Foto cabecera

AMFAv "EN EL DESPACHO" (JMS)



ANTONIO GAUDÍ, SUS ÀNGELES Y UNA BELLA VISIÓN


                                                                 

                                           Viajando por tierras de La Mancha, la coreógrafa Áfrika Martínez se vio sorprendida en su camino por las alas que parecían brotar de un muro encalado, impactándola hasta el punto de hacerle frenar y retroceder hacia la pintura. Soberbio graffiti sin firma ni más aviso del por qué de aquella hermosura surgida de la nada, sin ningún motivo aparente, sin la más mínima referencia que lo relacionase con algún autor en la línea de Colette Miller, hizo detenerse a la viajera intentando captar con sus ojos un recuerdo tan sublime                      

  En la pared con cercanas adelfas saludando a los viajeros, a pesar del sol cegador que envolvía ambas alas mitad aztecas mitad bizantinas con su punto de trencadís, éstas se abrían desplegándose ante los ojos de la joven.

   Artista al fin, Áfrika las enfocó ajustando la imagen en el móvil que entregó a su compañero Marcos para que lo disparase. Pausada, se dirigió al centro de la pintura punteando poses y pasos de baile recordados de las visitas juveniles al Moulin Rouge durante sus estudios de ballet. Para esta foto no era momento de actitudes clásicas, modosas y recatadas. Sí de enfoques carnales con perfume de  Can-Can y trazos de Toulouse-Lautrec.   

   Tamizada por el sombreado de las flores, la magdalena de Proust hizo su aparición. Aromas y lejanos sonidos teatrales la envolvieron, provocando danzas paganas aliadas a la belleza. Fascinación. Seducción.

   ¡Click!

   Sin más palabras.    

      


En la Ruta de Don Quijote, la angélica pintura enmarcando a la modelo.


NOSTALGIA DE LOS ARCÁNGELES