Foto cabecera

babyballet1 Ballet Bebés. Inicio. Disciplina. (minidanzarevista.wordpress)





DIARIOS DESDE MI CELDA. 1º DÍA


Día 1º

                                       
                                         En este primer día del confinamiento de dos semanas en las viviendas, que se ha dictado -nada de alarmas ni tragedias por ahora, estamos en modo sueco-, lo primero en que he pensado ha sido en la inutilidad de quienes intentan distraerse con la radio o la televisión. Como le pasaba al mujeriego del chiste, todas las redacciones tienen en mente lo único, el coronavirus, ese al que ya tuteamos llamándolo Covid-19. Así que lo mejor será centrarme en los imprevistos y anécdotas positivas que  empiezan a producirse. De noticias negativas ya vamos sobrados 

   Empezando porque por fin sé lo que deberé guardar en la caja fuerte que encontré instalada en la casa que habitamos, algo que me hizo ilusión cuando la vi, pero en la que nunca supe que debía esconder. Ahora sí lo sé. Guardaré con todo secreto un rollo de papel higiénico, colgándome la llave de la cadena que llevo al cuello junto a la medalla de mi madre, ya que he descubierto que es ese el mayor tesoro de los humanos, no el pan, ni el agua. Lo imprescindible para vivir si nos acecha una guerra nuclear es el rollo blanco. O eso parece, al ser el producto por el que todo comprador pugna en sus repetidas visitas de estos días al supermercado y por cuya propiedad se han producido los únicos conflictos dados a conocer por los medios. 





Italia, Italia.  No se puede tener más arte.


DURANTE  LA ESPERA, SERENAMENTE
Publicado en Gaudí y Más. 14 de marzo de 2020.



                                               Otra curiosidad de este inicio es la solidaridad con que nos han sorprendido varios prohombres europeos. Armani en Italia ofreciendo al país 1 millón de Euros. Y aquí, Quique Sarasola, del grupo hotelero Room Mate Group, poniendo gratuitamente dos de sus hoteles a disposición de la sanidad pública para que los medicalicen y destinen a los contagiados, ahora que algunos hospitales y clínicas de las mayores ciudades encienden sus luces de alarma por la cantidad de pacientes, al igual que han hecho Alejandro Oñoro, del grupo Once y Abel Matutes de Palladium Hotel Group con otra propuesta similar, asombrosos por la rapidez y oportunidad de sus ofertas.

   Los jóvenes que han desbordado las redes prestándose a cuidar a niños a los que además ayudarán en sus trabajos escolares, hijos de padres con profesiones que deben ejercer de manera presencial, así como muchos otros hombres y mujeres colaborando en la visita a ancianos que vivan solos, haciéndoles la compra o buscándoles los medicamentos que necesiten. Todos ellos, unos se ofrecen por remuneración y otros de manera altruista.


   Las autoridades sanitarias chinas creen haber dado con el paciente uno,  primer contagiado con el Covid-19 el pasado 17 de noviembre junto a otras nueve víctimas detectadas: cuatro hombres y cinco mujeres. Según el periódico hongkonés South China Morning Post se trataría de un hombre de 55 años natural de Wuhan, Se cree que todos ellos tenían como punto en común la asistencia a un mercado de animales exóticos (*).


   Desde China han llegado a Italia una delegación de nueve especialistas chinos en el tratamiento de Covid19 para ayudar a contener el contagio, acompañados por un lote de 30 toneladas de suministros médicos destinados a ser distribuidos entre España e Italia, para hacer frente a las necesidades de identificación y tratamiento de un reto sanitario del que ellos ya están saliendo con éxito. La carga enviada incluye 1,8 millones de mascarillas y 100.000 test para realizar la prueba del coronavirus.


  Mientras, nuevos empresarios emprendedores no cesan en proyectos de lo más creativo:  Por solo 60 euros te contagio el coronavirus. Imagina, es un sueño: 15 días en cuarentena, solo tú, tu mando, tu sofá y tus series favoritas- ofrecía un anuncio estos días.  

   
  Terminando con Jorge Drexler, compositor para esta experiencia de la canción Ya volverán los abrazos, los besos dados con calma, en un intento de frenar los arranques de histeria por los confinamientos (**). En Italia, nuestro principal compañero europeo en este duro episodio, han empezado a conjurar el virus y la cuarentena impuesta cantando desde sus casas (***). Y aquí, para este sábado, ha ido organizándose a través de las redes por toda España un homenaje a los esforzados sanitarios que están trabajando al límite. Texto que dice así:

   -A las 10 de la noche saldremos a nuestras ventanas, terrazas y balcones y aplaudiremos. Pásalo por favor.


Ana Mª Ferrin

   

(*) Aquí   
(**) Aquí
(***) Aquí


7 comentarios:

  1. En estas situaciones extremas es cuando te das cuenta de todo lo malo y de todo lo bueno de la naturaleza humana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Como dice el compañero este país es sorprendente en todo, somos únicos en sacar chistes de cualquier cosa, algunos se aprovechan de los más débiles en momentos críticos, pero gracias a Dios son los menos, pues somos un país sumamente solidario que cuando nos piden esfuerzos nos volcamos en todo aquello que pueda hacer falta a los demás y ayudar dentro de las posibilidades de cada uno, esa es, en definitiva la grandeza de un país.
    Un fuerte abrazo amiga Ana.

    ResponderEliminar
  3. Llevo desde finales de febrero recluída sin salir de casa más que a la farmacia ( a por medicinas vitales para mi marido) y al super una vez a la semana y los tengo al lado de mi casa, me lo aconsejaron mis hermanos médicos y yo les hice caso. Una compañera de natación me dijo en su día que era una tontería lo que hacía pues no pasaba nada por ir a nadar y ahora llevan varios días cerradas las piscinas y los días me han dado la razón de que hice bien en recluirme, el gobierno lo tenía que haber exigido 15 días antes y no haber permitido las manifestaciones del 8 M pues este asunto ya estaba demasiado complicado.Los que tenemos personas grandes dependientes a nuestro cargo y ya somos mayores nadie nos ha ofrecido ninguna ayuda ( mi marido que estaba en el Centro de Día del pueblo me lo mandaron a casa porque también ha cerrado) pero bueno lo estoy sobrellevando.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Nosotros hemos aprovechado para irnos de crucero: cruzamos la cocina, cruzamos el comedor, cruzamos el pasillo...
    Ahora en serio: o nos lo tomamos en serio o esto dura bastante más y con peores consecuencias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues guarde, guarde bien su rollo de papel. La locura por acapararlos, no sólo en España, es incomprensible para mí. Por cierto leo también en la prensa (ahora hay más tiempo para leerla), que la cadena valenciana de hoteles MYR, ha liberado de clientes -los pocos que debían quedar los ha trasladado a otro establecimiento de la cadena- dos hoteles que ha puesto a disposición de la Consellería de Sanidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana:
    Te leo dese mi guardia, que ha sido dura, pero agradable (puede entenderse como contradictorio). La gente en gran parte aceptó el reto de quedarse en casa y llamar por teléfono para preguntar. Claro que como siempre hay de todo como en botica y no faltó majaderos que preguntaban por qué no podían entrar al centro...En fin

    No sabía lo de los hoteleros. Si la de los chicos universitarios (aunque algunos... dejaron mucho que desear).

    Se hace lo que se puede. Saldremos de esto.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que esta agobiante y preocupante situación llegue pronto a su fin.
    Es muy necesaria la solidaridad y muy de agradecer esos comportamientos altruistas y buenos.
    No comprendo la irresponsabilidad de algunas personas.
    Un beso. Mucha suerte.

    ResponderEliminar