Foto cabecera

01_HP_UNI158415_Bluewash_WEB Recibiendo al futuro. (UNICEF)





( PARTE 1ª ) U. S. NAVY. BARCELONA, EL MEMORIAL A LOS 49 MARINES



                                     Ana se levantó del escritorio donde preparaba un artículo con sus recuerdos de la Sexta Flota norteamericana en Barcelona. Salió a su balcón de la plaza Santa Mª del Mar y al acodarse en la baranda de forja una oleada de recuerdos batió su mente con personajes conocidos en su niñez, gentes que tanto la habían impactado y que ya no formaban parte del paisaje. 

                           Por ejemplo, Joana, su vecina de la buhardilla de enfrente. De las andanzas de Joana con los visillos siempre abiertos Ana aprendió mucho, pero mucho. En especial los días en que los marines desembarcaban y las tres piezas de aquella casa se convertían en pedagogía continua para la niña, que contemplaba absorta las prácticas y tejemanejes de la vecina con aquellos jóvenes por lo general rubios y espectaculares, que desde el mediodía a la madrugada siguiente se cruzaban subiendo y bajando de uno en uno por la estrecha escalera de caracol de la finca vecina, unas veces de uniforme y otras vestidos con los primeros tejanos y la camiseta blanca que traían las fotos de James Dean y Warren Beatty. 


El memorial a los marinos fallecidos con su leyenda en inglés (*). 2011 (A.Mª.F.) 

A cualquier barcelonés de la época ésta imagen de los marines en el Palau de
la Música de Barcelona le parecerá increíble, pero es real. (Rev. Life)

Confraternizando (**)


AÑOS DE MARINES EN BARCELONA

SUBIRACHS Y "A MÉXICO". UNA OBRA MUY QUERIDA (2ª PARTE)



    Continúa...

                       En paralelo al encargo de Méjico el número de compromisos de Josep Mª Subirachs en la década de los sesenta resultó extraordinario, al coincidir todo ello en el momento que su nombre iba consolidándose en los círculos internacionales. Basta repasar el número de exposiciones individuales y colectivas en las que estuvo presente, para comprender el tremendo esfuerzo que le supuso al escultor cumplir su palabra de entregar a tiempo el monumento que iba a representarnos: -Por todas las connotaciones de nuestras relaciones con Méjico, la entrega de la obra casi parecía un asunto de Estado -recordaba el artista. Junto a las muestras privadas, los Pabellones Españoles de las Bienales comisariadas por Luis González Robles en Venecia, Sao Paulo y Alejandría, se convirtieron para el escultor barcelonés en un asiduo escaparate.


Países, firmas comerciales, particulares y entidades, han apadrinado 
los monumentos para garantizar su mantenimiento. En el caso de la
Estación nº 11, la Embajada de España en Méjico y la Fundación
Domeq la restauraron en fecha reciente 

...Y MÉXICO EN EL CORAZÓN


SUBIRACHS Y "A MÉXICO". UNA OBRA MUY QUERIDA (1ª PARTE)


                      
                    Cuando en la primera conversación que tuvimos sobre 1990, le pregunté a Josep Mª Subirachs por qué creía que había sido elegido para realizar toda la obra escultórica de la Fachada de La Pasión, en la Sagrada Familiasu respuesta fue concluyente: -Estaba predestinado. Por un lado, estaba lo bastante loco como para meterme a vivir dentro del templo como un artesano medieval. Y por otro, yo era el único escultor con garantía de que sus obras podrían durar una eternidad, ya que habían resistido incendios y terremotos.


Al término de la construcción de A México, el monumento instalado en la Estación nº 11  (J.Mª.S.)
 

EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE 1968