Foto cabecera

sorolla "Niños corriendo por la playa". Joaquin Sorolla



EN NAVIDAD LOS NIÑOS DIBUJAN A SUS HÉROES: LOS MÉDICOS


 

Con un saludo y Felicitación
Navideña especial al mundo sanitario,
va la siguiente entrada. 
 Hecha con todo el arte del mundo.

 

                                                                     Sin dudarlo, este año los pequeños de la familia han coincidido en señalar a quienes consideran sus héroes. Ninguno de los protagonistas clásicos ha merecido su mirada, ni su esfuerzo. Pero sí que han sabido captar lo primordial de una situación que ha superado todas las expectativas del dolor.

  Dedicadas en primer lugar a la familia sanitaria, transportista, limpiadora, vendedora, agricultora, informática y docente, así como a todos los compañeros lectores, mostramos estas auténticas crónicas de la pandemia. Muchas de ellas participaron en los Concursos de diversos Colegios de Médicos, cuyos autores han visto sus dibujos convertidos en Felicitación Navideña.


                       Elena Velasco Quintana, 6 años. Los tres Reyes Magos Médicos. Ganadora
                      del  Concurso del Colegio de Médicos de Ciudad Real, en Castilla La Mancha.


¡ SALDREMOS ADELANTE !

¡¡QUE VIVA EL PAN!!


 

Dedicado a todos los pequeños comerciantes,
fijos o itinerantes, que en este año
 olvidable apenas han podido ganarse el pan,
traemos aquí un recuerdo de ese alimento
de vida, con el deseo de que en el próximo
 2021 renovemos tantos  magníficos encuentros,
 como el de la Feria del Pan de Grijota en
Palencia. Valgan para ello y aquí las dejo,
 aun flotando en los aromas humeantes del 
horno, las hogazas calientes del último año.
 

                                              

                                             A veces, a la periodista argentina Matilde Gini de Barnatán le atrapa el recuerdo de los cálidos brazos de la avuela de Rodas, amasando el pan en su cocina de Buenos Aires: - ¡Ayde! Azaremos un pan espondjado, un pan d’Espanya! -, le decía en sefardí.  Y ella vuelve a verse de niña, rebujada en el olor único de aquel pan, que entre el vaho del horno le hablaba de valores eternos (*).

   Vaho que sigue en la médula del mosaico de culturas que es nuestra tierra. De él traigo esta muestra aprovechando mi visita a la Feria del Pan de Grijota, en Palencia, Castilla y León.


Antes de que el fulgor de la mañana
                  vierta su luz por la ventana;                   
              ya el panadero se levanta...

                                                             Manuel Fernández Mota



Amador, del Forno de Lugo en Castroverde, Lugo, posa con el orgullo de un pan excepcional. Gracias, amigo.(A.Mª.F.)
David Santiago, el estudiante de Bellas Artes que cambió su destino por el pan, en Villaverde de Pontones, Cantabria
 José L. Miño, de Pan do Tres en Vilarmaior, A Coruña, y su pan, tierna rueda de molino.


Publicado en Gaudí y Más. 9 de junio de 2018 



EL PAN Y LOS POETAS

EL MUSEO EUROPEO DE ARTE MODERNO, EN BARCELONA.


        El pueblo mongol llama al espejo, el alma del hombre que está al otro lado.


                           Al otro lado de la calle Montcada frente a la entrada del Museo Picasso, se encuentra la calle Barra de Ferroestrecha vía sin aceras en cuyo nº 5 abrió sus puertas en junio de 2011 el Museo Europeo de Arte Moderno, MEAM, en el Palau Gomis, singular edificio barroco del siglo XVIII. Dentro, se muestra el alma de los autores contemporáneos que han optado por escoger el difícil equilibrio que habita entre la modernidad y lo figurativo. O entre ser testigos de su tiempo exponiendo a través de su mirada lo que verán los ojos del observante hasta conseguir removerle el interior, sin que para ello cada obra deba llevar anexo un diccionario autor/espectador.


El observador ante el óleo VanessaEduardo Naranjo, Monesterio, Badajoz. (A.Mª.F.)

                El autor, conocido como "El pintor de los sueños", ante uno de sus autorretratos                  
        
                                  
         Hombre pájaro. Escultura de José Manuel Belmonte acompañada en su vuelo por una espectadora.
 (A.Mª.F.)

                                                         José Manuel Belmonte. Córdoba, 1964


PARA DISFRUTE DE BUENOS PALADARES

...Y EL CISNE DESPLEGÓ SUS ALAS...



                                                Suena la música y el oído escucha la orden ancestral que moverá sus células, de ahí a los tejidos, órganos, tendones, nervios, huesos. Ya, por su sangre se desliza suavemente la magia convirtiéndose en torrente que penetrará  hasta el fondo de su cerebro, despertando las neuronas, abriendo sus ojos y empujándolos a la vida, enderezando la espalda hasta elevar su cuello. Las manos yertas que reposan en la falda, una sobre otra, conectan con la realidad e inician su despertar al pedir con un gesto que eleven el tono de la música. Lentamente, una se alza aleteando el aire, le sigue su compañera agitándose hasta que ambas se transforman modelando las alas de un ave. La carátula triste del rostro de la dama inicia un cambio en la curvatura de sus labios, apuntando sufrimiento y determinación. Los últimos acordes de El Lago de los cisnes anuncian el fin del ave protagonista y es entonces cuando el momento estelar de la que fuera Prima Ballerina de la Ópera de Nueva York en 1967, Marta Cinta González Saldaña, recobra energías intentando recuperar los movimientos de una coreografía que la llevó al máximo esplendor. Los recuerdos van, vienen, se evaporan, luchando por abrirse paso a través de una dolencia que despoja al enfermo de su historia: -En este fragmento van los pies, en este los brazos, el cuello, las manos. Aquí los movimientos son sólo horizontales, en el suelo... pero... hay que ponerse las puntas... -susurra con una miga de voz apenas audible, en la que no falta una referencia a las dolorosas zapatillas de puntas, precisas para la danza. Yergue el torso, los brazos se extienden en toda su longitud batiendo el aire. El tiempo parece detenerse cuando la artista da comienzo con la punta de sus dedos a un delicado batimiento de plumas, logrando recobrar buena parte de la fuerza y majestad que la hicieron triunfar en el espacio conocido como Catedral Mundial de la Danza. La enfermedad y los años desaparecen, borrando sus huellas, desvelando para nosotros únicamente la belleza del arte en estado puro. 

   Mientras quede un soplo de vida en su mente, lo seguirá siendo: ¡Bailarina!  

 

                           A la iz, Marta Cinta González Saldaña en 2019. A la der. una imagen de juventud 
interpretando el mismo ballet.
                                 
Un poco más alto, por favor...

Iniciando los pasos de la coreografía

En plena evocación.

https://www.youtube.com/watch?v=mZ8hSM8DCqs

REEMPRENDIENDO EL VUELO

¡OJO! ¡QUE SE ACERCA THE FRUSTRATOR...!




                                           Braceando a medio camino entre la disciplencia y el menosprecio, entre el consejo bienintencionado y el anatema, siempre atento a cercenar cualquier intento brillante, aparecerá él en tu vida: The Frustrator. 

   Sé que te costará identificarlo, porque al principio y durante un determinado espacio de tiempo hasta que se haga con tu confianza se comportará como un tipo encantador, un personaje con distintas apariencias que a lo largo de nuestra vida iremos encontrando en diversos ámbitos. Podrá ser nuestro compi de guardería o el profesor de bachiller. Compañero de trabajo, el vendedor de una tienda. Un jefe o jefecillo, un familiar, el vecino, un colega en las redes. Y, atención, incluso la pareja. 

   Se destacará haciéndose el imprescindible o soltando sus consejos, que siempre iniciará con un halago: - Sabes lo mucho que admiro tus ideas, eres de lo más brillante -te dirá Juan, el compañero de la redacción-. Pero ese título que le has puesto a tu trabajo sobre los manantiales, eso de: "Los caminos transparentes", disculpa, sabes que te lo digo por tu bien. Pero aunque sea sonoro me parece un poco pedante...

   Así, con esta confidencia de una crítica recibida unos días atrás en el trabajo, inició el debate nuestro amigo Lorenzo. Un tema que tuvo tal  avalancha de comentarios en el grupo, que me pareció digno de traerlo a esta página de nuestros encuentros.

... Disculpa, no quería que lo tomaras a mal, pero...


CUANDO ASOMA EL MAL POR EL MAL

¿TANGO, LUCHA O ABRAZO? CONTACTOS DE JACOB Y EL ÁNGEL EN EL ARTE


 


...Tango que fuiste la dicha
de ser hombre y ser valiente.
Tango que fuiste feliz,
como yo también lo he sido,
según me cuenta el recuerdo.

El recuerdo fue el olvido...

Poema de J.L. Borges cantado 
en tango por Edmundo Rivero.



                                         Si incluso los artistas plásticos no acaban de ponerse de acuerdo en cómo expresar el encuentro entre Jacob y el Ángel, (Génesis 32: 24-32) (*), qué podría añadir yo, humilde escribidora...


                                          Jacob y el ángel. 1861. Eugène Delacroix.

Jacob y el ángel. 1861. Eugène Delacroix. 
         

UNA ACCIÓN, TRES VISIONES

EL ARTE TRAS LA SIEGA. PINTURA y LAND ART.


 

Abajo, junto a los chopos/ está el concierto del agua...

… por la ladera, esparcidos, / sombreros, hoces y agallas.

Cinco cuadrillas de a seis/ treinta camisas sudadas.

… El sol que dora la espiga, / bruñe, castiga y aplana.

… La tarde es todo largueza, / la noche es todo tardanza;

 ... Y cuando se abre la luna/ es todo prisa, no pausa.

... prisa en el tiempo, que pasa; / prisa en la estrella que cae,

prisa en el gallo que canta..

El día empieza de nuevo. Nadie es más gallo que el alba.


Mariano Estrada Vázquez (*)

La siega del pan. (Fragmento)


              Descanso del mediodía. 1890. Vincent Van Goch 

Repos. 1866. Jean-Françoise Millet.

Obrero dormido. 1886. León-Augustin Lhermitte.

 
Angelus. Imagen de autor desconocido


EL CANTAR DE LA COSECHA

EL REINO SERENÍSIMO DE LA LUZ EN LA SAGRADA FAMILIA



 ¿Dónde empieza una historia? ¿Cuándo se inicia una pasión?

Cada protagonista tiene un acercamiento personal hacia la obra de Gaudí.

Eric Martín, fotógrafo de Barcelona, cuenta así la historia de esta imagen:

   "La realicé un día de jornada de puertas abiertas, fue el 6 de Junio de 2009. Todavía había muchos andamios por el interior del templo y estaba todo en obras. La foto fue tomada en una de las capillas frontales y por el color de las cristaleras he averiguado ahora que es una que está justo al costado del altar mayor...

"El ángel de la luz" de Eric Martín (fotogenical.com)


     EL VITRAL, UN ELEMENTO RELEVANTE


EL SANTO PREPUCIO EN LA PINTURA. VARIACIONES DE ARTE


                    

                                       ... Cuando se hubieron cumplido los ocho días para circuncidar al Niño, le dieron por nombre Jesús, impuesto por el ángel antes de ser concebido en el seno de María (1). Y José marchó con sigilo a Jerusalén y trajo de allí un hombre sabio, misericordioso y temeroso del Señor, que se llamaba Joel y conocía a fondo las leyes divinas. Y llegó a la gruta, donde encontró al niño. Y al aplicarle el cuchillo no resultó ningún corte en el cuerpo de aquél. Ante este prodigio quedó estupefacto y exclamó: …¡He aquí que la sangre de este niño ha corrido sin incisión alguna!. (2) Y ofrecieron por Él en sacrificio, dos tórtolas y dos pichones (3)


                                           ... Tras la circuncisión de Jesús, la matrona de María guardó el prepucio en una jarra de alabastro llena de (aceite de) nardos, que se usaban como conservante, entregándosela a su hijo que era perfumista para que la guardase, encareciéndole que no la vendiera aunque le ofreciesen 300 denarios …. (4)


Uno de los personajes del cuadro mira al pintor, otro permanece ausente, mientras el resto está en 
 lo que debe. Aquí, Friedrich Herlin (c. 1425/30 - 1500) cuenta el episodio con un estilismo propio
del Renacimiento más refinado.



¿QUE FUE DEL SANTO PREPUCIO?



CUANDO ACABE LA PANDEMIA...




                                                ... Cuando acabe la pandemia, cuando todos la recordemos como el cuento tenebroso que un abuelo nos contó, podremos echar mano de las líneas que las fotografías mentales nos dictaron. Nos daremos cuenta de la montaña rusa que vivimos estos días, meses, ¿años?, de nuestra fortaleza y vulnerabilidad, de las complejas sensaciones experimentadas por los diversos protagonistas. Golpes que transitaron, desde el dolor más profundo a los espacios de humor con que nuestros cuerpos, siempre sabios, intentaban restaurar los desgarros del alma. 

  En estos párrafos en los que amigos generosos vuelcan sus pensamientos, nos acompañan:
 
 La pérdida doblemente traumática, devastadora, de Charo, sobreponiéndose a consecuencias de las que no figuran en las encuestas. Como el testimonio analítico de Lucía, "LU", desde Usuhaia, Argentina, mostrando su situación. Las secuencias positivas del proceso, que Ana intenta rescatar. La nostalgia desilusionada de Amalia, que ella decidió combatir a base de estilo. El diagnóstico notarial destilado por DLT, al que no faltan connotaciones goyescas. Sueños que Laura nos transmite; familia, mar y viento envolviendo su moto. Conchita creando lo que imagina un cuento para sus nietos, abuela afortunada que vive rodeada de amor, una situación que no siempre se da. Manuel, médico que ha subido palacios y bajado a chabolas, con la vista tan clara como sus reflexiones. Pedro Luso desvelando, que no siempre estas situaciones límite sirven para agudizar la lírica. Otro conocido de estas páginas, Pedro  Jota, nos brinda sus lúcidas observaciones controlando el cielo. Mientras Tais Luso, combinando pensamientos, insomnios y lecturas, nos recuerda que, lo queramos o no, ya formamos parte indisoluble de una oscura página de la historia.

Cuadro de Peder Kroyer, ¡Hip, Hip, Hurra! (En espera del Fin de la Pandemia)



MAL SUEÑO TUVIMOS ALLÁ POR EL 2020...

CLAUDIO BRAVO. DE COLOR, ORO Y CRISTAL




                                      Hace tres años, nuestro querido y recordado amigo cronista y periodista chileno, Esteban Lob, escribía a propósito de una entrada mía sobre el pintor Claudio Bravo:

                                     - Si preguntas aquí en Chile quién es Claudio Bravo, te dirán que es portero del Manchester City y de la selección chilena de fútbol, que antes lo fue del Barcelona y de la Real Sociedad. Probablemente, sólo uno de cien encuestados te hablaría del pintor y artista múltiple. Y eso con mucha suerte. Esto demuestra que cuando un grande del mundo de las artes coincide en vida durante largo tiempo con un famoso del deporte, lleva las de perder, al menos en términos de reconocimiento. Muchas gracias, Ana María, por mostrarle al mundo "el otro" Claudio Bravo.

A lo que respondí:

                                      -  En una fiesta a finales del XIX, un amigo del torero Rafael “el Gallo” le presentó a José Ortega y Gasset, diciéndole que era filósofo. Cuando estuvieron a solas, el torero, que era un hombre sin estudios pero inteligente, le preguntó a su amigo qué era “eso” de “filósofo”. Al explicarle que consistía en preguntarse y analizar el porqué de las cosas y buscar respuestas, el torero quedó pensativo y le comentó: “-Hay que ver... Hay gente pá tó (para todo)”. Como en este caso. Cada uno en lo suyo, el nombre de los dos Bravos son grandes. Y un orgullo para tu tierra.



Dos óleos de Claudio Bravo Camús
Saliendo de una de sus varias casas de Marruecos, Claudio Bravo. (1936-2011)


ATRAPANDO LA LUZ

SMOKE, CRÓNICA DE UN REENCUENTRO.



                     
                                    Durante un largo viaje que hicimos en coche a través de los Estados Unidos en 1997, deteniéndonos sin el más mínimo orden preestablecido en lugares que nunca señalarán los mapas, descubrí que no existen diferencias entre los humanos. Con nuestras peculiaridades todos somos de la misma pasta, queremos lo mismo, luchamos por conseguir exactos puntos de confort. Sobre todo nos gusta confraternizar, intercambiar experiencias y deseos. No ser esa masa que se desplaza de aquí para allá como haría una maleta, acumulando conocimientos dispersos sin nunca estrechar una mano. 

    Importante será que por encima de todo, vayas a donde vayas, después de conocer monumentos, museos, centros comerciales y megaconstrucciones, en el momento que desees encontrar a personas para sumergirte en la alquimia que producen esos contactos, busques los pequeños barrios antiguos, la escala mediterránea trasplantada a cualquier punto del planeta donde te esperan sus lugares de negocio, con el dueño trajinando tras el mostrador. Con él y otros parroquianos confiando su crónica de lo cotidiano, el retrato de la villa te quedará completo.



                     

Smoke. Harvey Keitel, William Hurt, Stockard Chaning, Harold Perrineau Jr.


UN AZAR COTIDIANO

TONY, YO MISMA, Y LA CRÓNICA DE UN TESORO PERDIDO.



                 
                            



ien a la vera del sendero cruzaba y descruzaba un arroyo  mostrando en su ribera unas pocas flores en lucha, sin rendirse ante la escarcha. El cálido nublado fundía el hielo del barro dejando impracticable el camino hacia unas cuadras lejanas por donde se oían balar ovejas...




El maestro de obras Miguel se grabó  a principios del siglo XII en la iglesia de
los santos Cipriano y Cornelio de Santullán de Campos, Palencia. La leyenda
escrita dice: "Micaelis me fecit" (Miguel me hizo). Arriba, "B" capitular con la
efigie del Abad de la abadía cisterciense de Claraval, Bernardo de Claraval.


UNA OBRA CON ÁNIMO DE ETERNIDAD

                

EL SENTIDO DEL GUSTO EN LA PINTURA




Mi abuelo decía, que en griego, la palabra “soñar” 
                                           contiene la palabra “eructar”. Al principio no le                                       encontraba sentido, pero años después comprendí
 que estaba relacionando la comida con las historias.

                                Ambas contienen un ritual. Cualidad esencial 
 para ser más sabrosas en su presentación…
                                                                                                                                                                                      Tassos Boulmetis 
                                                                Director de cine 
                                                             
REEDICIÓN  
                  

                           En una de las magníficas entradas de su blog Dactyliotheca, el amigo Antonio Campillo evocaba el cine de verano de su niñez añadiendo una película griega y turca, con Estambul como fondo, donde junto a la historia de un desgarro nos habla de amistad, de tragedia identitaria y del placer de los sentidos. Prodigio de gusto y sensibilidad, es Un toque de Canela (*).   
                        
   En esta obra de arte el inicio del film, soberbio, nos muestra en primer plano los senos de una madre intentando amamantar a su bebé, que rechaza el pecho. Serena, la mujer echa mano del bol que reposa en la mesa cercana, atrapa un buen pellizco de azúcar y lo espolvorea sobre sus pezones a los que queda adherida por el vaho de calor que desprenden. Al acercar de nuevo la boca, el lactante cambia su actitud de forma radical. En contacto con el azúcar, las papilas de su lengua detectan el dulce sabor y se le escucha rezongar con gruñidillos de placer que, suaves, se entremezclan de leves gemidos entrelazados de chupetones y chasquidos de lengua. El nuevo ser se adentra en el universo del placer gastronómico, iniciándose en el saber de sabores que ya no olvidará jamás.








Cuatro secuencias de Un toque de canela que forman parte de la biografía de todo ser afortunado. 




EL SABER DEL SABOR

LA MIRADA


                                 La mirada.

                            La mirada y el placer del camino son dos características destiladas por la alquimia japonesa, pocas culturas han conseguido tan bien paladear la espera ante el descubrimiento. Durante años y a través de largas entrevistas con artistas de esa nacionalidad he intentado levantar una esquina de su carácter complejo, rico, encontrando en ocasiones que su sentido del honor llevado al límite puede resultar desconcertante y también que su afán perfeccionista por el detalle hay momentos en que agota. Pero cuando se libera del yugo formalista y capta los gramos justos de arrebato, su espíritu abre las alas y emprende la aventura. Así sucedió con esta experiencia que trasladé al Catálogo de la Exposición de Casa Asia de Barcelona, "Gaudí visto por la retina japonesa", cuando me encargaron un texto.


Portada del catálogo de la Exposición de Casa Asia, en Barcelona.
Gaudí visto por la retina japonesa

IMÁGENES EN UN FORMATO ETERNO

DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS 29º. JUAN MARSÉ.


                        Entre 1986 y 1989 realicé para el grupo Expréss
una serie de entrevistas a escritores famosos, una 
de ellas Juan Marsé. Rescatada con motivo de su 
deceso, llega a estas páginas en homenaje a un 
hombre que supo captar la realidad de su tiempo 
y lugar. A continuación transcribo ese trabajo con 
la urgencia de la necrológica, aun cuando la 
profundidad del personaje merezca un paseo más 
completo sobre el hombre y su obra, texto que 
espero presentar más adelante. En memoria. 




                                         El autor de obras tales como Encerrados con un solo juguete, Últimas tardes con Teresa o La muchacha de las bragas de oro (*), da un repaso a su intensa biografía. Tiene palabras de recuerdo para Francisco Franco y habla "del tonto aquel de Ricardo de la Cierva" (**). Se autodefine de izquierdas y no ve a ningún político de talla en Cataluña.


Juan Marsé: "La buena literatura mantiene una
 relación muy estrecha con la vida" (St.AndreuExpréss)

                                                           
 
JUAN MARSÉ: “RICARDO DE LA CIERVA, EL TONTO AQUEL”

"Para el escritor, Franco significó penuria económica, represión política, cárcel, muerte y censura."


DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS, 28º. CASI AL FINAL, CUATRO PARES DE PIERNAS: LAS ARAÑAS.




Lírica hilatura,
visillo de seda,
capturas el cristal de mi ventana.
Cuerpo y mesura.
Perfección donde late
el corazón del paisaje...



                                               Dueñas de un espectacular juego de ritmos sinuosos mientras tejen y se desplazan, estamos acostumbrados a que las noticias sobre arañas traten de su apariencia terrible o su veneno. Pero no siempre es así. 

   Les contaré que la semana pasada me llamó una amiga y, hablando, hablando, de las horas eternas del encierro impensable que estamos padeciendo los de esta generación con ese largo mirar por la ventana o el balcón, me recordó un artículo inencontrable que hace años, muchos, yo había publicado sobre el A. A. o Arte Arácnido, pura invención mía tras descubrir una preciosa telaraña que merecía la firma de un orfebre en la corte de los Romanoff. Lo recordé.

  Perfección. Tapetes de ganchillo, alfombras, encajes. Sofisticados collares de perlas. Delicados juegos de sombrillas. Hilanderas de huso y rueca. Sutil envoltorio para un ramo de flores. Cortinaje de blonda. Tornados de algodón y jirones de bruma, escenografía ideal para el pantanoso David Linch.




Delicados tapetes de ganchillo

Perlas


Dos imágenes de perfección
La hilandera... 

...Con su huso y su rueca...

Múltiples sombrillas


LAS HILANDERAS DE TIFFANY'S

DIARIOS DESDE MI CELDA. CORONAVIRUS, 27º. LAS MASCARILLAS, NOSTRADAMUS Y TRES PREMIOS PARA LOS DIBUJANTES ESPAÑOLES


          
                                                        
                                                             Cinco años atrás casi por estas mismas fechas, publiqué una entrada celebrando que tres creadores españoles recibían en el Certamen Internacional del Cómic, en San Diego, California, sendos Premios Eisner, los equivalentes al Oscar de esa disciplina artística y galardones a los que sólo acceden los más prestigiosos creadores de la novela gráfica en sus diversos apartados (*).
                               
  Nuestros tres artistas contaban con un importante equipaje de reconocimiento a sus espaldas, incluidos anteriores Premios Eisner. El guionista madrileño Juan Díaz Canales y el dibujante granadino Juanjo Guarnido eran los autores de la serie Blacksad, sorprendente novela negra antropomorfa de la que por entonces ya llevaban vendidos más de 2 millones de álbumes. En esta ocasión accedían con motivo de su 5º libro, Blacksad amarillo

   En cuanto al barcelonés Marcos Martín, se le distinguía ese año por su trabajo en The Private Eye, cómic digital de ciencia ficción situado en un futuro 2076 donde la imaginación traspasaba los límites. 

     Nostradamus parecía acechar...





Fotogramas de The Private Eye. Una explosión en La Nube de Internet causa que los secretos de  todo el planeta queden al descubierto. Asustados por su vulnerabilidad, los terrícolas viven disfrazados...


Portada del 4º volumen de Blacksad


LA DISTINCIÓN INTERNACIONAL MÁS IMPORTANTE EN EL MUNDO DEL CÓMIC