Foto cabecera

OCASO EN CONIL "OCASO EN CONIL", CÁDIZ, ESPAÑA. (Áfrika Martínez Ferrin)



DIARIOS DESDE MI CELDA. 3º DÍA



DÍA 3º



                                      -¡Coño!

    Los ojos de Ana se habían quedado tan redondos como rotundo fue el taco que se le escapó. Precisamente a ella, que tanto amaba la calidad del lenguaje. 

   Lo que pasó tenía su explicación, pongámonos en su lugar. Si tu pareja fuese una especie de maderero de Nebraska, un runner aficionado al wrestling que raramente ve un informativo, ni ojea el periódico y mucho menos se interesaría por Juan Ramón Jiménez, y una mañana al despertarse te mirara fijamente y con voz entrecortada te lanzara la frase: 

 -Me siento tembloroso, cual gavilla de mies maltratada por el segador... 

   Tú, ¿cómo reaccionarías? 

  Pues reaccionarías bien, como hizo ella cuando se repuso de la primera impresión y reflexionó sobre los motivos de aquel cambio de su Paco. No en vano llevaba cuatro días confinado a solas en casa del suegro a causa del covid-19. Sin salir, sin wi-fi ni señal de TV y con sólo una librería de 500 volúmenes de literatura clásica para pasar el día...  

   Pero eso sí. Cuando todo este embolao solo fuese un mal recuerdo, a Paco debería verlo un médico.  


  Y piensa Chacho...
                                              
...Gracias por sacarme de uno en uno... (AlvaroMartínez)
... Que felicidad, que no se acabe lo de estar juntos todo el día...
(ÁlvaroMartínez)


DAÑOS COLATERALES DEL CORONAVIRUS


Publicado en Gaudí y Más. 16 de marzo de 2020  


                                                Girando la brújula hacia el Norte, en Gran Bretaña ese individuo inasequible al desaliento que es su Primer Ministro ha visto la luz. El tipo es una de las perlas zahorís con que a veces nos sorprende la Historia para darle un frenazo al mundo aligerándolo de peso. 

   Es evidente que debe poseer algún encanto que yo no sé ver, de otra manera no puede entenderse que siga al mando después de proponer, contra todas las evidencias, que lo mejor será contagiar a todos los habitantes del planeta para autoinmunizarlos, aunque para ello cada familia deba arrostrar las desapariciones que le toquen. 

   Su capacidad de sugestión es digna de estudio, porque después de todo lo que ha sucedido en estos más de dos meses en Asia, parte de América y África y casi toda Europa, donde no cesan la muerte y los nuevos contagios que sólo disminuyen aislando a su gente, al  Gobierno de Boris Johnson no se le ocurre otra cosa que autorizar ayer, día 16, una Media Maratón en Bath. Sin mascarillas, sin guantes, hombro con hombro. Aunque eso sí, informando a los participantes de que deberían lavarse las manos con agua y jabón. 

   De nada ha valido que tras las manifestaciones del día 8 de marzo, Día de la Mujer,  el coronavirus doblara el contagio entre sus asistentes, algo que hasta a alguien tan obtuso como ese personaje podía haberle hecho pensar. Pero él, informando de que para acabar con la enfermedad llevaría una estrategia diferenciada a la del resto de países, sin barajar la posibilidad de paralizar la prueba atlética para frenar la pandemia, allá que mandó a 6.500 corredores para Bath, poniendo en riesgo y echando una lacra sobre la ciudad más bonita de Gran Bretaña, como muchos de sus compatriotas más lúcidos han declarado. 

La Media Maraton de Bath. 6.500 participantes. Ayer, 16 de marzo. (Bathalf)
                                            
                                 El jueves pasado fui a comprar frente a mi casa.

    Al salir de la tienda vi a un grupo de cuatro amigos que se habían encontrado en la acera y hablaban animadamente, uno de ellos me vio y al acercarse a saludarme, en uno de esos gestos reflejos que se hacen sin pensar, mecánicamente, me dio un ligero abrazo y dos besos. Los dos nos quedamos paralizados, él porque al punto fue consciente de la situación y sintió vergüenza, en cuanto a mí, creo que dejé allí la carcasa y mi espíritu salió volando.      
                   
  La realidad es que por fin la gente va comprendiendo la gravedad de la situación y el cómo comportarse en los lugares públicos de acuerdo con la nueva normativa, algo que no parecían haber entendido hasta estos últimos días. Aunque siendo estrictos, lo cierto es que el cambalache de consignas oficiales para las distintas situaciones está resultando surrealista y en muchos casos se contrapone, por muy buena voluntad que haya por parte de todos. 

   No deberá salir de casa a la vez más de un individuo. 
Para comprar, ir solo de uno en uno. 
Para sacar al perro, sólo una persona. 
No acercarse más de un metro al caminar por la acera. etc...

   Pero al viajar en metro o autobús la cercanía te convierte en presa fácil del contagio, porque en según qué horarios es imposible disponer del espacio de seguridad que precisas, lo mismo que al hacer la compra de alimentos o una visita al banco. Por no hablar de los sufridos médicos y vendedores, limpiadores, cocineros, Fuerzas de Seguridad, que además no tienen descanso.

  Continuando con el paseo de animales, aquí va la noticia de ayer donde se cuenta cómo la policía de Palencia paró a un señor que paseaba a su perro... de peluche. Como siempre, la picaresca y la guasa encuentran su camino para provocarnos una sonrisa, lo que no es cosa menor como respiro a la realidad (*).





¿Quién dictamina qué es una mascota?
En este caso, para el señor de Palencia su mascota es un perro de peluche
(LaNuevaEspaña)
                                                             
 Ana Mª Ferrin

(*)  Servicio telefónico de información sobre el Coronavirus en todas las autonomías:
        https://elpais.com/sociedad/2020/03/13/actualidad/1584102347_992993.html


       
   

11 comentarios:

  1. De verdad que esta gente tan irresponsable y egoista que no piensa en los demás pues si se contagia él lo harán también todos con los que haya tenido contacto, me enfadan mucho, el personal sanitario está dejando su vida por atender a pacientes y estos descerebrados salen a la calle con o sin mascota que por cierto me parece inaceptable que se pueda salir con mascota pues a los animales no les pasa nada por estar en sus casas con sus amos.Tampoco entiendo esa aglomeración de personas que vi en TV en las estaciones de cercanías y en el metro con casos así no será posible frenar este virus. Por otro lado si fueron unos irresponsables en no cancelar la maratón también son muy irresponsables los que fueron a correr.Todos sabemos que en España se actuó tarde y con mucha irresponsabilidad, sobre todo al permitir el 8 M, tenían que haber actuado desde el primer contagio y esto no se hubiera descontrolado. Nos queda todavía unos cuantos meses para que termine esta pesadilla y todavía no ha pasado lo peor. Depende de cada uno de nosotros que esto termine y no se nos pide nada extraordinario pues no veo nada grave permanecer en casa, por el bien común debemos de hacerlo.Cuídate y ánimo que lograremos vencer a este mal "bicho".Besicos

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana:
    Que te puedo decir...Todavía no estoy seguro si la gente está más concienciada. Realmente hay quienes siguen sin ver la realidad...

    Lo de las mascotas... Ja

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Por las redes se dice que para poder salir del confinamiento habría que comprarse un perro. Pero, digo yo, con la que está cayendo, ¿quién tiene ganas de salir de casa? Porque a mí me da miedo hasta salir a comprar el pan. En fin... Ánimo que pasará.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me han parecido geniales todas tus crónicas, Ana Mº, como excelente escritora y observadora que eres es una gozada leerte y ver tus fotos entre tanto desatino e histeria.

    Estoy concienciada que lo del Covid-19 no es una tontería, aunque no tengo miedo, ni he acumulado nada, y sólo siento estar aislada porque mis seres queridos, hijos y nietas, quieran protegerme ya que según las autoridades soy "persona de riesgo" pese a que me encuentre estupendamente y no haya tenido ni un constipado en todo el invierno.

    Creo que un poco de humor, sentido común y creatividad puede hacernos menos pesado este confinamiento. Y también no estaría mal algo de reflexión.

    Al fin nos confinamos en un entorno confortable, seguro, con todas las comodidades... y sin problema de abastecimiento ni atención sanitaria en el caso que la necesitemos. Y con la esperanza que vamos a salir de esta.

    Me pregunto ¿quë pasaría si ese confinamiento se pareciera sólo un poco al que vivien millones de Refugiados?

    Un beso,

    ResponderEliminar
  5. La cosa no está para bromas...
    No nos queda otra que hacer caso a las recomendaciones que nos dan de no salir de casa.
    Yo lo estoy cumpliendo a rajatabla. En casa junto a mi gata Leticia, leo, escribo, veo cine, hago vídeos divertidos para mis seguidores en Facebook...
    Espero que mi amigo palentino y tú, junto a vuestra familia os encontréis bien.
    Cuidaros.

    ResponderEliminar
  6. Boris Johnson es para darle de comer aparte. El virus hay que atajarlo lo mejor que se pueda poniendo todos de nuestra parte. Cuidaros todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Lo de Boris Johnson es de juzgado de guardia, tengo la impresión que es un personaje que no está muy en sus cabales, aunque aquí en España también tenemos algunos. ¿Cómo es posible que sabiendo lo que estaba sucediendo en Italia se permita la manifestación de 8M sabiendo que ya existían personas contagiadas aquí en España? Es algo que no tiene calificativo y de una insensatez tremenda que espero más pronto que tarde se sepa la verdad y paguen las consecuencias los inductores a semejante despropósito. De la misma manera, que las medidas y acopio de material sanitario ni se tuvo en cuenta ni se planificó absolutamente nada de nada, ha sido todo improvisado día a día increíble pero por desgracia es lo que tenemos.
    Cuídate amiga Ana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La imaginación no tiene límites. Los perros que conozco están muy solicitados por el vecindario. Ellos, tan felices.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Buenísimo tu artículo...sobre todo las ppalabras del maderero de Nebraska. Y lo dicho por el mandatario de la "Malvada Albión" nos deja claro como fue que se consolidó el brexi.
    La foto de las mascotas rastreras al lado de esos daneses con tamaño de becerros es... inquietante.
    -----
    Por otra parte, en tu entrada acerca de la familia de enanos en el campo de concentración, había dejado el enlace para uno de mis cuentos publicados en la red. No supe si lo leíste. Pero ahora voy a aprovechar la fulana crisis para darte una copia de mi último libro ¿Qué te parece? Para ello necesito que me pases tu correo o escríbeme al mío identificándote...alijrh@gmail.com

    ResponderEliminar
  10. Vi lo del maratón de Bath y no me lo podía creer. Como puede haber tanto irresponsable. Y presumen de "adelantados". Sinceramente, no me lo explico.
    Aunque viendo a ese payaso llamado Boris, imitador del americano con nombre de pato, no me extraña mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hay que ser responsables y solidarios. Es de suma importancia acatar las normas para tratar de salir adelante de este agobio que estamos sufriendo.
    Los perritos nunca han salido tanto a pasear...
    Un beso.

    ResponderEliminar