Foto cabecera

P1090215 - copia Con Hermès, la coreógrafa África Martínez en el Museo Europeo de Arte Contemporáneo de Barcelona. (A.Mª.F.)





AZUL. EL EMBRUJO EN LA PINTURA


      
                            El Azul es el color del Ensueño,
el color del Arte, 
un color Helénico y Homérico, 
color oceánico...
 y firmamental.

RUBÉN DARÍO



                            La paleta cromática del arte europeo se había movido desde la prehistoria entre el blanco, el negro y el rojo. No sería hasta el siglo III que los romanos empezaron a utilizar en la pintura el azul que veían como un color bárbaro, quizá relacionado con los ojos de aquellos invasores que amenazaban su supremacía, aunque el color en sí se conocía en Perú desde 6000 años atrás, cuando empleaban la planta del índigo para teñir sus tejidos. Y posteriormente en Egipto allá por el 1580 a.C., por utilizarse para diversos fines el polvo de lapislázuli triturado, piedra preciosa tan cara como el oro. 

   En nuestro territorio a partir del siglo IX, unidos los imperios bizantinos y carolingio, el azul brota en las atmósferas y fondos pictóricos gracias a Carlomagno y su acceso al índigo y otras plantas, quien descubriendo las posibilidades económicas de extraer el pigmento de fuentes vegetales decidió aprovecharlo a escala industrial, ordenando el cultivo extensivo de las plantas que al fermentarse debidamente producían un azul deslumbrante. 

Portrait d'une mondaine. Hubert-Denis Etcheverry
Joaquín Sorolla y el Mediterráneo. Paseo a orillas del mar. 1909



EL PIGMENTO DE LOS SUEÑOS FELICES

Publicado en Gaudí y Más. 19 de mayo de 2018



                                 Los pintores del clero se adelantaron en sus obras a los demás artistas utilizando el azul en sus cristales para filtrar la luz hasta el interior de las catedrales. En Chartres, destilando su famoso Bleu Chartres, los vitralistas nos dejaron en sus muros la herencia histórica y menestral de numerosos oficios tamizados en tonos celestiales. 

   Ya en el siglo XIV cuando el Giotto se hizo cargo de la decoración de la capilla Scovegni en Padua, el color ultramar resplandecería en la pintura con preferencia en la representación de la Virgen dejando claro el potencial económico de la familia. Llegaba la revolución del lapislázuli venido de Afganistán (*). Fra Angélico, Jan Van Eyck y Roger Van der Weyden pintan a la Madre de Dios envuelta en esa tonalidad que arrebata. Aparte, si de azul y vírgenes tratamos, habrá que dar un salto hasta el siglo XVII para mostrar la Inmaculada, de Bartolomé Esteban Murillo, artista que enamoró a generaciones con la perfección de los rostros salidos de sus pinceles y la pureza expresada en sus mantos marianos y otras prendas, siempre azules.

En Chartrés uno de los vitrales mostrando a un fabricante de paños
La capilla Scovegni en Padua
La Anunciación de Fra Angélico

La Inmaculada Concepción, en la iglesia de El Escorial, Madrid

                              Volviendo al siglo XV, creadores de todo tipo empiezan a utilizarlo en clave profana, tímidamente. En paralelo a la figura divina, se atreven a cubrir la figura humana anunciando el Renacimiento. La reina Isabel la Católica es retratada sobre 1475 por un anónimo pintor. Leonardo da Vinci engalana del mismo tono un original vestido en su Dama del Armiño en 1483.

  A partir de ahí, imparable, será la mujer carnal quien atrapará el azul más sugerente.


Isabel la Católica reina de España. Anónimo
La Dama del Armiño, da Vinci
La Joven de la Perla. Vermeer
Joven con loro. Rosalía Carriera
Isabel II. Federico de Madrazo
Amalia de Llanos. Madrazo
Dama de azul. Alexander White
Charles Edward Perrogini. 
                                   Con el Siglo de las Luces llega la consagración definitiva del color preferido, que empieza su reinado a todos los niveles. De una u otra procedencia, a pesar de su carestía es un color de moda que lleva siglos y siglos en primera línea del poder. A partir de su descubrimiento en las plantas que lo generan, glasto e índigo, va rebajando su precio en paralelo al triunfo como tinte textil o colorante artístico. Llega el Modernismo seguido del Novecento y para representar a la nueva mujer que surge, desafiante, reina esta tonalidad.



Ramón Casas
La Toilette. Henry Gervex
Pablo Picasso
    
                                   Sigue la buena noticia recorriendo el mundo artístico con el descubrimiento del índigo químico en 1709 y su completo acceso a mediados del XIX por los definitivos trabajos del científico alemán Alfred von Baeyer. Su aportación rebaja definitivamente el precio. El nuevo producto puede fabricarse tanto como se precise, abaratándose más y más.

   Rápidamente, los poetas coinciden en otorgarle todas las gracias. Goethe certifica en su Teoría de los Colores, que el azul es activo, cálido y luminoso. Los Románticos van más allá, para ellos es el color del amor, la melancolía y el sueño. Rubén Darío le dedica su conocido poemario titulándolo así, Azul.

Lapislázuli
Flor del índigo
Fermentación del índigo
Tabla de tonos de azul
                              De halago en halago, se utiliza su color para representar los más elevados propósitos. Logos y banderas lo adoptan, desde la ONU y la UNESCO, a la Comunidad Europea             

  Aunque sin duda es la mujer la destinataria del mensaje creativo. Definitivamente, desde Vermeer a Renoir, de Gauguin a Kandinsky y a Picasso, a  Cezanne y Lempika, el arte ama el azul.
                             
Paul Gauguin
Henry Matisse
Patricia Bacchi
Retrato de Julia. Suvorov
Tamara de Lempika
Montserrat Gudiol
                                    En noviembre de 2017 el veterano artista David Hockney presentó una exposición en el Gugguenhein de Blbao, que estuvo hasta febrero de 2018. El título: 82 retratos y un bodegón, 83 cuadros pintados siempre con el azul chillón llamando al espectador, recuerdo de su etapa Pop Art y álbum vital a modo de testamento artístico.  

Chloe McHugh. David Hockney. 2017
Hockney, Bodegón
                                El porqué de ese color y  qué pintaba un bodegón entre casi 90 retratos, guarda una historia que el artista sabe muy bien. Y que otro día contaremos.


Ana Mª Ferrin

(*) Por desgracia la nobleza inicial de esta gema está sirviendo a los talibanes en Afganistán, junto a la heroína, como una de las principales fuentes de ingreso para financiar el terrorismo.

32 comentarios:

  1. !Que mayor felicidad que vivir, entre el azul del cielo y el azul verdoso del mar!.
    Didactica entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo se ve que vives en tierra de mar. Esas mezclas imposibles que se dan entre el azul y el verde, el cielo y el mar, más el alba, el ocaso…

      Eliminar
  2. Y si lo oponemos al anaranjado, su complementario, el azul gana intensidad y se impregna de calor sin abandonar su tonalidad.
    Y ya sabes: para gustos, los colores.
    Un saludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay artistas que son capaces de hacer las mezclas más imposibles sin que chirríen. Como Josep Mª Jujol con el azul y el marrón, o los hindúes con el morado y el pistacho.
      Saludos veraniegos, hoy.

      Eliminar
  3. El azul es uno de mis colores preferidos junto con el verde así que he disfrutado mucho esta entrada conociendo el origen de los colores y viendo hermosas obras con diferentes tonalidades de azul.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El origen de los pigmentos es una historia alucinante, truculenta. Para hacer una buena novela, Charo

      Eliminar
  4. Junto con el verde, el azul es uno de mos favoritos. Creo que es por la atracción que siempre ha tenido el mar sobre mi...verde...azul...turquesa...

    El azul además es uno de los colores que pudimos distinguir desde el principio de nuestra evolución...quizás porque vinimos del mar...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tu comentario me has aclarado una duda.
      Mientras escribía el texto se me ocurrió pensar qué secuencias debió vivir la raza humana durante su evolución para llegar a identificar los colores, ya que los animales tienen una gran diversidad de percepción según la especie.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Grandes maestros los que utilizaron sabiamente todas las tonalidades de azul. Me quedo con Fra Angélico y Vermeer. Ah, y con el añil de los tintes fabricados en Béjar con unas aguas del río Cuerpo de Hombre que hacían fijar indeleblemente ese color en los uniformes de la marina.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me das pie para animar a quienes tengan ocasión, de que visiten la ruta de las antiguas fábricas textiles de Béjar.
      La historia de esa ciudad y sus paños es una novela apasionante.
      Abracillo, Carmen.

      Eliminar
  6. Me encanta el color azul.

    Preciosas las obras con este lindo color.

    Me encantó visitarte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, no es tu caso porque eres guapa de guapa. Pero en catalán, cuando una chica no es muy agraciada se aconseja que "si res no li cau, posar-li blau". O sea, que si no hay forma de embellecerla, por lo menos que se vista de azul, que eso es infalible. Un beso.

      Eliminar
  7. Para los pintores del movimiento Der Blaue Reiter, de los cuales has citado a Kandinsky, el azul era el color de la espiritualidad . Es probable que así sea.
    Has hecho una estupenda selección de pintores y obras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te gusten.
      No hay duda de que fue el color preferido por las sucesivas corrientes artísticas del XIX-XX. Y que sigue siéndolo de los poetas, son innumerables las canciones que utilizan ese color.
      Otro para ti.

      Eliminar
  8. Que interesante, Ana, saber de tu mano el origen de los colores y su evolución en el arte.
    Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te haya gustado. Aunque no soy mucho de ese color, recuerdo un vestido azul turquesa que tuve con 15 años y es cierto que me hacía sentir la reina del mundo. Será verdad que transforma a las mujeres...

      Eliminar
  9. Pues yo siempre había considerado el azul como un color frío, bueno lo sigo considerando, pero ya veo que absoluto no hay nada, y matices todos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DLT, si Goethe siendo Goethe dijo que era un color cálido y luminoso en contradicción con su Teoría de los Colores, donde afirmaba que era "el de la calma y la tranquilidad", quizás sea porque cada uno tenemos una visión diferente como resultado de nuestras propias experiencias.
      Saludos

      Eliminar
  10. Me ha fascinado, es interesantísimo y además a mi me encanta el color azul.

    Las imágenes preciosas y muy bien elegidas. Muy buenos pintores nos presentas en esta entrada.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único cierto es que desde siempre ha sido el color preferido por poetas y trovadores.

      A ti, Sakkarah

      Eliminar
  11. Aunque no es mi color favorito reconozco que es precioso para las bonitas creaciones que nos has mostrado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún en las telas más atrevidas, el azul presta a las damas cierto aire romántico, Mari-Pi.

      Eliminar
  12. Bom dia, lindas pinturas que entram pelos nossos olhos dentro com facilidade, o azul é uma cor fabulosa pela sua beleza, nos vários azuis todos são são lindos,
    Continuação de feliz semana com sonhos azuis.
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, todos los tonos tienen su encanto.
      Basta mirar el mar y según la hora, el oleaje o como esté el cielo, un mismo punto es completamente distinto.
      Saludos cordiales, AG.

      Eliminar
  13. Me llenaste la tarde de azul hermoso, Ana María, en un clima santiaguino muy frío, propio de nuestro invierno gris, sin lluvia y con esmog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que la entrada sirva para embellecer vuestra estación por muy gris y fría que sea. Ahora somos nosotros los que nos acercamos al verano después de sufrir 6 meses finlandeses de lluvia y nieve por todo el país. Saludos.

      Eliminar
  14. El azul es mi color preferido Ana Mª, muy interesante la información que nos traes sobre este color, no pensaba que fuera el método tan antiguo.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que, como vari@s amig@s me contaron, tú también tuvieras un traje azul que para ti fue inolvidable y quizá por eso sea tu color. Ya me dirás si fue así.

      Eliminar
  15. Boa tarde, o Azul é uma cor fantástica, vivemos no planeta azul, o azul é cativante para todas as pessoas, as imagens são maravilhosas.
    Feliz fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oí que cuando le preguntaron al astronauta español Pedro Duque, que era lo que más le había impactado al viajar por el espacio, él contestó que el color azul de nuestro planeta. La misma sensación que cuentas tú.
      Feliz semana a ti.

      Eliminar
  16. Gostei muito desta tua postagem, Ana, com texto e pinturas excelentes. Ainda não me tinha apercebido da importância do azul na arte pictórica, que agora me deixa a impressão que que essa cor harmoniza a pintura de uma tela com tantas cores contrastantes. E isso pode servistos em muitos quadro desta tua edição, do primeiro ao último (os seis belos quadros com figura feminina, são de grande beleza com a força que lhes dá o azul). Parabéns, Ana.
    Bom domingo.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que después de revisar lo bien que sienta el azul a las modelos de la entrada, dan ganas de irse a comprar alguna ropa de ese color y encontrar un pintor que nos saque bien guap@s.

      No estaría mal dejar de herencia un recuerdo así, Pedro.

      Eliminar