Foto cabecera

sorolla "Niños corriendo por la playa". Joaquin Sorolla



EMILIO ARAGÓN Y SU PROGRAMA "B. S. O."


                            

Desde las inolvidables entrevistas

televisivas que bajo el epígrafe de A Fondo,

nos regaló Joaquín Soler Serrano años ha, allí donde

regreso de vez en cuando, no había vuelto a

disfrutar de algo tan exquisito como los espacios

semanales que estamos viendo estos días en la

cadena #0 de Movistar (o canal 7 Movistar).

Mezcla de conversaciones emotivas de las que nunca brotan,

aderezadas con música en vivo, unidas a la confianza 

ganada en años de bonhomía, el personaje se entrega

al director-presentador del programa.

 Emilio Aragón sorprende, relaja. Una rareza en el actual

 panorama televisivo donde priman el chisme soez y la mala baba.

                  Una auténtica delicatessenPara no perdérsela.                      

 


     

 LA BANDA SONORA DE NUESTRA VIDA

   Publicado en Gaudí y Más.  30 de octubre de 2021         

 

                                 Durante una reunión familiar de hace pocas Navidades, me enteré de que yo tenía seis años cuando vi la película de Orson Welles, El tercer hombre. La fecha había quedado fijada, porque coincidió con la llegada de mi tío Fermín a Barcelona el día de mi cumpleaños y todos fuimos con él a ver la película al cine Princesa, en la Vía Layetana, que estaba a pocos metros de nuestra casa y era un cine familiar de reestreno con algún rescate clásico, al que solíamos ir todas las semanas. El tío Fermín era hermano de mi padre.

   Alto, rubio con bronceado marinero, el tío Fermín era un personaje exótico para la familia de Barcelona al que todos, niños y mayores, de los que la mitad lo más lejos que habíamos viajado era a Andorra, mirábamos embobados porque nos parecía un Burt Lancaster de rubio bigote, con gorra plana y planchadísimo uniforme todo blanco, del que no apartábamos los ojos mientras nos contaba sus andanzas como oficial de máquinas de un carguero que hacía travesías entre Europa y los demás continentes. Como vivía en Madrid y no solía venir por Barcelona, donde había estudiado la carrera de Náutica, aquella visita mezclada por casualidad con mi cumpleaños había quedado fresca en la memoria de todos. Especialmente en la mía, porque me regaló un pañuelito bordado que sacó de su equipaje.

  Por supuesto nada más lejos para mí, que tener idea de quién era Antón Karas ni de que el instrumento que tocaba en la película fuese una cítara. Lo que sí fue inolvidable es que mi oído captó la potencia de las notas de El Tercer Hombre con tal intensidad, que en los años pasados desde entonces no he dejado de silbar de vez en cuando aquella melodía.

    Como estoy haciendo ahora mismo mientras escribo estos recuerdos, pensando en que a cada uno de ustedes, al leerlos, quizá le habrá invadido  alguna melodía, una canción. O como a mí, la banda sonora de una película inolvidable donde el chico bailaba y cantaba bajo la lluvia, siete granjeros con sus siete novias bailaban en el granero, el batallón desarrapado silbaba la marcha militar inglesa manteniendo la moral de la tropa vencida, que no rendida. 

   De fondo suena la joven que desovilla sueños de Tiffani's por la escalera de incendios, enviándolos a volar hacia el tejado tocando en su guitarra la balada aquella. Sí, esa del río de luna que tenía una milla de ancho y ella soñaba con cruzarlo un día, aunque le destrozara el corazón. "Moon River..."





Ana Mª Ferrin

27 comentarios:

  1. La película "El tercer hombre" la he visto un mínimo de cuatro ó cinco veces.
    La música es maravillosa e inolvidable.
    Cuántas melodías magníficas han quedado en mi recuerdo!. Películas irrepetibles que no me cansaré de ver y músicas con tanto encanto.
    Ya nada es lo mismo.
    Un beso. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amalia, te quejas de vicio. Cualquier cartelera actual es variadísima, con un gran abanico para escoger.
      Desde monstruos mutantes que te destrozan a dentelladas y luego te vomitan, a personajes compuestos por un tercio bicho, un tercio pez y el resto virus, que te enamoran.
      También están los asesinos en serie. Y niños y adolescentes que te hacen la autopsia en vivo. Enfermos terminales a los que puedes ver en primer plano sus últimos estertores. Graciosos muñecos que te sacan los ojos entre risas. Payasos diabólicos que te rajan viva. Psicópatas. Terremotos. Edificios que se desploman, gente que se ahoga en primer plano... Y felices mundos futuros en donde los humanos ni se hablan ni se tocan...
      ¿Futuro? Diría que a esto último me parece que ya hemos llegado.

      Un besazo, Amalia. Que no falte el humor.

      (En cuanto pueda me voy a ver "Entre rosas", una francesa de esas intimistas, tan denostadas. No nos vendrá mal un punto de ternura)

      Eliminar
  2. No he visto la película y tampoco el programa que mencionas de TV ya que apenas la enciendo. Es bonito recordar esos tiempos de nuestra infancia pues es cómo volverlos a vivir.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese momento no me enteré mucho del guion, sólo de que había una gran noria. Pero luego he visto que era buena de veras, con una inteligencia perversa y un Welles inolvidable..

      Abrazos, Charo.

      Eliminar
  3. Excelente todo lo que te puede traer una melodía. UN VIAJE EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aromas y sonidos que a lo mejor ni existían en realidad.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Qué recuerdos.
    Y sí, el programa de Emilio Aragón tiene calidad y calidez. Saca de sus entrevistados lo mejor de cada uno. Se agradece un programa así.
    Un daludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si dura. No parecen buenos tiempos para la lírica.
      O quizá sí y nos llevamos una sorpresa. Ya veremos.

      Saludos, Cayetano.

      Eliminar
  5. La verdad sea dicha Ana, aunque me puedan tratar de romántico, o de que pueda estar equivocado, creo, hemos vivido una época envidiable en todos los sentidos, probablemente en algunas zonas no puedan decir lo mismo, pero las grandes capitales de este país y toda la franja costera del litoral Mediterráneo, personalmente, he vivido de maravilla desde mi juventud. Y todos los acontecimientos de cualquier tipo y sobre todo en música y en otras artes no tienen parangón ni se pueden comparar con el actual.
    El canal que citas no le veo, últimamente está la televisión tan insoportable que suelo ver los reportajes de DMAX y alguna serie o película interesante, sobre todo, con algún contenido histórico, ya que la historia me apasiona.
    Un abrazo y feliz mes de noviembre Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los canales de historia y los de viajes, los del arte de la armería, las restauraciones y tantos otros, son todos interesante. Raro será que no haya algo que nos interese. Hay tantos temas que ignoramos...
      Saludos, Juan.

      Eliminar
  6. Tienes razón ;hay sonidos, olores , imágenes ,que se quedan fijas en la niñez y de vez en cuando se activan.A mi me pasó con Barbra Streisand fuimos las tres hermanas: porqué somos cinco y muy seguidos, los dos mayores varones.
    Y en aquella época si sacábamos buenas
    notas nos dejaban ir solas al cine, aquella vez fuimos a ver Funny
    Girl,Por Barbra Streisand y Omar Sharif, a una le dio un enamoramiento, a la otra el vestuario y a mi...
    -Fue tanto el impacto que me genero, que me dio por pedir unos patines, para ser como ella y creo que aún tarareo People y aun conservo vinilos...

    Después ya me sosegue jijiji :porque a mi madre le iba a dar un ataque con tanto gorgorito.
    No veo mucho la TV me gusta escuchar y ver canales de Historia y de Arte.
    Un abrazo y un tranquilo puente de los finados

    ResponderEliminar
  7. ...voy a intentar ver el programa de Emilio Aragon gracias por mencionarlo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría que veros a las tres, qué disfrute. Y qué afortunada tú en la infancia por tener siempre cerca a las dos.
      En cuanto a la serie, si la ves ya me dirás qué te parece.
      Veo que tienes buen oído, así que también habrás disfrutado de Cinema Paradiso, Memorias de África con su majestuosa banda y quizá también una que fue Oscar, "El contrato del dibujante"

      Eliminar
  8. Hola Ana.
    Escribí sobre mis bandas sonoras, en lo bueno y en lo malo, días después del abandono de Afganistán... Yo si creo que a todo lo recordamos por la música.

    El programa de Aragón, es interesante. No le veo siempre, pero me agrada mucho

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me gustaron las películas bélicas, las de suspense y las de serie negra y ahí hay un buen archivo de músicas inolvidables.
      No vi en su momento la entrada tuya a la que te refieres con Afganistán, que podríamos añadir con Vietnam. Ahora acabo de leerla y la primera que me ha venido a la mente ha sido la banda de Apocalypse Now, esa Cabalgata de las Walkirias que se diría que el mismo Wagner la escribió para la secuencia del helicóptero. Qué bestieza de música y de película, pero cuánto arte.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Seguro la he visto pero no la recuerdo Ana María, es una gran película, si es verdad que todos tenemos alguna o varias que por razones por circunstancias se ha quedado anclada en nuestra memoria, en mi caso podría nombrar a Kramer contra Kramer o La Aventura del Poseidón, entre otras pero esas se quedaron de manera especial en mi.
    Feliz Semana.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La del Poseidón no la vi, pero la de Kramer sí, y la recuerdo como algo delicado, clásico, de cuerda. Es el poder de la música, que a veces con sólo escuchar un pequeño fragmento te deja un poso emocional.
      Buen otoño, José Aº.

      Eliminar
  10. Tu a Boston y yo a California, a Chorus Line, Dirry Dancing y 7 novias para 7 hermanos, Mary Poppins y Sonrisas y Lágrimas.
    Muchas gracias porque has sido tu u quien me las ha traído❤️🙌❤️🙌❤️🙌❤️🙏❤️🙏🐝🙏🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No olvides"Belleza Robad", en el cine Verdi y Versión Original...
      Bsszzss.

      Eliminar
  11. No me extraña que tu sesto cumpleaños cumpleaños lo lleves para siempre en el recuerdo. Películas y melodías muy hermosas las que nos traes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejando aparte las gore, creo que me llevaron a buena parte del cine de mi niñez, de Disney a Cantinflas, de guerra, de amor, westerns, folklóricas... Y siempre la música, Conchi.

      Eliminar
  12. Bueno, Ana María, veo que desde pequeña apuntabas ya maneras de tu capacidad artística y de comprensión. ¡Ver El tercer hombre a los seis años y que la banda sonora se grabara en tu infantil disco duro! Yo en la época veía Bambi o Blancanieves. JA JA JA
    Pero también me pregunto, ¿aguantaste hasta el final de la película?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ConchiMarín.
      Supongo que en esta me dormiría, era en blanco y negro y demasiado espesa para mi edad. Pero en mi niñez los niños éramos prácticos y no nos complicábamos la vida. Y así salimos, inoxidables.

      Eliminar
  13. Películas todas ellas dignas de verse: "El Tercer Hombre", "Desayuno con diamantes", "El puente sobre el río Kwai", "Siete novias para siete hermanos". ¿Y "Ben-Hur?"? ¿Y "El Cid" con las bandas sonoras de Miklos Rosza? Y no digamos a John Williams y ese tándem perfecto con Steven Spielberg en "Tiburón", "Indiana Jones", o con George Lukas en Star Wars? O Morricone en "La Misión", ¡o, qué maravilla!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay tantas y tan buenas...
      "El paciente inglés" y "Memorias de África", las italianas, las francesas. De las nuestras también me han quedado muchos títulos, como "Mar abierto".
      Besos a ti, Carmen.

      Eliminar
  14. Mis recuerdos durante largos años se difuminan por las restricciones de mi vida en aquella época.
    Apenas tengo vivencias de entonces.
    Las limitaciones y la falta de libertad me condicionaban personalmente.
    Una pena.
    Ah, pero hace años que he intentado recuperar de alguna manera aquellos años de mi vida, aunque no sea de igual manera y me siento muy afortunada.
    Besos querida Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay biografías con circunstancias que guardan el vacío de la música que no pudieron escuchar en ciertos años de juventud.
      Algo así le pasó a alguien muy querido, que se pasó cinco años en el Ejército y se saltó toda la música que le tocaba por edad.

      Deseo que todo lo que te saltaste, hoy lo vayas recuperando poco a poco y sin olvidar nada. Todo.
      Recibe mi cariño, guapa.

      Eliminar