de Jane Austen, Orgullo y Prejuicio y sin quitarse los guantes empezó a sumergirse en los enfrentamientos entre míster Darcy y una Elizabeth que tenía mucho de ella misma.

   Miró la cestilla de frutas regalada a su hermana para el viaje, y el delicado ramo de rosas traídas para ella. Ambos obsequios le parecieron el símbolo de dos formas de entender la vida.

   Pero con tesón hasta el destino más férreo puede cambiarse.

   Pensándolo, una ráfaga de libertad barrió el reservado de primera clase.


Reservado de Gran Clase.  Compañeras de viaje.  Augustus Egg 1862.



Primera clase. Coche de asientos. Edward Hooper. 1965


                          
                                Segunda clase. Los álamos dorados. Manuel Gómez Arce.
                             

Tercera clase. El vagón de tercera. Honoré Daumier. 1862.


… El que canta como un pueblo entero

es el pinar,

la gloria silenciosa

del aire entre las ramas.

La alta gloria callada

del viento, se funde con la carcajada

de un tren que pasa al margen, fragoroso,

por la vía apartada.

¡Corre, que lo pierdes!

(No corras. Más bien báñate
dentro de este oleaje
sonoro. Ensordece en su seno.)

Luis Cañizal de la Fuente. Fragmento.


ENTRE EL CIELO Y LA VÍA, TÚ

HÉROES Y HEROÍNAS. AQUÍ Y AHORA.



A sus ocho años, Sergi está en una edad donde cada nuevo amigo

 es un regalo. Este curso del que ya lleva seis meses, no para de 

referirse a Jim, llegado desde Canadá con su familia. Un compañero

 al que los padres de Sergi aun no conocían, con el que compartir su afición

 al fútbol, la mecánica, los cómics y libros de dinosaurios, además

 de las risas. Con él se encontraron un fin de semana que coincidieron

 las dos familias en la misma playa de Peñíscola. 

Al conocerlo los padres de Sergi no les extrañó nada que Jim se llevara 

tan bien con toda la clase, un grupo en el que habían crecido juntos 

desde la guardería. El nuevo alumno les pareció un buen niño,

 listo y risueño. Y como en Barcelona, a pesar de ser una ciudad cosmopolita no son muy comunes los vecinos de pura negritud africana como Jim y los suyos,

  de etnia masai procedentes de Kenia, la hermana de Sergi le preguntó con 

toda la sencillez de sus diez años:  - Sergi, que simpático es tu amigo, no sabíamos que era negro. Qué guapo es. ¡Y qué alto!

A lo que el pequeño contestó de manera natural, como si le hubieran

 preguntado si su amigo era del F.C. Barcelona: -¡Ah! Sí. Es negro. 

Papá, ¿sabes que música le gusta? ¡El heavy, como a ti! Me ha dicho que su padre guarda un montón de vinilos, de esos antiguos. De AC/DC tiene cantidá.



                                          Cómo ha cambiado la vida. Cómo ha ido poniendo cada cosa en su sitio, desechando lo que nunca debió ser motivo de problemas y dándole importancia a lo que de veras la tiene; la Justicia, los derechos y calidad humana de cada individuo. Factores de Ley Natural que deberían conducirnos hacia la armonía, con la misma limpieza en la mirada con que nuestros pequeños miden la realidad. 


  

    El problema con el que convivimos todos. Cuadro de Norman Rockwell sobre Ruby Bridges.
 
       Escena real del primer día de la asistencia de Ruby a la escuela, entonces sólo para blancos


      Ruby Bridges en la Casa Blanca. Junto al Presidente Obama, observando el cuadro. 2011 

                               Cartel de la película de Disney sobre la historia de Ruby. 1998

           Libro sobre la historia de Ruby
      


CONCEPTOS AJENOS AL MUNDO INFANTIL