Foto cabecera

AMFST.Q.S.SIOULE Días de cátaros, Gaudí y Ana Mª Ferrin en Francia. (JMSimagen)





PABLO REINOSO Y SU BANCO DE SUEÑOS


                       
                              Papás. 

                             Si esperan que su niño sea ingeniero o abogado no se les ocurra dejarlo en compañía de un abuelo aficionado a la carpintería. Ni regalarle un banco de carpintero en su sexto cumpleaños. Puede suceder como pasó con el argentino Pablo Reinoso, que aparte la carrera y se dedique a buscar la esencia de pizarras o maderas, a diseñar muebles, joyería y objetos que parecen cobrar vida luchando por sí mismos para regresar a la tierra madre, haciendo exclamar a un niño: -Papá, ¿Quién ha regado ese banco?

                            Después de desollarse las manos con las peligrosas herramientas del oficio y aspirar todo el polvo del mundo con pesadas piezas de mármol o metal, en 1995 detuvo su camino, oteó el aire y la luz dando un cambio radical a su profesión en pos de la ligereza, moldeando la madera, o el hierro si se instala en exteriores. Sus piezas versátiles a las que llamó Enremaderas dieron un salto y, de muebles, pasaron a convertirse en piezas de arte. Ver con nueva mirada lo cotidiano. A este respecto cuenta Reinoso, que estando Charles Dickens sentado en el interior de un café leyó en la puerta de cristal de la entrada la palabra mooreeffoc. Intrigado, dejó de lado el periódico elucubrando qué significaba, hasta comprender que la palabra era coffee room, escrito desde dentro para que se viera desde fuera. -Se trata de analizar la realidad con ojos nuevos –asegura Reinoso- como si nunca antes la hubiéramos visto. De ahí nace el arte. 



Una de las propuestas del banco Espaguetti.  Su instalación en el Museo Latino de Arte de Buenos Aires,
MALBA, ha sido uno de los acontecimientos internacionales más llamativos, con sus lamas extendiéndose por
todo el edificio buscando volver al lugar de sus raíces, la tierra (*).


MALEABILIDAD SORPRENDENTE


Publicado en Gaudí y Más. 14 de septiembre de 2014
Publicado en Gaudí y Más. 1 de septiembre de 2018


Soltando su cabellera -raíces-, el banco Espaguetti inicia su andadura reptando por patios y muros del
Museo bonaerense camino de sus orígenes.










El capricho de un cliente encontró este emplazamiento tan adecuado para el banco.
(CarpenterWorkshopGallery)

Pablo Reinoso en su taller
       
                                         Del Centre Pompidou al Museo de Arte Moderno de Sao Paulo, su forma de tratar los materiales hasta darles vida ha sido el resultado de una búsqueda que le ha llevado décadas. Hoy, tras su paso por la dirección de principales marcas como diseñador -de Möet Chandon a Givenchy, Loewe, Kenzo o la mismísima Liga de Fútbol Francés-, este argentino residente en su París de adopción vuelve a sus orígenes de amante de la madera. Para con aparente simplicidad suplir a base de oficio y conocimientos el trabajo casi milenario de la Naturaleza en los templos de Angkor.

Detalle del templo de Ta Phrom en Camboya invadido por raíces y ramas.


Boceto e instalación de Reinoso para un evento de la firma Möet Chandon.

                                 O a impactarnos con propuestas que tienen en el aire y el sonido su principal fuente de inspiración. De ahí los instrumentos creados para el grupo Les Luthiers, o entre otras, la instalación de hinchables que respiran palpitantes en Reflejos del infinito. Estén atentos a la obra de Pablo Reinoso y no la pierdan de vista.







Cuatro muestras de los instrumentos de Reinoso creados para Les Luthiers


Ana Mª Ferrin

(*) http://www.pabloreinoso.com/

26 comentarios:

  1. Muy original, rompedor y creativo. Había oído siempre que la madera es un ser vivo, pero no imaginaba que tanto. Tampoco relacionaba a Reinoso con los instrumentos informales de mis adorados Le Luthiers. Uno de ellos, el famoso "tamburete".
    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue la primera vez que tuve conocimiento de su obra, al ver el tamburete me pareció que había algo allí con un diferente concepto del arte.
      Saludos.

      Eliminar
  2. ¿Que sería capaz de diseñar este genial artista con una enredadera?.
    Besos.
    P/S.- Brillante la foto de cabecera..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sería capaz de cualquier cosa. Una vez entendidos los mecanismos de la Naturaleza para cambiar el estado de la materia, como parece su caso...

      Eliminar
  3. Muy curioso todo lo que crea este artista.Al leer el principio me he acordado cómo siendo mi hija una adolescente le regalé un juego de magia sin pensar que podría tener consecuencias.Era muy buena estudiante y se hizo Ingeniero Agrónomo y luego se licenció también en Enología........pero el destino hizo que apartara sus carreras para dedicarse a la magia, cómo supondrás no me hizo gracia y me ha costado unos años asimilarlo; ya lo he aceptado porque dice que es su gran vocación ( nadie en mi familia se había dedicado antes a esta actividad) y que así es feliz.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo duda de que tu hija es feliz con su decisión. Y entiendo que por tu parte, una vez entendido su punto de vista la apoyarás en todo.
      Al fin y al cabo, ¿dónde está la verdad? En ganar mucho dinero o en ser feliz con aquello a lo que dedicas tu esfuerzo. Son dos conceptos de vida igualmente respetables. Besicos a ti.

      Eliminar
  4. Realmente genial y muy curioso.
    Sin duda, un gran artista.
    Un beso.
    Feliz Septiembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, tú que tienes sensibilidad para lo que ves, seguro que aprecias algo tan singular. Un beso.

      Eliminar
  5. Muy original pero a la vez me imagino el polvo que se puede incrustar en estos bancos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me ha hecho pensar en los brazos culturistas que les quedarán a los encargados de limpiar tanta liana.
      Otro para ti.

      Eliminar
  6. Boa tarde, muita criatividade nas belas construções, a arte do artista chama atenção pela positiva.
    Feliz semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho imaginar en la playa de Benagil bajo el gran agujero de la cueva, sentada en ese banco de Reinoso viendo como sus cintas se introducen en el mar, flotando, mientras escucho a las Sibilas predecir el futuro.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho. Original, ingenioso. Por eso mi abuelo siempre dijo que era mejor poner a los niños donde eranbuenos. Nada de ponerlos a estudiar matemáticas, cuando en arte destacaban...Había que pagar un profesor para el arte, no para matemáticas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como mis trabajos podían hacerse en casa, entre mis amigas fui de las pocas madres que podían acoger a los niños cuando había una emergencia. Así aprendí que todos tenían algún don, tal como cuentas. Y el que no valía para las matemáticas, quizá era un fenómeno haciendo girar un trompo, etc. Pero muchos padres se empeñan en que el niño sea ingeniero, tenga o no aptitudes. Y así nos va.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Muebles sorprendentes que nos hacen pensar en la creatividad del artista y en su conocimiento de la textura y maleabilidad de la madera.
    Cuando inicias la entrada y nos hablas de ese niño que aprende a crear a partir de los conocimientos de su abuelo me acuerdo de un amigo mío, a quien le pasó extactamente igual. Su abuelo era tallista y ebanista y él acabó dominando el arte de la madera, auqnue lo compaginó con los estudios y hasta hace poco ha sido director de Formación profesional.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena a tu amigo por haber conseguido hacer lo que le gustaba, seguro que le ha hecho muy feliz.
      Y un secretillo. La ebanistería con todos sus añadidos de marquetería, taraceado, etc, es un arte menor que me habría encantado aprender. Besos y mordisquillo al peque.

      Eliminar
  9. Recuerdo esta entrada; y que la comenté diciendo algo sobre esas raíces tan inquietantes que se elevan sobre el asiento.
    El caso es que tiene su gracia, y todo ello es ejemplo de cómo un artesano se puede convertir en artista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de ver muchas obras en madera he aprendido que cosas que nos parecen simples al verlas terminadas, han precisado años de preparación a base de buscar el árbol adecuado, cortarlo en la época precisa, largo tiempo de secado a sol o sombra. Más remojo, torsión, calor, adobos varios... Vamos, que no es una piedra a la que dar el golpe adecuado, es muchísimo más complejo. Saludos a uted, DLT

      Eliminar
  10. Pues sí, creo que muchos de los objetos compuestos y creados con materiales orgánicos poseen la propiedad de tener vida. No es como entendemos la vida, se encuentra todavía en un estado larvario pero saben que vivirán, que se volverán a desarrollar y que su capacidad para ser atractivos, mucho más atractivos que la forma que le han asignado. Esto es lo que podemos apreciar en esta vida, ya desarrollada en alguna pieza que Pablo Reinoso ha consytuido sabiendo que en poco tiempo se desarrollará y se transformará en un ser artístico. Mientras el espectador se limita a soñar que a él le podría suceder lo mismo y no perecer, regenerarse y no ser reconocido. Un singular y atractivo arte y artista imaginativo. Un abrazo, mi querida amiga Anamaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos coincidencias con tus líneas me provocan otros tantos pensamientos.
      Que el arte hecho con materiales naturales disfrutará como mínimo de un doble destino. Y que sería magnífico que el individuo pudiera regenerarse a voluntad, trastocar el sino que le fue asignado y enfilar un nuevo rumbo. Saludos y buen fin de semana.

      Eliminar
  11. Muy, muy interesante tu entrada, qué maravilla... Cuánto arte! Me ha gustado muchísimo.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sakkarah, Deseo que hayas tenido un buen verano.
      Gracias por tus palabras. Bszzzs

      Eliminar
  12. Una maravilla!
    Y visto en directo aún mejor.
    Felicitaciones por la entrada.
    abrazos Ana.


    “Más allá del aspecto gracioso de mi decisión, descubrí que probablemente todo el interés que siempre tuve por este objeto, al que observé tanto desde la emoción plástica, como bajo la mirada del diseñador; me permitía comentarlo desde el territorio del arte, para sacudirlo como objeto de diseño”,

    Pablo Reinoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que tuviste ocasión de verlo in situ.
      Confieso que durante bastante tiempo he tenido la sensación de que era un artista con una sola idea a la que convulsionaba periódicamente. Y sigo esperando.

      Eliminar
  13. ¡Explícame por favor, Ana María, por qué me dieron ganas de comer espaguettis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido maestro. Me olvidaré de tus orígenes y barreré para casa.

      Ni más ni menos que porque la mayoría de los primeros europeos que llegaron por allí eran mediterráneos. Y además extremeños, portugueses y castellanos. Casualmente como mis abuelos.
      Je, Je. Un abrazo.

      Eliminar