Foto cabecera

AMFAv "EN EL DESPACHO" (JMS)



GUIMARAES, EN PORTUGAL. INOLVIDABLE CAPITAL EUROPEA DE LA CULTURA. (1/3)




                           Llegamos a Guimaraes el 29 de Noviembre con el propósito de acudir a todos los eventos posibles en su Capitalidad Europea de la Cultura 2012. Era el segundo viaje a la ciudad en ese año y esperaba llevarme otra ración de arte y emoción tan magnífica como la primera.

                          Lo que yo no sabía era que esa noche empezaba la semana de las Fiestas Nicolinas con sus Cenas, seguidas del plante del Pino (Pinheiro) con su acompañamiento de tamborrada y que la fiesta también es celebrada por los estudiantes. Se conmemora en honor de San Nicolás, obispo turco de Mira -nombre dado también a una ciudad portuguesa-, una devoción traída por los peregrinos que llegaban a Guimaraes desde toda Europa allá por el siglo XVII. En el restaurante A Casinha de Pedra una mesa que ocupaba de este a oeste el local cobijaba a toda una Agrupación festera del barrio. Por suerte los dueños dispusieron un lugar para que cenáramos, y digo suerte porque supe más tarde que esa noche todos los restaurantes de la ciudad suelen estar reservados. 
                             
La "N" de Nicolinos, obra del escultor José de Guimarães en el 2007. Está
situada a un costado de la iglesia de São Gualter.


Entre la iglesia de São Gualter y el monumento a los Nicolinos, los estudiantes, se colocó
como todos los años el pinheiro de 2012, que en esta ocasión mide 27 metros. (A.Mª.F.) 


En esta imagen de 2011, los bueyes que tiran del carro.
(salgueiraldesportivo.com)


Missixty.com publicó ésta foto del pino de 2007. Tenía unos 20 metros


Montando guardia a la puerta de un bar, un nicolino con cota de malla. 2012 (A.Mª.F.)


El restaurante A Casinha de Pedra, en Guimaraes. 2012 (A.Mª.F.)



 FUEGO Y AGUA, SELVA Y HUELLA
                   

Publicado en Gaudí y Más. 29 de diciembre de 2012
Publicado en Gaudí y Más. 4 de enero de 2020



                               Desde nuestra llegada no dejamos de ver a los grupos de estudiantes con sus togas y a los tamboreros con sus gorros frigios, en solitario o en grupo, golpeando los cueros en una locura colectiva que en ciertas zonas no acabó hasta pasadas las 7, porque de vuelta a casa cada uno de ellos no dejó de hacer notar su presencia. Un día es un día. Y por supuesto, desde balcones y ventanas, Cesárea Évora lanzaba su voz de arena y seda cantando la morna en honor de Sao Nicolau, repunteada por el prodigio de una guitarra portuguesa. No me resisto a compartirla (*).

    Al día siguiente acudimos a una de esas miradas enviadas por la fortuna para fijar el testimonio de lo que significaron una cultura y un territorio antes de ser barridos por la codicia. En este caso fue la Exposición en homenaje al cineasta y fotógrafo luso-brasileño Silvino Santos (1886-1970), pionero de la cinematografía en Brasil.



Los estudiantes mantean a una compañera en las Nicolinas 

Comissão de Festas Nicolinas en 2008. (oconquistador.com)

Una vista de tambores en las Fiestas Nicolinas de Guimaraes. 

Iglesia de Ntra. Sra. Oliveira con el templete de 1340 que guarda el crucero
conmemorativo de la batalla del Salado. A la derecha, detrás, entre el muro
y el arco, una escultura moderna que enriquece el Guimaraes atemporal.

Detalle de la escultura actual junto a la iglesia de N. Sra. de Oliveira 2012(A.MªF)

Marysia Lewandowska y Colin Fournier son los autores de ésta instalación.
Open Cinema. Una original propuesta de visión de imágenes.   

La ropa tendida ha sido una opción de varios artistas en Guimaraes 2012.
Aquí un andamio cubierto sirve de pretexto para su exhibición. (A.Mª.F.)

A Casa de Pedra, en Fafe, se construyó en 1972 a partir de cuatro rocas.
A 18 km. de Guimãraes, se trata de una rareza que vale la pena visitar.

                                  En la Amazonia, la borracha, el látex de sus árboles seringa, ofició de imán para toda clase de empresas a partir de 1879. Silvino Santos fue uno más de los jóvenes europeos que cruzó el mapa buscando un futuro y se encontró con la fotografía. De ahí al documental y al cine, al que llegó tras un curso en Manaos y un viaje a París a los estudios Pathé financiado por un controvertido empresario del látex que le proporcionó varios encargos de filmaciones. En esa época confusa y violenta, Santos vio las posibilidades de ese mundo fascinante y en 1913 ya se encontraba tras la cámara filmando su primer documental, que se perdió del mismo modo que el segundo, desaparecidos en el océano camino de Europa a causa de la Iª Guerra Mundial. 

    Descubrí la vida y obra de éste real historiador apasionado por su trabajo, en esa exposición fotográfica, junto a una conferencia, a dos de los documentales de Santos y un tercero dando cuenta de su vida, caída en el olvido hasta que recibió en el Festival de Cine de Manaos en 1966 el Trofeo a su trayectoria. Igual que me pasó a mí al acceder a la Muestra de Guimaraes, el día que el cineasta subió al escenario de Manaos para recoger su Premio la gran mayoría de asistentes tampoco tenía idea de quién era aquel hombre de 80 años. Aconsejo a quien tenga posibilidad de acceder a la biografía y los documentales de este protagonista, que no dude en visionarlas. Se le abrirán varias puertas (**).  
        

Silvino Santos (1886-1970). Pionero luso de la cinematografía en
Brasil autor de documentales de la Amazonia y la vida social en las
 plantaciones, entre otros trabajos. 

Portada del documental O Cineasta da Selva, de Aurelio Michiles, sobre
la vida del cineasta Silvino Santos.


En esta imagen de National Geographic podemos ver a Silvino Santos en su
improvisado laboratorio durante una expedición fotográfica. Con una lona
extendida alrededor de las raíces de un árbol, revelaba sus fotos.


 A la izquierda, Santos con su ayudante en 1916 filmando un recodo del río
Putumayo, hoy de Brasil, cuando aún pertenecía a Perú.

La Casa de la pintora Lilly Steiner en Viena, obra de Adolf Loos en 1910. 

El arquitecto Adolf Loos (1870-1933)

                                 Las exposiciones e intervenciones sobre arte, arquitectura, arqueología e imagen han seguido extendiéndose por todo diciembre, así como las sesiones de Jazz y sobre todo la reinvención arquitectónica de la ciudad de Guimaraes presentando exposiciones y propuestas con enunciados como Tiempo para renacer o Geografía de sensacionesson numerosas. De las que pude ver destacaré la referente al arquitecto Adolf Loos, activo antimodernista contemporáneo de Wrigth y Le Corbusier. Y del poeta rumano Tristán Tzara, a quien construyó su casa en París, así como la de la pintora Lilly Steiner en Viena, aquí con un aire curvo de roulotte muy curioso en la fachada de acceso, si tenemos en cuenta que Loos fue un adalid del ángulo recto.











Los fotógrafos Karlos Nogales y Monika Moraga, en Guimaraes con su
cámara. Ellos se autodenominan Fotógrafos Callejeros pero su trabajo es
de auténtica creatividad. A la vista de los viandantes componen los
posados y el revelado de las imágenes a mano limpia. 2012. (A.Mª.F.) 


Tres artistas junto a la iglesia de N.Sra. de Oliveira. Los lisboetas Joao y
 Guilherme y la española Áfrika. 2012. (A.Mª.F.)


Detalle ante una tienda de arte en Guimaraes. 2012 (A.Mª.F.) 


                                         Otros artesanos del arte campan por el mundo y reservan unas fechas todos los años para acudir a Guimaraes y ejercer su profesión a la vista y placer de todos los viandantes. Son los fotógrafos ambulantes o Fotógrafos Minuteroscomo gustan de ser conocidos Monika S. Moraga y Karlos H. Nogales, equipados con su cámara pionera fabricada por ellos mismos que fotografían, revelan y fijan a la vista de todos a quienes prefieren una foto firmada con auténticas huellas digitales, a ser digitalizados por una marca japonesa.


Ana Mª Ferrin   
                          

14 comentarios:

  1. Prometo su lectura cuando pasen estas fechas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tenemos que aprender muchas cosas de nuestros vecinos. Siempre me sorprenden con algo -esa "Casa de pedra" ya lo dice todo- , ya sea su cultura, su forma de entender la vida, su capacidad para sobrevivir a los reveses de la vida, sus mil maneras de preparar el bacalao...
    Me encanta Portugal y sus gentes.

    ResponderEliminar
  3. Siempre es enriquecedor y gratificante el conocer las costumbres, fiestas y personajes que de algún modo han contribuido a resaltar por sus trabajos realizados en su propio país o en otros partes del mundo y reconocidos por muchos y sobre todo por su propio país y ciudad de origen.
    Un bonito relato como ya nos tienes acostumbrados amiga Ana.
    Un fuerte abrazo y que tengas muy buenos Reyes Magos.

    ResponderEliminar
  4. Bellas imágenes, Ana María, de una fiesta gráfica, en este caso digna de su gran cronista.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho Portugal y su forma de ver la vida. En Venezuela le decimos "Quinta" a las casas y "camarón" a los langostinos, justamente por la influencia de los portugueses en el país.

    Besos Ana. Que los Reyes se hayan portado bien

    ResponderEliminar
  6. Gracias por darnos a conocer otras culturas, otros sentimientos, que a pesar de ser cercanos pueden ser desconocidos.
    Me han gustado esas fotografías hechas en la actualidad, pero con una pátina de daguerrotipo, que las hace más auténticas y bellas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. De Guimaraes merece la pena visitarse su casco histórico y degustar su gastronomía, a la par que disfrutar con unas fiestas que se parecen en cierta forma a las nuestras. Nunca entenderé la manía de los españoles por dar la espalda a nuestros vecinos próximos. Ellos se interesan más por nosotros que viceversa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Para comenzar el año nos traes una interesante entrada Ana Mª, teniendo tan cerca Portugal y lo poco que lo conocemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Curiosa y bonita tradición la de as Fiestas Nicolinas. En el pueblo de mi madre, Cenicero, los quintos plantan todos los años "el mayo" que es un chopo muy largo y ahí lo tienen una temporada.Besicos

    ResponderEliminar
  10. Magnífica postagem, querida amiga Ana, ótimo texto e belíssimas fotos. Parabéns!
    Que todos os dias de 2020 sejam calmos, criativos, com saúde, sem esquecer da arte culinária, junto aos seus familiares.
    Feliz Ano Novo, Ana.
    Beijo.
    Pedro

    ResponderEliminar
  11. Interesante y bello itinerario.
    Gracias por compartir.
    Te dejo un abrazo y feliz 2020.

    ResponderEliminar
  12. Que magníficos reportajes nos traes siempre, Ana Maria...
    Me apasiona leerte.
    Me aportas sabiduría de la buena. Interesantes temas y todo aquello que nos muestras generosamente.
    Gracias y Feliz Año.

    ResponderEliminar
  13. A mí también me ha llamado la atención esta casa de piedra. Y no es extraña que sea una atracción. Los eventos de este tipo: Capitalidades de la Cultura, "del Diseño, que que será Valencia en 2021", Juegos Olimpicos, etc... son, si se sabe hacer bien -lo que no siempre se consigue-, unos impagables escaparates de las ciudades que los alojan. Guimaraes parece que fue ejemplo de ello.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Un reportaje excelente.
    Siempre gracias por todo lo bueno que compartes.
    Un beso.

    ResponderEliminar