Foto cabecera

01_HP_UNI158415_Bluewash_WEB Recibiendo al futuro. (UNICEF)





ME AMARÉ CON LOCURA HASTA MI ÚLTIMO ALIENTO




... La joven morena del cabello a lo Lulú...


-Hola. Un café, por favor-, pidió en la barra la joven morena del cabello a lo Lulú  

-Qué me has dicho?- el camarero muy alto y delgado, treintañero de mirada tímida, se acercó sonriente-. ¿Un café? Disculpa. Estoy un poco espeso esta mañana. Anoche la fiesta fue bastante animal.

-No importa. Para eso está la juventud, para pasarlo bien con los amigos.

-Bueno… Yo de amigos pocos. Yo salgo solo.

-Claro, luego irás encontrándote con gente…

-No, me refiero a que salgo solo, yo solo. A cenar, al cine, a la discoteca… Cuando estoy solo me lo paso en grande.

-Qué interesante… Nunca había conocido a nadie como tú, que saliera solo. Aunque, ¡ah! Ya… Descubrirás a nueva gente que vayas conociendo…

-Nada de eso, nunca hablo con nadie. No me gusta que me distraigan. Prefiero pensar y hablar conmigo mismo

-Pero, se me ocurre… ¿no te aburres?

-Qué va. Me corro cada juerga… En junio salí dos días seguidos y fue bestial. Yo y mi mismidad

-Hombre, pues no sé qué decirte. Bueno, sí. Que al menos, pocos disgustos te darás. Lástima que uno no se pueda casar consigo mismo porque tú serías el candidato perfecto.

-Pero…  ¡Esa es una idea buenísima! ¿Cómo no se me había ocurrido?
                                  

                                      Un cometa, tres eclipses y varios lustros más tarde, el  estilista napolitano Nello Ruggiero respondería aquella pregunta...









Diversas imágenes de la boda de  Nello Ruggiero con sus familiares.


SOLOGAMIA


Publicado en Gaudí y Más. 21 de diciembre de 2018



                                         Cantaba la islandesa Börk, "Mi nombre es Isobel, casada conmigo misma". Y no, por allí no andaba Federico Fellini dejando constancia de excentricidades. Pero sí es cierto que como en cualquier otra corriente filosófica, varias circunstancias fueron precisas para que la Sologamia viera la luz mística del Amor Verdadero. Empezando por que a alguien se le ocurriera tal situación y eso ya sucedió en 1874, cuando Thomas Hardy publicó Lejos del mundanal ruído poniendo en labios de su protagonista, Bathsheba, la frase: -No me importaría ser la novia y celebrar una boda, si pudiera hacerlo sin tener un marido.

   Aprovechando que era su 40 cumpleaños y pensaba celebrarlo con una gran fiesta en el Castillo de la Sonrisa, un lugar conocido en Italia por ser escenario de un reallity dedicado a bodas de fantasía, el estilista Nello Ruggiero decidió casarse consigo mismo. Vestido de árabe en la línea de Lawrence de Arabia y a lomos de un corcel blanco, así apareció haciendo su entrada en el Castillo el 3 de mayo de 2017.

   Cinco años había tardado en madurar su idea hasta ponerla en pie.  Una de las causas consistió en que al peluquero le rompieran el corazón por última vez en 2012, el mismo año en que falleció su tía predilecta, una monja misionera que dedicó su vida a los desfavorecidos de África. Las siguientes razones las expone Ruggiero de modo tan sereno como irrebatible, auténtica Tabla de la Ley

     -A nadie amaré tanto como a mí mismo. Nadie me será tan fiel como yo mismo. Pase lo que pase, yo siempre estaré ahí para ayudarme. Nadie me respetará más que yo. Nadie me abandonará jamás, iremos juntos hasta el fin.  

   Los periodistas no cejaron, querían saber intimidades de la boda:

    - ¿Se fue de luna de miel?

    - Si, estuve en Egipto

   - ¿Culminó usted la noche de bodas?

   - No pude. Había tenido mucho trajín y mi  "yo" estaba cansado.

   - ¿Hijos? No, de momento estoy bien así.

  - ¿Regalos? Quien desee hacerme un regalo que envíe ayuda a las monjas de Sant'Antonio Abate.

    - Ahora que es usted famoso le han salido muchos pretendientes

  - Si, pero tenga en cuenta que yo estoy casado. Aunque como no he hecho voto de castidad... si surge alguna relación... Siempre y cuando no piensen en el matrimonio, claro...


                                       A continuación algunas protagonistas que  han optado por seguir los pasos del fígaro napolitano. 


La italiana Laura Messi


Erika Anderson
En el centro, de morado, la texana Yasmin Eleby
Novias de Canadá casadas consigo mismas
La estadounidense NadinehSchweigert



Sophie Tanner con su padre camino del altar. Arriba, su perra Ella con los anillos

La fotógrafa británica Grace Gelder, practicante de Sologamia

Varias recién casadas españolas del movimiento Sologamia

La extremeña Elisa Blázquez y sus damas de honor



Grupos de novias de Bilbao, practicantes de la Sologamia

La sevillana Rosa Benjumea

                                        

                                      Entre la fiesta y la guasa de todos los practicantes de la Sologamia, destaca la generosidad de Nello Ruggiero entregando a la Misión de Benín el importe que le pagó la productora de televisión que grabó el evento, para destinarlo a los niños del lugar donde su querida tía monja pasó buena parte de su vida y también él había prestado servicios de voluntariado. Sin olvidar el punto narcisista preciso para embarcarse en una exhibición así, con todo lo que conlleva.

    Llegados aquí, el duendecillo susurrador que habita mis tacones de aguja trepa hasta mi oído y desliza una reflexión egoísta y repulsiva: -¿Imaginas lo que sería para cualquiera, que todo el esfuerzo y energía necesarios para atender a los padres, al trabajo, a la pareja, a formar una familia, a criar unos hijos, el individuo se lo aplicara a mimarse él mismo?    

   Qué vergüenza. Quita, Quita... No quiero ni pensar en algo tan horrible, así que dejaremos para otro día la respuesta a ese duende malévolo. 

  Que estamos en Navidades, DÍAS DE AMOR, DÍAS DE PAZ... 


       ¡¡FELIZ NAVIDAD Y UN BUEN AÑO A TODOS!!
   
Felicitación de Mila de Man, Zaragoza, 5-7 años.


Ana Mª Ferrin






14 comentarios:

  1. Mucho egoísmo y poco darse a los demás, que para mí es la esencia de la vida.
    Paro ya lo dijo Rafael el Gallo: !Hay gente "pa to"!
    Mis mejores deseos para tí y los tuyos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Está muy bien, Ana María, quererse uno mismo...pero todo tiene un límite.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Olá Ana.
    Concordo com o que comentou o nosso ami Esteban, que disse concordar por gostar de si mesmo, mas com certo limite. Uma postagem com textos e fotos excelentes. Parabéns.
    Desejo a ti e a tua família um Felez Natal e um Ano Novo com novas realizações, amor e paz.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado perpleja con esta entrada pues desconocía todo lo que cuentas.......lo considero de un egoismo tremendo y además muy, pero que muy, excéntrico......claro que de todo tiene que haber en la vida.Besicos y FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  5. Realmente esto que nos cuentas, Ana María, me parece una suerte de onanismo vital que nunca llegará a satisfacer del todo al que lo practica. Creo que los placeres compartidos, en todos los sentidos, son más satisfactorios. Pero en fin, allá cada uno con sus gustos.
    Un cariñoso saludo navideño.

    ResponderEliminar
  6. Este se lo tomó en serio, mas vale solo que mal acompañado.
    Vaya fotos que nos has dejado, hay mundo para todo.
    Que pases unas Felices Fiestas con los tuyos y que seas feliz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues que quieres que te diga , aunque es una forma de narcisismo hacia uno/a.-Es más triste estar rodeado de gente y, sentirte solo...

    Mi estimada Ana Mª; con mis mejores deseos, que pases unas Felices.

    Un beso y una abrazo con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  8. ...Fiestas, ufff que escurridizas estan:(

    ResponderEliminar
  9. Un comportamiento, sin duda, sorprendente.
    Yo creo que es más gratificante compartir.
    Te deseo mucha felicidad en estas fiestas .
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Eu também, Ana, prefiro compartilhar.
    Conheço algumas pessoas que preferem viajar sozinhas, cinema, teatro, sempre sós. É válido, por que não? Cada um com suas esquisitices.
    Quero deixar aqui meu carinho, meu abraço e votos de um feliz Natal e um 2019 com saúde, alegria, trabalho e paz. Obrigada, Ana, pelo intercâmbio nesse ano que está fechando. Em 2019, juntas!
    Beijo!

    ResponderEliminar
  11. Igualmente te envío cariños con los mejores deseos para que disfrutes de una venturosa Navidad y un mejor nuevo año 2019.
    Poco a poco voy afrontando esa pérdida, hay que seguir caminando.
    Gracias por acordarte de mí.
    Abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Ando algo ausente últimamente, pero hoy he tenido oportunidad y aprovecho para felicitarla primero por esa mención en el concurso Saber y Ganar. He visto el trozo de las biografías, y es fenomenal ser reconocida de eso modo, que por lo demás, hablando de Gaudí, es de justicia.
    Y hablando de Gaudí y de Unamuno, me he quedado de piedra con las impertinencias que se arrojaban unos a otros; pero me aún más con que don Antonio no quisiera utilizar el castellano con el vasco, que menos más que no le devolvió las palabras en vascuence, que dominaba, no en vano, opositó de joven a una plaza de profesor de lengua vascongada.
    Sobre la sologamia, qué decir: ¿que mejor sólo que mal acompañado? Puede.
    Y cómo no amiga mía, aprovechar este momento para felicitarla en estas fiestas y por la elección del dibujo seleccionado. A veces el dibujo de un niño expresa mejor que cualquier otro dibujo la inocencia y bondad que en estos días nos gusta evocar.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  13. Pensé que había dejado un comentario...o no le dí donde debía...

    En todo caso es una actitud un tanto...no sé como calificarla.
    Posiblemente me comportara de la misma forma.

    Felicidades en Navidad

    ResponderEliminar
  14. Pues no sabía yo que se podía una casar consigo misma. Lo que me pregunto es, ¿y para qué? Está claro que nuestro primer amor es el que ejercitamos con nosotros mismos y que mantendremos siempre. Y si es así, ¿para qué gastarse los cuartos?
    Aunque también pienso que a veces nos dejamos de querer y nuestro pensamiento va dando tumbos cuando nos equivocamos y nos echamos las culpas del pudo ser y no fue, o el no debería de haber hecho esto o lo otro. Pero volvemos al redil de nosotros mismos mimarnos y a querernos.
    En fin, que me voy por las ramas. La entrada de hoy me ha hecho mucha gracia. ¡Qué coas se inventan algunos con tal de dar la nota!
    Un beso

    ResponderEliminar