Foto cabecera

sorolla "Niños corriendo por la playa". Joaquin Sorolla



DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS 29º. JUAN MARSÉ.


                        Entre 1986 y 1989 realicé para el grupo Expréss
una serie de entrevistas a escritores famosos, una 
de ellas Juan Marsé. Rescatada con motivo de su 
deceso, llega a estas páginas en homenaje a un 
hombre que supo captar la realidad de su tiempo 
y lugar. A continuación transcribo ese trabajo con 
la urgencia de la necrológica, aun cuando la 
profundidad del personaje merezca un paseo más 
completo sobre el hombre y su obra, texto que 
espero presentar más adelante. En memoria. 




                                         El autor de obras tales como Encerrados con un solo juguete, Últimas tardes con Teresa o La muchacha de las bragas de oro (*), da un repaso a su intensa biografía. Tiene palabras de recuerdo para Francisco Franco y habla "del tonto aquel de Ricardo de la Cierva" (**). Se autodefine de izquierdas y no ve a ningún político de talla en Cataluña.


Juan Marsé: "La buena literatura mantiene una
 relación muy estrecha con la vida" (St.AndreuExpréss)

                                                           
 
JUAN MARSÉ: “RICARDO DE LA CIERVA, EL TONTO AQUEL”

"Para el escritor, Franco significó penuria económica, represión política, cárcel, muerte y censura."


DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS, 28º. CASI AL FINAL, CUATRO PARES DE PIERNAS: LAS ARAÑAS.




Lírica hilatura,
visillo de seda,
capturas el cristal de mi ventana.
Cuerpo y mesura.
Perfección donde late
el corazón del paisaje...



                                               Dueñas de un espectacular juego de ritmos sinuosos mientras tejen y se desplazan, estamos acostumbrados a que las noticias sobre arañas traten de su apariencia terrible o su veneno. Pero no siempre es así. 

   Les contaré que la semana pasada me llamó una amiga y, hablando, hablando, de las horas eternas del encierro impensable que estamos padeciendo los de esta generación con ese largo mirar por la ventana o el balcón, me recordó un artículo inencontrable que hace años, muchos, yo había publicado sobre el A. A. o Arte Arácnido, pura invención mía tras descubrir una preciosa telaraña que merecía la firma de un orfebre en la corte de los Romanoff. Lo recordé.

  Perfección. Tapetes de ganchillo, alfombras, encajes. Sofisticados collares de perlas. Delicados juegos de sombrillas. Hilanderas de huso y rueca. Sutil envoltorio para un ramo de flores. Cortinaje de blonda. Tornados de algodón y jirones de bruma, escenografía ideal para el pantanoso David Linch.




Delicados tapetes de ganchillo

Perlas


Dos imágenes de perfección
La hilandera... 

...Con su huso y su rueca...

Múltiples sombrillas


LAS HILANDERAS DE TIFFANY'S

DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS, 27º. LAS MASCARILLAS, NOSTRADAMUS Y TRES PREMIOS PARA LOS DIBUJANTES ESPAÑOLES


          
                                                        
                                                             Cinco años atrás casi por estas mismas fechas, publiqué una entrada celebrando que tres creadores españoles recibían en el Certamen Internacional del Cómic, en San Diego, California, sendos Premios Eisner, los equivalentes al Oscar de esa disciplina artística y galardones a los que sólo acceden los más prestigiosos creadores de la novela gráfica en sus diversos apartados (*).
                               
  Nuestros tres artistas contaban con un importante equipaje de reconocimiento a sus espaldas, incluidos anteriores Premios Eisner. El guionista madrileño Juan Díaz Canales y el dibujante granadino Juanjo Guarnido eran los autores de la serie Blacksad, sorprendente novela negra antropomorfa de la que por entonces ya llevaban vendidos más de 2 millones de álbumes. En esta ocasión accedían con motivo de su 5º libro, Blacksad amarillo

   En cuanto al barcelonés Marcos Martín, se le distinguía ese año por su trabajo en The Private Eye, cómic digital de ciencia ficción situado en un futuro 2076 donde la imaginación traspasaba los límites. 

     Nostradamus parecía acechar...





Fotogramas de The Private Eye. Una explosión en La Nube de Internet causa que los secretos de  todo el planeta queden al descubierto. Asustados por su vulnerabilidad, los terrícolas viven disfrazados...


Portada del 4º volumen de Blacksad


LA DISTINCIÓN INTERNACIONAL MÁS IMPORTANTE EN EL MUNDO DEL CÓMIC 

DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS, 26º. EL INAUDITO MUSEO DE LA MOTO Y EL COCHE CLÁSICOS, EN HERVÁS.


          Mío es el universo
aunque tenga la cartera vacía,
porque,
tengo el bolsillo
lleno de sueños...

Charles Bukowsky




                                          De Apollinaire a Bukoswki, de Gloria Fuertes a García Lorca, son multitud los poetas que han dedicado un poema a su vehículo. O a las estrellas, que recorriendo estos parajes desde un cielo cuajado de luces, vienen a ser lo mismo.

   Estamos en el valle de Ambroz, en Hervás, provincia de Cáceres, a 7 kilómetros de la localidad balnearia de Baños de Montemayor.  Una villa rodeada por paisajes majestuosos, cuyo patrimonio histórico declarado en 1969 Conjunto Histórico Artístico, guarda iglesias, palacios y una de las juderías mejor conservadas que existen. Donde los documentos de la época, a finales del siglo XIV, nombran apellidos de las 45 familias que aquí encontraron acomodo: Cohen, Çalama, Haben, Haxiz, Molho...

   A todo su legado histórico añadiremos, como apuntábamos líneas arriba, la sorpresa contemporánea que nos ofrece Hervás con un Museo de la Moto y el Coche Clásico (*) que pide sujetar la pluma para no derrochar calificativos.

  Contemplando el espectacular panorama nocturno de las cúpulas de este Museo dedicado a los vehículos a motor que han hecho historia, traemos a esta página nueve pabellones que se dirían el conjunto de un Planetario medieval surgido entre montañas extremeñas.

   Pensando en la conjunción de tantas pasiones celestiales que han poblado estas tierras, en las locuras de hombres que un día vieron algo que nadie más que ellos veían y decidieron hacerlas realidad...

                                        Soñemos...








Tanto el diseño del Museo, como la vivienda de Juan Gil Moreno, fueron obras proyectadas por él mismo.
Que, por supuesto, fueron interpretados en planos, construcción y demás áreas profesionales, por un arquitecto.



RODANDO COMO UNA ESTRELLA ERRANTE, AVANZÁMOS...