Foto cabecera

DSC_0106 - copia "La Vida" . Mercado de La Boquería, Las Ramblas, Barcelona. (Ana Mª Ferrin)





EL MUSEO EUROPEO DE ARTE MODERNO, EN BARCELONA.


        El pueblo mongol llama al espejo, el alma del hombre que está al otro lado.


                           Al otro lado de la calle Montcada frente a la entrada del Museo Picasso, se encuentra la calle Barra de Ferroestrecha vía sin aceras en cuyo nº 5 abrió sus puertas en junio de 2011 el Museo Europeo de Arte Moderno, MEAM, en el Palau Gomis, singular edificio barroco del siglo XVIII. Dentro, se muestra el alma de los autores contemporáneos que han optado por escoger el difícil equilibrio que habita entre la modernidad y lo figurativo. O entre ser testigos de su tiempo exponiendo a través de su mirada lo que verán los ojos del observante hasta conseguir removerle el interior, sin que para ello cada obra deba llevar anexo un diccionario autor/espectador.


El observador ante el óleo VanessaEduardo Naranjo, Monesterio, Badajoz. (A.Mª.F.)

                El autor, conocido como "El pintor de los sueños", ante uno de sus autorretratos                  
        
                                  
         Hombre pájaro. Escultura de José Manuel Belmonte acompañada en su vuelo por una espectadora.
 (A.Mª.F.)

                                                         José Manuel Belmonte. Córdoba, 1964


PARA DISFRUTE DE BUENOS PALADARES

Publicado en Gaudí y Más. 21 de noviembre de 2020


                           No tengo vocación de outsider pero eso sí, me limito a describir lo que veo. Por lo que nadie va a convencerme de que lo blanco no es blanco, lo negro no es negro, o que una madera de 2x2 en la que alguien ha clavado un calcetín de yeso, es Arte. Sobre todo si no se trata de un simple divertimento, sino que esa pieza constituye según los críticos gurús, la obra culmen engendrada por el genio de un autor al que nombres muy reputados consideran el representante máximo de una generación, léase Antoni Tapies.

  Amo el idioma y por ello sé muy bien que algo de ese tipo podría describirse como artesanía, decoración al gusto o simple tomadura de pelo, pero nunca arte. Claro que me estoy refiriendo al siglo XXI aquí y ahora, otra cosa sería si nos remitiéramos a uno de nuestros muy dignos antepasados Australopithecus, aquellos que paseaban por la otra orilla del Estrecho en el Pleistoceno Inferior.

   Lo que sí constituye una gracia es la del marchante que por medio de un brillante discurso logra convencer a sus clientes, Departamentos Oficiales de Cultura, fundadores de museos y críticos, de que están ante una obra de arte. Ese sí es un Arte con sus cuatros letras bien puestas.


Autorretrato al borde de la mesaJesús Sánchez Alba, n. 1975. Zaragoza (A.Mª.F.)
Óleo sobre lienzo


                
Estudio para torsoAntonio Santín Benito 
Talla directa sobre madera.


                                                  Antonio Santín Benito. Madrid., n.1978.Autorretrato


Cala-Conta, Ibiza. Javier Torices. Mixta sobre tabla (A.Mª.F.)
   
Javier Torices.  Madrid, 1968, 
  

                                       Y no me refiero a nombres como Duchamp que descolocó a los entendidos logrando trasladar al lienzo una imagen en movimiento, o al  Barceló que agita el mundo coleccionista cada vez que sale al mercado una de sus búsquedas.

   Ni a Picasso, creador que con 16 años ya era capaz de pintar Ciencia y Caridad y cuyo virtuosismo genial lo empujaba a descomponer la figura creando nuevas formas de ser mirada. De ahí sus muchachas del burdel de la calle Avinyó de Barcelona a las que visitaba los días que tenía algún dinero, ya que de no ser así cruzaba la calle y cumplía como alumno de la Escuela de Bellas Artes que se encontraba en la acera de enfrente. Porque no otra cosa que rostros y cuerpos en suelo patrio fueron las Demoiselles d’Avignon, retituladas en Francia con vampírico chovinismo. 

   Y bien que siento el cambio impuesto a su nacionalidad, por haber crecido siendo vecina de ese antiguo barrio barcelonés y pasar casi a diario por el citado portal. Luego surgirían del creador malagueño sus retratos de Daniel-Henry Kahnweiler, o de Ambroise Vollard, anticipando que aquel artista no pensaba pasarse el resto de su vida repitiendo lo que había nacido sabiendo, pues su futuro pensaba emplearlo en el regocijo de investigar otras formas y colores. 


Mano con tinte. Adrià Pina Alegre. Acrílico sobre lienzo. (A.Mª.F.)

                                                Adriá Pina. Valencia, n.1959. (La Tribuna de Albacete)


La pintura está en mi cabeza. Autorretrato. Eloy Morales Ramiro (A.Mª.F)

                                                          Eloy Morales Ramiro. Madrid, n.1973


Yo. José L. Corella García. Valencia, 1959. Óleo sobre tabla (A.Mª.F.)


Sábanas. Javier Banegas Lista n.1974, Madrid (A.Mª.F.)

                      
                                           Pero eso nada tiene que ver con las pamemas en que ha ido cayendo una parte de la vanguardia artística, hasta perder por completo su genialidad y frescura, toda la novedad, al mismo ritmo que sus nombres iban acomodándose en las cátedras contemporáneas. 

   Sobre 2006, trabajando en la biografía del escultor Josep Mª Subirachs, mientras revisaba un dossier con declaraciones sobre sus intervenciones en Corea encontré a la vez las del artista coreano Nam June Paik, contando en qué había consistido su propia aportación a la vanguardia mundo artístico: …El arte es puro fraude. Sólo tienes que hacer algo que no haya hecho antes nadie, sea lo que sea. Y a lo que digo no debería ponérsele un pero, porque es la realidad.


Sitting man. Grzergorz Gwiazda. Escultura (A.Mª.F.)

                                                    
Grzergorz Gwiazda, Polonia, n.1984


Carmen. David Kassan. (A.Mª.F.)
                                  
                                       
                                                         David Kassan. n.1977. Little Rock. Arkansas 

 
Emergiendo IV.  Angel Vaca de León.Técnica mixta sobre lienzo (A.Mª.F.)


Ángel Vaca de León, n.1966, Barcelona


CiroCarlos Marijuán  (A.Mª.F.)

Carlos Marijuan. Madrid, n.1959

                                             En fin, que las boutades de ciertos personajes suelen desembocar en señuelos fluorescentes que producen suculentos beneficios. Desde hace un siglo, venimos sufriendo propuestas en las que junto a interesantes hallazgos se nos cuelan los ¡Adiós! a las ideas y grandes ¡Hola! a la banalidad y el ansia de ser una celebridad sin más, poses todas ellas jaleadas por las autoridades del ramo. Ahí están Pietro Manzoni y Chris Ofili, excremento sobre excremento, haciéndose de oro. Y Santiago Sierra, quien tras una serie de despropósitos, unos psé, pse y otros que malditalagracia, en 2010 fue reconocido por nuestro Gobierno en pleno estado de gracia con el Premio Nacional de Bellas Artes dotado con 30.000 €, premio que -en un rapto de lucidez que le honra-, el señor Sierra rechazó.

  Pasando al presente, el visitante de este recoleto palacio que les presento tiene a su alcance lo nuevo que hacen hoy nuestros artistas contemporáneos y que podrá ser analizado por los venideros y los que lleguen después. Notarios de su tiempo, demuestran que están vivos, poniendo con innegable talento ante nuestros ojos el mundo tal como es para que cada espectador lo deconstruya a su manera. De las manos trabajadas a la babilla que cae de una boca infantil, matemáticas en azul, la mirada del maestro y la del autor. Todo ello en el Museu Europeu d’Art Modern de Barcelona. Agua fresca para calmar la tontería. 

Entrada al Museo Europeo de Arte Moderno. Barcelona

                                Calle Barra de Ferro, donde se encuentra el Museo. Acuarela de Felipe Sérvulo

                     
                                       ¡Ah! Muy importante. Un detalle bien apreciado por los amantes de la imagen que acuden a sus salas, es la libertad de fotografiar cuanto deseen las obras expuestas. Motivo de disfrute no menor para decidirse a visitar el Museo Europeo de Arte Moderno de Barcelona, con unos fondos inolvidables.

 
Ana Mª Ferrin

31 comentarios:

  1. Como bien nos muestras, el mundo del arte es muy complejo. A un lado, nos encontramos con obras convincentes, con cierta calidad y buena técnica, más o menos originales, figurativas o no; al otro, camelos y despropósitos. En medio, intentos de hacer algo nuevo: la línea que separa la creatividad de la mamarrachada a veces es sumamente sutil y depende de las interpretaciones de los expertos o de los intereses de algunos.
    Para mí, una buena obra es aquella que no te deja indiferente, aquella que establece contigo un diálogo y te deja dentro un poso o una reflexión, como pasa con los buenos relatos o las buenas películas. Y ahí entra en juego la subjetividad. Un ejemplo: el segundo lienzo de Eduardo Naranjo me plantea que su verdadero autor es el del cuadro y no el que lo pinta. Resulta más real y convincente el retratado que el señor que está en primer plano. Al autorretrato de Jesús Sánchez Alba solo le falta hablar. Esa mirada dice mucho más de lo que cabe en el lienzo. Las sábanas de Javier Banegas todavía están tibias: alguien acaba de levantarse y aún no ha abierto la ventana para que entre el aire y se lleve los restos del último sueño, etc. Por el contrario, el plátano en el casillero, de Adriá Pina, me deja frío como el trasero de un pingüino. No me dice nada. Ahí lo dejo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, lo del plátano es hilar muy fino, pero de buena vista sí es. Y lo de la subjetividad es la Biblia, por eso cada par de ojos y su correspondiente cerebro tienen toda la libertad del mundo para valorar, siempre que no insulten al artista.
      Saludos, Cayetano.

      Eliminar
  2. Todo lo que sea arte, debe tener nuestro reconocimiento. Aunque esta pintura "hiperrealista", no me llena tanto, aun reconociendo su técnica y su cuidada elaboración, como esa, donde el artista da libertad a sus pincel y nos cuenta, a su manera, su particular visión de lo que tiene delante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí no son temas excluyentes, el más hiperrealista puede un día pintar cuatro palotes y explicarse perfectamente. Otra cosa es pasarse cincuenta años repitiendo el mismo motivo. Algo muy respetable, pero ese vacío interior no conseguirá hacerme mover ni un músculo. Saludos, Juan L.

      Eliminar
  3. Sin ser un entendido, no he dejado de ver alguna que otra exposición de arte moderno, y de las que casi siempre he salido pensando de que iba a ser la última que visitaría, aún así, he visto unas ocho o nueve en los dos últimos años. Y siempre he observado que en la mayoría de ellas es un querer, y no poder, un intento de sorprender, cuando lo que expones es más de lo mismo, y seguro, que hasta puedes ver cosas más sorprendente en cualquier escaparate de algún comercio de esta ciudad, que por cierto, aquí en Sevilla hay decoradores o escaparatistas muy buenos y creativos...
    En fin, con esto quiero decirte que aunque habrá muchas personas a las que les guste, a mi, en líneas generales no llegan a convencerme, sin dejar de reconocer que he visto también algunas obras interesantes. Esto es lo que pienso, porque sin ser un entendido, tengo muy claro lo que me gusta y lo que no, y lo que para mi es arte.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte Moderno no tiene por qué ser un desastre. Abstracto o figurativo, obedece a la mirada del autor.
      Lo que pasa es que hace unos años visité una exposición en Barcelona donde la instalación -que acabó siendo adquirida por la Fundación propietaria del local-, consistía en un montón desperdigado de bolsas de basura, con su correspondiente basura dentro.
      Si el comprador hubiera sido un particular, nada que decir, allá cada uno con sus caudales. Pero al tratarse de una entidad donde se custodian e invierten los ahorros de los imponentes, era un escándalo. Saludos a ti, Manuel.

      Eliminar
  4. Conocí de cerca a la directora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, al que posteriormente le asociaron su nombre: Sofía Imber. Su hijo, estudiaba medicina también. Fui espectador privilegiado en ese sentido.

    La expresión de los humanos, se refleja en todo.

    La escultura del Sitting man... me recordó a cierto nacionalista con familia...

    Besos Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú y Paul Verhoeven, director de "Desafío Total" donde aparece "Kuato", podríais tener una conversación interesante a propósito de los parecidos.
      En cuanto a los Museos, de una u otra manera nunca sales de ellos sin enriquecerte. Saludos, Manuel.

      Eliminar
  5. He entrado, más bien por curiosidad que por un interés real, a exposiciones y algún museo de Arte Contemporáneo. No me gusta en general este tipo de arte pero, es curioso, siempre encuentro alguna obra que me sorprende gratamente. Algo muy creativo.
    Y ahora, Ana, te comento al margen del tema, que me ha gustado mucho la nueva presentación de tu Blog.
    Una bonita y oportuna fotografía que podría titularse," El boca a boca en la Boquería"
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué menos se puede esperar de una profesora de Lengua, que el ingenioso comentario que se te ha ocurrido. Un besszzo.

      Eliminar
    2. Ay Ana, que has subido la temperatura de tu portada. Unir lo de profesora de lengua con el boca a boca de la Boquería.
      Perdonen la frivolidad en un blog tan culto. Pero ,en fin, no viene mal una broma vez en cuando. A disculpar.

      Eliminar
    3. Ahí sí que has estado concreta y veraz, Conchi. Es cierto y no podemos evitarlo.
      En este rincón la cultura nos inunda a chorro vivo.

      Eliminar
  6. H visitado algún museo de arte moderno y me he encontado con obras que me han dado ganas de llorar y pensé que cómo es posible que semejante "porquería" se le llame arte y esté en un museo.De las pinturas que muestras algunas me han parecido geniales.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pese a mi naturaleza tolerante y mi preferencia por echarle humor a la vida, he de decirte que la verdad no tiene más que un camino, Charo. Tienes toda la razón, guapa. Un abrazo.

      Eliminar
  7. El arte es así Ana Mª, dentro de el cada uno busca el canal de transmisión y con el su estilo por el que llegar al espectador, dentro de este complejo mundo hay lugar y gustos para todos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a creatividad, uno debería hacer lo que siente al margen de que tenga más o menos aceptación. Y si consigues que se convierta en tu medio de vida, ya sería lo máximo. Saludos a ti.

      Eliminar
  8. Todo lo que sea arte siempre es admirable.
    A mí no me gusta mucho lo moderno pero, sin duda, hay que reconocer su mérito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está demostrado que hay gustos para todos, Amalia.
      Y también, que nadie es un lingote de oro que consiga la unanimidad.
      Petonets.

      Eliminar
  9. Hola Ana.

    Ya veo que eres una entendida del arte, felicidades, bueno y también de haikus...
    Pues gracias por tu visita.

    Un besito y bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejémoslo en curiosidad, Marina.
      En cuanto a los haikus, es una destilación poética que me gusta.
      Lo mismo te digo.

      Eliminar
  10. Amiga Ana, si alguien me preguntara si me gusta el arte moderno, más bien diría que muy poco, alguna excepción la hay no cabe la menor duda, pero por desgracia son las menos. Lamentablemente, muchas veces te quieren hacer ver o imaginar lo que tus ojos no ven, y muy ciegos deben estar algunos para creer lo que algunos llamados críticos o especialistas en arte te quieren hacer ver de determinadas y mal llamadas “obras de arte”.
    Me reafirmo también en las sabias palabras que no hace falta repetir de Nam June Paik, realmente es lo que suele ocurrir en determinadas ocasiones.
    Para mí el arte, abarca y va mucho más allá de esa simple y mera expresión llamada “arte”.
    Un abrazo y buena semana amiga Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejando claro que un admirador es muy dueño de comprar con su propio capital lo que guste, el arte que se adquiere con la caja de Hacienda debería ser válido para enriquecernos intelectualmente durante generaciones, como se hacía en el pasado. No para que prosperen los autores y marchantes cercanos al Poder de turno.
      Y a menudo pasa al revés. Que, así como las grandes fortunas invierten para sí mismos en un Velázquez o en cualquier artista actual con futuro, si lo hacen con los medios del Estado, a menudo nos colocan en las plazas y museos los peores engendros, esos por los que ningún particular pagaría ni un euro. A ver quién nos explica el porqué.
      A lo largo de los años he ido fotografiando las increíbles obras que se han pagado con nuestros impuestos para los espacios públicos y un día haremos con ellas una entrada que nos hará llorar a mares.
      Saludos y a cuidarse, amigo.

      Eliminar
  11. Es genial tener una visita a un museo que alberga muchas obras de arte de muchos artistas talentosos ... su obra de arte contemporánea es artística e interesante de ver.
    Saludos desde Indonesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial es recibir una visita tuya desde el otro lado del mundo, Himawan. Mil gracias y un afectuoso saludo para ti.

      Eliminar
  12. Olá, Ana Maria, quando me deparo com uma obra de arte, vejo seu lado estético, sua linguagem e a mensagem que está inserida nessa obra.
    Vejo suas cores e seus traços. Admiro obras que retratam a nossa história, o nosso cotidiano, as injustiças sociais, a brutalidade e a miséria. Cumprem, aí, a sua mais nobre missão: a de retratar os fatos, de protestar e de clamar por mudanças.
    Através da arte o artista manifesta suas próprias emoções, que não deixam de ter seu lado belo.
    A arte tem de ser uma manifestação democrática. Mas não é por ser democrática que pode exceder limites. Cabe aos que a veem, gostar ou não. E eu gostei muito dessa tua postagem, saliento a aquarela 'Rua Barra de Ferro', me transmite uma leve dramaticidade nos traços, mesmo aquarelada; a escultura 'Homem Sentado' - Gwiazda; a obra 'Carmen' - Kassan e o 'Torso', de Antonio Benito.

    Um beijo, Ana Maria, uma boa semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este pequeño museo de varios pisos es un espacio muy bien gestionado que nunca decepciona tus visitas. Suele organizar interesantes exposiciones monográficas y periódicamente un concurso de pintura y escultura, del que el enlace que aparece en el texto da información del próximo. Feliz de que te haya gustado compartir esta información, querida amiga.

      Eliminar
  13. Siempre resulta interesante darse una vuelta por un museo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera que visites, seguro que te aporta algo nuevo, Mari-Pi.

      Eliminar
  14. Hola Ana
    En esta variedad de obras que hoy nos traes, hay algunas que llaman poderosamente mi atención.
    Entre otras, la de las sábanas y respecto a ella, coincido con la opinión de Cayetano.
    Respecto a lo que se conoce como "Arte moderno", también coincido con varias opiniones. Salvo honradas excepciones, no es un estilo que a mi me atrape.
    Al respecto de gustos o no, avalo los dichos de Manuel. Tampoco soy una entendida pero frente a una tela puedo saber si me gusta o no y eso tiene que ver con las sensaciones que me provoca.
    Creo que el arte -en todas sus expresiones- es absolutamente subjetivo por lo tanto lo que a mi puede parecerme excelente a otras personas puede no interesarle en lo más mínimo.
    Una pauta muy clara -para mi- fue la primera vez que visité el Museo del Jeu de Paume (Año 1980) Poca idea tenía sobre los impresionistas. Pues, para no hacer largo el cuento, salí de allí emocionada con la cabeza dada vuelta y a partir de ese momento empecé a investigar sobre ese movimiento y pude aprender mucho al respecto. Por esos días también visité el Museo de arte moderno y salí de él con una sensación de vacío y sin que se me movilizara un solo pelo.
    En fin, me voy. Ya sabes que el poder de síntesis no es lo mío.
    Antes quiero decir que ¡Una genialidad el título de Conchi Marin para tu bella foto de cabecera!
    Besos y ¡muy buena tu crónica! Siempre es este un espacio para reflexionar.

    ResponderEliminar