Foto cabecera

AMFAv "EN EL DESPACHO" (JMS)



1963, DALLAS. LA OBRA DE JOSEP Mª SUBIRACHS QUE NO PUDO SER INAUGURADA POR EL PRESIDENTE KENNEDY


                     


                                   Fue el 35º Presidente de los Estados Unidos de América. Tenía 46 años y se llamaba John F. Kennedy.
   
    Fue el artista que realizó las aprox. 100 figuras más las puertas y demás complementos escultóricos de la Fachada de La Pasión, para la iglesia de la Sagrada Familia de Barcelona entre 1986 y 2005. Tenía 36 años y se llamaba Josep Mª Subirachs. (*)












    



Secuencias del asesinato del Presidente Kennedy, en Dallas. 1963


UNA TRAGEDIA AMERICANA

Publicado en Gaudí y Más.  26 de noviembre de 2023



                                            El viernes 22 de septiembre de 1963 a las 12,30, el Presidente John F. Kennedy circulaba en la limusina presidencial por la Plaza Dealy de Dallas, Texas, junto a su esposa Jackie camino de una serie de puntos de la ciudad. Entre ellos el Market Center, donde estaba prevista la inauguración de una Muestra Internacional de Escultura Contemporánea

   El vehículo iba realizando diversas paradas para que la pareja presidencial correspondiera a las muestras de afecto de los ciudadanos que acompañaban desde las aceras todo el recorrido. El coche presidencial rodeó la plaza tomando la calle Houston hasta su enlace con Elm Street, momento en que ralentizó la marcha preparando el amplio giro que debía efectuar a la izquierda. Tras entrar en la vía citada pasó frente al Almacén de Libros Escolares de Texas, muy próximo, a unos veinte metros y a una velocidad de 15 km. 

    De repente sonaron tres disparos seguidos, dirigidos hacia la cabeza del Presidente. Cuentan las crónicas, que:


   

                                         "... -El primero da en un árbol y se desvía, rebotando en el cemento e hiriendo a un presente ocasional, James Tague. El segundo disparo hecho 3,5 segundos más tarde - denominado "la bala mágica" para no aceptar que pudo haber otro tirador-, entraba por la nuca de Kennedy, saliendo por su garganta e hiriendo a la vez en la espalda, la muñeca y el muslo del gobernador de Texas, John Connally, que se encontraba en el asiento delantero con su esposa Nellie. El tercer y último disparo se realiza a 8,4 segundos del primero, impacta en el occipital derecho del Presidente con toda potencia, de lleno, desprendiendo una parte del cráneo que va a parar a la parte trasera del coche- ..." 


    La filmación de un testigo ocasional ha permitido visionar el valor y los reflejos de Jackie, la esposa del Presidente, colocando a su marido estirado en el asiento y gateando hasta la parte trasera descubierta, para recoger fragmentos que el guardaespaldas y ella se señalaban el uno al otro, y que hoy sabemos se trataban de restos del cerebro del Presidente, materia también adherida a la ropa de la Primera Dama. Movimientos todos de gran peligro realizados con gran valentía sin temor a las balas ni a la velocidad del vehículo, que había salido disparado hacia el hospital. 


    El periodista de la BBC, John McAdams, entrevistó en 2002 a otro testigo, Jeff Franzen, que entonces tenía 6 años y se encontraba con sus padres a unos 10-15 metros del vehículo presidencial cuando sonó el segundo de los tres disparos. 

   El niño vio levantarse a Jackie entre una confusión de color rosa, producida en su mente infantil por el traje de ese tono que ella vestía, como las rosas de su regazo y la sangre, observando a la vez el pequeño testigo que un hombre vestido de azul se subía a la parte posterior del vehículo descubierto, en lo que Franzen recuerda como una acción del guardaespaldas para ayudar a que la dama pudiera colocarse de nuevo en el asiento. 

    La pelota con la que Franzen había estado jugando con su padre en el césped de la plaza mientras esperaban la comitiva se les coló por una alcantarilla. La misma en la que más tarde se especuló sobre si había servido de escondite a otro de los autores del atentado. 





Itinerario seguido por Kennedy hasta el atentado




En primer plano, el gobernador de Texas, John Connally, que acompañaba
 ese día a la pareja Presidencial durante las actividades oficiales.





Jeff Franzen. Con 6 años fue testigo a pocos metros de
 distancia del asesinato del Presidente John F. Kennedy




James Tague, otro de los  heridos en el atentado, 
con el uniforme del Ejército que vestía entonces.






James Tague hoy, señalando el lugar donde fue herido





Edificio del Dallas Market Center en la actualidad




La escultura, Cera Perdida Vertical,
en su ubicación del Market Center. 1963

  


 Subirachs con Salvador Dalí el año del atentado, 1963. (*)

         

                           La inauguración de la Exposición de Arte del Market Center de Dallas, lugar al que se dirigía el Presidente para distinguir el acto con su presencia aquel 22 de Noviembre de 1963, debido a la tragedia vivida quedaría sin efecto.

   Entre las piezas mostradas figuraba la obra de piedra y bronce, Cera Perdida Vertical del escultor Josep Mª Subirachs, autor de la fachada del Santuario del Camino, en León, y de las cien figuras, puertas y relieves, de la fachada de La Pasión en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona.         

    Esta obra de 3,40 mts. de altura había sido realizada por el artista en 1962 expresamente destinada a la citada Exposición del Museo Internacional de Escultura llevada a cabo en los jardines del Market Center de Dallas, Texas     



Ana Mª Ferrin


(*) Reportaje de la autora en el número 326 de la revista Historia16, junio de 2003.

Libro El Tacto y la Caricia. SubirachsAna Mª Ferrin. Reseña y Primer capítulo

47 comentarios:

  1. GUAUUU... me has dejado con la boca abierta. Ni qué decir que ignoraba todo lo de la exposición y su autor. Pero es que, en este reportaje tan puntilloso e impactante, me he enterado también de los intrígulis de un atentado harto conocido, pero del que, oh paradoja, es ahora, con tu entrada, que puedo saber los detalles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí si que hay tema para años. Dudo de que los que aquí nos reunimos lleguemos a enterarnos de la verdad, aunque cada cual tendrá la suya. Bien que te haya interesado. Buenas Navidades

      Eliminar
  2. Un relato que no se nos olvidará nunca a los que la vivimos enganchados a la radio. Los detalles que nos cuentas, espeluznantes.
    Magnífica publicación, Ana María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Enrique. Desde luego pocas noticias hasta ahora nos habían dejado una huella más profunda.
      Y eso que llevamos unos años delirantes, querido amigo.

      Eliminar
  3. Recuerdo aquel atentado y todo el revuelo que se organizó, yo era adolescente. Desconocía lo de la exposición de escultura. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta anécdota me la contó Subirachs al final de su vida.
      Diría que nunca antes, en los veinte años que mantuvimos conversaciones para su biografía, la había recordado.
      Besazo.

      Eliminar
  4. Ana:
    secuencias que todo el mundo ha visto alguna vez en televisión.
    Gracias por tus anécdotas.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dyhego, cuántas situaciones secundarias envuelven las noticias, casi siempre interesantes como en esta ocasión.

      Eliminar
  5. No sabía de esta escultura, ni de su historia.
    Gracias por enseñar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Olá Ana,
    Uma tragédia que chocou o mundo. Que na verdade nunca foi bem contada. Ainda hoje permanece o mistério de quem foi o autor da morte de Kennedy.
    Excelente narrativa aqui partilhas.
    Votos de uma feliz semana.
    Beijinhos.

    Mário Margaride

    http://poesiaaquiesta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, hay toneladas de información sobre el atentado.
      Pero que sirvan para algo concreto, no estoy segura.
      Feliz también para ti, Mario.

      Eliminar
  7. Recuerdo el impacto que produjo la noticia de este atentado.
    No sabía lo de la exposición.
    Nos proporcionas unos grandes detalles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que por participar artistas mundiales además de tratar de Arte Contemporáneo, era una exposición importantísima.
      Sin embargo, todo lo que podía haber significado para tantas nuevas carreras como la de Subirachs y para los encuentros entre los participantes de los nuevos estilos, todo se evaporó con la tragedia.
      Besos, Amalia.

      Eliminar
  8. Una triste coincidencia el que la obra de Subirachs no pudiera verse o se aplazase por el magnicidio a JFK. Cuando leí el título de la entrada no podía suponer cuál podría ser relación entre ambos. ¿Nos podemos imaginar al presidente fotografiado junto a la obra del joven artista catalán?
    Un beso
    P.D. Soy Carmen Béjar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que además del gran shock producido por el magnicidio, para los nuevos artistas que presentaban sus obras en Dallas como en el caso de Subirachs, muchas expectativas debieron derrumbarse. Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  9. Te felicito, un post que nos lleva a esa trágica muerte que conmovió al mundo y que aún sigue presente en la memoria . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ahí empezamos a perder la inocencia en cuanto al terrorismo, del color que fuera. Precisamente porque nos cayó encima cuando el mundo empezaba a reponerse de tanta muerte y guerra. Otro para ti.

      Eliminar
  10. Lo que es el destino: una inauguración donde su trabajo iba a ser un aporte.Quien lo iba a decir que este joven artista en esa época iba a vivir esta tragedia, lo marcaría de por vida.
    Fue muy impactante y eso que en aquella época las noticias llegaban muy sesgadas.
    Gracias a tu aporte podemos saber más profundamente esos detalles.
    Un abrazo, estimada Ana y diciembre nos recuerda que comienza la cuenta atrás un 👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el principio de nuestra apertura al nuevo arte contemporáneo poniendo fin a décadas de oscuridad. No sólo lo español, también muchos otros países europeos tras la IIª G. Mundial confiaban en la nueva etapa que parecía presentarse en Dallas.
      Qué interesantes son estas pequeñas anécdotas que sobrepasan lo personal.
      Abraçades i moltes nadales per a tu i els teus.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Querida Rajani. Te deseo lo mejor para ti y los tuyos en estas fechas

      Eliminar
  12. That is a memory that I'll never forget. I was 11 years old when that happened.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cierto lo que cuentas.
      Los que ya teníamos sentido nunca olvidaremos aquella tragedia.
      Felices Navidades, Bill, para ti y los tuyos.

      Eliminar
  13. Siempre bien iformada y dateada. Quién iba a pensar que el presidente Kennedy, habría de inaugurar una exposición de Subirachs. Sólo una mujer de esopiriti inquisituvi e investigador, tendría lo que por aquí, llaman periodísticamente, la "chiva". Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Eso de esopiriti inquisituvi no sé si ha sido un error del teclado. Pero de todas formas tiene gracia.
      Las mejores Navidades para ti, los que quieres y te quieren.

      Eliminar
  14. Uno de los grandes enigmas ¿Quién mató realmente a Kennedy?
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Muchísimas gracias por un reportaje tan bien llevado e ilustrado, apreciada amiga. Uno no acaba nunca de sorprenderse. Y lo de Subirachs... Darte las gracias es poco.
    Un fuerte abrazo, Ana Mª.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir recuerdos también debería ser un género literario.
      Esperemos unas Fiestas tranquilas y llenas del cariño de los nuestros. Otro saludo para ti.

      Eliminar
  16. No hace mucho que seguí en la tv el reportaje del asesinato de Kennedy y las imágenes que aqui nos dejas vuelven a refrescarme tan cruel memoria.
    A los que valen, los matan!
    Que despiedados podemos llegar a ser los humanos!
    Has añadido muchos más detalles que no conocía y que agradezco que los hayas incluído.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Beatriz, te deseo un buen tiempo navideño en tu bella Galicia. Y si no es así tampoco importa. Nada como el calor de los abrazos queridos.

      Eliminar
  17. Un atentado que dio mucho que hablar en cuanto al autor o autores, hasta incluso de una conspiración de la CIA. que aún lo recuerdo perfectamente.
    En cuanto al trabajo que me has comentado de Guadí y Andalucía, si te hace falta alguna fotografía no dudes en pedírmela que un 90% las tengo ya pasadas al ordenador. Y no se me ha olvidado que a principios del pasado año te dije que te iba a buscar el nombre de una benefactora de la Catedral de Sevilla, tan pronto terminara con un trabajo de los pueblos de Sevilla, que estaba llevando a cabo. Bueno pues resultó que dicho trabajo no lo he podido empezar hasta principios de este año, así que no me atrevo a darte otra fecha., por eso de que el hombre propone y Dios dispone, y estoy de trabajo hasta la coronilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunado tú, Manuel. Tener una pasión cultural y poder disfrutar con ella es un regalo.
      Sobre lo que hablamos de la dama hay novedades que ya te contaré, aunque si son ciertas o no ya se sabrá.
      Todo lo mejor para ti y tu querida Sevilla.

      Eliminar
  18. Nunca llegó a ver la exposición. El atentado ha dado para mucho, hizo correr ríos de tinta y se han estrenando varias películas que encienden una crítica a la versión oficial. En especial recomiendo las de Oliver Stone "JFK", de ficción, y el documental "JFK: caso revisado", amen de una mini serie sobre el mismo tema que no he visto.
    Aprovecho el comentario para desearte unas muy felices fiestas.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas cintas las dos que citas.
      En cuanto a Gaudí y el cine más adelante echaremos una parrafada.
      Me uno a tus deseos de unas muy Felices Fiestas, Ethan

      Eliminar
  19. Impresionante testimonio querida, Ana.
    Recuerdo bien aquel día. Era una adolescente y se quedó grabado en mi mente.
    Desconocía lo de la exposición de Subirachs.
    Llevas el periodismo en las venas.
    Retazos de historia desde tu mirada enriquecedora de periodista.
    Gracias por tanto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida palentina, nos merecemos mucho más de lo que nos están devolviendo. Cómo será, que hasta el Cristo en vez de abrir los brazos acogiéndonos como el de Río, ha puesto las manos en `posición de parar, no sea que alguien pierda el respeto y se pase de listo.
      Buenas Fiestas y mucho cariño, amiga.

      Eliminar
  20. Una buena documentación la que nos traes Ana Mª, creo que ya te había hecho el comentario y no se que ha debido pasar. ¡FELICES FIESTAS!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conchi, ya sabes que los duendes que cuidan los blogs están un poco idos estos días.
      Gracias por el comentario y tu tiempo.
      Recibe mi felicitación con dos besos.

      Eliminar
  21. Te deseo una Navidad muy feliz. Que el año 2024 sea excelente para ti y tu familia. Mucha suerte siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amalia.
      Sólo cosas buenas para ti y los tuyos en este próximo 2024 ya que hay muchas perspectivas de que sea mejor.
      Peor que estos últimos años sería difícil.
      Un fuerte abrazo, amiga

      Eliminar
  22. ¡Feliz Navidad!
    Te deseo todo lo mejor, salud y mucha alegría en este día.
    Que el nuevo año 2024 sea un éxito para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te oiga, Nadezda, me esperan varios temas importantes.
      Para ti mis mejores pronósticos de salud, cariño y dinero.
      Seguiremos en contacto. Felices Fiestas.

      Eliminar
  23. No quiero que esta noche te sientes a cenar sin antes haber recibido un fuerte abrazo con los cariños de Kasioles.
    ¡FELIZ NAVIDAD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo. Mil gracias.
      Que no dejemos de acordarnos de los amigos del alma.
      Un abrazo, querida Kas.

      Eliminar